Páginas

sábado, 4 de agosto de 2018

Del lado equivocado

Cuando tengo muchísisisísimo miedo -hoy- me concentro en transformar el terror en suspiros. Llevo una hora echando el miedo por la nariz. Desbandada de aires temerosos. El alma se escapa en tragos cortos.

¡Échate un tequila muchacha! 

Exilio las sombras con un suspiro largo. En tránsito a la salida mueven las mandíbulas. El sonido disloca mis mejillas. Las rodillas se mueven con frenesí. Soy la radiografía de un sismo particular.

Y vamos... 

Un suspiro grande a ojos cerrados trasiega las venas. Conducta disímbola de mi yo interior. Terror en vez de savia. Descubro las tres que soy en el espejo. Tres y a la vez ninguna. Doy un trozo del corazón a quien encuentre la respuesta de las ellas en mi. Suspiro largo determinado compás de una melodía de amor. 

¿Amor? 
¿Qué es el amor? 

El terror se estacionó en las venas de los brazos. Me cuesta deshacerme de él. Soterradas las infamias el universo marcha como debiera. Ay el miedo será mi mayor enemigo dijo la muñeca un día ante mi sorpresa. Suspiros espaciados. Pétalos dubitativos. ¿Me quieres? No me quieres. Pongámosle sabor al asunto. ¿Te quiero? Yo tampoco. He materializado el miedo en aire limpio. Soy una Flor puedo alimentar pájaros, insectos, animales, humanos y alguno que otro ser que guste del polen amargo.

 Es increíble como he podido vencer por un rato al pp. El temor mordió mi lengua, le diré al dentista cual es la causa de las mordidas por dentro en mis mejillas. Necesito aire fresco. Tengo el susto metido en la sangre. En esta duermevela me acompaña La Gran Orquesta de Grillos Ingratos. Llegan de una larga gira por los jardines vecinos. La Gran Fumigación de hace un año los mantuvo alejados. 

Ay si pudiera. 

El cuerpo deja de moverse. Las pesadillas también. Los entes detrás de mi espalda se han quedado dormidos. Quiero aire o marihuana o mi pastilla azul o al poeta taciturno o a mi hija velándome el sueño.

Ay si quisieras. 

O una música para alimentar la piel. Un estratega de caricias venciendo mi reticencia intrínseca a creer en el poder de la mente. Nací del lado equivocado de la vida. Debí haber nacido musa o algo así. Inventada con ojos negro azabache mirando para allá donde el reloj avanza al antojo de las horas. 

Vivo en el después. 

¿Alguien ha visto mis gafas?
Hubiera nacido poesía. Hippie o medio rota. Esquiva. Nadie canta como tú las desgracias.

Me voy a buscar dos iguanas y una botellita de alcanfor.











14 comentarios:

  1. Sí que has nacido musa, lo que pasa que no te has dado cuenta. Apolo te protege. No debes tener miedo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Has nacido como un torrende de palabras desbocado que nos llena y regala, lietaruta auténtica.
    Besos.

    ResponderEliminar

  3. Te leo...
    Suspiro (buena estrategia ante el miedo)...
    Quién pudiera escribir como tú...

    Un beso y un cálido achuchón!

    :)

    PD: Ahora puedo comentar como siempre y mis comentarios se vulven a ver... ¡bien!

    ResponderEliminar
  4. Ya ves, una de las ventajas de vivir solo, es que nunca me tengo que hacer esas última pregunta que haces... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. hoy no tengo para ti más que un !TE ADMIRO PROFUNDAMENTE! eres de las pocas personas valientes que conozco. Chapeau!

    ResponderEliminar
  6. Hola hermosa, no tengas miedo, las diosas nunca lo tuvieron y si yo también creo que todo se arregla con un buen trago. Eres única y maravillosa. Te mando un beso muy grande

    ResponderEliminar
  7. El amor no sé qué es... una dicha?, un gozo?, una tortura?, un autoengaño?.... bah, es igual, el tiempo acaba con él siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Y yo me hice adicta al polen amargo
    Será q es un tesoro único y escadi
    Será que sin ser tu, encyentre en tus letras la horma de mi zaoati

    Besitos corazón

    ResponderEliminar
  9. Precioso post en su dureza. Ay si quisieras, ay si supieras, ay si pudieras...muchas vidas se resumen en eso. L atuya no

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  10. Un muy fuerte abrazo con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  11. tus pensamientos sacan de la rutina diaria

    ResponderEliminar
  12. Sobreponerse no debería ser una opción, sino la única realidad posible.

    Suerte,

    J.

    ResponderEliminar
  13. a veces el terror nunca se va pero el truco reside en la forma en que podemos contrarrestarlo.

    besos.

    ResponderEliminar
  14. Creo que debes tener una mirada muy bonita, negro azabache.
    :)

    Otro beso enorme, mi querida Malque.

    ResponderEliminar

Advertencia:
Este blog es administrado por una bruja psicótica que habla con los dedos mientras lanza maldiciones en idioma abstracto.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales