Páginas

domingo, 29 de julio de 2018

Los demonios precursores de la felicidad

Hoy escribo consciente de lo que hago. Sin pastillas en mi cuerpo cierta estoy de que el final de la película está próximo. Tengo mis cosas en orden. Mi vida toma el curso normal. No le debo nada a nadie. Nadie me debe nada. Si acaso un "gracias" que nunca está de más. Ser agradecido con Dios, con las vida, con la familia. Barry y yo estamos reencontrándonos, si a tiempo o no es el destino. Las pesadillas se han marchado después de lo de José. No escribí lo que me pidieron. Mis palabras junto con mi carácter fuerte las guardé quizás para no usarlas más. En la medida de lo posible he estado presente con quien más he creído me necesitaba. Por convicción propia estuve con quien quise y quiero. La gente que me rodea es porque quiere estar conmigo. Saqué a quien no quiso estar. Asunto concluido. Los fantasmas han sido erradicados. No me asusto. Soy culpable de lo mío, lo demás ya no me corresponde. Libre soy como dice la melodía de mi nieta. Dije mal, las pesadillas no se han marchado del todo. Siguen ahí en mi cabeza pero no me asustan. Veo en mis sueños rostros sonrientes. Veo gente feliz por eso no despierto gritando ni llorando. Hoy domingo después de hablar con Compi, he sentido la necesidad de escribir y aquí estoy expresándome de la única forma que sé. La escritura. La escribideera me salvó de morir muchas veces. Escupía todo el rencor adquirido en mi vida. Las circunstancias me orillaron a hacerme fuerte, cruel, solitaria. Bueno solitaria lo elegí sin problemas. No fui hecha para tener contacto con la gente. Aprendí con el tiempo a dar abrazos. Ya no los repelo. Escondo las espinas cuando haya menester pero las dejo listas, no vaya a ser el diablo y me lastimen. Me siento liberada. Mis hijos están como no me gusta, no puedo decidir por ellos. Si ellos están bien Lo demás vale madre. Ellos equivocados o no, son felices. Escogí el modelo de familia, ellos eligieron otro. Los respeto, ellos como yo son libres para volar en el rumbo elegido. Mi bendición de madre está con ellos más allá de sus actos y equivocaciones. Mis hijos los propia y adoptados aprendimos juntos el valor de ser padres e hijos. Mis hijos. Seis seres pequeñitos puestos en mis manos. A todos los amo igual, todos son mis hijos. Mis hermanas, Los Apellidos Ilustres se acercaron a domar este ogro y lo lograron. Dejé que traspasaran el orgullo mío. Madre estará contenta de ello. Gracias hermanas. Barry, mi Barry. Tanto que lo hice sufrir y que lo hago rabiar. Con él fui un erizo ¡No me toques! No puedo arrepentirme cuando ya no hay remedio. La vida es así. Detestaría ser una puta reprimida. No lo soy. Adapté las reglas a mi conveniencia. El orgullo me tira pero el hambre me levanta. Elegí ser un ente de su casa. Un modelo antiguo. El Jefe lo dijo hace poco: no trabajas para no tener que obedecer a nadie. Si, no me gusta que me manden. A cambio de ello me quedé en casita. Mi mundo de hongos. Mis olvidos quedaron sin memoria. La vida ni es justa... o si, no lo sé. Al final la justicia como el amor está muy manoseada. Su verdadero significado se perdió desde sus orígenes. Ayer entré a algunos blogs. Mis palabras no son las adecuada.pienso que ni cerebro tal como mis pies están reaprendiendo su función. Lamento los abrazos que no les di y loas besos atorados en mis labios. Me voy, este post tal como mi vida es demasiado largo. Todavía tengo pendientes. Hoy toca vendimia. Hay que apurarse o no se cosecha ganancia. La carta a Enrique está en proceso. Anoche por fin me llegó por obra del hado de las musas el principio engarrotado en mis dedos. La escribí en la mente. Tengo la idea. Comenzaré a escribirla. A los amigos muy queridos los llevo en el corazón. A mis enemigos los llevo en la memoria. A los poetas y cercanos los llevo en mis pupilas. A todos los llevo en el alma. Como diría Jesusa Palancares, ora si ya váyase me voy a dormir, deje de estarme chingando. Ya saben lo de siempre, vuelvo más tarde a corregir errores. Y si no, pus no. Salebai. .
(Para no dejar de ser, mi post es tan largo como mi cabello blanco). Ciao me voy a dormir.











21 comentarios:

  1. Amé Amé Amé
    tiene sinceridad, tiene neura. Me encantó leerte. Me identifiqué en algunas palabras.
    6 hijos? por dios y la virgen! ha de ser difícil criar 6

    Abrazo desde Mundo Aquilante!
    la seguiré leyendo

    ResponderEliminar
  2. Entonces tu cabello blanco no es ni corto ni largo. Mide lo justo.
    Que duermas bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No sé que decirte. Deseo que no sea una despedidas. Sé que me repito, pero cada vez que te leo me das una gran lección de vida. Soy afortunada de haber podido llegar a conocerte a través de tus escrito. Hay alguna cosa de la que dices, en las que me identifico contigo.
    Ahora estoy de vacaciones en mi pueblo cuidando de mi padre.
    Un abrazo sincero y lleno de cariño

    ResponderEliminar
  4. Tú eres como la loba que aúlla, la que saca los dientes, y la que nutre a sus crías. Eres la hembra doliente y la que saca la fuerza de las tripas aún y a pesar de todo. NO puedo agregar nada más sin sentir que estropearía lo que escribiste.
    Un abrazo gordote!

    ResponderEliminar
  5. Abrazote fuerte,fuerte,se me pianto un lagrimón.

    ResponderEliminar
  6. Parece un testamento emocional pero yo no lo acepto.
    No me da la gana.
    Tú no te vas del mundo de los vivos y punto en boca.
    No.
    O sea que cuando despiertes, que ya habrás despertado, tomas nota de lo que te digo y me obedeces sin rechistar...
    O te vas a enterar!!!

    Un beso y un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo te debo mucho... Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  8. ¿Es largo el post? Pues a mi se me fue como un suspiro, y como quiera que sea, te siento en paz, y en paz me voy yo, es así como la gente de pelo blanco deberíamos vivir siempre, tomando al toro por los cuernos.
    En tu corazón yo me siento divino :), espero estar en el... :)
    Besos y salud
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  9. Un abrazo inmenso como la luna llena.
    Beso Malque

    ResponderEliminar
  10. hagamos un pacto con la Justicia, esa aliada sine qua non del amor grandísimo amor

    ResponderEliminar
  11. La vida no es justa,no...

    Me gustó desde el principio tu mundo de hongos.Y aquí vuelvo.

    Un beso pa ti.

    ResponderEliminar
  12. El orgullo me tira pero el hambre me levsnta...escrubes y sé que lo jacesyh seguirás haciendo.
    Entiendo tanto de lo que dices, tanto que por mucho que imagines no sabras cuanto.
    Hiy me das, cini tantas otras veces paz y mí rebeldía se duerme entre tus letras como un bebé en el regazo más tierno .
    Sólo las personas fuertes y bravas tuenen el don de trasmitir tanta, tanta ternura
    Mí abrazo siempre

    T quiero, señora mia

    ResponderEliminar
  13. Perdón x las faltas, ediero se entienda,

    María

    ResponderEliminar
  14. las enfermedades hacen que las cosas se vean negras la mayor parte del tiempo pero siempre quedan rendijas por donde se cuelan destellos de luz y uno sigue adelante.

    besos.

    ResponderEliminar
  15. Holaaaaa, nunca te escribo pero siempre te leo. Nunca te escribo porque tengo la grandiosa oportunidad de decirte las cosas en persona. Espero ser de las hermanas que mencionas y sé que mi hijito está incluído en los seis hijos de que hablas, pero acuérdate que más bien eres su abuela postiza porque literalmente no tuvo abuela, además de que lo solapaste como sólo una abuela puede hacerlo. Todavía no te despidas porque falta mucho por disfrutar; tenemos que reanudar nuestros aquelarres que son una pura delicia, y eso que me tengo que chutar al Bunbury que me aburre mortalmente, pero vale la pena. También tenemos que inventarnos algo para suplir los sábados de vendimia que eran el perfecto pretexto para convivir. Piénsale mi chava, piénsale que esto no se acaba hasta que se acaba. Te quiero herrrrmana.

    ResponderEliminar
  16. No digas bobadas. Hay Malquerida para rato, que lo sé yo. Besos enormes!!

    ResponderEliminar
  17. Qué serenidad, me encanta, querida Malque.

    Y te esperamos, te esperamos, ¿eh?

    Estuve hablando el otro día largo y tendido con mis vecinos mejicanos que vienen cada año a la montaña, te recordé a cada instante.
    Siempre en mi corazón, mi querida Malque.

    Un beso. Salebai :)
    ¡Buenos días!

    ResponderEliminar
  18. Hola, hermosas palabras, me hiciste hasta llorar y pensar en cada una de tus palabras, muchos sentimientos la verdad, me encanto que dijeras que tus hijos tomaron otras iniciativas de familia a lo que era la tuya y las respetaste, la verdad un ejemplo como madre, no muchas madres lo hacen, la mía me respeta por suerte,pero todavía no soy madre, así que no se como se pondría con mis decisiones cuando lo sea, espero que sea como vos ( la verdad que si lo espero jajaja).

    Me encanto tu blog y como escribís, así que aquí tienes una nueva seguidora que te seguirá leyendo, si no es molestia te invito a mi espacio si tienes algún tiempito para visitarme http://plegariasenlanoche.blogspot.com nos estamos leyendo.

    Un beso desde Plegarias en la Noche.

    ResponderEliminar
  19. Escribir es terapéutico a veces.
    No dejes de hacerlo.

    Besos.

    ResponderEliminar

Advertencia:
Este blog es administrado por una bruja psicótica que habla con los dedos mientras lanza maldiciones en idioma abstracto.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales