Páginas

sábado, 7 de mayo de 2016

El cielo, la estrella, el amor ¡lotería!

Las estrellas están ahí mirándonos, poco caso hacemos de ellas. Vi una anoche. Hacía tiempo que no alzaba la vista al cielo. Pierdo el tiempo en ver cucarachas, cochinillas, lombrices. La estrella estaba sola. Amarilla sin titilar. Grande como un foco perdido en la inmensidad de una mirada. De inmediato llega a mí el recuerdo de mi madre. Soy una de tantas que cree que su mamá habita la estrella más linda del cielo. ¿Qué otra cosa podría si no ser una madre después de muerta para cuidar a sus hijos?
¡Una estrella! 
Desde allí pueden ver a sus retoños. Hálitos de luz dando traspiés. También pienso en qué otra alma aparte de mi puede estar mirando la misma estrella. Emilio tal vez. Pepe no, creo que él nunca mira el cielo. ¿VickThor quizás? l
La estrella amarilla con mirada triste parece decir: Te estoy viendo Flor de María. 
Mi estrella-madre nació cuando viví en Sonora. Lejos de ella sólo se me ocurría mirar el cielo. Un día madre dijo Mi Sol. 
¿Lo habré soñado? Ha de haber sido en mi infantil inocencia que creí me abandonaba cuando en realidad me estaba poniendo a salvo. El daño en mi mente estaba hecho. Sufro síndrome del abandono. Muero poquito cuando alguien me deja. Me aferro con uñas y dientes -tal como lo hacía con mi madre- para que no se fueran.
Un amigo español, maese de maeses me ha enseñado a practicar el desapego. Tomar lo bueno de quién se va para no sufrir su ausencia. Ausencia me llamo en el calendario. Hay infinitamente tantas estrellas en el cielo como maneras hay de amar. 
Barry dice que ponga de mi parte para que seamos felices. Veo todo lo que me rodea: Las flores lindas, el cielo azul en su inherente poesía. La sonrisa de Natalia. El amor inagotable de Barry, las palabras de los que están al otro lado del universo llamado monitor. 
Barry dejando lo que más quiere por estar conmigo. 
Nadie enseña a ser feliz. Muchas serían dichosas con menos de lo que tengo. El ¨sin embargo¨ niega la razón de mi existir con el "no puedo" como bandera, ¿Por qué no puedo ser feliz? Porque mi felicidad estriba en poder caminar. 
Soy una paloma con las alas cortadas como las que habitaban el tejado de la casa de mi infancia. En mi cuerpo habita un ser extraño que tiene todo para ser feliz pero que cuando se levanta, los pies le gritan que no. Vuelvo a caer como globo ponchado por la espina del dolor de no sentir. Marioneta sin hilos.
Barry pidió un deseo: Ojalá que cuando despiertes vuelvas a caminar. 
¿De quién es este silencio ignoto?












18 comentarios:

  1. Esa estrella está en tu corazón. Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Por qué no eres feliz? ¡Porque no quieres! La felicidad no es un sentimiento, es una actitud.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Eres una persona con una sensibilidad extraordinaria.
    Percibes sentimientos que otros jamás entenderán.
    Eres un latido inmenso que va desde que naciste hasta que mueras.
    Eso es bueno porque te permite disfrutar de cosas que mucha gente ni siquiera imagina y es malo porque te duelen multitud de cosas que otros ni tan solo ven.
    Al menos podrás decir que has vivido y sentido.
    Otros son piedras toda su vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Te quiero! Dale un abrazo grande a Barry de mi parte.

    ResponderEliminar
  5. Es humano que, sobre todo cuando estamos bajos de ánimo, nos fijemos más en lo poco que nos falta que en lo mucho que tenemos. Has nombrado personas y cosas mucho más importantes que andar. Reparte en los platillos de la balanza y verás que sales ganando por mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar

  6. "Hay infinitamente tantas estrellas en el cielo como maneras hay de amar."
    O... tantan maneras de amar como estrellas en el cielo.

    (Estoy) imagina(ndo) que hubiera/s nacido sin poder caminar... el cielo, la estrella y el amor seguirían ahí, aunque sean una lotería...

    Por cierto, en mi lotería te ha tocado:
    Un beso y un achuchón 100 x 100 'X'.

    :)

    ResponderEliminar
  7. A mí me parece maravilloso todo lo que escribes, con una sensibilidad exquisita. Cada persona es todo un mundo.
    "Muero poquito cuando alguien me deja", es tan tierno ...
    El amor de Barry, la sonrisa de Natalia ... todo eso que es tan importante ...
    "Las flores lindas, el cielo azul en su inherente poesía" ...
    Una sensibilidad exquisita ...

    Un beso grandísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te dejo esta obra que a mí me encanta, con esa emoción que siempre me produce leerte, a partir del minuto 10:07, tan intenso, sobre todo:

      Con mucho cariño

      Un beso.

      Eliminar
  8. Permíteme que hoy además de un fuerte sbrazo para ti,deje uno para Barry.
    Aunque no lea esto.
    Qué hombre!

    ResponderEliminar
  9. No se es feliz casi nunca, MaLquE y bien lo sabes,... bueno, vaa pero a raticos solo.
    El silencio no es de nadie, chaparrita, alguien me dijo un día.
    Sólo por ese cariño que tienes y susurradito, vale la pena seguir peleándole no más.
    El resto, mejor ni mentarlo...

    Besos que vuelen como las palomas, y te devuelvan esas tus alas en su puro volar.
    https://www.youtube.com/watch?v=I3A50PfvOY0
    ;)
    Pa que vueles, no más, pendejita.

    ResponderEliminar
  10. Tus palabras son sanadoras, no sólo para ti sino para el que te lee, chamana.
    Sabes lo que pienso yo que me redime cuando me aquejan desgracias? Mejor a mí que a los míos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Una estrella lleva tu nombre de dama con poesía propia. Te digo que no hay muchas como tú. Eso sí, puedes seguir dale a la rueda que rueda con el estado de ánimo depresivo, que no es ni de lejos depresión.
    Es tarde, me apeo por hoy. Si es tarde o temprano para ti no sé... Lo tuyo es todo muy extraño. Besos.

    Salud.

    ResponderEliminar
  12. No siempre el silencio ahoga, ni la distancia enamora.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Es precioso, Malque, este texto me ha tocado el alma especialmente. Tú ves, ves todo, es envidiable.
    Eres una mariposa, en este mundo te han cortado tus alas físicas quizá porque las alas de tu imaginación debían volar muy muy alto.
    ALgún día, mejor dicho, en algún no tiempo, volarás con todo tu ser. Ojalá volemos todos.
    BEsos

    ResponderEliminar
  14. Solo paso a desearte un Feliz Día de la Madre.

    ResponderEliminar
  15. también hago fuerza porque el deseo de barry se cumpla.

    un beso.

    ResponderEliminar
  16. Es muy hermoso tu texto mi querida Malquerida!!!
    Besos

    ResponderEliminar

De reina a plebeya en tres pases mágicos. Eliminada por sí misma un día que el carácter le comió el entrecejo. Sin amores extraños palpita la vida entre Enrique y con el que la vida premió. No es coleccionar derrotas a punta de rencores se absuelve a sí misma con sus letras por encima.

Egocéntrica, pagada de sí misma escribe cuando la gana se le da miren que en eso de hacer berrinches se dibuja sola. Lenta que no lerda, callada flagela todos los días las ganas de escribir con latigazos de silencios.
Siendo dueña completa de su mente -que no de su cuerpo- regresa comentarios en cuanto el off lo permita.

Ai se lo haigan, Sobre advertencia no hay engaño.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje