Páginas

domingo, 8 de mayo de 2016

De súbita intención

Nunca una sentencia tuvo razón de ser como esa que me han dicho hasta el hastío: Hay gente en peores condiciones que tú.

Mar me lo hizo ver cuando contó que su madre de un día para otro dejó de moverse. Después de una subida criminal de azúcar, a la señora la tienen que bañar, dar de comer, ponerle pañal, etc. 

-¿Cómo le hace para caminar señora Solecito? .
Llevo corrigiéndola cuatro semanas. No me llamo Sol ni Solecito, me llamo Flor. En vano, para ella soy la señora Solecito.
-Yo la miro a usté, se ve re bien -mi aspecto físico no concuerda con mi interior- veo que camina, hace sus cositas. Usté está bien. (Vergüenza me dio explicarle ¨mi¨ enfermedad y los períodos on y off en los que me muevo literal). 
 -Mi mamá no señora Sol, ella no hace nada- dijo mientras los ojos se le llenaban de lágrimas.

Quise darle unas palmaditas cariñosas pero preferí ofrecerle un vaso de agua. Con su mirada a cuestas me fui a la cocina. Me molestó en ese instante caminar derecha. A veces creo que porque me veo bien dudan de que el pp quiera acabar conmigo todos los días. 

Me apena la situación de Mar. De ser la mamá una mujer activa pasó a ser una muñeca de trapo. La madre entró en depresión, se la pasa llorando. Se pierde en los recovecos de una enfermedad nueva. 

-Uno no está preparado para estas pruebas que Dios nos pone señora Solecito pero con su ayuda saldremos adelante. 
Mar tiene fe. No dudo que su madre por obra de magia se cure.

Cuando se fue me dije a mi misma Mar quisiera que su mamá pudiera moverse aunque sea como yo. Yo quisiera moverme aunque sea como persona ¨normal¨. Los ¨normales¨quisieran... yo que sé lo que quieren.

Me asombra la paciencia que le tuve. Las personas que hablan mucho me desesperan. Ella no, al contrario, quise saber las dudas que tenía. No para ayudarle sino para escucharla.
Escuchar no es oír.

Saber escuchar sin tratar de entender lo incomprensible para los demás. ¿A quién quieres convencer de qué?

-Dios la bendiga señora Solecito- 
-Cuídate Mar. ¿De qué? ¿De quién? 

Lo mío con la vida es un extraño incomprensible. Soy inhumana en mi propia humanización. Lárgome a mi guarida.
















18 comentarios:


  1. Hay otro dicho que dice que... 'a cada un@ le pica lo suyo'... ;)

    No es fácil saber/aprender a escuchar... y es complicado por no decir imposible... ponerse realmente en la piel/el lugar del/a otr@. Eso que llaman... 'empatía'.

    Igualmente dominar ese otro arte llamado... 'asertividad'.

    Un beso y un cálido abrazo, 'Malque'.
    Cuídese... :P

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Muyyyyyyyy por debajo de usted, 'Doña'. peeeeerooooo... creo que aún me queda tiempo para aprender, espero... (capacidad ya no lo tengo tan claro...).

      Por de pronto... la leo/siento...

      ;)

      Eliminar
  2. Al menos no le pegaste.
    Yo le hubiera mordido una oreja.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Te tienen que sobrar unos cuantos kilitos, eh... Tanto morder a diestro y siniestro... :P

      Por si acaso, me las piro, 'Vampiro'...

      :)

      Eliminar
    2. X, escóndete....

      Si te pillo te entierro...

      Eliminar
    3. Le di chance a Mar porque estaba compungida. Aí pa l'otra.


      Eliminar
  3. Cierto que siempre hay quien gane a todo en esta vida, bueno, malo, regular y mejor horrible ¿ consuela eso? pues no, la verdad es que no sirve de nada saberlo porque solo estamos en nuestra piel y ahí debajo sentimos lo que sentimos...

    Pero es verdad que levantar la mirada a veces ayuda a relativizar, en tu caso no... estás liberada de relativizar nada ... tú tienes bula papal para ser todo lo dramática, trágica y tremebunda que te de la gana ... tu pp invita ...

    Pero solo tú puedes hacer/decir/ escribir/ grita/despotricar/ o jurar en arameo y todo lo que te de la real gana y el doble del triple más ;)


    Mil besos cielo!!

    ResponderEliminar
  4. ¿Tu inhumana? jajajaja
    No he visto a nadie con sentimientos tan humanos en toda mi vida!!!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. siempre hay gente en peores condiciones que uno. es el pensamiento que se nos viene a la cabeza para relativizar nuestros propios problemas aunque la verdad es que es el paso del tiempo el que termina solucionándolo todo.

    un beso.

    ResponderEliminar
  6. Cuando inicias el texto, con esa frase tan manida, de "hay personas en peores condiciones que tú", pienso que la persona se puede sentir, como el más desvalido de los seres humanos, porque en el fondo, lleva implícito un llamado subliminal, de no debes quejarte, debes soportar estoicamente, no soñar que puedes mejorar. Realmente es indignante. Puede parecer que las otras personas piensan, que te haces la dolorida, o que no tienes derecho a quejarte, porque no hay remedio. ESo es como nombrar la soga, en la casa del ahorcado. Carecer de humanismo. Un abrazo, bella.Te queremos. carlos

    ResponderEliminar
  7. Es cierto que siempre habrá gente peor que nosotros pero a cada cual le duele lo suyo. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  8. En ese instante mi querida Malquerida tu acción fue como un milagro para ella que pudo expresar todo aquello que le dolía en su interior, así que no eres inhumana, eres un ángel que a veces tiene genio y fuerza en su palabra.
    besos

    ResponderEliminar
  9. Eres muy humana, escuchas a los demás.

    "Escuchar no es oír", así es, querida Malque. Es empatizar con la persona que tenemos al lado en ese momento.
    Seguro que le hiciste mucho bien.

    Lárgome a mi guarida :)))
    Un beso y con todo cariño.

    ResponderEliminar
  10. Nunca más volveré a decirle a mi hija cuando se queja "Hay gente peor que tú" es verdad pero como ella dice a mí me duele lo mío, que no quita para comprender el dolor de los demás. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Estos días estoy más en el hospital que en mi casa y veo cosas que interiormente dego ¡cónchale de que te quejas! pero a cada uno le duele lo suyo como dicen muchos de los que han escrito arriba. Y si, soy egoísta y estoy aprendiendo a quejarme y últimamente me pongo unos cascos con música porque no quiero escuchar los males de los demás. Uff!!! que largas son las mañanas en la sala de consultas.
    Después de leer tu último escrito creo que no debes tener tan mala opinión de ti, yo te veo realista y sincera, esta alondra, a veces, escribe sobre cosas bonitas para creermelas.
    Un abrazo cálido

    ResponderEliminar
  12. Estos días estoy más en el hospital que en mi casa y veo cosas que interiormente dego ¡cónchale de que te quejas! pero a cada uno le duele lo suyo como dicen muchos de los que han escrito arriba. Y si, soy egoísta y estoy aprendiendo a quejarme y últimamente me pongo unos cascos con música porque no quiero escuchar los males de los demás. Uff!!! que largas son las mañanas en la sala de consultas.
    Después de leer tu último escrito creo que no debes tener tan mala opinión de ti, yo te veo realista y sincera, esta alondra, a veces, escribe sobre cosas bonitas para creermelas.
    Un abrazo cálido

    ResponderEliminar
  13. Buen relato, se destacan puntos interesantes. Aunque, sino fuese porque estás enferma, malquerida, sería una anécdota más. Es raro. ¿Qué es PP? (De verdad lo pregunto). Pienso en un acrónimo para José, algo así como pepe, o en un partido político, algo así como partido popular, no sé... Qué vas a estar enferma tú! jaja (ríete, riámonos, aunque sea a la fuerza).

    ResponderEliminar

De reina a plebeya en tres pases mágicos. Eliminada por sí misma un día que el carácter le comió el entrecejo. Sin amores extraños palpita la vida entre Enrique y con el que la vida premió. No es coleccionar derrotas a punta de rencores se absuelve a sí misma con sus letras por encima.

Egocéntrica, pagada de sí misma escribe cuando la gana se le da miren que en eso de hacer berrinches se dibuja sola. Lenta que no lerda, callada flagela todos los días las ganas de escribir con latigazos de silencios.
Siendo dueña completa de su mente -que no de su cuerpo- regresa comentarios en cuanto el off lo permita.

Ai se lo haigan, Sobre advertencia no hay engaño.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje