Páginas

viernes, 31 de julio de 2015

El metódico canto del gallo en tres capítulos y un plus de al tiro sin chiste

(Textos para leer sin prisa en las madrugadas de relojes carentes de manecillas)

No pretendo hacer una apología de mis pesadillas, lo que quiero es dejar constancia de ellas por si algún día mi psicóloga favorita encuentra interesante estudiar mi caso. Tampoco creo que sea fascinante ni siquiera como proyecto a largo plazo pero por lo menos podrá distraerse de su habitual exorcismo de almas.

Me siento chango.

Mi Yo interior incapaz de todo y nada, dedica su vida a merodear nocturnidades lejanas. A las diez de la noche exactas viajo a través del tiempo para instalarme cómodamente -cuando suceden las pesadillas- en la casa paterna (algo hay en esa casa porque son el principal escenario de mis delirios nocturnos). 
La casona situada a la orilla de la carretera está cercana a la primaria donde más de cuatro generaciones de Los Apellidos Ilustres -yo incluida- aprendieron a balbucear los primeros fervores patrios.
Cruzando la carretera pero por debajo existía un puente oscuro a pesar de la luz del día. Sombrías paredes guardianes de miedos infantiles. ¡Corre, Corre que te va a salir el muerto!
Cuando de pequeños necesitábamos cruzar al otro lado, lo hacíamos por dicho puente como almas que lleva el diablo. Nos daba miedo que nos saliera uno de los tantos fantasmas perdidos cuyos cuerpos en vida fueron atropellados por los coches que circulan a alta velocidad. La carretera de la muerte le pusimos debido a los muchos accidentes que ahí ocurrían.
-Pobrecitos muertos, -¿de ónde serían tü?-
-Pos sepa mana-.
-Han de ser juereños-
-Sabrá dios manito-

En fin, de viejo -hoy me parezco a ti- un pequeño recuerdo desencadena sinfín de vivencias pasadas obligando al olvido cruel de la memoria los hechos que en su tiempo eran cotidianos.

Caput

 Primera, segunda y tercera llamada, comenzamos pa´ ahorrarnos tiempo.

¡Pásele pásele señito! ¡Llévese tres pesadillas en el mismo sueño! ¡Llévelo, llévelo! ¡Oiga, mire, vea!
¿Le pongo tres pesadillas pa´ llevar mi seño? ándele, estamos en oferta.
¿Ton´s qué?

Precaución: 
Antes de dormir asegúrese tener siempre a la mano un acompañante por si la pesadilla se pone de pelos y tengan a bien despertarle en el paroxismo del terror de un mandarriazo entre ceja, oreja y media madre.

Capítulo I

En el sueño también se sueñan sueños.
Trabalenguas embusteros.

En el primer intento de la búsqueda perentoria del sueño profundo, veo a una persona muy cercana a mi, con la cabeza echada a un lado, pareciera que está dormido, no me atrevo a despertarlo. Está con su familia. Hay algo amorfo a sus pies, indicativo de que algo malo sucede. Lo miro. No hago nada. O si, me pregunto quedito si acaso está muerto. Me asusto. Inmóvil quedo ante dicho cuadro. Realidad absurda. Esto no puede estar pasando. No. 
-A ver tócalo- 
-Nel, mejor tócalo tú a ver si cierto que eres tan machito-.

Perdiéndose sin saber cómo en los laberintos morbosos del sueño, mi Yo aparece en otra escena de esta tragicomedia en tres actos y un plus metido a la de sin susto.

Capítulo II

Ojos azul moribundo

Incapaz de recobrar el hilo de la historia, mi Yo interior se sitúa en la gran sala de la casa de marras. Sin entender cómo, veo a mi Alter Ego perro con el pelaje gris y la mirada cubierta de una tela de azul moribundo. (Nota de la autora o sea yo mera: Mi Alter Ego perro y Yo tenemos un pacto no escrito de morirnos juntos).

Al verlo moribundo, corro -en mis sueños no estoy enferma- hacía él. Lo abrazo con lágrimas en los ojos -ni modo que en dónde- y grito como si estuviera en telenovela chafa: ¡Nooo! ¡Mi perrito no!

Lo tomo entre mis brazos y echo a andar a la cocina. Cuando reacciono llevo en mis manos al Alter y a una muñeca antigua, sin pelo, sin ojos y con un hilo grueso de sangre brotando de la cuenca derecha fundiéndose con otro hilillo escurriendo de la comisura de los labios. ¡Virgen del Chongo Parado, acógeme en tu santo seno!

Continuará...

(mañana le sigo porque ora si amiguitos este post es más largo que el último nombre que me inventé. Además pronto serán las 4am, acúerdense de lo que pasa a esa hora. Si no se acuerdan aí después les digo, ya no me entretengan que todavía me falta cruzar la sala, subir los trece escalones que me separan de mis aposentos y los pasos que nunca he contado para llegar a mi camita).

Descansen si quieren y si no, pus no.












32 comentarios:

  1. Curiosamente cuando "duermo" solo recuerdo las pesadillas ..incoherentes, agónicas y siempre con un protagonista .
    Dicen que son los fantasmas de nuestras preocupaciones, dicen ... y yo digo si siempre aparece la misma cara, y encima se el motivo no se porque narices no se cierra de una p vez esa página de mi vida, ese capitulo de años que aún sigue rondando mis "sueños" y abrazando mis miedos .
    Y si , cuanta razón llevas, en ese momento cuando una despierta sobresaltada, necesita esa mano, esa piel, esa respiración pegadita a la nuestra, .. mirarle y decir(se) ya pasó .. ahora a volver a dormir porque él está aquí... y yo , boba de mi, sin piel que me arrope, cierro los ojos y le pienso, y le hablo y el sin saber me abriga y me dice .
    descansa , ya pasó, yo velo tus sueños.
    Hoy no es un buen día .. 31 de julio , el día de mi boda donde todos los sueños ( o muchos de aquellos) comenzaron a derrumbarse , hoy no es un buen día, se me enfría el café - pensando en El- y lo endulzo con lágrima de ausencia ..
    Hoy no sé como va a terminar el día aunque seguiré buscando el cascabel que un día cualquiera , se perdió entre los pliegues de su ausencia , entre palabras enredadas al otro lado del mundo

    Ya , ya se que divago
    y que nadie entenderá , ni tu lo que digo ..

    pero por suerte para mi me ayudas a sacar ese lastre y esa soga que aprieta la garganta, al leerte

    por eso te digo

    bendita tu ..

    abrazos y gordos

    intenta descansar .. es bueno derramarse en letras y luego

    cerrar los ojos.. y soñar bonito

    ResponderEliminar
  2. No sigo o. Y es real como la vida misma. En este caso, 99 años, ni día menos, "El gallo ya no canta más".... Tampoco la muerte aguarda turno. Ay!

    ResponderEliminar
  3. No sigo o. Y es real como la vida misma. En este caso, 99 años, ni día menos, "El gallo ya no canta más".... Tampoco la muerte aguarda turno. Ay!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 99 años es tanto, ni siquiera imagino cómo sería mi vida a esa edad. Es otra vida, otra mi vida.

      Un abrazo Pili.

      Eliminar
  4. Puede que te entienda pero no sé qué decirte. Ojalá pudiésemos arrancar del calendario los días malos pero mucho me temo que nos faltarían días.

    Hace rato recordaba que cuando los alguien se acuerdan de mi, recuerdan todo lo "malo" que he hecho durante mi vida. Por eso será que estoy convencida que no soy buena en nada.

    Si pudiera borrar los días malos, borraría uno solo y con eso mi vida seria lo opuesta a lo que soy. Una persona normal como todas.

    Bendita tú, me dijiste. No sé qué decir ante eso. ¿Cómo puedes decir cosas bonitas a otras personas? Yo siempre digo, ¡Maldición! ¡Maldita sea! No lo digo a la gente sino a las circunstancias que me orillan a la frustración.
    Veía mi foto de pequeñita, mis ojitos tristes. El ceño fruncido. Yo no me hice triste. Nací triste.

    Por lo menos te distraje y me distrajiste con tu comentario. Siempre tú tan amable.

    Gracias.

    Que pase pronto este día.

    Un abrazo (si digo incoherencias, disculpa, es la hora y la falta de sueño).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mirada triste encierra un alma hermosa .. solo quienes saben ver en la mirada ven esa luz .. tu das tanto .. que ni idea , tienes de cuanto bien haces
      un abrazo y sueña lindo

      Eliminar
  5. Soñamos lo que tenemos o lo que deseamos, despiertos o dormidos, aunque a veces lo deseado sea para temerlo, nos solemos dar cuenta más tarde.
    Despiertos o dormidos siempre nos aparece el niño triste que fuimos, porque nos jorobaron la vida o nadie nos dio opción para jorobarla nosotros mismos , es nuestro patio de recreo de por vida como decía Freud (no quiero parecer pedante).
    Yo siempre soñé con ser dueño de mi vida, me doy cuenta que no ha podido ser, siempre he vivido de alquiler en ella, seguramente algo de culpa tendré.
    Bendita tu y benditas tus letras, que me despiertan cuando las leo y disfruto; Perdón por este "rollo" que te he soltado, pero tus textos no se pueden comentar con dos palabras.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que soñé es incomprensible para mi, puede que mi psiquiatra favorita pueda interpretar estos sueños pesados.

      Gracias por tus bellas palabras.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. te despachaste un gran trabajo Malque, felicitaciones
    sueños, ideas, supuestos, todo se amalgama en ellos
    así como temores , dudas, certezas, , vas recorriendo escenarios que bien podrían aterrizar a nuestras vidas, uno nunca sabe jejeje
    la muerte no es más que parte de la vida
    ella viene en el pack de nacimiento

    me llamó la atención en el título "al tiro", acá decimos ( no escribimos) altiro, como un chilenismo que significa de inmediato , algo que ocurre pronto, no que se esté uno a distancia de un disparo jejeje

    abrazos y buena jornada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tú me lo digas me hace sentir especialmente orgullosa,

      Un beso agradecido

      Eliminar
  7. Tú si que eres realismo mágico.
    Ni Gabriel García Márquez ni nadie... como tú nadie.

    Mira que si ocurre de verdad...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú eres mi amigo y por eso me dices eso Mi Toro,
      si ocurre de verdad, muero.

      Muchas gracias.

      Beso

      Eliminar
  8. Te imagino en el seno de la Virgen del Chongo Parado! jejeje

    becho y abacho =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un día te voy a presentar a la Virgen del Chongo Parado, la voy a buscar dentro de mis memorias y te la muestro.

      Beso LilíAna

      Eliminar
    2. Vale, ya dijiste, eh?

      Becho y abacho. =)))

      Eliminar
  9. Pues justo a esa hora, las 4am estaba yo comiendome el ultimo yogur natural de la jornada y poniendolo todo a punto para acostarme, pero eso si, yo, al ratico de acostarme me suelo dormir, aunque no como antes que lo hacia como un tronco, ahora mi sueño es ligero -a excepción de las noches que rompo la dieta normal, ceno de capricho, y me bebo unos tragos de vino tinto-, entonces si que duermo como un tronco de nuevo... :)
    No se, a lo mejor seria buena idea que leyeras algo gracioso, o vieras unos videos de risa antes de acostarte para que las pesadillas sean graciosas... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había estado durmiendo bien pero algo me desestabilizó y volví al insomnio.

      Un abrazo Genín

      Eliminar
  10. Tu mente siempre está a mil por segundo. Despierta o dormida. Es impresionante.
    Un abrazo, mana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que hacer algo, no puedo quedarme quieta ni siquiera cuando intento dormir.

      Beso Manita

      Eliminar
  11. Hola hermosa, tengo una pregunta ¿en donde esta esa casa de tus padres? el escenario se escucha como uno de esos pueblos perdidos en México.
    Me gusto el relato sólo que me quede picada, espero ansiosa la segunda entrega. Y por cierto , es bueno soñar, pero mejor es recordar lo que se sueña. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jova,

      Estaba en la lateral de la carretera a Toluca. Fue derrumbada para construir comercios. La escuela sigue funcionando.

      Un abrazo guapa.

      Eliminar
  12. mi dormitorio es el que heredé de mis padres. es la única habitación tranquila de mi casa paranormal. allí yo no tengo pesadillas de ningún tipo pero sí sueños premonitorios que me advierten de algún peligro a futuro y es entonces que desde que despierto tengo una carrera contra el tiempo para descifrarlo y tratar al menos de atenuar lo más posible lo que esté por ocurrir. porque de que ocurre, ocurre.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay DRACO tener que descifrar tus sueños y hacer algo para que no ocurran debe ser muy estresante.

      Un besote

      Eliminar
  13. Deseando llegue mañana para ver cómo continúan tus sueños.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Este blog va a ser todo un tratado de psicología.

    ResponderEliminar
  15. No sé si te había dicho alguna vez que eres la mejor. Pus te lo digo por si aca.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Casi todas las noche sueño con la mujer ajena
    y eso me apena.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Inicié leyendo algunas palabras del post que sigue, pero no, tengo que leer este antes................ tu sueño me deja con intriga, suerte que ya!!!! hacia arriba, besos

    ResponderEliminar
  18. Inicié leyendo algunas palabras del post que sigue, pero no, tengo que leer este antes................ tu sueño me deja con intriga, suerte que ya!!!! hacia arriba, besos

    ResponderEliminar

De reina a plebeya en tres pases mágicos. Eliminada por sí misma un día que el carácter le comió el entrecejo. Sin amores extraños palpita la vida entre Enrique y con el que la vida premió. No es coleccionar derrotas a punta de rencores se absuelve a sí misma con sus letras por encima.

Egocéntrica, pagada de sí misma escribe cuando la gana se le da miren que en eso de hacer berrinches se dibuja sola. Lenta que no lerda, callada flagela todos los días las ganas de escribir con latigazos de silencios.
Siendo dueña completa de su mente -que no de su cuerpo- regresa comentarios en cuanto el off lo permita.

Ai se lo haigan, Sobre advertencia no hay engaño.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje