Páginas

martes, 28 de abril de 2015

Si si si, estoy borracha






¿Por qué tus tenis están viejitos? preguntó Natalia.

Me quedé viendo mis tenis. Caray es verdad que están viejitos, ya tienen tres años. Virgen del amor hermoso como dice Emilio, como ha pasado el tiempo.

Laura me los compró en el centro de la ciudad. Los usé en la primera participación en la carrera-caminata. Bruno me compró el pants y la chamarra. Barry la playera. Ah no, la playera me la dio la asociación, igual que el domingo. La gorra sepasumadre quién me la compró, creo que Laura. Ya ni me acuerdo.

Si fuera la de antes no me habría permitido correr con los mismos tenis del año pasado mucho menos con los de hace dos años pero la vida cambia y yo también.
Dejó de ser importante estrenar ajuar completo. Outfit como digo cuando quiero parecer muy nice. Lo verdaderamente importante es sentirme cómoda. 
Estoy cómoda usando blusitas autóctonas -muy frescas pa´ la calor dirían en mi pueblo- y pantaloncitos tan sin embargo. Mi estilo de siempre. Si me extraviara -dios no lo quiera- me hallarían fácil.

En la locura de la vejez que me asalta, hice a mi pelo cuasi largo según yo, la tortura de tres rastas. Están dispersas en mi cabeza de chorlito. Gracias a ellas no me puedo peinar. Igual nunca lo hago. Sacudo mi pelo gris que ya no rubio y dejo que se acomode para ningún lado. 

Tengo un amigo que dice que me imagina como una cantante viejita y famosa, que colgó los tenis hace poco. Soy pero región cuatro o cinco. Pónganle el número que quieran. Uno se puede imaginar a sus amigos como se nos da la gana que para eso uno es dueño de sí mismo.

Me falta fumar puro y cantar con voz aguardentosa. Ah y ser famosa. Bebo tequila sin hacer gestos, digo muchas groserías -menos frente a La Bella- tengo un poncho viejo que no uso porque hace un calor de todos los diablos. Me gusta Sabina. Fumo mariguana, nocierto, nomás cuando me siento valiente pero no le digan a nadie porque aquí no es legal fumar la yerbita sanadora.

Me siento bien así.

¿Y por qué estoy contando todo esto si yo quería presumir mi medalla? npi.

Con esta llevo cuatro y las que faltan. Seguiré participando en esas competencias aunque sea arrastrándome como lombriz pero allí voy a estar dando guerra a las flacas y a las gordas.

Estoy embriagada de placer. No puedo olvidar lo que sentí cuando Salvador me colgó la medalla. Ah y me dio un beso y un abrazo y nos tomamos fotos y me dijo que escribo muy bonito y se sonrió conmigo y ya no me da pena hablarle y...

Estoy borracha de triunfo.
















28 comentarios:

  1. Fumar puros y cantar con voz aguardentosa...

    :)

    Vengaaaaaaa, no tardes en hacerlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Más famosa todavía, querrás decir. ¿Te parece que eres poco famosa?
    Vaya descubrimiento que ha hecho Salvador, que escribes bonito. No nos habíamos dado cuenta.
    Pues si tu estás borracha de triunfo, nosotros de verte feliz.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Di que sí, Malque... Qué siga la fiesta!!!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta verte feliz!!! Yo te imagino un poco así, en plan versión moderna de Chabela Vargas. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  5. si uno se calla, peor infinitamente que si habla. así que, hala, Malque: habla y sé feliz

    Besos

    ResponderEliminar
  6. qué bueno leer esto Malque!!

    embriagada de placer y de triunfo... la mejor manera de emborracharse...

    besos,

    ResponderEliminar
  7. Llegué hasta aquí por casualidad, y ya no me quiero ir. Escribes muy lindo, tienes esa sabiduría irónica que a veces nos regala la edad y a veces no.

    A tí sí te la regaló. Como a ti ya no me interesa estrenar sino estar cómoda y reírme un poco cada día y embriagarme con lo que me apetezca, a veces puede ser un olor, una peli, un libro, mi nietas bellas, mariguana no, que pone las piernas de corcho y me gusta tenerla ágiles para salir corriendo cuando me aburro.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  8. La borrachera de felicidad es la más saludable y ventajosa. Que esa borrachera te dure mucho tiempo.

    Besos Malque

    ResponderEliminar
  9. Aguante veloz lombríz borracha!!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Vientos mi Malque! Un abrazote y vamos por mas medallas!

    ResponderEliminar
  11. Con el triunfo llega el éxito. Y con el éxito la muerte civil. Ten cuidado. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  12. por un momento pensé que al final ibas a decir "como chavela Vargas"

    Te mando un abrazo gigante, lleno de mas éxitos.

    ResponderEliminar
  13. Tienes todo el derecho del mundo en sentirte flotando en una nube, a lo mejor no era mala idea que te fumaras unos porros de maria para prolongarla mas tiempo... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  14. Me gusta mucho su medalla Malque!.
    No olvide de embriagarse por aquí, es bueno volver a leerla.
    Beso.

    ResponderEliminar
  15. Vengo luego a leerte Malque
    que con tanto chupito que me ha servido el mozo de negro ando bailonga perdida entre letras jajaja
    un beso

    ResponderEliminar
  16. Si tengo que imaginarte, yo te imagino como a otra mexicanita linda (de adopción), que yo siempre admiré, Chabela Vargas, o como Frida Cahlo. Puesto a imaginarte digo yo que tengo derecho a imaginarte como quiera, ¿o no?

    Un beso, mexicanita linda.

    ResponderEliminar
  17. Si estrenaras a lo mejor te hacían daño y no lograbas la medalla :) Mira amiga, haz lo que el cuerpo te pida y aguante, al final es lo que llevamos.
    Un abrazo grande y ¡felicidades!

    ResponderEliminar
  18. ¡y que sigan viniendo más medallas!
    te hacen mucho bien.

    besos

    ResponderEliminar
  19. Enhorabuena!! Esto merece un buen tequila y la "yerbita" pa completar la celebración. Salvador tiene razón: escribes muy bonito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. muchos abrazos!!!! muchos besos!!! por tus logros
    y que sean muchos más, que sean más de cuatro, veinte, treinta, que incluso como dices que la ultima sea arrastrandote, que sean muchas más medallas...


    saludos!!!

    ResponderEliminar
  21. Campeona! Que sigas cosechando triunfos y llenes las estanterías de trofeos!
    Que bueno que has vuelto

    ResponderEliminar
  22. Bella, pues embriaguémonos de ese triunfo. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  23. Me sumo a tu borrachera de alegría por tu logro!!! Me echaré un sotolito a tu salud.
    Besanís.

    ResponderEliminar
  24. Bienque adorada, pues que bueno leerte con tanto gozo, que siga así la borrachera y no llegue la cruda. Besos.

    ResponderEliminar
  25. qué bello llegar en estos momentos de éxitos, Me quedo por aqui, si gustas me visitas, saludos

    ResponderEliminar
  26. Hola Flor de María, me encanta esta embriaguez tuya. Embriaguez por ser ganadora de la vida. Me encanta leerte, ver que estas ilusionada. Me encanta sentir en tus letras tu felicidad. ENHORABUENA por ESA MEDALLA DE GANADORA DE LA VIDA.
    Saludos y abrazosssss

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje