Páginas

sábado, 28 de septiembre de 2013

El lado humano de Calixto




Mi gato -Calixto-que no es mi gato pero si porque lo adopté pero no porque es libre y no pertenece a nadie,  dio hace poco un espectáculo que me dejo perpleja.

A media mañana escuché un ruido en el patio trasero pero no hice caso porque supuse que era Calixto así que seguí leyendo.
Después escuché otro ruido, esta vez más fuerte y me asomé.

¡Oh oh!

Calixto había sacado su lado salvaje atrapando a un pajarillo.

Me quedé atónita porque no me había tocado ver en Calixto su lado humano -matar porque si- y en segundos no supe qué hacer pero reaccioné poco después acercándome a quitarle el pajarillo que se revolvía en sus fauces.
Calixto y sus colmillos son de temer.

Al acercarme le acaricié la cabeza a mi gatito -no tenía idea qué hacer, sólo salvar al pájaro- pero como nunca en su felina vida, Calixto me gruñó o algo así, asustándome y haciendo que me echara hacía atrás mientras él seguía aprisionando a su débil presa.

Por unos instantes seguí observando hasta que mi gato soltó al pajarillo que para esos momentos ya no se movía. 
Quitándose unas plumas del hocico, el gato se alejó, entonces pude agarrar al pajarito ya muerto.

Me dio mucha tristeza, le pedí perdón porque mi miedo pudo más que salvarle la vida.

Después lo envolví en una servilleta y lo enterré en la maceta de la hoja elegante donde yace Mauricio y Jason Enrique (Mis peces beta).

Calixto me observaba desde la lavadora,

Cuando terminé de enterrar al pajarillo me acerqué a mi gatito que no es mio pero vive en mi casa y lo acaricié.

Él se dejó querer y todo volvió a la normalidad pero no pude dejar de pensar en que si no me hubiese dado miedo el gruñido de Calixto, el pajarillo seguiría vivo.

Desgraciadamente soy humana, muy a mi pesar. 












42 comentarios:

  1. No te servirá de consuelo pero no creo que saliera con vida, lo que me extraña es que renunciara a zampárselo, definitivamente, como bien dices, le salió su lado humano y mató por placer :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Creo, como Genin, que al pájaro estaba sentenciado aunque hubieras actuado de otra forma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. no te sientas culpable, Malque, si hubieras intervenido, quizás el final no hubiera cambiado y sí podrías haber salido herida tú también, no me gustan los gatos, sus instintos son traicioneros.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  4. Intuyo que el pájaro lesionado por los dientes de Calixto estaba sentenciado. Es la ley de la Naturaleza, pero siento dolor que siempre el fuerte abuse hasta la muerte del débil.
    Besos Malque

    ResponderEliminar
  5. La crueldad está en todas partes...

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. No te sientas culpable, Malque, el gato ya lo tenía sentenciado, y quizás hasta a ti hubiese hecho daño por entrometerte.
    Besos, buen finde amiga

    ResponderEliminar
  7. aquí lo mismo.... no puedo evitar correr para quitarle la presa de sus garras, pero es su naturaleza... lo peor, que ni se los comen!!! solo los matan por puro placer!

    Besotee MaLque!!! buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  8. Pájaro=Pueblo, gato=gobierno.
    Así nos tienen.
    Sheen ya lo politicé!!
    sorry!

    Que ondas mi malque mucho sin verte, besote!!!

    ResponderEliminar
  9. Malque, una vez viví lo mismo que tú... Mi gato cazando a varias aves en el patio. Sentía feo por los pajarillos, pero ver la verdadera naturaleza del gato, era fascinante.

    Un beso Malque! :D

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Hola Guapa , la verdad es que nos creemos que los gatos domesticos , nunca sacan su lado salvaje , y cuando lo sacan llegan hasta austar, no estes triste mi querida amiga , ya que esa reacción es normal , en el jadín de mi edificio donde vivo , estaba mi padre una mañana mirando por la ventana , y un gato estaba haciendo lo mismo , menos mal , que mi padre le tiro una mandarina , para espantarlo y pudo salvar al pajarillo , me a gustado mucho tu entrada , te deseo una feliz tarde , besos de Flor.

    ResponderEliminar
  12. Pues a mi no me pesa , Un beso.

    Buen finde.

    Me refiero a que tú lo seas.

    ResponderEliminar
  13. Querida amiga, es su institno.... he leido que cuando los atrapan y los entran en la csa es algo asi como una ofrenda al dueño
    no me gustan esos regalos
    Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Calixto, no pudo sacar su lado humano por la sencilla razón de que no tiene lado humano, Calixto es un felino y lo que sacó fue su instinto cazador que está con él desde su nacimiento, vio el pájaro acechó y cazó, de la misma manera que el pájaro acecha y caza hormigas, salta montes, mariposas y orugas.

    Los humanos, tendemos he intentamos racionalizar y humanizar las conductas de los animales que conviven con nosotros, es donde radica la gran diferencia, en la capacidad de razonar y distinguir el bien del mal, Calixto no razona su comportamiento, el humano que encuentra placer quitando una vida si, eso es lo que le convierte en un monstruo.

    Creo que tu intención era dotar a tu relato de un toque de fina ironía y lo has conseguido.

    MaLquE, un abrazo de este gachupín, que te echaba de menos.

    ResponderEliminar
  15. Muchas de las veces los animals no matan por placer sino para vivir, verlo asi quizá da miedo, ver la parte “animal salvaje” de nuestras mascotas no siempre es agradable, pero es parte de la vida matar y morir.

    ResponderEliminar
  16. No se puede suprimir sus instintos, los gatos quizás ahora matan por diversión y ya no por hambre.

    Me apeno un poco la muerte del pájaro. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Pobre pararillo, pues completamente de acuerdo contigo cuando dices que a Calixte la salio su lado humano..

    Te cuidas y no te olvides de tomar tu medicina (fijate que to estoy con dos inyeciones al día pero me aguanto jajaja)

    ResponderEliminar
  18. Awwww que triste por el pajarito Malquerida, pero creo que muchos igual habriamos temido a nuestra mascota, asi que no tengas pendiente, de alguna forma el pajarito ahora esta en un mejor lugar ;-)
    Van apapachos malque!!

    ResponderEliminar
  19. ASí son los animales: depredadores, pero nos ganan el corazón. Terry, mi perro, es una nobleza,los niños de la familia, se le acercan, le toman confianza, le tiran las barbas, y mi chau-chau, apenas gruñe...no los ataca, porque se le enseñó a ser noble, pero no puede ver un píchago, un cucarachero, porque son víctimas de boca demoledora...no vale grito,más puede su espíritu depredatorio, de los tiempos ancestrales, cuando era un animal silvestre y natural...es que algo queda de esa vida, donde había que conseguirse la comida como fuera, para no desaparecer.
    Ah¡, y hermoso tu Calixto, bellamente natural. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  20. nada se puede hacer contra el instinto cazador de un gato. más fácil sería hacer que dejara de maullar. es decir: imposible.

    besos.

    ResponderEliminar
  21. jajaja una vez mi perra atrapo a un pájaro y se lo comió.

    :/ me lo recordaste, también se comió a mi hamster. ¡Creo que debería de haberle dado de comer mas seguido!



















    RaWwWr!!!

    ResponderEliminar
  22. Es parecidísimo a mi gata, los mismos ojos y el pelaje, todo.
    Pobre pajarillo, pero es que lo s gatos son así, es su instinto, además, ellos son los dueños de la casa, lo tienen claro, al igual que deciden cuando hay que acariciarlos, o los mimos, porque es cuando ellos quieren.

    Besos, me ha gustado mucho la imagen.

    ResponderEliminar
  23. Mi perra casi atrapa un pajarito que debió caerse de un nido porque no volaba aún. Me dio un buen susto pero la frené a tiempo y lo dejó tranquilo. Pero otro día se coló en casa un ratón y me alegré que lo cazara. Supongo que la diferencia con cada animal será por cuestiones prácticas. El ratón nos echó a perder un paquete de magdalenas y el pájaro no había hecho nada. Pero para la perra era lo mismo. Una presa que perseguir.

    ResponderEliminar
  24. Sacó su instinto felino, es ley de vida
    Besos,niña.

    ResponderEliminar
  25. me mataste con eso de que sacó su lado humano, es que solo nosotros somos crueles pues, el animalito solo por instinto.

    ResponderEliminar
  26. quizás, todo ser humano tenga su ambivalencia y florece puntualmente.....

    ResponderEliminar
  27. El gato no mató porque sí, lo hace porque es parte de su naturaleza y, en parte, porque no sabría distinguir entre lo bueno y lo malo. El hombre, en cambio sí lo hace.
    No es culpa del gato que el pájaro haya muerto. Ninguno de los la tiene. Así como no debería de afectarte a tí la situación ya que nada podías hacer al respecto y si te sientes mal es sólo por convención cultural, nos enseñan a sentir empatía por los animales lastimados, por eso te sientes de ese modo.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  28. El gato hizo lo que debía, no te tortures jajajajaj. Beso, amiga.

    ResponderEliminar
  29. Los perros también lo hacen... el mío mato a dos... a uno lo salve, pero al parecer mi perro le metio el colmillo en el pecho, y al final no aguanto y murio...
    Así que creo que lo mejor, es tener una manta siempre a la mano, y cuando se pone violento taparla la cabeza y alejarlo del pájaro, así no te lastima, y deja de hacer lo que su instinto animal le hace hacer...
    besos y abrazos Malque..

    ResponderEliminar
  30. Siempre es triste ver morir a un pajarillo, pero bueno ellos son animales.
    Un beso para ti.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  32. Le falta su Melibea... por eso gasta energías en otros quehaceres ... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Qué penita mi Malque, pero el pajarito sabe que intestaste salvarlo. Y bueno Calixto es un gatito y tiene instinto de cazador. Pobre pajarito, pero ahora descansa en paz!

    Beso!

    ResponderEliminar
  34. ah el maravilloso instinto animal de matar, creo que si no hubieses estado presente el gatucho arrimado se habria lonchado al pajarraquin.

    o quisa el gato estaba lo suficientemente lleno del alimento que tu le das, solo que no pudo evitar cazar un bocadillo que al final no fue bocadillo por que su mismo instinto le dijo que ya estaba muy lleno y aunque la presa estaba servida, no habia necesidad de devorarla.

    instinto... esa maravillosa peculiaridad de los seres vivos.

    xhaludos doña!

    ResponderEliminar
  35. Yo tengo un gato muy muy muy tranquilo, hay veces que creo que es tonto, se deja hacer de todo...pero se vuelve loco si ve una mariposa, un pájaro se transforma en un tigre...
    Cogió a un gatito que yo me quedé por el cuello y me dio mucho mucho miedo, y veía al pqueñito sufrir cogí un palo y le pegaba al mio y ni aun así...le eché valor lo cogí por el cuello salve al pequeño y me mordió a mi, y la mordedura me duro varias semanas...mientras me duro el miedo no sabia q hacer...es difícil a veces decidir cuando te paraliza el miedo...

    ResponderEliminar
  36. Ash Malque, me desaparezco unas cuantas semanas y lo primero que entro a leer en tu blog es al malvado de Calixto haciendo de las suyas!!! Ash, no te sientas mal, Manny (mi schnauzer miniatura) hace lo mismo con los Zanates... pero es que ellos se comen sus croquetas, y vieras que tristeza me da :(

    Saludines!

    ResponderEliminar
  37. Yo creo que hacemos lo que podemos querida mía.
    No te tortures.
    Un beso

    ResponderEliminar
  38. Doña Malque Honga: qué noble ver que usted se conmueve por cualquier vida sin importar lo grande o chica que sea, pero los gatitos son máquinas de matar. Hay cosas que no podemos cambiar y debemos saber distinguirlas y aceptarlas, como esa famosa oración.

    ResponderEliminar
  39. no insultes a tan bello animal llamándolo comparándolo con los humanos, estoy seguro que lo hizo porque lo lleva en los genes, no por maldad.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje