Páginas

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Doña Viejita

Dice Doña Viejita que necesitamos mínimo ocho abrazos diarios para que nuestra necesidad de afecto esté cubierta.

Acabáramos, haberlo dicho antes si de abrazos se trata doy muchos virtuales.¡Soy muy feliz!

-No- dijo Doña Metiche digo Doña Podóloga, los abrazos virtuales no valen porque no se sienten.

-Aquesicierto- dije- si se sienten en el alma.

-Mira mi nena- dijo Doña Viejita -el chiste es que cuando abraces a alguien, tu corazón y el del que lo recibe deben juntarse.

-¿Para qué?-pregunté.

-Porque cuando los corazones se juntan el intercambio de energía es tal que te da para ser feliz durante un buen rato. Si das ocho al día te alcanza de la mañana hasta la noche.

-Mchálas Doña Viejita, yo nada más doy uno a mi hijo cuando se va a trabajar y usted quiere que de ocho ¿Pos ónde?

-Con razón tienes esa cara mi´jita.

Todavía estoy pensando qué cara habrá visto Doña Ruquita para decirme eso ¡Pos esta! Si no soy seria lo que pasa que  me río para mis adentros.






Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales