Páginas

domingo, 8 de septiembre de 2013

Arsenal de armas contra el aburrimiento

En casa hay muchas cosas que ya no ocupo. Objetos que sirven pero que están abandonadas, como mis libretas de cuando iba al curso de inglés y otros. También están cientos de hojas en blanco, plumones, pinturas, plumas y lápices que se cuentan por muchos.

Quería regalarlos a algún niño que les diera un mejor uso. Pensé en Tadeo pero no me decidía a darle mi arsenal de armas contra el aburrimiento.

El viernes -para tratar de entender La Divina Comedia que estoy leyendo- comencé a hacer un análisis de cada personaje y quien está en cada círculo del infierno.

Busqué una de esas libretas olvidadas, mi lapicera y comencé a escribir. Mi letra en desuso está un poco amodorrada por que casi no escribo a mano sino en la computadora. Espero mejore con el tiempo o mínimo sea entendible para cuando termine el análisis.

Bien, ¿A qué viene esta introducción tan efímeramente larga?

A que ayer estuve cuidando a La Bella.

Me da un poco de envidia lo feliz que Natalia se pone cuando ve a su abuelo o a Laura. Es que a mi me ve, se sonríe y sigue en lo suyo pero no corre a abrazarme ni nada de eso.

Bueno,

La cosa es que ayer me quedé con ella muchas horas. Sin saber cómo entretenerla le mostraba vídeos de cuando estaba pequeñita o sea hace unos meses, Natalia sigue siendo pequeñita.

Estaba ella un poco aburrida -yo más- la cosa no estaba funcionando pero de pronto ¡Oh! ¡Se me prendiò el foco!

Recordé que tenía su disco de canciones infantiles. Cuando lo empezó a escuchar se puso muy contenta. Comencé a cantar y a bailar en la sala.
Después saqué dos discos que tengo guardados de cuando su papá era niño.
Yo seguía bailando mientras ella me veía. -¡Canta Natalia!- le dije. Entonces ella empezó a tararear y a seguir mis pasos de baile.

Cuando me cansé -a la segunda melodía- saqué mis plumones y le di unas hojas en blanco. Nunca la había visto tan feliz estando sola conmigo. Se puso a dibujar hasta que llegaron sus papás.
Estoy sembrando en La Bella, la simiente de la imaginación, algo de lo que tengo en demasía sin que suene a presunción.

Fui feliz porque es la primera vez que la dejan conmigo y no se la pasa llorando. Cierto que no quiso comer, pero bueno su mamá se encargó de ello.

Estoy cumpliendo mi sueño truncado de ser maestra en Natalia y de paso ella es feliz conmigo. Yo soy feliz con ella y todos somos felices, de eso se trata la vida. 

¿Bien, no? 









27 comentarios:

  1. La verdad es que cuando has empezado a nombrar tu arsenal he pensado en Natalia. En el partido que podía sacarle. Luego he visto que tú habías tenido la misma ocurrencia.
    Puedes estar tranquila, que no vamos a pensar que eres presumida por decir que tienes imaginación. Quizá si hubieras dicho que no lo tenías hubiésemos pensado que era falsa modestia, porque imaginación se llama malque.
    Por cierto, que te he mandado dos veces aquello que te dije. Quizá lo tengas como correo no deseado. Cuando puedas me dices lo que sea a través de la misma dirección: quijano53@hotmail.com
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es que solo faltaba la confianza en ti. Eres maravillosamente creativa y con un solo empujoncito pudiste hacer mucho !!! Natalia te ama, pero como todo niño, necesita un poquito de motivación !!! Bien !!
    Te quiero bonita !!

    Me haces falta en el facebook !

    ResponderEliminar
  3. yo traigo muchas ganas de jugar un turista ;D pero bien, sin trampas que dure horas hahaha

    Buena semana chica

    ResponderEliminar
  4. Muy, muy, muy biennnnnn!!!!!

    Esto está mejorando.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. En efecto Malque, de ello se trata la vida y que padre que hayas encontrado un modo de inculcar le tan bonita experiencia como lo es el plasmar lo que se imagina, es algo que disfrutan las dos y creara un gran vínculo que llevara de por vida :-)
    Van apapachos y besos!!

    ResponderEliminar
  6. Seguro que Natalia tendrá muchos puntos en común contigo, y sino al tiempo...
    Besos, buen domingo amiga

    ResponderEliminar
  7. De eso se trata, Malque, efectivamente.

    Es imposible que una persona como tú con esa imaginación, no sepa cómo entretener a la nietecita, a ellos, cuando son pequeños, les gusta que los adultos nos comportemos como niños también, así concectan antes y si encima está el amor por medio, ya ni te cuento.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  8. A veces pienso, cuando juego con un niño, si en 57 años más se acordará de llevarme flores a la tumba.
    Pero el momento es único, así que te felicito, maestra.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Que fuerza para aguantar niños Malque!

    Y lo de la letra, siempre me pasa a mi... O de plano, mi letra es fea :c

    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Los bebes son una maravilla, solo es cuestión de encontrar lo que le gusta, y se encariñan muy rapido y uno con ellos...

    y con tu imaginación uff seguro esa nena te adorara

    ResponderEliminar
  11. poco a poco se llega lejos.
    tal parece que has dado en el clavo debido a una muy buena estrategia.

    besos.

    ResponderEliminar
  12. Quedarme solo con Elmito, antes de cumplir los dos años, era demasiada responsabilidad para mi, ahora a punto de cumplir 3 sé que si nos quedamos solos la vamos a pasar bien.

    ResponderEliminar
  13. Oh Malque

    conozco en la universidad a un grupo que se propuso leer la Divina Comedioa en tres años, analizando cada uno de los personajes y los simbolos que rodean a esa monumental obra, el trabajo que te has propuesto debe ser muy interesante eh.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Que bien! que todo siga mejorando, un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. ahora les dan la tablet a los niños, y ellos usper entretenidos, que mejor q tratar de tenerlos ocupados usando su imaginación.

    ResponderEliminar
  16. Me recordaste la primera vez que me dejaron a mí sobrino para cuidar, solo que el si se la pasó llorando, y no ha superado el trauma... ¬¬

    ResponderEliminar
  17. La vida se trata de ser felices!!!
    Ese es el truco!

    Beso mi reina!

    ResponderEliminar
  18. Hola mi amiga , malquerida perdon por no resaltar las letras , la verdad es que estoy un poco baga , jajaja como decia una entrada muy tierna y dulce , sabes a mi los niños me gustan mucho y yo habria disfrutado como una enana ,jajaja gracias por compartir , esta bonita entrada besos de tu amiga Flor.

    Y gracias , por pasar a verme en el posdado de verano 2013 , eres un amor de amiga .

    ResponderEliminar
  19. Sembrar imaginación... :) Seguro que eres muy buena maestra para eso, y Natalia te estará siempre agradecida. Aparte lo bien que se lo pasa aprendiendo :)

    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  20. Que lindo! Mi abuela me daba tizas y podía usar las paredes para pintar, sobre todo al comienzo del verano! Donde luego obligaba a mis tios a pintar el patio para limpiar las manchas que dejan las lluvias! Luego me llevaba a los bailes de su pueblo!

    ResponderEliminar
  21. Sí, en su tiempo tenía por ahí de setenta comentarios por post, y posteaba mucho, pero esos tiempos ya fueron jaja, mi user de Twitter es Xavy_R y que encanto que te hayas dado una vuelta por el revivido give me a break, besos.

    ResponderEliminar
  22. me alegro que se hayan complementado.... en unos años la leeremos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Tengo mucha imaginación pero al querer plasmarla se esfuma y a ti se ve que se da tan bien y no se te va para ningún lado que no puedas atraparla.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje