Páginas

martes, 16 de abril de 2013

Come on feel the noise






Enseñar a tocar a Natalia está siendo muy divertido. Como todo niña no quiere que le marquen el ritmo, lo lleva sola. Sin dejar que le enseñen marca el un dos tres con su piecesito derecho.

Para distraerla de un berrinche le dejé que tocara mi teclado. Al oír las primeras notas se quedó muy quieta y sonrío.
Primero vio como manipulé los botones, después empecé a tocar ¨Para Elisa¨ , la melodía que me sé muy bien. Se me quedó viendo -como acostumbra- y con sus manecitas acariciaba las teclas.
Cuando Barry le puso acompañamiento salió el ritmo -herencia del abuelo- que lleva dentro. Empezó a agitar la cabeza mientras aporreaba las teclas llevando el ritmo con los pies.

Por la forma de tocar parece que será rockera como en los lejanos tiempos su abuela lo fue. Ese teclado es la herencia que le voy a dejar para que saque la sensibilidad que lleva dentro porque Natalia le dará duro al teclado pero es un alma sensible, lo pude ver ayer cuando su mano acarició mi cara y viéndome con esos ojitos que me derriten me dijo: Abueita y me besó.








24 comentarios:

  1. La música amansa las fieras ;)

    Muy tierno, reina.

    Un abrazo


    PD: El tema de Quiet Riot fue hit total un año, cuando yo era un preadolescente.

    ResponderEliminar
  2. Oh por Dios!!! Qué tierna la bella!!!
    La bella Rocks!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Que hermoso esto! sin duda esa nena heredará el gran talento y la bella sensibilidad de su abuela. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Recuerdas cuando no te hacía ni caso? Los niños son inteligentes y terminan sabiendo quien los quiere de verdad.
    No te olvides de enseñarle también el otro teclado. Ese con letras que tan bien maneja su abuela.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Salio el cariño :) sensibles las dos :) :), miles de abrazos, para la abuelita y para Natalia

    ResponderEliminar
  6. un post lleno de ternura alegria y gozo de la vida misma...

    que abuelo no se derrite ante un nieto que lo sigue y trata de seguir sus pasos con el ejemplo ....

    y mas aun despues de que ese nieto besa al abuelo.

    saludos

    ResponderEliminar
  7. Es una bella muy bella anécdota. Deberías enseñarle a tocar, con suerte se vuelve como esas niñas coreanas que lanzan en producción en masa y saca su disco y ganas dinero y la explotas jajaja.













    RaWwWR!!!

    ResponderEliminar
  8. Y tu te derretiste...:)
    L@s viej@s roquer@s nunca mueren...:)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  9. ¡Que linda! seguro ha heredado de los dos. L@s niet@s, son el mejor regalo que nos da la vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. si la pones a escuchar a beethoven desde tan niña en verdad que te puede salir toda una rockera pues, muchos consideran a beethoven el padre del rock.
    besos.

    ResponderEliminar
  11. que lindo, ahora tienen algo más que compartir y siempre te tendrá presente cuando sea toda una rockera!!!

    Saludotes Malque

    ResponderEliminar
  12. Como me gusta leerte¡
    Bss a las dos.

    ResponderEliminar
  13. Muy lindo relato de un acto cotidiano en la especial relación abuela/nieta.

    Que la disfrutes mucho, ahora que ya ha descubierto cuantas cosas puede aprender de su abuela.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  14. Que preciosos, que orgullo ver a tu nieta tocar, marcar, o lo que sea. Besicos.

    ResponderEliminar
  15. Qué divina!! Me imagino la alegría que te debe producir verla ahí, tocando...
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Que tierna imagen, y que la disfrutes muchos años.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Casi lloro, mi Malque.

    Ella te ama y me da gusto que está empezando amar la música.

    Bonito post.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Es lo que pasa con los niñitos, que derriten. Me gustó el titulo, muy original, Come on feel the noise, y también me gusta la canción. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. ¡Snif!...

    Que momento de encuentro tan bonito:

    "...su mano acarició mi cara y viéndome con esos ojitos que me derriten me dijo: Abueita y me besó".

    Esos magicos, unicos e irrepetibles momentos en que un alma se ve reflejada en la otra. Eso es inolvidable.
    Todos sabemos que han de aparecer diafanos todos los quereres, dentro de pocos años pero, este momento que describes, ese encuentro con el amor grande y la inocencia entera...
    ...eso nos captura para siempre.

    Ahi, compi, tambien esta tu mama. En esa misma mirada, en ese mismo encuentro. Solo que tu ya no lo recuerdas.

    Bss, compita ¡Muas!

    Sarva mangalam :)
    Namasté.

    ResponderEliminar
  20. Jajaja que linda!! Quien como ella! Yo estoy negado para la música! Es realmente terrible!! Yo quería aprender sobre música, pero me he dado cuenta que no tengo las aptitudes para eso, ya lo asimile!! OOh me imagine el besito que te dio! Disfruta cada segundo! Y enséñale todo lo que puedas!!!!

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje