Páginas

martes, 30 de octubre de 2012

Corazón lacerado por un duendecillo y otros asuntos menores







Empezar porque sí.

*Ayer una tipa cliente de Barry me vino a amenazar con que va a ser un escándalo en mi casa si Barry no atiende a su mamá.
Me mantuve serena y no le dije lo que se merecía porque soy decente pero si le dije a Barry. Él arregló el asunto hoy en la mañana. La tipa no sabe que tengo un superhéroe y que nadie se puede meter conmigo. Él habló y seguro la tipa se sintió cucaracha mordida por roedores. 

*Los últimos días, La Bella ha estado muy renuente a quedarse conmigo. Si estiro mis manos para abrazarla, con su manecita me empuja y me dice: ¡No no no no! Con su dedito así como cuando le digo que no se suba las escaleras, me dice ¡No no no no!
Natalia es el ser más hermoso del mundo y su actitud lacera mi corazón y lastima mis sentidos. El sábado casi me hace llorar. Casi pero no lloré... hasta ahorita que estoy escribiendo esto.
Si yo tanto, tanto, tanto que la quiero y ella sólo se va con Barry o con su mamá o con su papá o con Laura, ah no tampoco con ella se va porque no juega mucho.
Me tiene machacado el corazón. Entiendo que es una bebé y por eso me duele más porque ella no sabe mentir. No le gusta estar conmigo y es todo. Cruel pero verdadero.
Y yo lloro porque no sé cómo hacerla que me quiera. Obligarla no puedo.
Si las abuelas son tan sabias por qué no inventaron algo para que las nietas Natalias quieran a sus abuelitas Flor de María.
Se ha vuelto caprichosa así como su abuela. Lo bueno que sus papás saben cómo hacer para ir encaminándola.
Mientras tanto yo lloro porque se alegra, me sonríe y me grita muchas cosas en su lengua japonesa cuando se va a su casa muy feliz.
Le mando besos y la despido con sonrisas pero con un corazón apretujado.

*Escribí una carta para leerla el jueves que termina lo de la abuela pero si digo todo lo que pienso voy a meter en problemas a mi familia empezando por Barry.
Él quería que les leyera algunas cosas que escribí hace tiempo para ella pero mejor no lo haré. En ocasiones la verdad duele más que una mentira así que mejor me callo.

*Volvió la migraña y la cabeza estalla por cualquier cosa. Ya ni escucho música, para qué si es deprimente.

*Compré un tinte color avellana porque pensé que era lo mismo que el color almendra. Supe que no era igual cuando vi mi cabeza color chocolate.
Soy un chocolatote pero nadie me quiere comer.

Acabar no sé cuándo...

He cambiado tanto estos días que ni yo me reconozco. 
Quiero tomar café refresco, comer todo lo que desee sin prohibiciones. Pero debo tener fuerza de voluntad y no comer más que lo necesario ¿Por qué ha nadie se le ha ocurrido vender fuerza de voluntad en grageas? Le compro todas.

En tanto todo pasa voy a ver qué hago.

Hoy no estoy para nadie ni siquiera para el alma atormentada que me cargo. Necesito a mi terapeuta o mis chochos salvadores.
Necesito algo que ni yo misma sé y que no venden en ningún sitio.















25 comentarios:

  1. Así son ellos, y sólo hay que dejarlos andar...

    ResponderEliminar
  2. Los niños, tienen cada cosa que sólo ellos en su propia cabeza entienden. Se le pasará cuando menos lo imagines.

    Y en cuanto a la fuerza de voluntad, anda de huelga en estos días para el mundo entero creo. Me falta una buena poca de ella. La buscamos juntas?

    Beso!

    ResponderEliminar
  3. Si, lo mao no es que no lo venden en ningún sitio, es que no se fabrica...
    Dile a la puta migraña que se vaya al coño de su madre!!!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Los niños a veces son crueles con quien les quiere. Si controlas un poco tus muestras de afecto, que quizá le están agobiando, quizá sea ella la que te las pida. Aunque… no me hagas caso del todo, porque no tengo ni idea.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. La verdad si se siente feo cuando una de esas pequeñas personitas te ignora (sobre todo cuando las quieres tanto), a mi me ha pasado con mi sobrina, pero ya me acostumbré, y también la ignoro (aunque me duela jeje), después de un rato ella misma se acerca y volvemos a ser los mismos de siempre :B jeje... mi madre si resiente más eso.

    Lo bueno es que se les pasa pronto, ya verás que después regresará y volverá a abrazarte como siempre :3

    Saludos, mi muy estimada Flor n__n (Si, hoy ando saludando a todos por su nombre :P jejeje)

    Peace&Love

    ResponderEliminar
  6. No te preocupes, asi son los niños.

    para la migraña prueba el Jengibre ya sea molido o rallado, puedes ponerlo en tu comida de diario, y veras como disminuyen.

    De cualquier manera te debes ver muy bien con tu pelo de nutella. :D

    ResponderEliminar
  7. mmm, tal vez Natalia esta en su etapa de mi abuelita no, deja de hacerle un poquito de caso y veras como reacciona...así son los pequeños..besote!!!

    ResponderEliminar
  8. Asi son los niños,un tanto caprichosos, ya se le pasará.

    un abraXo!

    ResponderEliminar
  9. Es una niña, y sé que te ama. A su manera pero te ama y pienso que ahorita está en la edad de descubrimiento, de aferrarse a las personas con las que siempre convive. (papás)

    Pero conforme vaya creciendo te irá amando más.

    Y lo serás todo para ella.

    Yo lo sé.

    Un abrazo, mi malque.

    ResponderEliminar
  10. Eres tan tierna, Flor... Oye, mi reina! La Bella es sólo una niña!!! Y los niños son volubles. Ya verás como vuelve solita! Mientras tanto y como decimos en Argentina, haz "tripas corazón" y aguanta la tormenta. Ya saldrá el sol!
    Besos porteños, bella mujer! :)

    ResponderEliminar
  11. "No sé lo que queiro, pero lo quierooo.. ¡ya!" ♫

    También me laceraste el corazón a mí con lo que escribiste sobre la Bella.(igual, una llaga mas...)
    Ya se va a acomodar. Tristeza tem fim :)

    Saludos, Reina

    ResponderEliminar
  12. Es sólo una niña y es seguro que te adora, sólo dale tiempo, no llore mi malque! un abrazote!

    ResponderEliminar
  13. Los niños son duros en su inocencia, no debes tomarlo tan a pecho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Un texto con tus sentires. Especialmente esa devoción por los niños.Me atrapa el tono confesional, que gtus cosas parecen las cosas que duelen adentro, de todos. Un abrazo. Carlos.

    ResponderEliminar
  15. Estoy de acuerdo con Macondo, los niños son crueles aún sin saber que lo son. Entiendo muy bien lo que sientes, creo que es epidemia, mi nieta Lía hace días que me rechaza, me calla, no deja que la cargue, me avienta con su manita.
    Espero que solo sean días para ti, no me gusta sentirte triste.
    Gracias por contestaren en el twitter no se como usarlo, se me ocurre escribir y darle click a no se donde y hubo respuesta !Gracias.
    Te dejo un abrazo super apretado !!

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado lo de tu nietecita, mira que no sé por qué me has recordado tú con su misma edad. Malque te veo a ti, creo que eras así, con mucha personalidad, como pasando, pero el día que se te entregue prepárate porque te desbordará; las personalidades auténticas no se andan con medias tintas.

    Un cariñoso abrazo :)

    ResponderEliminar
  17. dale su tiempo, es una nena como tu dices... aun no se da cuenta de las cosas... seguro después será una de las que mas te apapache! y bueno arriba los cambios!

    ResponderEliminar
  18. De todo lo demás no te puedo aconsejar, pero de La Bella sí te puedo decir como niño que hace no mucho fuí que ella apenas está aprendiendo a poner límites y está experimentando con el poder de la palabra.
    A veces ayuda nomás bajarle un poquito a la efusividad del querer nomás para no empalagar a los que amamos, pero desgraciadamente (¿o afortunadamente?) estamos muy malacostumbrados a las muestras de cariño constantes (por eso siento que me vendría bien un gato para aprender a ser sobrio y necesitar menos atenciones).

    ResponderEliminar
  19. Tratar de entender a los niños es imposible
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. No se han inventado la pildoras de "Fuerza de Voluntad" para evitar que cualquiera pierda su propia fuerza y aprenda a ejercitar su propia voluntad.
    Y, hablando de voluntades: eso es lo que le ocurre a La Bella: expresa su voluntad. A ti, sabe que ya te tiene ganada; ahora, quiere conquistar otros corazones de entre los cuales, el de Barry; las feminas sois asi. Lastima que tu hallas perdido -como todas- la memoria de eso. Eso si, tranquilizate; los amores filiales son como el mar: unos indecisos; ahora vienen,... ahora van,... pero, siempre son nuestro mar, nuestras olas y, su espuma, nuestro corazon, que burbujea de alegria cda vez que los tenemos cerca.
    ¿Me equivoco?

    Sarva mangalam
    Namasté.

    ResponderEliminar
  21. Peerdooon... queria escribir "hayas" pero, el subconsciente, la ignorancia y la imperfeccion personales, se han aliado en un minuto y... en fin. Solo era una fe de erratisimas.

    Bss.-

    Namasté.

    ResponderEliminar
  22. Malque, mucha fuerza, con tu dieta, louego con tu corazón, te dire que los grandotes, tenemos días alegres y no tan alegres, días para abrazar, y días como queremos estar un poquito mas solitos... y aun así muchas veces, ni nosostros mismos no nos entedemos... cómo es qués queremos que es pedacito de cielo, sepa lo produceun "no, no, no"... ni lo piensa, ni lo sienta... su mundo empieza a abrirse, por ello es quetu amor, es tan importante que siempre este, miles de abrazos, TQM

    ResponderEliminar
  23. Si te quiere y mucho, son etapas de los niños.

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje