Páginas

sábado, 6 de octubre de 2012

Ángel de la Guarda en paro




Mi libro en borrador


¿Qué hacer en un día largo cuando no hay nada que me cause interés?

Leer, arreglar mil y una veces mi casa. 

Escribir o quejarme pero cuando no hay nadie que me haga caso no vale la pena.

Y aquí estoy frente a mi máquina tratando de darle un poco de sentido a mi vida. No, no estoy loca. Para muchos es una locura pensar que la virtualidad le dé sentido a una vida. A la mía si.

Estaba pensando que hay muchas cosas que me avergüenzan como la de creer que podía escribir un libro. Hace un momento dije en twitter del cómo soy capaz de pensar eso si ni siquiera puedo esculpir mi propio destino.

Hace casi cuatro años comencé a escribir sin saber hacerlo. No digo que ya sepa pero lo hago mejor. ¨La práctica hace al maestro¨ me dijo un querido amigo. No soy maestra pero he practicado un chingo.
En diciembre de 2009 -año crucial en mi vida- me regalaron el proyecto de mi libro que no puede aún ver la luz.
Quién sabe si me alcance la vida para verlo impreso pero sin que suene a locura quiero dejarle a Natalia el libro de mis memorias. Esa niña debe aprender de mis errores para que ella no los cometa.
Puedo hacerlo -soy capaz- pero cuando leo lo escrito me avergüenza porque siento que son puras pendejadas.

Me juzgo muy duro, no me salvo de mi propia guillotina. 

Dicen que no me quiero pero yo sé que si. Me gusta lo dura que soy porque eso me ha salvado de salir lastimada en muchas ocasiones aunque ha delimitado mi círculo de amistades.
Soy muy exigente, requiero demasiada atención. Demandante en extremo, nadie me aguanta, ni yo. Mamona en grado superlativo.
Cuando me buscan no estoy quizás por eso me abstengo de buscar. No soy capaz de ser el Ángel de la Guarda de nadie.

No imagino que eso sea un trauma que cargue de los muchos que tengo pero me aísla. No recuerdo que de pequeña no me hayan prestado atención como para que a estas alturas resurjan los traumas infantiles. Algo que tuve en demasía fue exceso de atención.
Bastaba estornudar para que mis padres se pusieran en alerta y extremaran sus cuidados en mi persona. No se los reprocho, yo hubiera hecho lo mismo pero me hice enfermiza a fuerza de chantajes.
No sé de qué manera podía hacer que me diera fiebre o que me saliera sangre cuando veía venir un castigo. La mente -mi mente- es muy poderosa. De tal manera que yo misma provoco las enfermedades que me aquejan. ¿Cómo? Lo estoy investigando.

No he perdido de nuevo el interés en la vida -El Ángel de la Guarda se encarga que no lo haga- pero trato de mantenerme ocupada para que eso no suceda.
Haber pensado alguna vez en el suicidio es otra cosa que me avergüenza.

Dicen que el pasado ya no existe y estoy de acuerdo aunque algunas noches se me rebele metido en mi cama y no pueda hacer nada porque tengo las manos atadas.

Tampoco acepto que me digan qué hacer. Decirme ¨Haz esto¨ me obliga a no hacerlo aunque me lo pidan por favor. 
El hecho de casi obligarme a algo me nubla la mente y me cierro ante todo sin querer saber razones. La poca paciencia que tengo hace a la gente a alejarse de mí. Yo no huyo porque soy en quien más confío.

Tengo el grave problema de destapar mis traumas cuando tengo mucho tiempo por delante. ¿Qué me orilla a ello? Que se que alguien me está poniendo atención.
Se lee muy maquiavélico pero no, soy una mujer solitaria sin nada mejor qué hacer que escribir sus loqueras. Seguir redactando mis delirios es una cosa que me sale muy bien.













26 comentarios:

  1. Cuando comienzas un texto con 'bueno, no sabía qué hacer y...', sé que se viene algo interesante, eres una gran contadora, sacas de la nada un milagro.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  2. Escribir está muy bien, y además, usted lo hace de manera precisa y a veces preciosa. De manera que en días así...

    ResponderEliminar
  3. A mi mecuesta tanto hablar de mi, mas bien traducir en palabras lo que siento....somos muchas las solitarias que encuentran algo de consuelo en su blog, a mi me pasa eso....escribes muy bien....beso enorme!

    ResponderEliminar
  4. bah! a la verga!


    una de las cosas que me cagan es que me hagan perder mi tiempo o saber que un tiempo que invertí en algo va a servir para siete chingadas.

    ResponderEliminar
  5. Nada de loqueras!!! Escribes como los Dioses, y ni qué decir de tus cuentos. De colección mi querida "mal"querida.

    Creo que todos tenemos proyectos inconclusos. Yo sueño con emitir un pequeño libro con recuerdos de mi padre... no sé si algún día lo haga, pero la intención está.

    Algún día veremos nuestros libros y nos firmaremos las tapas... algún día!

    Un beso!!!

    ResponderEliminar

  6. Te leí hace rato pero no pude comentar nada porque tu texto me fue demasiado personal... quiero decir que me lo puse y me quedó, especialmente hoy. Me identifique más de lo que tu crees.

    Hay lógica en lo que dices pero... escribe, sigue escribiendo, quizá ese es tu motivo y tu desarrollo...

    aunque te de risa coincido en algo con el inútil de Xhabyro... no analises demasiado, mejor cambia gradualmente lo que te suene mal de ti misma.. aunque cuestre trabajo... quiero decir, experimenta... esto es un laboratorio en el cual todos salimos mal parados... pero todo es proceso... aquí no hay resultados.

    ResponderEliminar

  7. Te voy a decir lo que alguna vez le dije a Jolie...

    Que bien escribes cuando estás deprimida... jaja.

    Bueno... no estás deprimida pero sí conflictuada. Analítica.

    ResponderEliminar
  8. siempre hay una salida para salir adelante aunque parezca que todo lo tenemos en contra.
    besos.

    ResponderEliminar
  9. cuando no encuentras sentido a la vida es cuando debes dejar de buscar. que hueva tener que seguir un propósito diariamente a veces la vida simplemente "es"

    ResponderEliminar
  10. Pues amiga, mientras puedas, sigue haciendo lo que te de la real gana, eso solo lo podemos hacer unos cuantos elegidos, aunque nunca al 100% de lo que quisiéramos...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  11. Menos mal que siempre existirá algo por hacer, así tengamos que inventarlo.

    Creo que nunca debemos limitarlos. Y como por ahí te dijeron, la practica hará al maestro incluso puede superarlo. A la par que supera sus propias expectativas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Y porqué no? Si todo mundo escribe libros, tu también puedes

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Hola querida Flor!

    Gracias por tu correo y por acordarte de mi.
    Aun sigo viva y trato de que no muera mi otro blog, aunque ya me sea dificil escribir cosas personales.

    Mujer! tu escribes de una manera tan especial que el hacer tu libro no creo que te cuesta ningun trabajo, tienes una facilidad increible e hilvanas las letras de una manera muy especial que bien vale la pena que lo hagas.

    Recibe todo mi cariño y un fuerte abrazo

    Diana

    ResponderEliminar
  14. Querida Malque un consejito: quierete lo mas que puedas, no te juzgues con mucha dureza para eso están los otros
    Dejale a Natalia tus vivencia, aunque no te hagas ilusiones de evitar que cometa errores, se aprende de los propios errores
    Escribe ese libro, no creo que te cueste mucho, fijatelo como proyecto
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Me encanta lo que escribes, desde un yo como narración personal que se hace creíble, y desnuda ese humor sardónico de tus textos. Un beso. Carlos

    ResponderEliminar
  16. A mí me tienes fascinado.
    No es un halago.
    Alucino con tu capacidad de autoanalisis.
    Y con el rigor que la ejecutas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. El ego, es asi. :)

    Om Mani Pemme Hung...

    Namasté.

    ResponderEliminar
  18. Te diré que no nos cuentes tus cosas porque no nos interesan, no vaya a ser que dejes de hacerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Sinceramente creo que tienes un gran talento para escribir, a mi en lo personal haces que entre en tus letras.
    Sola... tal vez todos en algún momento nos sentimos así... pero en ti es genial porque escribes mejor y nos transmites un bonito sentimiento.

    ResponderEliminar
  20. Querida Flon,
    Como te va la vida?, espero que muy bien! =D
    Solo pase a dejarte besos de mil colores y por favor ya no escribas "puras pendejadas"... mira que me haz hecho reir tan temprano. No solo te admiro, eres como la hermana mayor que nunca tendre.
    Porfas. dime de quien es: Prometo besar cada lunar que hace lugar en tu cuerpo, perder la cuenta y comenzar de nuevo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Mi Malquerida tan querida yo quiero leer tus memorias :D

    ResponderEliminar
  22. Gracias, amiga. Sabes que tus palabras me son un alivio, un recuerdo marcado por la esperanza de que estás ahí,en ese espacio, en ese yo. Eres admirable, mi gran amiga. Siento tan cerca cada comentario. Te escribo con el corazón.

    Amiga, ¿me permites abrazarte y decirte algo: ¡Gracias por existir y compartirme tus palabras.

    ResponderEliminar
  23. ¡¡¡¡¡Te amo, amiga!!!!! Amo la humanidad, amo mis sentimientos, amo la vida, amo.... Confieso que he amado.

    Pepe.

    ResponderEliminar
  24. siempre es bueno escribir y contar lo que uno siente.

    abrazos Malquerida

    ResponderEliminar
  25. Me pasa a veces igual... ser la mas DURA conmigo misma... y es que uno sabe no? cuando puede hacerlo mejor... y se pide mucho mas... pero sabes, tu si escribes bien bonito, tus cuentos que apenas he empezado a leerlos me han tenido atada a tu blog, por algo sigo viniendo... =) Beso enorme... y a despertar a ese angel! que no ha estado haciendo bien su trabajo.

    ResponderEliminar
  26. Que emocionante que ya tengas un borrador, yo tambien he pensado en escribir un libro, esta en mi lista de 5 cosas por hacer antes de morir jajaja, mi sueño dorado.

    Yo pense que si Niurka hizo un libro, entonces yo tambien puedo.

    Te mando un abrazote Malque =D

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje