Páginas

jueves, 16 de agosto de 2012

De finales felices y la historia de Laura








-Quiero ser la protagonista de uno de tus cuentos. Escríbeme un final feliz
Esta frase la encontré escrita en mi muro de facebook.

¿Cómo escribir un final feliz si pienso que los finales felices no existen?

Primero porque para alguien realista como yo es raro que los finales de mis cuentos lo sean.
Después porque quien me lo pidió es alguien muy especial a quien no puedo decir que no. Cumplir su deseo es algo que me puso en jaque.
Laura -quien me hizo la petición- estaba pasando por un muy mal momento cuando me escribió lo antes referido.

Héte aquí que pensé muchas historias, entre ellas la de una abejita reportera que se hizo periodista porque amaba mucho a un equipo de fútbol, al que sigue desde muy niña. Pero sentí muy manoseada la historia y la deseché.

Después pensé en La Gusana Ciega. Esta historia trata de una gusanita que admira mucho a un grupo musical, muere por ellos pero el final feliz no lo encontré a menos que haya sido cuando se tomó una foto con Daniel Gutiérrez el vocalista del grupo de La Gusana Ciega a quien conoce, aunque ella está enamorada de George el guitarrista del grupo. La historia no tiene final feliz tampoco aquí porque ama George no a Daniel con quien se tomó la foto. Si pero no.

Pensé entonces en hablar sobre una fantástica reportera que no se la cree que es muy buena porque trabajando en un mundo casi negado a las mujeres -deportes- tiene que abrirse camino a madrazo limpio porque no hay de otra.
No sé la cree aún cuando en su curriculo ha entrevistado a múltiples personalidades del deporte, ella lo toma como parte de su trabajo y no le da mucha importancia. Yo me volvería loca si entrevistara a Ronaldo o a cualquier otro tipo así.
Tuvo la oportunidad el sábado pasado de hacer su primera transmisión para una estación muy importante de radio pero esa historia no tiene final feliz porque no acaba debido a que es el trabajo que ella ejerce hoy en día. Yo digo que es el principio de algo por lo que siempre ha luchado y que es el ser la mejor en su trabajo. No hay final feliz porque esto aún no termina.

Lo último que se me ocurrió fue la historia de una muchacha de rizos negros y ojos de ensueño que trata de encontrar al amor de su vida.
Sucede que el amor ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Poca gente es afortunada en encontrar a su media naranja. Laura es una de ellas y no entiende por qué.
Es entregada, amorosa, apasionada, divertida pero con todo eso no encuentra el amor ideal. 
Cuando cree estar enamorada y haber encontrado el amor, algo sucede que le rompe el corazón. Laura es una de esas personas que desea tener a alguien a su lado cada mañana pero al paso de los años la idea la va desechando porque los hombres son más reacios en tener un compromiso.
Y así cada vez que un tipo le rompe el corazón, la joven piensa que el amor no se hizo para ella. El final de esta historia aún no se escribe porque Laura sigue en la búsqueda de ese ser que cada vez tarda más en llegar.

Sucede que esta historia tampoco tiene final feliz.

Le digo a Laura que los finales felices no existen porque es un cuento que se inventaron desde el principio de los tiempos, que el final es cuando uno muere y todos debíamos ser felices porque tuvimos la oportunidad de disfrutarlos en vida. 
Desde pequeños nos han enseñado que cuando a alguien le llega la muerte debemos estar tristes y llorar sin consuelo en lugar de despedirlos con alegría, ese sí sería un final feliz. Despedirnos con sonrisas, música y fiesta sería el mayor logro para las personas que transitamos por este mundo. Pero no, aí tenemos que estar llorando como si deveras nos doliera si en vida no los aguantábamos a muchos de los que se van.

No sé cómo hacerle entender a Laura que cada día no hay que buscar un final sino un principio. Cada día amanecer pensando que todo va a ir mejor y que si ayer no llegó el sujeto esperado puede que hoy llegue pero que no lo espere, él llegará cuando tenga que llegar.

Es frustrante para mi hacerle entender que debe tener paciencia aún cuando yo no la tengo. Que si la vida tiene preparada una sorpresa ésta llegará cuando tenga que llegar y que entonces cuando ella esté con la persona deseada no será un final feliz sino el principio de una historia por siempre esperada pero no me entiende.

Los finales felices no existen, son el principio de una historia y esa historia se está escribiendo, aún no termina porque te falta mucho por vivir Laura.
Cuando despiertes al lado de ese ser que tanto esperas no querrás que la historia termine, te darás cuenta que no hay finales felices sino principios gloriosos luego entonces tendrás lo que siempre has buscado: La felicidad.
Puede que tu felicidad sea Natalia, tus hermanos, tus padres pero la felicidad más importante no la has disfrutado, sin darte cuenta  ha estado contigo porque la has tenido todo el tiempo en tus manos y esa felicidad eres tu misma.








*Fotografía de Laura y Daniel de La Gusana Ciega,








27 comentarios:

  1. digamos que eso del final feliz es una mentira dentro de otra gran mentira somo son los cuentos de hadas que nos hicieron tragar de niñas a nosotras las mujeres, pintando una realidad que no existe, sobretodo acerca de la funcion de la mujer y de lo que se debe esperar en un hombre....no hay finales sino una continuidad de hechos dichosos que nos acercan a ese estado....besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. "Los finales felices no existen, son el principio de una historia y esa historia se está escribiendo, aún no termina porque te falta mucho por vivir"

    Me encantó tremendamente tu frase, en serio. ¡Excelente! Y es cierto, a quien le importa un final feliz, si de todas maneras es el final! es mucho mejor disfrutar el ahora, el presente, el instante de felicidad, el inicio del mismo! :D qué chevere. Definitivamente usaré tu frase para mi post de hoy :D Me ha inspirado gratamente. Muchas gracias por compartir esto. Saludos! ;)

    ResponderEliminar
  3. Los finales felices existen, según lo que acaba y para quien, aunque coincido contigo en que el final de una historia por lo general es el principio de otra, u otras, nomás es cosa de encontrarles el hilo.

    Me acordé de un micro que publiqué en mi changarro hace como un año.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  4. Ayer estuve charlando sobre eso con un amigo... a veces decimos cosas como, ya se acabaran los problemas pensando que las cosas son como en los cuentos, un día sin mas todo mejora, pero la vida no es así... le diría lo mismo que tu a Laura.. aunque para ser sincera, también busco ese final feliz... pero a diferencia de Laura, se que despues de tener a mi principe, quiero una nena... luego seguir y de ser princesa, ser madre, abuela... y seguir aprendiendo de la vida. mira a ver si tienes tiempo esto escribi hace un par de semanas... tuve buenas criticas! pero al final por si no puedes leerlo dice, despues de todo, cada final no es un final, sino un nuevo principio! http://www.kukulcandesign.com/194662y-despues-del-final-feliz/ Beso!!! <3

    ResponderEliminar
  5. Me encantó el post de principio a fin. Realmente cierto y puro. Los finales felices no existen porque no hay finales, solo comienzos. Y eso es lo mejor de todo porque siempre podemos volver a empezar.

    Te mando un super beso mi reina!

    ResponderEliminar
  6. Exacto, desde niñas quisieramos que nuestra vida fuera un cuento, quisieramos casarnos y al salir de la iglesia se escriba la palabra fin sobre la pantalla de nuestra vida.

    Me gusto mucho lo que escribiste, alguna vez me dijeron que yo buscaba desesperadamente al amor, sin saber que el amor era yo, asi lo escribiste tu. Nosotros somos la felicidad el amor el cariño el exito y todo lo que deseemos, solo si lo creemos. Solo si sabemos que no debemos buscar sino solo disfrutar.

    Un beso tremendo Ahijada!! me dio gusto entrar a Blogger y volver a leerte.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que el final feliz lo consigues cuando cortas la narración en un momento bueno y ya no te preocupas de lo que viene después. Los cuentos son como los días, que en un momento determinado son buenos, pero siempre llega alguien para joderlos. Por eso hay que cortarlos en el momento dulce en que ha surgido el amor (o lo que sea), antes de que la cenicienta se dé cuenta de que el príncipe es un borde y encima le huele el aliento. No hay que decir eso de “fueron felices y comieron perdices”, porque le quitas verosimilitud.

    ResponderEliminar
  8. Claro, la felicidad y el realizarse personalmente no está en encontrar la media naranja, la prueba es que muchos matrimonios fracasan precisamente por no realizarse los miembros de la pareja, yo para ella, me quería con esto que escribes:
    "No sé cómo hacerle entender a Laura que cada día no hay que buscar un final sino un principio. Cada día amanecer pensando que todo va a ir mejor y que si ayer no llegó el sujeto esperado puede que hoy llegue pero que no lo espere, él llegará cuando tenga que llegar."
    Besos y salud

    ResponderEliminar

  9. Estoy de acuerdo... el final feliz es algo de todos los días. Es algo interno. Y se vive a diario.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. yo tambien kiero un final frliz maLque!!!

    pero no lo encuentro...

    empiezo a creer como tu que esos hace mucho que caducaron

    ResponderEliminar
  11. Creo que lo feliz de mí, es mi historia.

    Trabajo para comenzar a creer que todo eso está dentro de mí.

    Gracias, mamá.

    ResponderEliminar
  12. Eso, mejor para la vida los finales felices...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. ssssssssss y que le cante "mi venus en la arena" ;D

    ResponderEliminar
  14. Me cae que me queda perfecto el saco.

    Uff, qué razón tienes!!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Malque, es un post muy real, los finales felices por suerte no existen, cada dia debemos armar momentos de felicidad
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. un final felizzzzzzz???? desde aqui te digo a ti mi malque y a lau...
    que mejor hay que ir escribiendo varios porque uno es aburrido


    todo el mundo quiere uno...
    cuando pueden ser tan diferentes :)


    besos a las dos

    ResponderEliminar
  17. De acuerdo contigo, la vida es siempre un inicio y un final, el inicio de una historia de amor, de una vida de madre, de novio, de esposo, el final de un tormento, de una tristeza, de un matrimonio, un poco cruel tu amiga el pedirte solo un final feliz, con lo aburridos que son! Sin embargo veo que lo has hecho muuuy bien! Me ha gustado muchísimo esta entrada!!

    ResponderEliminar
  18. tanto la felicidad como la tristeza están dentro de uno y sólo debemos escoger con cuál nos quedamos durante el día. un beso.

    ResponderEliminar
  19. Yo creo que hubo "final feliz" ¿Que opina laura.

    Saludos australes

    ResponderEliminar
  20. Pues yo digo que un final feliz solo en los cuentos;se lucha todos los días y por lo que he visto y oido de Laura es muy buena en lo que hace.
    Yo creo que debe estar más que orgullosa por saberse tan buena y creer realmente que lo es.
    A la gente linda y limpia como ella,siempre le llega algo maravilloso solo es cuestión de reconocer que es.
    Besos alevosos.

    ResponderEliminar
  21. Hermoso, malque.

    Y si es cierto, no hay finales felices.

    Porque siempre que empecemos a ser felices no será porque haya terminado si no porque apenas va iniciando.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Me encantooooó !!
    Pero no corten la magia, si hay finales felices, aunque luego la historia siga !!!

    ResponderEliminar
  23. Que te digo, simplemente me encanto esta entrada, y perdóname si no paso tan seguido como antes, pero ya volvió la vida ocupada :S

    Saludos, un abrazo muy fuerte y un beso bien tronado ;)

    ResponderEliminar
  24. Reptilio fue muy atinado: si me cantan "Venus en la arena" me caso.

    ResponderEliminar
  25. Sólo leer el enunciado pensaba orientar mi comentario a como has enfocado el post, y es que el final, por definición no es feliz, lo importante es conseguir una historia feliz con un final lo más tardío posible.

    ResponderEliminar
  26. Finales felices, ojalá todos lo sean.
    Besos.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje