Páginas

viernes, 10 de agosto de 2012

Algo así como un dedito pero es un pene chihuahueño





-¡Hey usted!- Sí, usted que me está leyendo, déjeme -permítame darle un consejo- y si no, igual se lo doy: Si tiene un par de chihuahuas a los que quiere como parte de su familia, déjeme decirle que tenga cuidado, sé por qué se lo digo, mire usted.

En noches de tormenta Benito Tiki -el gruñón de los chihuahuas- le tiene miedo a los rayos, truenos y relámpagos que las tormentas suelen traer consigo. Pues bien, lo que hace este perrito es subirse sin hacer ruido a la recámara, con ladridos quedito -para no molestar digo yo- le despierta para que le dé protección en su pecho. Pero ¡OJO!, ya le dije que Tiki es gruñón y muy enojón.
Pide que lo proteja pero no se pase de mimos, que él es viejo pero tiene su dignidad. Nada de decirle ¡Pobrecito mi perrito! ¡Mi Tikito tan pequeño! ni nada de eso que lastime su orgullo canino porque mire usted, se ha mimetizado tanto este can que cuando gruñe parece que dice ¡Grrr grau grsu grsrr puto! y en afán por ponerse a salvo del único diente que tiene, usted exclamará, ¡Oh pinche perro puto ´tonces qué chingados quieres? Por eso le digo que Benito se ha mimetizado tanto que ya se parece a su dueño.
Usted no me lo crea pero así es y si digo mentiras que le caiga un rayo. A usted, no a mi Tiki. O mejor que no le caiga nada no vaya a ser el diablo y me echen la culpa de volverse chicharrón.

Mire, puede pasar que su otro chihuahua -Babo Alejandro- tenga frío. Sin que usted se de cuenta ya que está perdido en el quinto sueño, se suba a su cama, se acurruque junto a usted metiendo la trompa entre su cara y su cuello y con un largo suspiro se quede dormido en menos que le cuento y usted lo abrace como si fuera un amante enamorado.

Pero ¡OJO! también con Babo Alejandro le puede ocurrir algo. Mire, le explico. Usted adormilado como se encuentra le empieza a acariciar la cabecita -sin albur- las orejitas, el lomito y todo eso que es acariciable en un chihuahua, algo así como el cuello.
Mire usted -ya le digo que tenga cuidado- porque si cree que le está acariciando el pellejo que le cuelga del cuello, fíjese bien porque puede ser que lo que usted acaricia no es eso que entre sueños piensa sino que dormido ha caído en el pene de Babo Alejandro que sin ninguna desfachatez ha abierto las cuatro patas para que usted termine el trabajo que empezó. Al sentir entre sus manos algo como un dedito y un poco duro, usted abrirá los ojos del tamaño de un plato -que no sé como se llaman pero es de esos grandotes- prenderá la lámpara de honguito que tiene en su buró y se dará cuenta que no era el pellejo lo que le sobababa a Babito. Entonces ante su gran sorpresa soltará un grito que se oirá hasta Berlín,  soltará el pene del can -que era lo que en realidad sobaba- y le dará un ataque de risa.

-El que hambre tiene, en pan piensa- le dirá el tipo llamado Barry que se encuentra a su lado, mientras usted con una agilidad que no sabía que tenía, corre al baño a lavar esas manitas que dios le dio.
-¡Aquí tengo uno que te gustará- dirá el sujeto al tiempo que acaricia su... chihuahua no sea mal pensado.
-¡Eres un gáznapiro de poca monta!- refunfuñará usted al tiempo que hace un mohín gracioso.

Así pues, tómese estos ejemplos para que si en algún futuro cercano llegase usted a tener chihuahuas, ya sabe lo que le espera.
Le doy estos consejos como buena tipa que soy y no ande acariciando a chihuahuas cogelones so pena que lo que sobe sea un pene chihuahueño.











26 comentarios:

  1. jajajajajajajaja qué hermosa foto y qué hermosos gruñones que no se dejan hacer tanto mimo porque son MACHOS! jajajajaja

    Ese Barry se pasa... y si tienes hambre Malque, a por él! jejeje

    Un beso para los 4!!!
    (Tú, Barry y los gruñones mañosones)

    ResponderEliminar
  2. O.O Pues sí que buscaba cariño don Babito, jajaja. Me quedo boquiabierto y ojiplático, jajaja. Por donde yo vivo hay un refrán que dice que "de la confianza al relajo todo es cuesta abajo", y ya se ve que es aplicable también a los perros, jajaja. Sí, hay que estar prevenidos, jajaja. Besos para todos.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, ay que Malque.

    He de decirte que no me gustan para nada los chihuahuas. :(

    Besos y buen viernes.

    :)

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado. Muy entrañable.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ayyyyy, jajajajajajajajajajajajajajajaja, me hiciste la tarde malque, jajajajajajajajaja
    Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja... esos consejos tan útiles y los comentarios de Barry me hicieron la tarde xD

    Saludos, mi estimada Malque

    Peace&Love

    ResponderEliminar
  7. Ja, ja ja como me hiciste reír.
    Yo tengo dos perritos, uno es maltés que mi hija rescató de la calle, otro french que mi hija encontró atropellado y una perrita french que encontré abandonada y tenía 7 mordidas, duermen bajo la cama de mi hija, pero le contaré no vaya a ser que le pase lo mismo. Ja, ja ja

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, lo tendremos en cuenta jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Naaaaa, Malque, eso era un claro mensaje subliminal pal Barry....
    jajjajajja!
    Que cochinis!
    jajajja!
    Ora si me hiciste reir!!
    saludotes cochinotes!!

    ResponderEliminar
  10. Pues no ha estado tan mal...
    Imaginarte que sueñas que es un caramelo y te despiertas chupándolo...jajaja
    ¡Puag! jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  11. jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja

    no manches MalQue, me hiciste reir mucho!!!!!


    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Buenos días Malque!!!! Gracias a esta entrada comienzo el día con una risa!!!! jajajajajaja!!! Besos desde el norte de España.

    ResponderEliminar
  13. Por suerte no tengo perros, Malque, pero lo voy a tener muy en cuenta si me quedo a dormir en la casa de algún amigo... con perro, claro ;)
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  14. este pirata no cerraría el único ojo que tiene ante esos canes. es más, de la puerta de mi camarote no pasan. besos.

    ResponderEliminar
  15. ¡Felicitaciones por los resultados para México en los JJOO sobre todo por esa medalla de oro de tanto mérito en el fútbol, yo disfruté como un enano viendo el partido!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  16. Yo tuve un cóquer. Qué malgeniados¡ A veces salía prendido de mi brazo, y decían los amigos: "tan simpática la mascotica", y no sabían que se había agarrado de mi brazo. porque estaba fúrica, y agarraba lo primero que encontraba, y siempre estaba yo, para sufrir su dentellada.

    Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  17. Vaya con el perrito.
    Cuidado con el "perrito" uno ya no sabe lo se puede esperar. Por lo pronto me queda con la carcajadota que me hiciste sacar.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. No importa que le teman a los rayos, tus perritos se ven feroces.... deben intimidar a posibles ladrones, jajaja.

    ResponderEliminar
  19. jajajajajjajjajajaj jajajjajaj me rei a mares!... muyyy weeeeno!!!! un aplauso!

    ResponderEliminar
  20. jajaaa Ay Malque Malque si quiero pasarla bien , me vengo aqui contigo! Eres tan divertida niña!
    :D

    ResponderEliminar
  21. QUe asquito.. un pene de chichuahueño
    eeewwww

    ResponderEliminar
  22. Qurida Flon, eso es amor a sus perros y no chingaderas! jaja.
    Solo pase a dejarte abrazos y besos de mil colores, chaus!

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje