Páginas

sábado, 7 de julio de 2012

Dias extraños





Ayer fue algo especial.

Al atardecer llovió muy fuerte, comenzaron a oírse ruidos extraños. Junto a mi escritorio, en mi recámara, en la cocina. Indago qué puede provocarlos pero no hay nada.
Hubo tormenta eléctrica, haciendo que se fuera la luz y los relámpagos iluminaran fantasmas en la sala y la recámara.
Hace un momento se escuchó algo muy fuerte, otra vez en mi escritorio. Fue la razón que dio pie a este escrito. Cuando suceden cosas extrañas las escribo, rompiendo mis pesadillas para que no lleguen al final.

Algo sucedió a media semana con Kiku.

Murió un vecino del departamento de arriba. Ella tuvo pesadillas. Pienso que pudo haberse sugestionado y esa fue la razón de su mal sueño.
Ayer La Bellita estaba rodeada de cojines en su cama para que no se cayera. Su mamá salió un momento de la recámara pero tuvo que regresar de inmediato cuando oyó el llanto de la niña. Al entrar, Natalia estaba llorando sentada en el suelo.
No se sabe bajar de la cama, nos preguntamos cómo es que llegó ahí. Los cojines no estaban movidos, ¿cómo es que se bajó si no sabe? Los hechos ocurren sin dar explicación.

Los días han sido raros, parece como si no hubieran pasado, no sé dónde quedaron. No hay huellas palpables de que los viví.
Las vigilias son constantes, puede ser que por eso no sepa donde quedaron esos días que he vivido entre brumas a la espera de algo que no llega.
Me pongo a pensar qué ocurrió el lunes o el martes o cualquier día y no tengo un hecho marcado que me haga recordarlo.
Ayer fue otro día de esos. Recuerdo vagamente que entré a twitter y comencé a dar #FF. Empecé con dos de los seguidores que siempre me leen y que no son del blog como la mayoría. Cuando me di cuenta los recuerdos llegaron a mi mente. Apareció @Rich Montero y con él los inicios de mi blog.
La música, el ambiente lluvioso, la soledad hicieron que me pusiera sensible. Me puse a escribir un agradecimiento a todos los que han caminado conmigo desde entonces. Los nombres comenzaron a aparecer, fueron tantos que al pensar que pudiese olvidar a alguno me hizo no publicarlo.

¨Agosto¨ de Los Héroes del Silencio le puso el toque final a la angustia y opresión que tenía en el pecho. Busqué a alguien con quien desahogarme pero era viernes, la mayoría de la gente se aleja de la computadora para vivir la vida real. Kiku estaba en el otro lado de la ciudad pendiente de mi pero hay ocasiones que necesito de alguien lejano para hablar.

Sin más, apagué la pc y seguí escuchando la música con el corazón hecho un trapo. Los ojos se me llenan de lágrimas. Recuerdo las pocas cosas que se quedan atoradas en mi cabeza y siento que algo va a pasar.
Mando un mensaje de auxilio a la medianoche el cual es respondido con prontitud dejándome un poco tranquila pero de nuevo la soledad y el silencio atacan lo más duro de mi: La conciencia.
Lloro sin explicación. Me envuelvo en el edredón para sentirme protegida y sin embargo tengo miedo. Me siento culpable de algo que no ubico o quizás mi subconsciente no me deja ver. Algo que no hice o no lo tengo registrado.
Algo raro hay en el ambiente, la experiencia me dice que los ruidos y los hechos extraños son aviso de algo fuera de mi entendimiento. Hay veces que quisiera ser uno de esos tantos objetos de mi escritorio, de mi casa.

Todo es tan extraño.
Cuando bajo la escaleras me miro al espejo para ver si existo pero la ausencia me dice que no estoy en mi, me quedé flotando en el ayer.
No hay nadie, estoy sola con los recuerdos rondándome como moscos prestos a picarme el vacío de mi existencia.
Tanta bruma y la claridad está al alcance de mi mano, filosofía barata que compré en los recorridos por los días extraños de mi vida.













22 comentarios:

  1. Si hay alguien, nomás hay que soplarle a la niebla que hay enfrente.

    Todos somos fantasmas, solo hay que aprender a andar por el suelo.

    Ya habrá tiempo para flotar.

    Un besote y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta cómo escribes.

    A veces nos sentimos tristes, pero pasa...

    ResponderEliminar
  3. Ah si... esos ruidos inexplicables, no dejan nada bueno

    por lo demás... yo coincido con Sucio Vagabundo, si hay alguien, solo que por las nubes, la niebla y todo el ambiente húmedo que deja la lluvia tal vez no se vea tan claro, pero de que hay alguien, lo hay

    :D

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Cuando tengas la necesidad de hablar mándame un mensaje en facebook ten por seguro que ahí estaré, Flor la vida es corta y debemos vivirla al máximo, de los hechos inexplicables no.sé que decir, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bienvenida a mi mundo de miedo y soledad, toma mi mano, yo seré tu guía. ;)

    ResponderEliminar
  6. Aquí también pasan cosas raras, a veces creo que el fantasma soy yo...
    Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Ángel:

    No entiendo si es ficción o qué, lo que escribís.

    Debería haber una explicación para las cosas, fuera tuyo o dentro.

    Sea como sea, te mandé algo por correo.

    Besos, querida Flor.

    ResponderEliminar
  8. Mira que te tengo dicho que la maría y la botella no son compatibles...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  9. Es una etapa por la que se tiene que pasar. La soledad asusta a los humanos.
    Pero no estás sola, tienes muchos amigos :)

    Perdona. He matado un pato en tu blog sin querer.

    Saludos.

    Areku Desings
    Brush Art Designs
    Deviantart
    Society6

    ResponderEliminar
  10. hay días en los que me pasa algo parecido, siento que no estoy sola pero por mas que expío no logro encontrar nada tangible, hay días en los que estos parecen más difíciles que otros, más tristes, mas pesados... sólo es necesario llegar a la noche y pasarlos, como las vallas, como las tormentas eléctricas... dejarlas atrás.
    abrazos Malquerida

    ResponderEliminar
  11. Las tormentas y sobre todas las electricas transforman los ambientes, inquietan a las personas
    Hay dias extraños
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. a veces, hasta los que pasamos más tiempo en la calle que en casa, tenemos días extraños.
    una vez le dije a carina que tenía "días bipolares": que a veces la pasaba muy bien en la vida real y no tan bien de vez en cuando en el mundo virtual de internet.
    un beso.

    ResponderEliminar
  13. No es tan malo !
    Y atodo pasa !
    Y sabes que no estas sola !
    :)
    besazos

    ResponderEliminar
  14. Tranquila mi Flor! Claro que no es agradable soportar estos días, pero ya pasará.
    Recuerda el vaso medio lleno y no la parte medio vacía.
    Usted es la Reina, caramba!!!
    Un abrazo bien apretado! :)

    ResponderEliminar
  15. Los dias son extraños........llenos de claro a las once, calido, y toque.......bello, bello roce, de amantes llevados al paso del goce, tan juntos, en siluetas, de noche............muy intenso, lleno de simbolos ,de besos......hermoso post, saludos = )

    ResponderEliminar
  16. Tranquila, son sensaciones que cargan esos días lluviosos.

    ResponderEliminar
  17. Auch Malquerida, en efecto mal plan por lo extraño de esos días, a levantar el ánimo y tomarlo con filosofía, que pensarlo mucho tampoco puede traer nada bueno, ánimo ;)
    Van apapachos y buena vibra :D

    ResponderEliminar
  18. Esta ya es la tercera vez que vengo espero que hoy si salga mi comentario :(

    Malque tu no eres la única yo estoy igual solo que no escucho ruidos

    Te mando un abrazo fuerte muy fuerte , estoy para servirte un beso querida Malque

    ResponderEliminar
  19. Me transportaste a otro mundo, de esos fantásticos, tétricos y delicados para el alma sensible.

    Bonito.

    (:

    ResponderEliminar
  20. Te entiendo tanto, tanto...
    Últimamente creo sentir exactamente lo mismo. Como si "algo fuera a pasar". No es bueno, pero a veces lo pienso.

    Un beso Malque!

    ResponderEliminar
  21. Son etapas que nos cruzan los cables a todos, y no son los mejores momentos para buscar respuestas o explicaciones, a veces solo hay que atravezarlas y dejar que pasen, entonces podemos hacernos preguntas.

    ResponderEliminar
  22. suelen suceder esos momentos todo se reúne como una total coincidencia. estar sola, los ánimos abajo, la tormenta eléctrica esa conciencia que a veces quisiera uno exterminar en fin buena narrativa

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje