Páginas

martes, 6 de diciembre de 2011

Ecos de mi ventana

.




Día 4 o 5 ya no me acuerdo.

¿Las ventanas guardarán los ecos de nuestra mirada? 
Si no es así, por qué puedo ver a través de ella a una niña envuelta en rizos negros esperando a que alguien llegara a buscarla en diciembre.

El aroma de este mes ha viajado kilómetros a través del tiempo, se ha colado por la ventana de hace muchos años cuando vivía en el paraíso con mis padres y hermanos.
Por ahí se puede ver la inmediatez de un futuro inequívoco de sueños en el cenit de la vida 

Por esa misma ventana hoy se asomó mi corazón palpitando de un amor que pensaba muerto pero está más vivo que nunca. Estaba escondido en mi cabellera bruna pintada con aires de luna y ensortijada de estrellas.

Hoy la vida me guiñó un ojo y yo... sonreí.




ds







21 comentarios:

  1. Qué poético y utópico, ojalá y en efecto las ventanas conserven el espíritu de lo que hemos pasado por ella y de lo que hemos visto y vivido detrás de ellas, ahhhhh tantos recuerdos :)
    Van apapachos Malque :D

    ResponderEliminar
  2. Me has desarmado, me robaste las palabras... Y yo con las cortinas cerras evitando que la luz de la luna se cuele por mi ventana, que bruto.

    ResponderEliminar
  3. Sin palabras mi MalQue, es fantastico, me hiciste sonreir por el gusto, emocion, ay no se muchas emociones.

    Un placer leerte hoy.

    Saludos y besos!

    PD. Saludines a La Bella!

    ResponderEliminar
  4. Simplemente me encanto tu post.

    saludos.

    ResponderEliminar
  5. wow!!! escribes de una manera que lo tu describes es como si describieras la vida tu lector!

    Me gusta , me identifico!
    te abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Claro, es que todo está en nuestra imaginación, en nuestro cerebro, en nuestros corazones...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. No, no... es tu reflejo, esa vida eres tú!

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Seguro guarda algunos. Y no sólo la ventana, ecos de todo lo que vivimos van quedando en las canciones que oímos, en los aromas, en los parajes.

    Y de pronto, cuando no lo esperamos, nos asaltan de improviso con alguna nostalgia. Lo único más mágico sería poder hacer que esa niña nos oiga.

    Me encantó tu relato!!! Justo que por las fiestas ya me empiezo a poner full emotiva.

    Un abrazo gigante!!!

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno el texto. A ver si un día se me da escribir así.

    besos!

    ResponderEliminar
  10. La vida nos guiña el ojo cada vez que lo requerimos, a veces no lo sabemos ver, estamos ocupados en otras cosas como para detenernos a eso.

    Tu sigue sonriendo!

    Besos Ahijada!

    ResponderEliminar
  11. Qué bien cuando la vida nos guiña un ojo... ;)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué bonito post mi MalQuerida!
    Y más bonito cuando la vida nos da señales buenas y nosotros las aceptamos.

    Te mando un abrazote.

    ResponderEliminar
  13. me alegra saber que estás muy bien y de excelente humor. besos

    ResponderEliminar
  14. Querida mía, es que eso justamente es lo que hay que hacer, sonreir cuando la vida te guiña un ojo.

    Que a veces, en vez de guiñarnos un ojo, la vida nos suelta un puñetazo, y entonces ya es más difícil sonreir aunque queramos...

    ResponderEliminar
  15. Que la vida te guiñe un ojo todos y cada uno de tus dias para que siempre sonrias :-))

    ResponderEliminar
  16. Que alegrìa que te sientas mejor, un beso grande.

    ResponderEliminar
  17. Que lindo escrito, lleno de poesía y de nostalgia.

    Buen Jueves. Luego paso a leerte con más calma.

    ResponderEliminar
  18. La vida es una coqueta y las ventanas son los huecos por donde nos espía.

    ResponderEliminar
  19. Hola Ángel:

    Las ventanas fueron hechas para lo que decís: si mostraran solo la realidad sería mejor vivir en una caverna.

    (Se inventaron para que no hubiera TV, y nos funcione la sesera).

    Besos querida Flor.
    D.

    ResponderEliminar
  20. Las ventanas nos invitan a mirar hacia afuera, pero también nos ayudan a ver los paisajes interiores...
    Que lindo texto Malque!
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. Bello, me encantó!
    Que la vida te siga haciendo guiños Malque. Te mereces eso y más!
    Besos!

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje