Páginas

lunes, 22 de febrero de 2010

La Reina is back.





Se enteró por medio de internet. En Palacio de Minería se iba a efectuar una exposición de libros y no había sido invitada.
A la Reina Hongo la habían dejado fuera de dicho evento y eso la enfureció, no sabían en la que se habían metido no señor!.

Se trataba de la Feria del Libro que cada año se efectúa en el centro de la ciudad.

La reina empezó a fraguar sus planes, ya verían lo que era ignorarla.

Al llegar el Príncipe de una cacería de muñecas, er... perdón de su trabajo, la reina le dijo que quería ir a la Feria del Libro.
Él dijo que si quería  íban y aprovecharia para preguntar algunas cosas que le faltan para la tesis que tiene que entregar por fin! después de tanto tiempo en que la ENBA no más no da el visto bueno por exceso de burocracia.

Cuando llegó la princesa Kiku,, la reina le preguntó si quería ir con ellos, ella de inmediato dijo que si, es una gran devoradora de libros y aprovecharía para comprar algunos.
Solo faltaba el Rey que era el más difícil de convencer pero la reina sabía como hacer para que él accediera.

En la noche que el Rey llegó de Villa ... ( así le dice el Rey a la casa de su mamá donde pasa cuando termina temprano... pasa a ver a mami-suegra, grrr...).

Después de trabajar y descansar un rato el Rey se acomodó en su sillón pera enterarse como iba el marcador del partido de quien sabe quien contra quien sabe cuantos.
La reina con la voz más dulce de la que puede ser capaz preguntó al Rey: 
¿Querido Rey ¿podemos ir al Palacio de Minería?
Y el Rey: Ah! chinga, ¿a qué?
La reina: Es que hay una exposición de libros y quiero ir.
El rey: ¿Cuándo?.
La reina: Cualquier día pero si quieres vamos el domingo.
El Rey: Mta... ¿en domingo?.
La reina: Si querido Rey precioso el domingo mi querido.
El Rey: Está bien pero no hagas esa voz si quieres ir.
La reina: Gracias querido Rey bienamado.
El Rey: Y ya, ya déjame ver el partido.
La reina se volteó para que el Rey no viera la sonrisa de satisfacción en su cara angelical y siguió chateando con sus amigos.

Llegó el día esperado.

Se vistieron con sus mejores galas, en realidad se vistieron cómodamente, íban al centro de la ciudad y además era domingo.

La reina preparó su gran bolso que carga para tales eventos, se puso la sudadera favorita de Bunbury, agarró sus compactos y se subió al carruaje real donde ya la esperaban el Rey y el Príncipe.

No pudo poner ningún compacto ya que el Príncipe Muny le había ganado el stereo y estaba escuchando un disco de The Doors. A la reina no le molestó porque le gusta el grupo, mientras Muny no pusiera a Porta Z Pu o al Cartel de Santa todo iría bien.
Durante el camino se fueron cantando y riendo como debe ser en un paseo dominical. La princesa Kiku no iba porque tenía programa y los alcanzaría en la entrada de la feria. Íban muy felices.

Faltaba poco para llegar al Palacio de Minería cuando se encontraron con un tráfico impresionante, el presidente de Bolivia Evo Morales al enterarse que la reina Hongo asistiría a la feria, había decidido hacer una escala en el DF y pasar a saludar a su amigo Marcelo Ebrard para boicotear la visita de la reina o por lo menos amargarle el día.
habían cerrado calles aledañas y no se podía pasar por ningún lado. El centro era un caos, el objetivo de boicotear la llegada de la reina a la Feria se estaba cumpliendo.
Pero no lo logró, la reina se mantuvo ecuánime, no se molesto aunque si le recordó su mami a una policía que estaba hecha un lío con los automovilistas y con los ciclistas que dan mucha lata los domingos.

Las mujeres policía se encontraban descontrolando el tráfico porque en realidad estaban muy sopes, solo hacían enojar más a los conductores y no sabían que hacer cuando estos les reclamaban su falta de pericia para controlar los semáforos.

El Rey Barry que es un as del volante, conociendo todas las calles de la ciudad y los recovecos de cada callejón, tomo un atajo logrando salir del atolladero antes de que la reina empezara con su letanía.

Dejaron el carruaje real ante la mirada atónita de la gente que se inclinaba al ver pasar a una reina tan hermosa.
Caminaron hacia palacio encontrando cada vez más gente.

La reina preguntó al Rey a que se debía y este le contesto que eran los invitados a la feria del libro.

¿Qué? dijo la reina, ¿cómo puede ser?... ¿de dónde sale tanta gente chingada madre?.

El príncipe Muny le dijo que recordara que era domingo y la mayoría de la gente sale a pasear y que no empezara con su genio.
La reina le lanzó una mirada furibunda y se volteó a ver la fila interminable..
Se le hizo el gesto característico en la frente que anuncia que ya no estaba tan de buenas.

La realidad es que a la reina Hongo le asustan las multitudes y estaba ante una. No pensó que por ser domingo asistirían muchos invitados.
Hasta a las reinas tan inteligentes como ella se le escapan algunos detalles importantes.

mmta! dijo la reina ¿y ahora? le preguntó al Rey.

No te preocupes contesto este,  la princesa tiene ya los boletos.

¡Vientos! exclamó la reina, viendo de arriba a abajo a la gente que estaba en la fila castigándolos además con el látigo de su desprecio.

Así que se dirigieron a la puerta pero se detuvieron atónitos ante lo que sus ojos les mostraban.

Había tanta gente que  no se podía caminar., se quedaron paralizados de ver  a tantas mujeres, niños, hombres, niños, niños y más niños, por dios!, ¿de dónde salen tantos?, ¿acaso los hacen por mayoreo?. ¿Se reproducen con el agua?... por dios!!!.

La reina entonces pronunció las palabras mágicas ante las cuales todos se ponen a temblar:

¡¡¡Ya me quiero ir!!!...

Los príncipes y el Rey voltearon a verse impávidos...




to be continue...
















30 comentarios:

  1. Bienque,
    Y no compraste nada?????????
    Digo, tiempo récord... cuánto duraron?

    ResponderEliminar
  2. jajajaj, con los oropeles y la magnificencia de las ocaciones reales, jejejej

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  3. eres la reina de las reinas, me enseñas como hacer una mirada furibunda??

    que tal esta la feria??

    saludos!

    ResponderEliminar
  4. Hola!

    que simpático relato para reseñar la visita de Evo Morales...haaa..nooo...perdón...la visita al Palacio de Minería =P jeje

    Creo que he andado muy despistada, crei que eras del noroeste de México...jaja...y hasta hoy me doy cuenta de que vives en el DF =O

    Saludos y buen inicio de semana


    Diana

    ResponderEliminar
  5. jeje y nos quedaremos en suspenso.

    ¿La reina compraría los libros?
    ¿Le azotaría unos buenos bolsazos al rey?
    ¿Saludaría de la mano o de beso al tal Evo?

    Todo esto en el próximo capítulo. mmmta.

    Hasta entonces.

    ResponderEliminar
  6. Continuara.... no como nos haces esto????? pues haber que paso? me intrigas Reina jajaja.

    Me acorde de cuando fui al estreno de Sherlock Holmes jajajajajaja no se porque ¬¬ (Elyberrinches)

    Saludos! y buen lunes!!!

    ResponderEliminar
  7. ah,que mi Malque!!!solo espero que esto no haya arruinado tu dia,besitos muchoooossss!!que tengas un buen dia,CUIDATE.(ya tengo 2 post!)p.d A mi tambien me ponen de mal humor las multitudes...

    ResponderEliminar
  8. y lo peor es que la mayoria de esa gente va nomas por ir.. o sea que a los que realmente van porque les gusta leer nos aguadan el dia..

    ResponderEliminar
  9. nunca he ido a una exposicion de libros....

    no me gusta la lectura...para practicarla me pusieron un ejercicio...mas o menos fue asi

    Este gato está vivo.
    Este gato es vivo.
    Este gato la ve fácil.
    Este gato forma círculos.
    Este gato de mi casa.
    Este gato tener fiebre.
    Este gato a la hora.
    Este gato un rato.
    Este gato papanatas; papanatas gato.
    Este gato entretenido él sólo.
    Este gato por gato.
    Este gato cuarenta veces.
    Este gato segundos después.

    Ahora lee solamente la tercera palabra de cada línea.

    jajajajajajajajaja

    saludos y bonita semana

    ResponderEliminar
  10. Continua me dejaste picado, Oh!! Sabia reina!! continua con el relato!

    ResponderEliminar
  11. Pues es que solo a la reina se le ocurre querer ir a un evento como esos en Domingo a sabiendas de que todo mundo descansa y es como que el dia ideal pa' asistir... Espero la segunda aprte de la historia y debo de confesar que secretamente deseo que se hayan quedado pa que se le quite a la reina jajajaja =P

    ResponderEliminar
  12. jajajajajaja se reproducen al mayoreo, jajajajajaja problablemente por eso te frustraron la visita a la enorme galería de libros que a fin de cuentas fue una odisea... :(

    Saludos Malque!

    XD

    ResponderEliminar
  13. jajaja, por lo que veo tanto a la realeza como a los plebeyos las multitudes nos enfadan…en espera de la continuación quedo a sus reales ordenes su alteza.

    ResponderEliminar
  14. Pus, seguro seguro, a las que siguen sí la invitan :p

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. y es que en un domingo en la ciudad de México se puede esperar cualquier cosa. Esta anécdota me hizo recordar mi primera visita al parque de chapultepec... me quedé impactado con la cantidad de gente que se reúne en un sólo espacio, que me engente y ni siquiera inicié el recorrido jajajaja.
    Pero una reina tiene que hacer labor con sus subditos...

    ResponderEliminar
  16. ¡Vientos mi querida Malque!
    Esta si esta bien cura, La Familia Real, los súbditos, los bufones Marcelito y Evo, el palacio atestado y: "dice mi mamá que siempre no"... suspense ...

    p. d. tranquis con el Cartel, es la pura bandera.

    Cuídate.

    ResponderEliminar
  17. ahorita si esta muuy dificil para llegar al DF!!!

    pero con todo y eso lo lograste!!

    espero la continuación!!

    saluditos!!

    ResponderEliminar
  18. Jajajajaja!! Es una reina demasiado problemática!!!!!

    BUENA SEMANA!!!!!

    ResponderEliminar
  19. Querida, paso a dejar saludos, esperando que te encuentres bien.

    Besos, abrazos!!

    ResponderEliminar
  20. Chingadamadre yo quiero ir a la pinchi feria!

    Pero creo que ya caducó u_u


















    No mames, después de hacer berrinche por ir, hiciste berrinche para irte de ahi???? ¬¬ Andáte, que te pensá...

    ResponderEliminar
  21. Yo extraño la feria del libro de la ciudad de Mérida.. aquí no sé cada cuando la hacen ni donde...

    Será mi próxima misión...

    ResponderEliminar
  22. Me encantas!!!!
    Me fascina como relatas y la forma en que describes tan bien a tu familia.

    Creéme estoy poniendo mi comentario con una enorme sonrisa.

    Espero leer la segunda parte con ansias!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  23. Ja ja ja ay Flor, soy tu fans, neta, me saboreo tus escritos, y es que haces que la imaginacion vuele, y bueno, espero la continuacion.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Es que, mi Reina, los domingos son dias para ir a ver los jardines reales, o para ofrecer audiencia desde el balcon de palacio... pero no para ir a una feria, sea del libro o de cualquier otra cosa!
    Lo he leido con mucho gusto, y hasta G esta al tanto de sus andanzas reales. Esperamos la continuacion!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  25. Cassiopeia: Si, compré dos libros y otras cosillas.

    Duramos dentro de palacio cerca de media hora, je.

    Saludos.

    alex: ¿Si no cuándo presumimos ropajes costosos y joyas invaluables?, jajaj

    Besos.

    Ann: Para hacer una mirada furibunda, te quedasi viendo al objeto en cuestión, lo miras de arriba a abajo y volteas a otro aldi diciendo JUM, que tus ojos digan lo que tu boca no puede, ja

    La feria está bien, lo que pasa que había mucho chamaco y no dejan ver nada, pero en general bien.

    Saludos.

    Diana: Jejeje así pasa no reparamos en peueños datos,

    Saludos.

    Amorphis: Ya te digo, mira:

    1.- No compré el que quería pero si otros dos.

    2.- Solo le dí un bolsazo, no me puedo pasar.

    3.- Jamás saludaría de mano mucho menos de beso a Evo Morales, ni a Ebrard y mucho menos al peje, jajaj

    Saludos.

    Ely: ¿También haces berrinche?, jeje

    Abrazo.

    Ojos: No me lo arruinó, Gracias.

    ¿Ya escribiste?, voy a ver.

    Saludos a todos.

    Chica: Había mucha gente porque El hijo del Santo firmó autógrafos, osht!

    Saludos:

    ResponderEliminar
  26. P´Pito: Leer es muy grato para la mente.

    A ver...

    Esta es la forma de tener a un papanatas entretnido por cuarenta segundos, blah!.

    Al fin no soy papanatas, jeje

    Besos.

    Iván: Aí está.

    Saludos.

    Mafalda: No pensé en que era domingo.

    ¿Para que se me quite qué?, jajjajja

    Besos.

    Pashmina: Había tanto chamaco que parece que brotaban de las macetas je

    Saludos.

    Toño: Las multitudes me agobian y me atrofian el cerebro.

    Gracias Toño.

    frecuenciax: Mientras no sea en domingo.

    Saludos.

    George: Si fuiste al bosque d Chapultepec en domingo no quiero ni pensar la idea que te llevaste de aquí.

    Besos.

    Pherro: Aí stá la segunda parte de lo que pasó.

    Me gusta el cartel pero no mucho.

    Saludos.

    elbibis: Me arrepentí por tanat gente que había je

    pekeña: Siiii, lleguéééééé, pero me quise ir jeje

    ya escribí la segunda parte.

    Saludines.

    ResponderEliminar
  27. Stanley: ¿Qué pasó? solo es una reina caprichosa.

    Saludos.

    Saqy: Muchas gracias Saqy, cuídate.

    besos.


    MK: No, hasta el 28 creo que estará.

    No hice berrincheeeeeeeeeeee, solo no quería entrar jeje

    besos.

    Min: Ojalá que sea pronto.

    Saludos.

    lulu: Gracias.

    Ya escribí la segunda parte.

    Besos mil.

    malhechecito: Muchas gracias, que bien que te guste.

    Saludos.

    Pelusin: No lo pensé, mejor hubiera paseado a mis galgos por los jardines jeje

    Muchos saludos a G y garcias por todo.

    Muchos saludos y besos.

    ResponderEliminar
  28. Ángel: Los perritos los podemos hacer sentir como si fueran parte de la familia y cuidarlos igual, m+axime si se ponen enfermos.

    Saludos.

    frecuencia: Habrá que preguntarles a ellos jeje

    Gracias por pasar.

    Penny: No sabía eso Penny, gracias por decírmelo.


    Gracias por tus buenos deseos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Jajajajaja ya ma imagino la cara del rey y el príncipe ante tal petición aún sin haber entrado.

    Lista para el siguiente relato :)

    ResponderEliminar

Aí usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo. Sucede que en este su blog -que es mio pero por educación se lo ofrezco- el pp se apodera de la poca lucidez y tiempo que poseo.

Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje