Páginas

lunes, 9 de noviembre de 2009

Un domingo cualquiera.

En lo alto del castillo, los vigias daban cuenta de un heraldo que venía a todo galope al País de los Hongos.
Al llegar a las puertas, dicho heraldo bajó de su brioso caballo y dió la mala nueva.
En el reino cercano al Castillo de Chapultepec, en donde habitan queridos amigos de la reina, estaban siendo invadidos por unos monstruos enormes, de piel multicolor, garras enormes y ojos rojos que atacaban a los habitantes del reino amigo.






La princesa Kiku, escuchó la noticia y bajó de sus aposentos para avisar a los reyes.
Les preguntó si podían ir.
Entonces la reina Hongo, tan valiente y guerrera como es ella, tomó su gran bolso, metió en ella folletos de hechicería, artilugios, gel antibacterial, kleenex, papel de baño, su perfume favorito, el celular, el mp3, el compilado de discos del Rey de Zaragoza, una pluma, una libretita, las llaves, la crema de manos, la toallita de tela, el monedero, la cartera, el jabón líquido, los lentes, la crema de almendras para las manos y viendo que no faltaba nada, se dispusieron a subir a su poderoso automóvil de 80 caballos de fuerza.

Al rey Barry no le gustaba salir lejos del reino, por el tráfico que hay y porque tiene que manejar mucho. Pero él lleva a cabo al pie de la letra el dicho ¨ni el caballo ni la mujer se prestan¨, y no le gustaba que el príncipe Muny manejara, así que no había de otra.

Al llegar al lejano reino, buscaron un lugar para estacionar su ¨lujoso¨automóvil.

Vieron que mucha gente caminaba presurosa, tratando de escapar de algo y entonces fué que los vieron.
¨Allá están¨dijo la princesa Kiku y se dirigieron hacia los monstruos que se asomaban majestuosos sobre la Av. Reforma, la principal del precioso reino

La reina Hongo, sacó de su bolso los polvos mágicos que echó a los monstruos que se paralizaron de inmediato y evitaron que les hicieran daño a sus regias personalidades.
Se dispusieron a ver a cada monstruo en cuestión.





De pronto al ir caminando, un alebrije... digo un mosntruo, se quiso comer de un solo bocado a la reina. No podía ser de otro modo, la reina es tan pequeña que no alcanzaba más que para un bocado.






La reina lanzó un conjuro y el monstruo quedó quieto Es que los polvos no habían alcanzado a algunos monstruos.







Un monstruo les dió mucha ternura, porque tenía al hijito en su bolsa, cual canguro... protegiéndolo.





La reina es tan apetitosa, que varios monstruos se la quisieron comer.






Un cocodrilo de fauces enormes, atino a soltarle un mordizco a la reina y solo pudo lamerle su piecesito delicioso.
La reina ni en cuenta que tenía la lengua morada, por el enorme algodón de azúcar que se comió.





Hasta monstruos enmascarados había,  no querían ser reconocidos, porque habían atacado otros reinos vecinos y no querían que la policía los ubicara.

Siguieron caminando y viendo monstruos, hasta que la reina dijo ¨ya, next, ya me cansé de caminar¨. Decidieron ir al centro histórico en donde les dijeron que había muchas ofrendas de muertos, pero no llegaron hasta allá, debido a que el nuevo horario les deja menos luz en el atardecer y pronto de pone oscuro y temían por la seguridad de su cochecito.

Caminaron directo al coche, pero en el camino encontraron unas blusas autóctonas que le gustan mucho a la reina y pidió que le compraran una, pero como los príncipes nomás no dieron color, se la tuvo que comprar ella.

El rey Barry había hecho una parada técnica y no vió cuando la reina compró la blusa, entonces al ver que el rey venía a alcanzarlos, la reina le pidió que le comprara una blusa. El rey no se pudo resistir a la melodiosa voz de la reina que le decía: ¨¿me compras una blusa?¨, ¨¿me compras una blusa?¨, ¨¿me compras una blusa?¨y el rey tuvo que comprársela si no quería que la reina regresara enojadita de la aventura. Después de todo se había portado bien, no había pedido más que un algodón de azúcar, así que se la compró sin haberse enterado que ella ya había comprado otra. Hasta ahorita el rey no lo sabe, jeje.

Pasaron a comer a la Casa de los azulejos y estuvieron muy contentos en familia y decidieron regresar al reino.
De vuelta a casa, los reyes y los príncipes cantaron y cantaron hasta que el rey decidió hacer una parada... en la casa de su mamá...Oh no! todo iba tan bien.
Pero como la reina Hongo es muy cauta, sabe cuando puede decir que no y ese no era el momento, así que había que apechugar y como pechuga tiene mucha, pues ni remedio.

Después de saludar a la suegra, grrrrrrr y a las cuñadas, recontra grrrrrrrr, regresaron al reino de los Hongos. Saludaron a los chihuahuas que los recibieron con las patas abiertas( uy! eso se oyó muy feo, pero es que son perritos, tienen patas) y les dieron muchos besos.

La reina se puso a checar su mail ( uy! otra vez se oyó feo) y los príncipes y el rey se dispusieron a ver las noticias de deportes.

Y así fué como termino un domingo de paseo real que al final del día no fué un domingo cualquiera.




34 comentarios:

  1. Oda a la reina y buuuuuuuuu a los espantosos engendros del mal... ah pero que padre se ve que te la pasaste soberana... ASI SI juego tambièn!!!!


    linda semana

    ResponderEliminar
  2. ajaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    que padre domingo te pasaste!!!!

    oye y del susto se te pone la lengua morada?

    el mio fue de tirar la huev..... perdon flojera!!!

    jajajajaj

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Hey que valor de andar peleandote con mounstruos! A mi no se me hubiera puesto la lengua morada sino tambien todo lo demas del puro miedo!

    Y que bonito se viste la reina! y su bolsa! lo que es la realeza: No importa la situacion, jamas pierden el porte ;)

    (Fotos de la blusa nueva, por favor)

    ResponderEliminar
  4. Jajaaaaa bonito salir en famila... quiero ver a los monstruos... que buena publicidad... deberias cobrar jaaaa

    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  5. Ahhhhh...! pero que buena historia épica Querida Malquerida, y lo mejor que como en la mayoria de los casos es que aunque con suegras y cuñadas (ni modo, no todo es perfecto) la historia tuvo un final feliz: con estreno de blusa, look muy nice en las fotos y, lengua morada.

    =)

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. La Malquerida para cuenta cuentos. Esos cuentos sí me gustan. Que lindo día, lo envidio yo me la pasé de amo de casa.

    Saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Que padre nomas por eso quisiera vivir en el D.F: :( hay muchisimas cosas que hacer lso fines de semana. Estan muy padres todas las fotos, ya decia yo que parecia que tenias la lengua morada O.o jajaja pues por el algodon jajajajaj que buen fin tuvieron, un gran saludos a la reina y a toda su familia real que tenga buen dia y una buena semana!!! Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  8. Jejeje... muy divertido el relato con todo y el "abuso de confianza" a costa del buen Mr. Barry. Una gran hongoaventura, sin duda.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Lo bueno de todo, qu lo pasastes bien... Excelentes fotgrafías...

    Cariños, espanta cucos!!

    ResponderEliminar
  10. fUE UN CUENTO DE ESPANTOOOOOªªª de milagro saliste viva de ahiiii!!!! jajajajajjaajjajaa pero creo que lo que mas me dio risa fue todo aquello que la reina llevaba en su bolso para defenderse... la crema de almendras, las toallitas, el gel, jajajajajajajajajajjaa


    Saludos Malquerida y muchas gracias por tu otro comentario y tu apoyo; espsero poder ser tan grande como tu algun dia

    xD

    ResponderEliminar
  11. Bonito cuento interesante, fotos divertidas.

    Firmo rápido se me atora la pc en tu blog jeje demasiado Java y música.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. I take you all eat mushrooms, right...?

    ResponderEliminar
  13. Que se vashan los espectros mostros...

    Joder, no debi poner esa palabreja..

    Emo-mode... (/_o

    bueno, chau.

    ResponderEliminar
  14. Hola, un gusto!, tu blog, para mí, tiene algo infartante y como a mí también me gusta la muerte y como además soy una fervorosa admiradora de las culturas precolombinas mexicanas... te dejo este saludo.

    Cordialmente, desde el confín austral

    ResponderEliminar
  15. jajaja me ha encantado tu aventura jaja yo tuve el terror de andar entre esos monstruos de noche igual y por eso no me vieron y pude pasear tan campante por ahí jaja peor bueno uno que no es de la realeza, pues todavía menos interés le prestan :)

    Saludoos

    ResponderEliminar
  16. no se si sorpenderme por la hongo aventura como dice ivanius o por todo esos adminiculos del bolso!!!!


    tu si que sabes armarte¡!

    beso

    ResponderEliminar
  17. K MANERA TAN FRESCA DE CONTAR TU AVENTUIRA CON LOS ALEBRIJES!! DISFRUTE MUCHO DE LAS FOTOS, YA K YO NO PUDE IR! JEJE

    AHHH SOLO ME KEDA UNA PREGUNTA.. AKASO ME COMPRASTE UN ALGODONCITO DE AZUCAR?? KIERO UNO... ME LO COMPRASTE? ME LO COMPRASTE? ME LO COMPRASTE?? SI? JAJAJA

    UN ABRAZO KON KARIÑO DAYANN

    ResponderEliminar
  18. que chido!!! me encantan esos moustrous.. se me ahcen super tiernos.. me tocarón unos igualitos en el museo de monterrey.. =) aaaah nuevo león.. extraño nuevo leon!! =)

    Que rico querida amiga.. verte sonreir. bromear.. disfrutar! besos!

    ResponderEliminar
  19. Leí en El Universal que un monstruo estuvo acosando a los pobres alebrijes de Reforma

    ahora entiendo

    abusiva, no tienes límite!

    - - -

    Oye... te ves requete bien así de pelonsísima. Buen look.

    ... y amor esta canción chingao.

    Harto beso

    (Pobres alebrijes me cae).

    ResponderEliminar
  20. changos!! que gumaros!! despues de ir a enfrentarte a semejantes monstruos todavia te toca visita familiar =S

    eso si son pantalones!!!!

    ResponderEliminar
  21. Hola! No sabes cuanto me he divertido leyendo las aventuras de la reina hongo, me encanta la forma en que tomas algo ordinario y lo conviertes en un mágico relato, de veras que ha sido un placer leerte...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  22. Alma: Pues la verdad que si me divertí muchísimo y me la pasé genial.

    Abrazos, pronto me pongo al corriente en tu blog.


    P´Pito: No me asusté, jeje

    Abrazo virtual.


    Arañapatona: No pasa nada, solo le echas polvos mágicos y se paralizan.
    Jaja, pues vaya, si tu lo dices, que me visto bonito, je pues muchas gracias.

    Saludos mil.


    Coquitop: Pensaré en cobrar, jeje

    Gracias por pasar, saludos.


    casacelis. Y colorín colorado, este cuento aún no se ha acabado.

    Abrazo.


    Neno: Nada más no te acostumbres, jeje


    Saludos.


    Ely: Gracias, por tus saludos y tus deseos.

    Abrazos.


    IvaniUS: Es que ya hacía falta una buena hongo-aventura, dime si no.

    Saludos.


    Saqy. ¿Espanta cucos? jajaja, esa no me la sabía.

    besos.


    Pashmina: Es loq ue siempre cargo en mi bolso, por eso necesito uno grande.

    Y por lo demás, me da gusto que pienses bien las cosas.

    Nah! tú solo sé como quieres realmente ser y ya, es todo.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Germán: NO te desesperes, jeje

    Saludos.


    7 Words 7: Si no aprendo inglés contigo es que de verdad soy cabeza dura.

    O sea... entiendo perfecto, pero no sé contestar, buahhhh!!!


    ------: Que se vashan, jeje


    Eva: Muchas gracias por pasar.
    Aunque me queda la duda del porqué mi blog tiene algo de infartante jeje


    Carlos: Es que yo me tuve que esconder de los pararazzis, y además traía a mi séquito de guardaespaldas, jajaj

    Gracias por pasar.

    Saludos.


    Jolie: Reina prevenida, vale por dos.

    Besos.


    Dayann: No te lo compré, no te lo compré, no te lo compré.

    Jajajaja, saludos mil.


    Zully: Y que rico que estés de vuelta, siento que nunca te fuiste, jajajjaaj

    ResponderEliminar
  24. MauricioVenomelmásguapo: Mauriciooooooooooooooooo, ¿qué te pasaaaaaaaaaaa?... anyway.

    Te perdono solo porque me dijiste que tengo buen look, gracias.

    Besitos jeje


    Kako: ¿Gumaros?, ajjajajja si, tengo muchos ajajjaja

    Saludos, ya falta poco.


    P. Vargas: Y eso que no has leído los otros cuentos, algunos están mejores.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Dios Salve la Reina!!!!
    Que fabuloso Malque, me encantarón los dragones terribles ... y tu lengua azul.

    Coincido con el rico de Mau, te luce mucho el nuevo look, muy acorde para la gran corona!

    LARGA VIDA A LA REINA!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  26. Dios Salve la Reina!!!!
    Que fabuloso Malque, me encantarón los dragones terribles ... y tu lengua azul.

    Coincido con el rico de Mau, te luce mucho el nuevo look, muy acorde para la gran corona!

    LARGA VIDA A LA REINA!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  27. lo que no me explico es por que la reina malquerida (y todas las mujeres) meten tantas cosas a sus bolsas.

    creo que es mas por seguir la tradicion que cada mamá le deja a su hija que realmente por que se necesiten esas cosas, pero bueno, bien dicen que no hay que tratar de entenderlas, jeje.

    te mando un abrazo!!

    ResponderEliminar
  28. yeah¡¡¡
    jeje estuvo muy genial tu DOMINGO ASTROMÁNTICO como les digo yo :)


    Ojala algún día se me haga el ir para esa hermosa y colorida ciudad¡¡¡


    Excelentes fotos :)
    me encantaron¡¡¡¡

    Saludos¡¡ y ya te agregue al messenger :D

    ResponderEliminar
  29. ooorale que chida aventura tuviste ese dormingo, lo que va a pasar a la inmortalidad es esa sonrisa morada je je je

    xhaludos

    ResponderEliminar
  30. jajajaja, genial el relato!!! ya quiero volver para poder presenciar el desfile de tales seres!!! un abrazo!!

    ResponderEliminar
  31. Oye, que envidia me dio tu domingo... fue genial. Me gustó como para contárselo a mi sobrina un día de estos, pero con marca registrada, claro está.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  32. Un soberano domingo de aventuras y acción... siempre en pos de ayudar a proteger los reinos vecinos...

    Que padre que se dieron su vueltesita.
    que padre domingo

    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Algo que nadie sabe, es que me encantan los alebrijes, mucho mucho

    se ve que la pasaste genial, hace tiempo que no ando vagando así por la ciudad, creo que es tiempo de hacerlo de nuevo =)

    ResponderEliminar
  34. ¡Qué envidia y yo tan lejos! por acá los alebrijes son de cuerpo y alma y allá son de magia. Ud. sabe Majestad que soy un vasallo de su reino y estoy feliz porque al fin, al fin se que los alebrijes existen y se inclinan a su Majestad. Los azulejos, ¿un café?, por ahí pasó Zapata y tomaron café, los de antes, los de ahora ¿y usted majestad?

    Soy feliz de ver a Malquerida, majestad de estos reinos.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje