Páginas

martes, 17 de noviembre de 2009

Grandes familias... grandes.



En mi familia somos once hermanos.
Barry tiene 11 hermanos, más 2 que murieron y él, son 14.
Mi cuñada tiene 12 hermanos.
Mi cuñado que ya falleció, tenía 13 hermanos.
Mi hermano tiene 10 hijos.
Qué familia tan grande tengo y aún no estoy contando a mis sobrinos.

 ¿Cómo le hacían los padres para mantener a tantos hijos?.
Yo tengo dos y el médico dijo que eran suficientes porque con el tercero habría que decidir entre mi vida y la del bebé. Decidimos por algo seguro ó sea yo. Si me moría, se quedarían tres huérfanos, mejor decidimos quedarnos con solo dos hijos.

Mi pobre madre tuvo a la mitad de sus hijos, en su casa, solo atendida por una partera y nunca le pasó nada, yo en los dos partos, casi muero en el intento.

Nos costó trabajo sacar a mis hijos adelante, aunque eso si tampoco nos las vimos difíciles, de sobra es decirlo.
Nunca nos quedamos sin comer, y hubo momentos duros, pero salimos avante.

Cuando éramos chicos y no teníamos que comer, mi madre mataba una gallina de las que criaba. A mi no me gustaba, pero había que comer. No importaba, no comía gallina, me comía solo las verduras y el caldo y con eso tenía para tener cachetes de manzana, que ahora extraño, porque tengo un color tan pálido que parezco cádaver gordo.

También nos hacía agua de limón, que era lo más barato y no existían los sobres de sabores artificiales ó al menos no los conocíamos.
Tomábamos leche de la Conasupo ( jeje, si lo sabe Dios, que lo sepa el mundo). Y casi nunca comíamos carne,( la carne era para mi padre). Mi madre pensaba que los que trabajaban, debían de estar mejor alimentados porque eran los que se llevaban la friega, aí si, ni modo... era verdad.
Cuando mis hermanos crecían y empezaban a trabajar, pasaban a ser de los carnívoros.

Comíamos fruta cuando sobraba un poco de dinero y la leche era para los más pequeños. Para que nos alcanzara, mi madre les daba en el biberón a mis hermanitos, café con leche... pobre de mi madre.
Yo nunca me hubiera atrevido a hacer eso, pero no viví los tiempos de necesidad que vivieron mis padres, además de que solo tengo dos hijos y tomaron de la mejor leche.

Mis hijos comen lo que quieren y si quieren, pueden escoger.

Comprarnos zapatos era todo una aventura. Mi padre revisaba los zapatos de los que más lo necesitaban, (léase, que tenían hoyos en la suela) , nos medía el pie en la noche y al día siguiente llegaba con su atado de cajas con zapatos nuevos. Cajas que después, con cuatro corcholatas y un cordel, se convertían en camiones de carga para mis hermanitos.

Los que teníamos zapatos, pero ya estaban claudicando, nos los mandaban con el zapatero a ponerles medias suelas y tapas  y así teníamos zapatos para otro año más tal vez.
Ahora mis hijos tienen tantos zapatos que solo atinan a ponerse los mismos, pues les da flojera decidir cuales les combinan mejor.

De mochilas, ni hablar. Mis hermanos y yo no llevábamos mochila, no alcanzaba para eso. Había antes, una especie de cinturón con los que se amarraban los cuadernos y libros y era lo que usaban mis hermanos. Mi hermana y yo, llevábamos los cuadernos en las manos o en alguna bolsa que servía para las compras del mercado de mi madre.

Mis hijos han tenido tantas mochilas, como sueños.

Mis hermanos y yo, cuando nos peleábamos, siempre teníamos a alguien de nuestro lado. Hacíamos equipos... los buenos y los malos. Los grandes y los chicos. Los latosos y los quietos... nunca formé parte de este equipo, he de decirlo, yo era el alma de judas en forma de niña.
Pero siempre había alguien con quien contar.

Si mis hijos se pelean, pues no les dura mucho el enojo, porque saben que no tienen a nadie más y es entonces que tratan de reconciliarse pronto para tenerse mutuamente..

Me he alejado un poco de mis hermanos, pero si necesito apoyo siempre están, quien quiera que sea, así estén al otro lado del mundo, siempre cuento con ellos.
Por eso me doy cuenta, que a pesar de nuestras diferencias, siempre van a estar. Al final del día lo que cuenta es que somos una familia muy grande y siempre habrá alguien (casi todos) que estén dispuestos a ayudar, aunque no lo creamos así.
Hay diez opciones para escoger con quien estar.

Creo que mis padres donde quiera que estén, estarán orgullosos de haber criado a once buenos hijos.

Barry y yo, estamos agradecidos de haber tenido la suerte de que nos tocaran Kiku y Muny.
Ellos saben que no tienen tantas opciones como yo de buscar a alguien que esté de su lado. Ellos solo se tienen el uno al otro.



21 comentarios:

  1. Vaya que es grande tu familia, a lo máximo supe de una tía que tuvo 8 y se me hacía muchísimo. Pero imagino que todo eso de lo que te privaste te ayudó a ser quien eres, a saber valorar lo que cae en tus manos el día de hoy.
    Yo sólo tuve 4 hermanos y la casa era un caos. Aveces me gusta pensar que sería si hubiera tenido un montón de hermanos y más familiares, sería padre. Tengo mucha familia, muchísima pues mi abuelo tenía 2 mujeres, pero no somos anda unidos, al menos no con la familia de mi papá, jamás los visito. Sería bueno hacer un árbol genealógico para ver qué tanta gente sale.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Mi familia también es grande, yo tengo nueve hermanos. Cuando pienso en eso más admiro a mi madre, quién sabe cómo se las arreglaría con tantos hijos, sobre todo porque quedó viuda cuando varios de nosotros estábamos chiquitos.

    ResponderEliminar
  3. Mi mamà igual tiene 13 hrmanos, dos murieron y mi abuela ajijadelajijurria se quedo con ganas de mas... mi abuelo ese si no le penso, tuvo otros 12 con otros frentes... su familia es grande y poco estable y organizada... ella (oseamis mi marìa) formo a su familia de 4 hijos tras quedar viuda con un año menos de edad que yo... y desde entonces sigue y es de lo màs admirable... y por cierto hoy mi maria me visita siiiiiiiiiiii bueno, no viene precisamente a verme, pero aprovecharemos :D sisisisi


    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. huy los hermanos, solo tengo dos de esas pero se compensan con los primos por montones. Afortunadamente no existen broncas, existieron pero leves y se pasaban en unas horas cuando mucho.

    La familia como soporte siempre ayuda la mía puedo presumir que son geniales, aunque luego quieran que les resuelva hasta los exámenes.

    ResponderEliminar
  5. aaaay Malquerida, me tenías con el ojo cuadrado leyendo todo lo que escribiste y te repito, me encanta tu forma de redactar las cosas.. me hiciste imaginarme absolutamente todo, por un momento me llevaste a tu época y hasta te vi cachetona con el caldo de pollo, jajajajaja y me hiciste recordar el relato que mi papá también alguna vez me contó de su niñez: muchos hermanos, él el mayor, se salió de estudiar para trabajar y cuando estudiaba se iba caminando varios km a la escuela y así entre otras cosas..

    Y las cosas cómo cambian, cómo dan vuelta las cosas, ahora como dices, tenemos el lujo de escoger,/tener lo que tenemos y muchas veces no estamos conformes, de todo repelamos, nada nos gusta, de todo nos quejamos...quién lo iba a decir.


    Y sí, tienes una familia muuuuy grande!!

    Saludos Malquerida!!

    XD

    ResponderEliminar
  6. cuando mis papas se casaron dijeron: solo tendremos 3 hermosas y muy inteligentes hijas. Y asi fue, bueno al menos el nuemro era el correcto je.

    Despues por obra del espiritu santo y un berrinche d wlos anticonceptivos mi madre quedo embarazada de la cuarta

    y ami se me hacia un mundo de chamakas, y mi familia se me hacia taaaaan numerosa, creo que si ya 3 eramos muchias ps 4 eran un mundoooo

    claro que hechando un vistazo al pasado y tomando en cuenta que mis papas tuvieron 11 y 8 hermanos ps no somos tantos je

    ResponderEliminar
  7. caray, describiste a tus hijos tal cual soy yo con mi hermano, y mis papas que me han dado todo jeje

    pufff en mi caso, mi madre fue la de la enorme familia, tengo un buen de tios y no me atrevo a dar un númeor porque creo no conocerlos a todos jaja :p y puees entre los hijos de mis tíos, que no son pocos, puees se arma una cosa graciosa en esa parte d ela familia jeje

    }:p

    Saluudos

    ResponderEliminar
  8. y yo que me quejo a veces.

    ... la verdad es que uno se pasa de mezquino con uno mismo
    se tiene a la familia, a la gente que nos quiere, quizá hay crisis pero tenemos salud y manos para trabajar


    erhm.. por cierto yo no como carne
    :S y trabajo muuuuuchoooooooo

    :O

    ResponderEliminar
  9. Ahhh si que tienes una gran familia Malque, mi mami también tiene 10 hermanos y aunque nada mas tuvo 4 hijos, eso sí, siempre hubo harto primo con quien jugar!!

    Que rico ha de ser tener una familia grande, aunque en estos tiempos lo máximo que se tiene son 4 hijos y ya... pero me pregunto; Como le hacían antes pa' mantener tanto hijo??

    ResponderEliminar
  10. Sipi que han cambiado las familias mis mamas tuvieron cada uno 8 hermanos y yo solo tengo una hermana y como tus hijos hemos vivido mejor materialmente pero es derrepente complicado tener solo una opción y mi hermana y yo hemos tenido buenas y malas épocas de relación aunque los últimos 6 o 7 años nos llevamos muy chido... genial tu post.

    Creo que eres más bien muy bien querida.

    ResponderEliminar
  11. Oye, ¿nunca han hecho reuniones familiares? nosotros alquilábamos una escuela, un salón de baile, cada familia llevaba algo de comer y había menú de todo, otras se contrataba todo, hasta música, así que había saludos, comida, baile y todo, cada familia pagaba su boleto. Hace muchos años hicimos varias veces la reunión grande, aún yo no era padre -ni por asomo- y nos juntamos como 200. Había fotos muchas fotos por familia, era bonito el asunto. Así que Majestad grande es el reino, hora tal vez para juntarse, los que están del otro lado, pos que mande su video, y los de acá mandaran el suyo de la fiesta de la gran familia de Malquerida.

    Saludos Majestad, sabe Usted que en momentos de pelea yo estoy de su lado, que caray.

    ResponderEliminar
  12. Cielosss una familia muy muy grande!!! asì tal cual describes tu niñez fue la de mi mami, asì nos cuenta....ella dice que desayunaban tortilla de harina con cafè porque no habìa para más, comer carne era de ricos ellos no se podìan dar ese lujo sòlo cuando llegaban a matar algun marrano...

    saludos!!!
    =D

    ResponderEliminar
  13. pues aca tambien somso poquitos, nomas 3 y uno anda en España.

    a mi papá le fue peor, solo tiene un hermano y sellevan 15 años!!!

    mi abuela materna llego a tener 14 hijos (creo que no tenia tele), pero unos se fueron muriendo (si mis calculos no me fallan ahorita quedan 9), pero casi todos viven en leo, gto. nomas un tio vive en los angeles y mi mamá y una hermana suya estan aqui en gdl.

    un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  14. Pues creo que tienes una GRAN GRAN familia y sobre todo una excelente...
    En la familia siempre habrá pleito, diferencias de ideas pero al final siempre estan alli cuando necesitas apoyo y eso es lo importante.... Despues de leer esto debo reflexionar un poco de como he manejado toda la relacion con mi familia....
    Gracias por el dato y no pudo haberte tocado nada mejor.....
    Besos linda

    ResponderEliminar
  15. Regresé para decirle majestad que tal vez compartimos la misma vaca lechera por esos rumbos y la misma maquinita expendedora de leche de la Compañía Nacional de Subsistencias Populares, ahh qué cosa.

    ResponderEliminar
  16. Tienes una familia muy grande, y no me estoy refiriendo al numero sino a su calidad humana =)

    Creo que las familias grandes, con todo y lo bueno que pudieran tener, son algo que debe quedar en el pasado: Si queremos que en el futuro exista un planeta para que nuestros hijos lo disfruten, la primer cosa que debemos hacer es precisamente lo que has hecho tu: No tener mas de dos hijos. La industrializacion, la contaminacion y la demedida explotacion de recursos naturales, no son lo que esta destruyendo la tierra, esas solo son consecuencias. La principal razon de deterioro ambiental que padecemos es el crecimiento poblacional sin limite.

    Si fueramos menos, quiza recapacitariamos, como lo hacen tus hijos, en el hecho de que deberiamos esforzarnos por llevarnos mejor entre nosotros, porque solo nos tenemos los unos a los otros.

    Un abrazototote.

    ResponderEliminar
  17. pues nada mejor que tener una gran familia amiga, supongo que en los momentos verdaderamente importantes se olvidan las diferencias y enojos.

    y los recuerdos de la infacia con sus hermanos no tienen precio.

    saludos.

    ResponderEliminar
  18. Kózmica: Nosotros tampoco somos muy unidos, pero si nos hablamos y nos reunimos por lo menos dos vecea al año, es algo.

    Muchos saludos.


    elbibis: ¿Cómo le hacían para dar de comer a tanto chamaco?, ¿cómo saberlo?, es difícil imaginar.

    Abrazos.


    Alma: Siiiiiii, que bueno que te visita, luego me cuentas.


    Saludos.

    Neno: Bueno, también hay que establecer límites, creo jeje


    Gracias Neno.


    Pashmina: Hoy para adquirir algo, ya no cuesta tanto trabajo como antes, tal vez por eso no lo apreciamos, digo yo.

    Besos.


    Choco: Tres hermosas e inteligentes, jajajaja,vaya, al menos son hermosas e inteligentes.

    Abrazo.


    Carlos: En mi caso, cuando se arma la grande, es en navidad o año nuevo, que es cuando nos juntamos las familias de los hermanos, los más que se puedan.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Jolie: Yo como carne y no trabajo aajjaja.

    Besos, te extrañooooo!!!


    Melissa: Es la misma pregunta que me hago y no encuentro respuesta.

    Bueno leérte de nuevo.

    Saludos.



    Álvaro: Es que teniendo tan solo una opción, habrá que pensárselo bien.

    Gracias por tus palabras.

    Abrazos.


    Poeta: Por lo general hacemos las fiestas en navidad o año nuevo, pero nunca he pensado reunir a todos, habría que ir pensando cuanto cuesta alquilar el estadio azteca, jajajja.

    Sé que estás de mi lado, VIVA!!! ya tengo al primero de mi equipo.

    Besos Poeta querido.


    Karlita: hola, ¿cómo estás?.

    Nosotros comíamos a veces tortillas de maíz y frijoles cuando no alcanzaba para más, ni modo, así era.

    Pero oye, un marrano si que rinde.

    Saludos, gracias por pasar, espero vuelvas.


    Yayito: No es que no hubiera tele, no había métodos anticonceptivos y los que había no se usaban en ese entonces.

    Besos.


    George: Si escribir mi post te sirvió de algo, me doy por bien servida.

    Un beso.


    Poeta: La misma vaca lechera... no sé porqué se me vino a la mente la imágen de Rómulo y Remo amamantados por la loba, creo.

    Que gracioso, me hiciste reir.


    Arañita: Afortunadamente, las parejas de hoy lo están pensando bien para traer hijos al mundo.

    Espero que aún se pueda hacer algo por el planeta, es preocupante lo que pasa en el mundo.

    Abrazo con beso.


    Ángello: Los buenos momentos son los que perduran a través de los tiempos y que nos hacen recordar cuanto nos queremos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Mami, resulta que a mi todas mis mochilas, llenas de útiles nuevos siempre las disfruté...

    Te quiero.

    ResponderEliminar
  21. Rayos!, que trabajolicos tus padres...Broma!
    Mi familia es pequeña, pero es como el mismo demonio, un día bien. Para otro estar enojados, y no hablarse hasta dentro de dos meses.

    Tengo cuatro hermanos, dos hombre, dos mujeres. Dos tías, y eso es todo. No tengo tíos, primos son cinco, no hay más.
    Ahora me llevo bien con mis hermanos, antes era un infierno vivir con mi madre, ya que no podíamos hacer vida con una de mis hermanas.

    Del lado de mi padre, no tengo la menor idea.

    Cariños, Malquerida!

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje