Páginas

jueves, 19 de julio de 2018

Y luego los ángeles y luego tú...

Shhhhh no hagan ruido, estoy engañando al sueño haciéndole creer que estoy dormida. Dejé en mi lugar al subconsciente. Si los ruidos no me distraen habré triunfado. En tanto encuentro palabras adecuadas sin dejos tristes invocaré a la musa de las flores. He tomado una tableta para poder moverme sin alterar mi psique. Dijo la señora Pola que una de mis más grandes bendiciones es tener en mi vida a Barry. Pola me dio dos abrazos. Yo le di uno. También abracé a Valentina. Nos convidó cerezas naturales. Nunca las había probado casi recién cortadas. Valentina me mira. Valentina me bendice. Me bendice Pola y Patricia me pide perdón y me abraza de nuevo. Y Martha me detiene en la caída y sonriente me dice "no pasa nada¿ves? yo te detuve. Y Angélica recarga mi cabeza en su pecho de niña asustada. Y me bendice y me quiere y me sonríe. Le pido perdón a la Emilia porque le invité un café pero nunca se lo serví y luego le digo que no podemos pasar por ella y me abrumo y me culpo de no insistir lo suficiente y le escribo por guatsap y le pido me disculpe. Ella tanto que me ayuda y yo con mi mente perdida redimo mis culpas con caritas sonrientes. Y sigo aquí esperando frente al monitor las palabras adecuadas para el sábado. Y me abraza Soledad y me recuerda palabras que olvidé. Y luego les digo que ya, que esto es así. Y disfrutamos y nos reímos y lloramos y Barry se rompe. Dice la Pola que ha visto a Barry apurado por la calle comprando los ingredientes para dejarme la comida que no probaré hasta que él llegue. Y miro al horizonte para ver si viene Barry. Y luego lo riño porque me enojo porque el móvil es más interesante que mis pláticas lejanas. Como aullidos de loba solitaria. Me levanto del sillón en un arranque furioso quiero correr, escaparme de mi, de la Flor que soy cuando los pensamientos negros atormentan mi razón. Oh estúpida de mi olvido que ni caminar puedo. Y Barry me busca la cara y yo lo mando al demonio que es lo más cercano que tengo. Y Barry me tiene paciencia y busca mi sonrisa hasta encontrarla. A veces creo soy un castigo para Barry. Otras veces creo que soy un ángel malo mandado por el diablo mayor para probar que en la tierra no existen los ángeles. Almas buenas rodean mi vida. La endulzan con sus querencias desinteresadas. Llego al punto de saber que toda la felicidad y libertad que buscaba con tanto afán siempre estuvieron a mi lado. Si hubiese entendido desde el principio, hubiese llegado a ser un ser de luz como la señora Pola y la Emilia y Patricia y Compi y Barry y... No logré despistar al sueño. Desperté al subconsciente y se puso a escribir. Quién fuera un ángel para hacer de la vida un paraíso nunca perdido. Y saborear las manzanas mientras convido a la sombra de mi rutina un bocado de cielo fresco. Y llego y me voy y me canso y me agito y me duermo en una siesta cansada y amén y así.

12 comentarios:

  1. EScribes como los ángeles. Me encanta leerte y al leerte da la sensación de que no tienes enfermedades. Da la sensación de que eres una persona fuerte, sana y llena de vida. Ojalá yo, pudiera sentir y ser como tú con todo lo que tienes. Mi admiración por ti va en aumento cada vez que te leo estos textos tan maravillosos.
    Un abrazo enorme lleno de cariño y tranquilidad

    ResponderEliminar
  2. Ya eres ser de luz, sea eso lo que sea.
    Y alma buena también. Pero los cuerpos nos hacen sufrir cuando se estropean, es más fácil la bondad cuando se está sano y todo marcha.

    Besos, Malque

    ResponderEliminar
  3. No todos tenemos por qué ser seres de luz. Si todos lo fuéramos, los seres de luz nunca destacarían. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Comete un trozo de cielo, te sentará bien :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Malque, yo te leo y la garganta se me anuda, te leo y pienso..."qué le digo?" como escribir algo que se asemeje a lo que siento? , te leo y tus palabras me atraviesan como rayos. Siempre rayos de luz, a pesar de todo.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  6. Que bien que engañaste al sueño.
    Barry ha sido muy afortunado en la vida.
    Estoy seguro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Come nubes, quién sabe si sirve como dieta.
    Te dejo un abrazo, Malquerida.

    ResponderEliminar
  8. Quién fuera otra Flor
    Y sonreírse
    Y abrazarse
    Y pedir de obsequio un puñadico de cerezas
    Y luego y más❤️, comer ☁️ de azúcar, mi querida Malque🍒🍒🍒🍒🍒🍒🍒

    ResponderEliminar
  9. Te amo
    Te abrazo

    Sobran mis palabras

    ResponderEliminar
  10. barry es toda una bendición.

    besos.

    ResponderEliminar
  11. Algo estarás haciendo bien cuando hay tanta gente alrededor que te quiere.
    Besos.

    ResponderEliminar

Advertencia:
Este blog es administrado por una bruja psicótica que habla con los dedos mientras lanza maldiciones en idioma abstracto.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales