Páginas

sábado, 24 de octubre de 2015

Mi hermano y mi perro

¿Pensará en nosotros? ¿Creerá que lo hemos abandonado en esa oscuridad a la que no pertenece? ¿Pensará en no volver a vernos? ¿Estará triste o la anestesia le impedirá dormir su imaginación? Tal vez Babo Alejandro ni se entera que existe y todas estas preguntas que me hago a través de él no son más que mis temores al abandono recalcitrante adherido a mis venas desde tiempos inmemoriales. ¿Lo dije bien?

Babito fue operado de emergencia ayer. Cálculos en el riñón el diagnóstico. Se opera o se duerme. Hay que llevarlo de inmediato al hospital veterinario.
Por mi cabeza pasó un pensamiento ¿cómo lo voy a llevar si estoy sola con la niña? Fue todo. No es cosa de dejarlo morir como si tal cosa.. Vi como sufría, ¿cómo podía quedar inmune ante su dolor? No es para aplausos ni reconocimientos. Es cosa de ¨humanidad¨. 

Tomé al chihuahua en brazos, el bolso, el bastón, la niña. ¡Vámonos Nati! -los regaños vienen después- está bien, lo acepto. Puse en riesgo a la niña, al perro: a mi misma pero si no llevaba a Babo al médico habría muerto ante nuestros ojos asustados. No me contestes con un ¨Lo que yo haría...¨  porque no había nadie. Si tienes respuesta para ¨se estaba muriendo¨ admito la guillotina y lo que se te antoje. No la hay ante lo evidente. De lo que pudo suceder y evité está todo dicho. Estamos vivas. Bien ¿no? pero por vida de dios y María Santísima no lo vuelvas a mencionar. Sudo frío.

Miento cuando digo que tengo miedo de esto o aquello. No lo tengo, el valor lo traigo en la sangre (la estupidez también, lo admito). Decir miedo es decir ¨no puedo¨ y de esos tengo un gran terreno abonado. Ya no caben los temores. Después de ti y de mi ya nada importa.

Oye...

¿Pensará en nosotros? ¿Creerá que lo han abandonado en esa oscuridad que no le pertenece? ¿Pensará en volver a vernos?¿Estará triste? Tal vez el segundo José ni se entera de lo mal que está su salud y todas estas preguntas que me hago a través de él no son más que mis temores por el qué dirán al no por preguntar por su salud.

El segundo José estuvo en el hospital. El corazón otra vez -siempre el corazón- junto con una anemia aguda lo llevaron a estar internado en el ese lugar frío lleno de abandonos e historias comunes.

Estoy más interesada por mi perro que por mi hermano. Hay una poderosa razón -válida o no- por la cual me informo a través de terceros. Veo más a Babo que a él. No es desinterés es realidad nomás.

Tengo más de media vida de no verlo. He olvidado sus gustos, sus aficiones -menos el de escuchar a The Beatles- todo lo que de él se refiera. Es un desconocido. No conozco a mi hermano. Si a eso le agregamos mi lejanía voluntaria de Los Apellidos Ilustres no hay más que hablar.

Suena frío, cruel, quizá inhumano interesarse más por un perro que por una persona  Todos tenemos o nos ganamos un lugar en la vida de los demás. José está muy lejos de mi. Yo no creo tener deseos de acercarme. Antes quería ver a los dos José y a Felipe pero el tiempo mengua las ganas. Los deseos y el cotidiano sentir nos alejan de los sueños. (No le digan a nadie pero alguna vez soñé con ganar un concurso de esos televisivos donde el anfitrión reunía familiares que por alguna circunstancia tenían años de no verse. Un día dejé de soñar aterrizando en el tiempo. Se acabó el programa y con él mi sueño). Como toda Flor, despegarme de la tierra que me arropa es la muerte.

Al final de los finales se resume todo, Babo está aquí. El segundo José está tan lejano como tu mirada de la mía.















35 comentarios:

  1. Te entiendo muchísimo. La familia no la eliges, es lo que hay y si hay poderosas razones para no hablarse no se habla y punto. Ni siquiera hay por qué quererles.
    Yo no me hablo con mi padre por segunda vez desde hace seis años y para mí es definitivo. Ni ganas. Y no me siento culpable en lo más mínimo.
    También en mi casa tuvimos un chihuahua cuando yo estaba estudiando. Era más malo que un dolor porque tenía complejo de inferioridad pero yo lo adoraba. Adoro a casi todos los perros. Y si no tengo uno es porque atan mucho y yo tengo que viajar y trabajo, etc.
    Besos y me espero que Babito esté bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Que se recupere pronto tu perrillo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Se me arrebujó el corazón al leerte y se me hizo una bola.
    Es la TRISTE,realidad, poder coger más cariño a un extraño o a una mascota que a un miembro de la familia.
    La familia se te da con la vida, los amigos los escoges, si no hay roce no hay cariño, salvo circunstancias especiales en las que ese cariñoso sentimiento que nace queda en el corazón toda la vida.
    Me alegra que Babo este recuperándose y todo vaya bien.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. Leo el comentario de Celia y no puedo estar más de acuerdo.
    Lo he vivido y lo vivo en carne propia.
    Durante un tiempo me sentía mal por ello, como si fuera culpa mía, y no, no lo es, no es culpa de nadie.
    Los sentimientos no se razonan.
    Se sienten.
    Y punto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Tú también, Toro??? Somos muchos, y así estamos de heridos.
      Ay, la vida.
      Besos a todos

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo con Toro Salvaje, es así............Hoy como están los seres humanos, esos lindos peludos nos dan amor desinteresados, y nosotros respondemos como te sucede con Babo, me alegra que se encuentre mejor, besote

    ResponderEliminar
  6. Perfectamente entendible.....lo sé por experiencia propia. Y sin remordimiento.

    Me alegro que Babo esté recuperándose.

    Becho y abacho ❤

    PD. lo elimine de arriba porque no era ahi donde lo queria poner, sorry
    y no puedo poner acentos!

    ResponderEliminar
  7. Hiciste lo que creías que debías hacer y, en mi opinión, lo que debías. Si alguien se cree con derecho a criticarte por lo que hiciste, te hubiera criticado también por no hacerlo. La cosa es meterse en camisa de once varas. Consejos vendo y para mí no tengo.
    Con respecto a los sentires, creo que es de las pocas cosas que no pueden inventarse y yo a ti no te veo fingiendo lo que no sientes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. de familias, perro, perros familiares y familiares-perro, está todo y nada dicho.
    En todas partes se cuecen habas.
    Yo) tuve 11 hermanos. adorables los once
    Yo) tuve un perrico y lo mató un camión. lloré con amargura
    Yo) no quiero tener más perrico , que parten el corazón
    Tú), a lo tuyo, Malque, que vas muy bien encaminada.
    Y que los corazones nos latan!!!!!, es lo que importa a perricos y a personas.

    besossssssss

    ResponderEliminar
  9. Yo tuve un hermano que me traiciono, desde ese entonces ni hermano ni perro.

    Besos

    Proteínas. En la enfermedad de Parkinson estas, interfieren en la absorción de la L-DOPA. Por eso si se detecta que la medicación no produce el efecto necesario se deben suspender las proteínas de las comidas (carnes, pescados, huevos, lácteos y legumbres sobre todo) y sólo consumirlas en las cenas. www.alimentatuvida.com.

    ResponderEliminar
  10. Los sentimientos se sienten, así es. No hay más.

    Que Babo se mejore.

    Un beso, Malque, me alegro mucho de verte.

    ResponderEliminar
  11. Mi querida Amiga la familia nos la encontramos y no siempre estan cuando los necesitamos o el lazo es fuerte sino que el tiempo va separando las personas, mientras que los animales nos entregan su amor de manera incondicional y por eso nos jugamos nuestra propia integridad para que ellos esten bien. Me alegro que Babo este bien.
    Besos para ambos

    ResponderEliminar
  12. Malquerida mía. Diremos como aquel bolero que cantaba: "Dicen que la distancia es el olvido" Y eso es lo que hay. No te tienes que sentir culpable por nada. Tienes a tu Babo que te mira y te hace compañía.
    Y eso es lo que tienes. Aparte de nosotros que te queremos tanto.
    Un beso.

    Hoy he leído una publicidad en el diario acerca de la acupuntura y el parkinson.
    A ver si encuentro la manera de hacértela llegar.























    ResponderEliminar
  13. Que se mejore muy pronto.
    Al perrito lo tienes constamente es normal lo quieras tanto.
    Besos, buen finde Malque

    ResponderEliminar
  14. A la familia no se la elige,esa frase es tan cierta...
    Tiene razón Toro,los sentimientos no se eligen,surgen.
    Fuera culpas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Cada cual se gana el cariño. Eso pienso yo. Saludos malque.

    ResponderEliminar
  16. Me alegra mucho leerte, ya estaba empezando a estar preocupado porque no te veia por ninguna parte, pensé que tendrías rota la computadora, ahora ya estoy tranquilo.
    Eso de querer por obligación como que no puede ser, aunque la sangre siempre llama, no me atrevo a opinar mucho sobre el tema, pero del amor a tu perro y socorrerlo si está enfermo, preocuparte por el, eso si que lo entiendo porque lo he vivido mas de una vez.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  17. babo alejandro tiene mucha suerte de tenerte como dueña. las cosas salieron como tuvieron que salir y eso es lo que cuenta. el resto es verso como dirían los argentinos.

    besos.

    ResponderEliminar
  18. Qué bueno que Babo está mejor, así es en esta vida, la familia es la que te toca y muchas veces no es la mejor.
    Y si se quiere más a un perro que a un humano.

    ResponderEliminar
  19. ¿No hay alguien que decía: "Entre más conozco al hombre, más prefiero a los perros"? Ocurre :(

    Espero que tu perrito se recupere pronto. Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Todos y todas volverán a casa por Navidad. Y entonces pelusillas a la mar... Apareces, mi amiga, y creas un conflicto familiar... ¿Te parece bien? Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  21. Creo que la mayoría tenemos de eso en nuestras vidas, al principio sufres, te culpas, cuando descubres que no eres tu quien se aleja todo es más fácil y llega un momento en que el tiempo adormece tanto que ya no se siente nada. Como dice Toro "Los sentimientos no se razonan, se sienten."
    Espero que se recupere pronto Babo. Besos

    ResponderEliminar
  22. Por lo que leo por aquí, somos unos cuantos los que tenemos más aprecio por nuestras mascotas que por algunos de nuestros familiares. Antes que familiares, somos personas y es imposible congeniar con todo el mundo. Hay veces en que la vida nos hace ser muy diferentes y es muy difícil o imposible llegar a un entendimiento; y eso no va a cambiar por el hecho de compartir apellido. Sin embargo, los animalitos no tienen dobleces y hay lo que ves, sin tener que andar adivinando segundas intenciones.

    Un beso muy grande y mucho ánimo, guapa!!!

    ResponderEliminar
  23. No caben regañinas, ante la urgente necesidad de atender a quien tanto te dada cada día, sin pedir nada por ello.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. hija querida, estás de una lucidez que aterra! lo de los temores recalcitrantes no pudiste haberlo dicho mejor! me sentí tu auténtico espejo. quizá suene cruel lo que te voy a decir pero creo que tu enfermedad fue dada para que ilumines a otras mentes con tus increíbles reflexiones. Abrazos de su admiradora

    ResponderEliminar
  25. Que se mejore, espero que todo vaya bien. No podías fallarte a tu fiel compañero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. De toda esta fabulosa crónica, me quedo con que el Babo, tu Babo está bien.
    Todo lo demás, familiares incluidos, es accesorio sentimentalmente hablando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Sea como fuera, toda vida es digna de ser vivida, y si se pone en riesgo algo más, ese riesgo está asegurado por la vida que continúa. No creo realmente que ninguno estuviera en peligro, nadie lo hubiera querido de ese modo y el universo siempre conspira para que quienes quieren hacer bien las cosas las hagan sin mayores dificultades.

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
  28. Que haya mejoria , ya veras que si.
    Millones de besitos

    ResponderEliminar
  29. Fuiste muy valiente, lo eres siempre, porque diste el paso, aun sabiendo que podías equivocarte.
    El mejor camino hacia la vida es aprender a vivir sin miedo.

    Un gran abrazo Malque.

    ResponderEliminar
  30. Espero que Babo se esté recuperando perfectamente. Eres su heroína. Con respecto a la relación con tu hermano, ahí no puedo opinar, pero me acordé de ti el domingo cuando vi por casualidad esta película

    Una historia verdadera.

    https://www.youtube.com/watch?v=a4SUowIPd-o

    un beso

    ResponderEliminar

De reina a plebeya en tres pases mágicos. Eliminada por sí misma un día que el carácter le comió el entrecejo. Sin amores extraños palpita la vida entre Enrique y con el que la vida premió. No es coleccionar derrotas a punta de rencores se absuelve a sí misma con sus letras por encima.

Egocéntrica, pagada de sí misma escribe cuando la gana se le da miren que en eso de hacer berrinches se dibuja sola. Lenta que no lerda, callada flagela todos los días las ganas de escribir con latigazos de silencios.
Siendo dueña completa de su mente -que no de su cuerpo- regresa comentarios en cuanto el off lo permita.

Ai se lo haigan, Sobre advertencia no hay engaño.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje