Páginas

martes, 9 de diciembre de 2014

Como cuando creías que tenias ganado el cielo pero te desilusionaste cuando te dijeron que no existe

Alguna vez -cuando no razonaba- estaba convencida que por el hecho de ser buena persona ya tenía ganado el cielo. No he matado a nadie, no me involucro en malos negocios, camino por la senda del bien. Soy incorruptible, no me vendo por nada -al menos hasta ahorita nadie me ha llegado al precio- no he sido infiel -nomás con el pensamiento pero eso no vale porque nadie lo ha sabido hasta ahorita y ha sido con Enrique pero con él se vale porque es amor platónico- ni tampoco he hecho nada de qué avergonzarme. En una palabra, soy un pan, por tanto merezco la gloria eterna, diploma de ángel, fanfarrias y bienvenida al cielo con banquete y toda la parafernalia que se amerita para recibirme. Entrega de mis alitas de ángel bienhechor y la aureola bendita. Mención honorífica no porque tengo mis bemoles. Santa nunca he sido, lo acepto con total humildad.

Suponía que por ser buena todo debía salirme al dedillo. ¡Oh desilusión! la vida no es así, ¡me engañaron perros!

Al cielo nunca voy a llegar porque no existe, entonces por mucho que haga el bien no obtendré recompensa cuando entregue el equipo. Adiós mundo cruel ya nunca te veré. Nadie ha regresado para avalar la existencia de vida después de la muerte ni para decir que la gloria eterna aguarda por mi. Hasta donde sé, el que se muere se muere toditito y no regresa para nunca jamás.

Dicho lo dicho, con todo lo que me ha sucedido debería casi casi estar al lado del señor de los cielos- o sea Dios no crean que el narcotraficante ¿eh?- tocando mi arpa sentada sobre nubes de algodón, pastando plácidamente digo, orando y bebiendo en copas de oro.
Pero no...

Si hago algo bueno no tengo que esperar recompensa, lo hice y ya. Si ayudo a alguien, lo ayudo y ya, no tengo que pregonarlo a los cuatro vientos para que me premien por ser tan generosa. Tampoco espero que el karma haga su trabajo.

No hay karma ni nada de eso porque fíjense. Los ladrones, políticos, maleantes y toda esa clase de insectos rastreros hacen mucho daño y no les pasa nada. ¿acaso ven a algún político en la cárcel? ¿algún maleante de los verdaderos no achichincles vulgares y prosaicos encerrados tras las rejas? ¿ladrones, secuestradores, violadores? no ¿verdad? 
Son lo peor de la raza humana. Con todo y eso no veo que reciban su castigo. Los derechos humanos los protegen, sus amigos y su dinero. Los esbirros del poder no le temen al karma porque lo compran con unos cuantos billetes. 
Todos ellos tienen ganado el cielo y si no le compran la copia de la llave untando de billetes las manos a San Pedro, portero de allá arriba.

¿Y nosotros viles humanos bien portados qué obtenemos? ¡ni madres!

Yo no digo que se porten mal, allá cada quien con su forma de ser y actuar -luego no me echen la culpa que  les dije que ser malo era cool- por lo menos eso parece en este mundo ingrato en el que cada día el hartazgo de ver que los malos siempre ganan hace que queramos -al menos yo- ser un poquito hija de la chingada y tener mínimo para comprar mis medicinas que no puedo adquirir como se debe por ser malditamente pobre y honrada.

Y no, no vayan a decir que me consiga un trabajo porque ya lo tengo pero no me alcanza porque los medicamentos cuestan un ojo de la cara. Yo no puedo vender los míos porque ¡sorpresa! mis ojitos ventanas del alma sufren de alteración de la realidad debido a unas cortinillas salidas de allá por los tiempos en los que la tierra al viento eran mi hábitat natural.

Entonces...

Entiendo porqué los pobres verdaderamente pobres -no como yo que soy pobre normal- se pasen al lado de los malos. La pobreza los orilla. A pesar de tenerle temor a su dios y de saber que el cielo no lo obtendrán ni por asalto se arriesgan por una vida mejor. Al final de los finales terminan más pobres y en la cárcel. Pobre del pobre, aparte de ser pobre es pobre.

Mejor ya no me voy a quejar de nada....













por hoy.









26 comentarios:

  1. La mejor recompensa es dejar huella en la mente de quienes te conocieron, y que te recuerden mucho tiempo después de tu muerte.

    Saludos, Malque.

    ResponderEliminar
  2. Tema difícil malquerida. Mucha veces también me he preguntado lo mismo y...
    Cada uno es como es. O como puede. O como se debe. No creo en recompensas. pero vamos, prefiero dormir tranquilo. BesoTe

    ResponderEliminar
  3. lo que cuentas se repite en muchos países como si fueran hechos de un único formato.
    hasta la esperanza de que todo cambie para mejor se ha perdido.

    besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo no podría ser malo.
    Puedo ser travieso, bromista, irónico, y cosas así... pero no podría cometer delitos.
    Mi conciencia no me dejaría vivir.
    Lo triste del asunto es que nos gobiernan los que no tienen escrúpulos en robar, matar y lo que haga falta para seguir gobernando o dirigiendo grandes multinacionales.
    Y eso no puede ser.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. O te ponen la miel en los labios hasta que te desesperas porque nada haces según tus posibilidades, sino por el empeño de los demás. O cuando te han hecho pensar la tontería de si el cielo, arriba, el infierno, abajo y engañosamente solo nos es permitido volar alto...para al final , estrellarnos.... ay, ay, el determinismo este, atroz!!!!

    besos

    ResponderEliminar
  6. Por culpa de cuatro poderosos que manejan los hilos, que jodidamente vivimos. Si es verdad que hay cielos, estos perros sarnosos, me temo que no lo pisarán.

    Besos Malque

    ResponderEliminar
  7. Hay gente a quien la necesidad la empuja a hacer cosas que no hubieran hecho en circunstancias normales pero hay otros que, aún sin necesidad, prefieren hacer daño. Yo sí creo en el karma. Uno recoge lo que siembra, de una u otra forma. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, parece que hoy es el día en que tenía que volver a encontrarte después de un tiempo sin ver nada tuyo.
    Y vengo a encontrarme con estas verdades, donde el pez gordo se come al chico, sigo esperando, ya que otra cosa no tengo que hacer...a que el castigo, el karma o lo que sea, les de lo que se merecen y los pongan en su lugar.
    No puedo ser mala como dice Toro, mi conciencia no me lo permite, y ayudo en todo lo posible, muchas veces hasta lo imposible, como dices tú, simple y llanamente por sentir que hago lo que debo hacer y ver un poco más felices a los que tengo a mi alrededor, la vida es así, las penas con pan son buenas, por mucho que tengan nunca es suficiente ni nunca son, felices.
    Pero los demás sufrimos más.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  9. Brillante y preclaro. En el último párrafo quedas a la altura de Camus. Mis respetos
    Un abrazo cariñoso

    ResponderEliminar
  10. Tantos temas, desde religiones hasta el problema de la pobreza y todo lo que cabe de por medio. A mí me desespera verlos dándose palmaditas en los hombros (hablo de los políticos), diciendo como van a acabar con el mal de aquí al 2114.

    Con lo de los criminales, la pobreza y la desesperación tiene cara de perros. El odio a la sociedad que los abandona ni se diga. Eso, sin embargo, no lo acabo de entender.

    Yo, por optimismo quiero creer que ciertamente cosechamos lo que sembramos. Y por dar mi granito de arena, soy amable con la gente porque no cuesta nada y a veces un gesto puede lograr un milagro, sin ir muy lejos, aquí mismito en la Tierra.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Allá cada uno con su conciencia Malque...
    si uno obra por lo que va a obtener .. sean alitas, una coronita bien linda o un asiento en el cielo ... mal encaminado anda
    claro que hay quién se auto-proclama angel y con sus bondades construye un altar .. no hará el mal pero mirar desde lo alto ... es un grave delito ... como vanagloriarse de lo que uno hace haciendo el bien.. ay me fuí
    yo es que soy mala malísima pero duermo de p madre x porque ya se sabe que el que presume de tal le falta un cual
    no me entiendas ya sabes que aquí me relajo y me explayo a mi aire , por suerte adoro venir a verte y soltar palabras al viento
    pd/ el crimen es un suicido de palabras .. o d sentires ( perdí el norte .. ando de indiana jones)

    ResponderEliminar
  12. Muchos somos incorruptibles porque no tuvimos la ocasión o el maletín o la mordida que nos convenciera a nuestro alcance. Todos y todas tenemos un precio... Pregunto. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  13. Asi es no hay paraiso y tampoco hay infierno.
    Y es verdad aquello que lo que se siembra, se cosecha el doble y a veces el triple.
    Por todo eso:
    -no hay rico feliz
    -ni delincuente tranquilo
    -ni politico sin cuernos


    ResponderEliminar
  14. yo ya puedo presumir que llegué al cielo y con paracaidas... porque entre tanta nuve y silencio se aburre uno y ya vez que uno es como salvaje y corre como cabra libre

    ... el infierno ha de ser mas divertido malque
    aunque tengamos que llevar abrigo

    ResponderEliminar
  15. Cierto que viendo cómo está el patio, a uno le dan ganas de ser como ellos, peor que ahora seguro que no nos iría.

    Besos.


    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Hoy ha salido en todos los medios de comunicación, telediarios mas importantes, en fin, radio y prensa, por todas partes, lo que dan como gran noticia, en Sevilla un negro africano que vende pañuelos en un semáforo, se encontró un maletín con 5000€ en billetes y cheques por mas de 25.000€ la noticia es que lo entregó todo a la policía.
    El está extrañado de que todo el mundo le felicite porque dice que no ha hecho nada anormal, solo lo que se debe de hacer, yo pienso como el porque cuando era yo un jovencito me encontré la cartera de un cobrador, llena de dinero, miré la dirección de su DNI y fui a su casa a entregárselo, pero a mi no me felicitó nadie excepto el interesado, ni me importa, tampoco lo conté a nadie, salvo muchos años después, tengo el recuerdo de cuando abrieron la puerta y estaba toda la familia llorando en la casa y la expresión de incredulidad y explosión de alegría cuando le entregué la cartera, era por estas fechas, el hombre era un obrero que para redondear un dinerillo al terminar su trabajo cobraba recibos de la luz, no solo lloraban porque pensaban que lo meterían en la cárcel acusándolo de robo, sino porque en el mejor de los casos que le creyeran que había perdido la cartera,nunca podría devolver el dinero y le quitarían el trabajo, eran los tiempos difíciles de la dictadura de Franco :)
    Eso si, siempre he tenido la satisfacción de haber hecho el bien y este recuerdo que me acompaña hasta ser un anciano :)
    Como dices, no hay cielo para premiar ni infierno para castigar, ni siquiera otra vida, pero supongo que las cosas buenas que hacemos, de alguna manera las disfrutamos nosotros mismos, en nuestro interior, ese es nuestro pedacito microscópico de cielo en vida :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  17. Tú tienes el cielo en tu puño. Si no, solo con echar una mirada a tus amigos y sus comentarios. ¿Qué más puedes pedir? tienes el respeto la admiración y el cariño, más la conciencia de que has hecho bien. Te construiste tu propio cielo. Y te lo digo de verdad.
    Un abrazo y nunca cambies.... las grandes recompensas las tendrás, no te impacientes.

    ResponderEliminar
  18. Hola Flor María, me ha emocionado tu texto.
    Montones de personas lo pasan mal, francamente mal. Aquí han recortado tanto que hay familias enteras yendo a comer a comedores sociales.
    Yo creo que hacer el bien y no el mal, está en la conciencia de cada cual.
    Seguro que hay muchos de estos ladrones de guante blanco, asesinos, violadores,... que no pueden conciliar el sueño, y no por enfermedad, si no porque su conciencia constantemente les está recordando lo que hicieron tan mal, y las personas que sufren por ello.
    Saludos y abrazos enormes

    ResponderEliminar
  19. Dicen que crecer es acostumbrarse a las desilusiones... Pero nadie dice que eso sea fácil.

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
  20. " Intensidad, bordea azul sobre sideral, jamas, esparcirse sobre el viento que no hay en orbital, salir fuera de la luna, oscuro tenue se dira, caminar por esperanzas tempranas, aqui y ahora, ahi estara................... muy interesante reflexion, lo celeste , lo brillante, siempre por lo regular queda en un suspenso , donde esta? , de su contraparte no cabe duda su existencia, terrible, lo mundano, el materialismo...........haciendole justicia a lo evidente debiese tambien estar , existir, porque si la moneda es de una sola cara todavia habria que buscar eso en decir.............si no hay belleza en el mañana, que lo malo se desvanezca ahi diluir...............muy interesante, saluditos = )

    ResponderEliminar
  21. Hoy en día cuando alguien se encuentra algo de valor en la calle y busca a su dueño para devolvérselo, sale en los periódicos. Es noticia porque se juzga como algo excepcional. Parece que lo normal es quedárselo. No sé si lo de la honradez también está sometido a las modas y ahora no se lleva. Debes estar afortunadamente trasnochada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. El mundo está tan lleno de desequilibrio. Los principios y valores son cosas muy de la intimidad cada individuo, afuera el uso de estos es solo una opción, y gozan de gran flexibilidad. El cielo… el cielo me gusta nublado y chorreando lluvia.
    Sus abrazos y saludos siempre me dejan una sonrisa.

    Otro pa usté.

    ResponderEliminar
  23. quizás no se realizan las cosas esperando una recompensa, quizás la recompensa mayor es cumplir con uno mismo, que uno sienta que es lo mejor, pero sobre todo, disfrutar, no hay nada como el disfrute de hacer... te envío un abrazo gigante, de aquellos que solo caben en los corazones grandes.

    ResponderEliminar
  24. El cielo y el infierno ya están en esta vida. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Se supone que nos debe ir parejo a todos, pero no siempre es así, creo que la vida es irónica y más nos vale tener buen sentido de humor. Abrazo.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje