miércoles, 17 de diciembre de 2014

¿A dónde se fueron los grillos?


Pongámoslo así:
Dijiste NUNCA, 
manoteaste, vociferaste, negación profunda.
Nunca es un no rotundo.
Nunca iré,
Nunca estaré ahí.
No con los demás como yo.

Nunca nunca nunca.

Pero...
Los nuncas existen.

Llegan
te dicen: Vas.
Aceptas
no con resignación,
a sabiendas de lo que va a pasar
dices si
porque
tienes la gloria de conocer tu futuro.

Valiente en vías de extinción.

No hay más que hablar.
Por eso niña linda te digo:
Nunca digas nunca,
porque tu nunca ya llegó,

Némesis de tres fortunas,
el sábado por la mañana
llegando del brazo de quién no esperabas.
¿Qué vas a hacer?















19 comentarios:

  1. uno es dueño de su destino, la única contrariedad es el camino para llegar a él, que está lleno de espejismos.

    decimos nunca,
    decimos tal vez sí
    pero a menudo el resultado es muy distinto.

    besos.

    ResponderEliminar
  2. Nunca digas nunca jamás; o de esta agua nunca beberé: dónde menos te lo esperas salta la libre, y la vida da tantas sorpresas, que yo creo que la palabra "nunca" hasta está de más.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  3. nunca dejes de buscar aquello que llaman felicidad, nunca te des por vencida a pesar de que hay limites bien delimitados, Nunca pero nunca creas que si lo hubieras hecho diferente, el mundo giraría hacia el lado contrario.

    ResponderEliminar
  4. pongamos que los nuncas sin principio ni fin existen.
    y son esos lo único que sabemos administrar.
    Ahí está íntegro el poder de decisión de cada cual.
    Por ello, mejor digamos SIEMPRE, si no es tarde.

    besos, Malque

    ResponderEliminar
  5. Hay que ser muy prudente al tiempo de emplear la palabra nunca :)
    Salud

    ResponderEliminar
  6. Ay corazón, no te dejé los besos, verdad, ya decia yo que me faltaba algo que no me dejaba dormir... :)
    Besos y salud
    Besos y salud
    Besos y salud
    Besos y salud
    Besos y salud
    Besos y salud
    Besos y salud
    Besos y salud
    Besos y salud
    Besos y salud
    Besos y salud
    Besos y salud
    Para compensar...jajajaja

    ResponderEliminar
  7. Ni nunca, ni siempre.
    No sabemos qué pasará mañana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. El único "Nunca más" que se cumple inexorablemente es el de la muerte.

    ResponderEliminar
  9. Los "nuncas" y los "siempres" son de lo más relativos. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  10. Mi madre siempre me recordaba ese dicho popular: "Nunca digas de este agua no beberé ni este cura no es mi padre"... Esto último me llegó a preocupar viniendo de su boca, ja, ja :-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hay una leyenda sobre los grillos.... ¿te la sabes?

    ResponderEliminar
  12. ¿No se dicen verdades sentidas? ¿Solo las mentiras se sienten? No entiendo. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  13. Nunca digas "De este agua no beberé"...que es nunca?...que es siempre? palabras complejas que anuncian el vacío de un futuro incierto.
    Mil besos,

    ResponderEliminar
  14. Tal cual lo has contado, quéee bien además!
    ¿Quien no ha dicho jamás, jamás? y sí ... toma jamás y tres tazas.
    Uno decide y la vida dispone ... ¿ o es al revés ? ojalá tuviéramos una bola de cristal.. todo sería más fácil ... en fin, me ha gustado leerte.

    Siento que no te guste nada la Navidad.. siendo así, sé feliz por el motivo que encuentres para serlo y si no lo encuentras invéntalo e inténtalo por un ratiro al menos.. eso siempre se puede!


    Un beso


    ResponderEliminar
  15. Esa palabrita no esta en mi bocavulario, pues quien escupe arriba le cae la misma en la cara.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Aunque tengo problemas de internet desde mi mudanza, queria pasar hoy a deseartes unas felices fiestas de navidad.
    Te deseo mucha felicidad, salud, alegria para todos tus dias no solo para estos dias.
    La palabra NUNCA no existe..
    Mil besos amiga
    Isa

    ResponderEliminar
  17. Quizás no haya razón razón para la venganza...o sí...es la condición humana, y nunca no es que algo no pueda pasar. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

La dueña de este blog, una parkinsoniana medio reina medio bruja, prófuga de la cordura, fan sin estilo del poeta trashumante y amante sin suerte de Enrique, agradece la visita y comentarios los cuales serán respondidos cuando el modo off impere en su mente (el modo on lo ocupa para caminar enfundada en sus secretos, sin bastón ni artilugios mágicos). No desespere, tarde pero devuelve la visita (si es que no lo olvida antes de abandonar este sitio).
Dicho lo dicho tiene usted la palabra, comente bajo su propio riesgo.

la MaLquEridA

Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.