Páginas

martes, 7 de enero de 2014

Silbidos

Si nos ponemos a pensar que el invierno empezó el 23 de diciembre más o menos, sabremos que el frío no termina con la temporada navideña. ¡No señores! estamos comenzando recién el invierno así que nada de quejas. 

¿Qué hace frío? 
¡Obvio, es invierno! 

¿Qué en otros años las bufandas eran obsoletas? 
Si, en otros años. 

¿Qué parecemos osos? 
¡Seguro! Pero así es esto de los fríos. 

Cierto es que hace mas que en otros tiempos pero si las amigas cambian, ¿Por qué el clima no? ¿Que llovió cerca de diez meses? -según recuerdo, no hagan caso- Si ¿Y? La lluvia es buena pero eso sabemos se da por el calentamiento global del que todos somos responsables. Tirando basura, usando desechables indiscriminadamente, talando árboles, usando plásticos para todo, en fin, yo no soy quien para decir lo que hacen bien o mal. Yo nada más digo que no se quejen porque todos ponemos nuestro granito de arena cada día por destruir el mundo. 

Muchos nos quejamos -yo la primera- por el cambio climático pero pocos hacemos nada. Hay que buscar una solución. Mientras ustedes la encuentran -porque yo tengo gripe y tos de perro pulgoso- voy a calmar esta sinfónica de grillos que no sé en qué momento me tragué y que silban a la menor provocación en mi turgente pecho. A lo mejor no fueron grillos sino una bola de sssserpientes que ssssssilban cada que ressssspiro porque ando muy venenosssa. 

Por cierto, ¿Ustedes no odian los noticieros? ¡Caray! Acaban las vacaciones y ya están fregando con las fechas de las próximas. ¡No jodan dejen vivir! Martillan todo el tiempo conque pongamos buena cara cuando se la pasan fregando con malas noticias! Eso me pasa por querer estar al día, mejor me voy a enroscar digo a dormir y soñar con el mundo feliz en el que vivi en diciembre. Realidad absurda y costumbrista, aniquiladora de almas y espíritus libres ¡Caray! 
Y no digo groserías porque me leen amigos muy decentes que no conocen mi lado vulgar y prosaico, ustedes saben, hay que mejorar el estilo y guardar un poquititito las apariencias.










15 comentarios:

  1. Pues yo creo que el quejarse del tiempo es un mal endémico, es como un derecho, si llueve porque llueve, si hace calor porque hace calor (otro tema ya es cómo maltratamos la naturaleza)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ah es que lo que pasa que aquí el cambio climático se ha hecho muy patente -como nunca antes- a eso me refiero. En este tiempo se acostumbraba cubrirse con algo ligero por las mañanas pero ya de andar con bufandas y abrigos más gruesos pues no. Incluso comenzaba a llover en abril o mayo y el año pasado desde febrero ya estaba lloviendo y lo más insólito, ¡llovió en diciembre!

    De que nos quejamos de todo también, este blog es prueba fehaciente de ello ;P


    Saludos Sese

    ResponderEliminar
  3. Que te mejores de la gripe u catarro. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Híjole muy cierto lo del calentamiento global... ya hay que dejar de quejarnos y empezar a hacer algo cada uno de nosotros, pero ya. Acá en Monterrey estamos a 0 grados y la gente está escandalizada, en gran parte gracias a la influencia de los comentaristas de televisión que casi anuncian el fin del mundo y no dejan de joder con que está haciendo mucho frío. ¿0 grados? Ya ni la amuelan... los pobres gringos soportando temperaturas de hasta 50 grados bajo cero. Cuídese la tos... abrazo de miel con limón y canela.

    ResponderEliminar
  5. Que nos estamos cargando el planeta no cabe duda, y debido a eso el cambio climático ya hace mucho que empezó. Aquí en España en sitios que antes nevaba toda la vida, ahora se pasan años y no la ven. Que mejores del refriado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Cada era terrenal tienen cambios y yo creo que ya llegó la nuestra, jajaja, hace frio con "cajones", yo tampoco soy mal hablada por respeto a tus amigos decentes, jajaja.

    De todas formas cada año decimos lo mismo y es que al siguiente no nos acordamos del anterior.

    Besos apretaos, Malqu.

    ResponderEliminar
  7. No te preocupes por las groserías Malque, mas bien quedan bien dichas por ti, son la sal de las entradas... jajaja
    No sabia que ahora era Invierno ahí, como aquí, se que en el cono sur, Argentina, Chile, y demás países, es verano y están pasando el calor pendejo... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Tienes toda la razón con eso del frío y las noticias, apenas empieza el invierno, y ayer sin querer al cambiarle a la tele, estaban pasando un capítulo sobre una pareja que se robaba a los niños para venderlos y traficar con sus órganos...

    O sea, en pleno 6 de Enero y en horario "familiar", nomás me quedé pensando, ¿qué pedo con la programación? de plano terminé de comer y me puse a ver pelis en la compu

    Úntate vaporub y ponte periódico para que saques todas las flemas

    Saludos y que te mejores rápido

    ResponderEliminar
  9. Nos han vuelto tontos.
    Que mundo este...

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Y aquí empieza el calor con sol africano!!!
    Quiero frío!

    ResponderEliminar
  11. Jejeje, los noticieros ni que decir, uno se queda mudo y disgustado al verlo, tranquila Malque que el clima es tan difícil en todas partes, aquí full verano! abrazos

    ResponderEliminar
  12. Luego en verano andará todo el mundo quejándose del calor que hace... Quejarse es gratis y ya se sabe lo que pasa con todo lo que sea gratis...

    Un besote y que te mejores!!!

    ResponderEliminar
  13. Ayyy... y yo que me esmeré hace unos días en dejarte un mensajito de feliz año y creo que blogger se lo comió. :( ¡Un abrazo Malque!

    ResponderEliminar
  14. También he dormido enroscada ¡lo juro! :P
    Malditos noticiarios.
    Besazo

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje