Páginas

lunes, 13 de enero de 2014

Resultados fallidos

Dice la señorita médica que deje de suspirar porque altero los resultados del ultrasonido. ¿Cómo explicarle que no puedo hacerlo?
Es mi forma de dialogar con quien ya no está cuando lo pienso sin mesura.

Cándida forma de amar.

Suspiros al viento,
diálogos sin sentido,
mundo superfluo de amores viejos,
y miradas mudas.

¿Ya pasó una vida?

Yo que no vivo sin ti
y Tú ya no mueres por mi.

El amor no es una costumbre,
amor de día,
amores sin noche.

Caducidad del tiempo,
intentémoslo mañana.











38 comentarios:

  1. todo es un eterno renacer, sobre todo el amor, quien se levanta sobre sus cenizas como el ave fénix (que a veces no suceda esto con la misma persona, eso ya es otro tema).

    besos

    ResponderEliminar
  2. No se si te entendí bien me entrevere un poquitín,te cuento llevo 43 años casada y enamorados como los primeros tiempos,abrazos Fiaris

    ResponderEliminar
  3. Malque, que bello poema, una declaración-actualización del amor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Si no respiras, no haces presencia, sigue respirando y suspirando.

    ResponderEliminar
  5. muy padre el poema :)

    siempre he pensado que los suspiros es cuando uno esta tan lleno de amor, que es como una olla express, necesita salir un poquito de vez en cuando, para que no reviente el cuerpo.

    ResponderEliminar
  6. Que se aguante la señorita medica y te deje seguir soñando!! ;)

    Saludos Malque!! xD

    ResponderEliminar
  7. pos total... es muy tu suspiro y haces con el lo que quieras.

    ResponderEliminar
  8. Puedes alterar los resultados del electrocardiograma, pero de los ultrasonidos, lo dudo. No soy un (ningún) experto en medicina, ¡que lo sepas!

    ResponderEliminar
  9. Los suspiros son palabras ahogadas en nostalgia.

    ResponderEliminar
  10. Suspiraste un poema de hermosa nostalgia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Los suspiros son una manera de permanecer atado a través del tiempo, y lejos de abrir los ojos a una realidad más cercana.

    Me ha gustado.

    Un besote

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que es al revés: es el ultrasonido el que altera tus suspiros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. sí.....!!!! intentémoslo mañana...

    hoy benditos los suspiros por los que gestaste bellísimo poema!

    cariño grande,

    ResponderEliminar
  14. Sigue suspirando porque lo bordas.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  15. Tú sigue suspirando y que se apañen como puedan. Un besote.

    ResponderEliminar
  16. O tus suspiros superan la velocidad del ultra sonido :)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Qué inspiración ¡precioso poema! me dejaste suspirando…

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Tú poema sí es bello, bello, gracias Malque, un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Imposible dejar de suspirar... qué bello lo que has escrito!

    ResponderEliminar
  20. Si se trata de amor.... siempre vale la pena intentarlo mañana.
    Y... no importa loque diga esa doctora. Vos no dejes de respirar.
    Abrazo fuerte


    Emilie.

    ResponderEliminar
  21. Ese tipo de detalles no deberían perderse nunca.


    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar
  22. me recordaste justo cuando me hicieron un estudio
    "encefalograma"

    sonaba tan feo...
    al final llena de chupones me pedian ... me exigían no pensar
    ¡pero como diablos se hace eso?

    :P

    debi leer poemas como el tuyo antes para relajarme

    ResponderEliminar
  23. Por ese precioso suspiro merece la pena que repitan el ultrasonido.
    Besazo

    ResponderEliminar
  24. Ese aliento exhalado con profunda sensación ha dibujado un hermosísimo poema.

    ResponderEliminar
  25. Los suspiros y la candidez... Una belleza de principio a fin. No sé cómo haces para escribir estas cosas. Evidentemente tienes un don. Lo sabes, no?
    Beso grande, doña Flor.

    ResponderEliminar
  26. Los suspiros forman parte de la historia de nuestra vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Ya lo dice la canción (o más menos) "Suspirando voy, suspirando vengo, y por el camino... yo me entretengo" :)

    ResponderEliminar
  28. Carajo... Cómo me ha llegado... Y yo sin mi paraguas para esta pinche lluvia en los ojos...

    Quién sabe por qué, quién sabe cómo... El caso, es que hoy es de esos días nostálgicos...

    Un abrazo, queridisima...

    ResponderEliminar
  29. Nada como un suspiro, manifiesta pena, dolor, alivio o deseo.

    ;o)

    ResponderEliminar
  30. Ayer, hoy, mañana y siempre, cada día, cada momento hay que vivir el amor.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  31. Qué cursi, la señorita médica...

    Una vida no pasó. Aún no está dicha la última palabra. No.

    "Yo que no vivo sin ti y Tú ya no mueres por mi". Puro Sabina.

    Es un placer leer cosas tan bonitas... y sentidas. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  32. Bienque que barbara eres la reina de los comentarios.

    ResponderEliminar
  33. Bienque que barbara eres la reina de los comentarios.

    ResponderEliminar
  34. Bonitas palabras nostálgicas, pero tú hazme caso, no dejes de suspirar, que en ellos va el alma.

    Besos apretaos, Malque.

    ResponderEliminar
  35. El amor debe ser una costumbre sin fecha de caducidad, lindo poema :)

    ResponderEliminar
  36. Precioso poema que da esperanza a conseguir que el amor sea eso...

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje