Páginas

jueves, 6 de junio de 2013

Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa

Hace unos días alguien me hacía una pregunta muy interesante:
-¿Si tuvieras frente a ti a Dios, qué pregunta le harías?

De respuestas prontas y sin pensar soy adepta, dije que si viera frente a mi a Dios saldría tan rápido como mis piernas lo permitieran porque una cosa es creer que Dios existe o no y otra muy diferente verlo frente a mi con su túnica blanca dándome la bendición y todo eso.

Ya en plan serio dije que si viera a Dios -después del susto de su aparición- le haría la pregunta más boba de las preguntas bobas del mundo mundial de los bobos:

¿Por qué a mi?

En esa pregunta van implícitas todas las preguntas que en mi larga vida le hice a Dios: -¿Por qué a mi?-

Mi interlocutor dijo:
-¿Por qué no?-

Y yo dije:

-¿Por qué si?-

Obvio Dios no me contestaría porque estaría más apurado en arreglar la paz mundial y todas las calamidades que sus hijos bienamados provocan -¿o provocamos?- y no se detendría a responder una pegunta que de fijo no tiene respuesta.

¿Por qué a mi?

Y ya es todo, ya no pregunto nada a Dios porque no.










31 comentarios:

  1. Te contestaría lo de poner la otra mejilla y bla bla bla...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Y yo me pregunto, ¿tú en verdad crees que está preocupado en conseguir la paz mundial?
    Claro, yo no soy creyente, pero me basta con recorrer la historia de la humanidad para constatar que Dios, como mínimo, se equivoca bastante.
    ¿Por qué a nosotros?
    Un beso enorme.
    HD

    ResponderEliminar
  3. ... y seis cosas media docena, con perdón.

    -¿Por qué a mí?
    -"Me alegra que me hagas esa pregunta...".

    -"El siguiente...".

    -Yo, Señor...
    -"Dime".

    -Nada es casual en la vida, y mucho menos el amor donde el azahar de una mujer es tu caricia. Dime Señor, ¿es caprichoso el amor?

    ResponderEliminar
  4. Yo también pregunto ¿por qué a mí? y soy creyente.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Toro: Y después de nuevo la otra mejilla y bla.

    beso.

    HD: No creo que lo esté consiguiendo porque creo que Dios se pasó al lado de los malos.

    ¿Por qué a nosotros?: Sepa la bola, porque no hay otros más...

    Beso

    ResponderEliminar
  6. de soslayo: Dice el Ángel de la Guarda inexistente que es de mala educación contestar una pregunta con otra pero es que te quiero preguntar si es caprichoso el amor porque ya sabes que de amor yo no sé nada.

    Dime señor, ¿es caprichoso el amor?

    Yo digo que no, el amor es amor, no es voluble, es amor y nada más.

    Abrazo grande.

    María: Y Dios no contesta porque no sabe la respuesta o si la sabe es muy cruda y no quiere que nos deprimamos por ella que con lo que tenemos es suficiente.

    beso

    ResponderEliminar
  7. Llegado el caso se nos quedaría la mente en blanco o preguntaríamos las primera patochada que se nos viniera a la cabeza...

    BSS

    ResponderEliminar
  8. ¿Para que pensar en cosas imposibles? :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  9. Bueno La Malquerida por aquí usamos un refrán que dice: "Que Dios aprieta pero no ahoga". A mí desde luego si me aparece con la túnica blanca o rosada, lo mismo da, salgo disparado como una bala de cañón. Aunque la pregunta que hay que formularse es de qué Dios hablamos, ya que cada religión tiene el suyo. Por lo tanto o hay muchos o todos son falsos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Solo hay un Dios.. Y la respuesta seria, porque a ti no? Todo tiene un porque y un para que.. Y mejor preguntate que puedo aprender de esto que me pasa a mi, o que debo aprender de todo esto.. Y Dios no castiga ni se olvida de nadie, simplemente te deja actuar por ti mismo según tus condiciones y valores..

    ResponderEliminar
  11. Si dios existe, entonces tendría muchas cosas que explicar...

    saludos flor

    ResponderEliminar
  12. Buena tu pregunta Malque....
    La mayoría de veces no es a Dios a quien deberíamos preguntar, si no a quienes ocasionan el hambre, las guerras, la pobreza, y un largo etc.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. no puede aparecerse lo que no existe y mucho menos responder.
    un beso.

    ResponderEliminar
  14. ¿Por qué a mí? es típico...
    Creo que no hay nadie en este mundo que no se lo haya preguntado alguna vez... xq a mí?

    ResponderEliminar
  15. Pues no creo que le importara mucho la situacion de nadie en particular, asi que quizas tu pregunta, como las de millones de personas, caerian en oidos sordos.

    Mejor repartir nuestras preguntas aqui en la tierra, aunque pocos, aun existen oidos dispuestos a escuchar.

    ResponderEliminar
  16. Para mi ya sería tarde....lo mandaria al carajo!

    ResponderEliminar
  17. Creo en Dios, quizás a mi manera, pero yo tengo un Dios particular y creo en el...

    No sé MaLquE, creo que no me atrevería a cuestionarle en nada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. mmm buen ejercicio, que preguntarle a Dios si lo veo...
    si lo sabe todo y esta en todos lados, para el tiempo no existe, por que condeno a su hijo si siempre supo todo lo que paso/pasaba/pasaría... si creyó que aprenderíamos la lección y aún así miles de año seguimos en pecado, sigue teniendo fé en nosotros?

    ResponderEliminar
  19. Malque con gusto te digo que tu escrito es excelente. Has tenido el ingenio de plantear una polémica en un texto breve y dinámico. Pero no te preocupes, en el improbable caso que ello ocurriese, te mirarías hacia adentro y de frente - luego de superar el susto con el que coincido-
    le dirías: Ah! ven contigo quiero hablar. . .tengo tanto para decirte. . .. Un abrazo amiga y gracias por estar cerca mío.

    ResponderEliminar
  20. No te diría nada. Dios es el silencio. Ese que te hace sentir en paz.

    ResponderEliminar
  21. No diría nada, dios no existe y si existe es un culero y le vale gorro la humanidad.

    ResponderEliminar
  22. Mujer tu siempre tan comentada...jujujuju, me doy pena, me faltan comentatrices jujujuju.

    Bienque pues yo creo que tu pregunta es una de las más recurrentes, todos nos hemos preguntado eso alguna vez.

    Yo pienso que cada prueba nos hace mejores, todos nos equivocamos cañon y todos trabajamos inconsiente o concientemente por lo que nos pasa LO QUE SE CREE SE CREA.

    Aún las enfermedades que son unas putadas nos hacen valorar lo bueno que hemos tenido y tenemos.

    Te mando abrazos....

    ResponderEliminar
  23. Es mejor no preguntar nunca , si Él te habla o simplemente te visita mejor.


    Beso.

    ResponderEliminar
  24. Igualmente te advierto que dios no va con túnica sino desnudo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. இலை Bohemia இலை: Llegado el caso creo nos quedaríamos mudos.

    Saludos.


    Genín: Fue un tema de conversación nada más.

    Beso

    Rafa Hernández: Yo hablo del Dios de los católicos que es al que conozco je.

    Beso

    Fer: ¡Oh que sorpresa!

    Esa respuesta se contestaría con la que ya me hice ¿y por qué si?.
    Aprendí que mejor sigo mi camino porque sino me pelearé con Dios, ya que no quedaré convencida porque si bien es cierto que unas por otras a veces diosito se pasa je.

    Sobre si castiga o no el Dios que me enseñaron si castiga porque si me porto mal me niega la entrada al cielo, eso es un castigo y también creo que no se olvida de unos pero si de otros por ejemplo ¿por qué Dios se olvida de los más pobres y necesitados que son los que más confían en él.

    Beso, me da gusto leerte por acá y no sólo por allá je.

    Gerardo: Lo malo es que nunca lo hará.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Verónica: Pero esa pregunta no respondería la mía: ¿Por qué a mi?

    Beso.


    Marité: No creo que nunca nadie se la haya dejado de hacer: ¿por qué a mi si me porto bien, si hago lo que debo si... ?


    Abrazo.

    Syd: De escuchar hay muchos dispuestos pero también muchos hacen de oídos sordos, es más cómodo.
    De todos modos no tengo respuesta.

    Beso.

    Geraldine: Yo tal vez lo haría hasta que me contestara.

    Saludos.

    Ella: Yo me inventé uno que no castiga y al que le hablo pero tampoco me responde.

    Saludos.

    carlosmxax: Eso no lo sé quizás al ver que no reaccionábamos se murió y ya no quiso resucitar.

    Saludos.

    Zunilda Moreno: Muchas gracias por tus palabras.

    Le diría que ¿por qué a mi?

    Beso

    Emilie: Eso es muy lindo, gracias por escribirlo.

    Un abrazo



    ResponderEliminar
  27. aNdReSiTo: ¿Y si se pasó al lado de los malos?

    Alvaro Loza: Me apena más a mi que no sé contestar comentarios je.

    Viniendo de ti por lo hace poco ocurrido me hace ver que debo aprender más y más cada día a ver mi interior.

    Van abrazos de vuelta.

    Amapola Azul: Es mejor no preguntar, creo.

    Beso.

    Darío: Si va desnudo no corro sino que me desmayo je.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. DRACO: Lo sé, yo nada más decía.

    No sé porqué tus comentarios se van a spam :(

    Beso

    ResponderEliminar
  29. Muchas gracias. Desde luego es agotador... lo siento. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  30. No lo se, a mi me han dicho todos estos años que después de los tiempos difíciles vienen los buenos, y no los veo, también he oído que a los que hacen el mal les regresa, y tampoco lo veo, así que por que a mi? tampoco lo sabre? también dicen que nadie tiene una cruz más grande ala que puede cargar, y tampoco lo se... mucho para cuestionarse amiga, más creo que las respuestas no llegan, TQM, un fuerte abrazo Malque

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje