Páginas

martes, 4 de junio de 2013

Algo así...

Voy a pensar positivo. 

No hace calor, lo que escurre en mi cara no es sudor, son gotas que mi nube particular deja caer en mi cabeza.
La hoja en blanco no tiene nada escrito porque escribí en mi imaginación.
Mis pies no son torpes lo que pasa que se gustan y por eso tienden a encontrarse.
No estoy gorda, soy coleccionista de kilos.
No estoy triste Genín, mira :) ¿Ves?
Si a la señora de la tienda le gusta Paulo Coelho a mi me gusta Jorge Igargüengoitia y todos felices, ¡lalalalalá!
A los moscos les gusta mi esencia por eso chupan mi sangre.
Me siento como payaso triste, soy feliz con cara de melancolía.










19 comentarios:

  1. ¡eso! no hay que rendirse nunca y siempre hay que lucharla.
    te dejo unas palabras del poeta lucilio (muerto en el año 103 a. c.)

    no pienses en el día oscuro, en el día en que nadie responde,
    en el día en que tienes a un dios enfrente.
    piensa en la otra jornada, aquella en que venciste al enemigo o ganaste en el juego, aquel día feliz en que todo te sonría.
    que tu ejemplo en la vida sea siempre lo que gozaste, no el sufrimiento.

    besos.

    ResponderEliminar
  2. Nada, nada, es el calor que a todo el mundo nos tiene mal. :(

    ResponderEliminar
  3. Ufffffffff mucha dureza hoy.

    Dureza de verdad.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  4. Con ese optimismo y ganas de afrontar las cosas, desde luego que es una maravilla, ya que no hay obstáculo alguno que te entorpezca aunque te piquen los moscos. Me ha hecho mucha gracia eso de que no estás gorda, si no que eres coleccionista de kilos.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. El oficio de payaso es monumental...

    ResponderEliminar
  6. Corazón, no hay que preocuparse por nada :) somos lo que somos, puritito polvo, en esa vaina nos tenemos que convertir tarde o temprano, no nos echemos mas problemas de los que hay, y no suframos ni física ni mentalmente, así nos tengamos que dar chutes de animo o de lo que sea... :))
    TQM
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Pero qué exacta eres... me siento así hace unos días y no lo lograba dar con la explicación correcta.

    Te mando un super beso!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, pues mientras seas feliz yo me alegro. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Jamás escribiría consciente nada que te pudiera ofender. Mi palabra es trasgresora y no entiende de límites, por eso, al menor indicio pido perdón y me voy... Leyendo tu comentario, mis palabras me pidieron parafrasear las tuyas, sin duda con el mismo fin: La felicidad. Tu comentario al otra lado del mar me hizo pensar que te había ofendido, porque uno escribe lo que siente en cada momento y nadie tiene derecho a "manipular" su contenido y lo borré. Es todo.
    Dicen que segundas partes nunca fueron buenas, sin embargo...

    Voy a pensar positiva:

    -No hace calor, lo que escurre en mi cara no es sudor, son gotas de agua con sabor a ti.
    -La hoja en blanco no tiene nada escrito porque él aún no lo sabe.
    -Mis pies no son torpes lo que pasa que se gustan y por eso tienden a encontrarse, como los enamorados que buscan una disculpa para una decisión tomada de antemano.
    -No estoy gorda, soy feliz.
    -No estoy triste, Genín, mira :) ¿Ves? Soy feliz. Soy muy feliz. ¿Qué?
    -Si a la señora de la tienda le gusta Paulo Coelho a mi me gustas tú... así lo ha querido la suerte. Lo siento por la señora de la tienda.
    -A los moscos les gusta mi esencia por eso chupan mi sangre.... -¡Caray, sí que saben los moscos!. Quién fuera mosco...
    -Me siento como payaso alegre, soy feliz con cualquier cara. -¿Estás segura? La cara de La Bella es irrepetible... -Claro. Es que soy muy feliz y cuando una es muy feliz pierde el norte y pierde el sur. O la cabeza si es lo mismo.

    O algo así...

    ResponderEliminar
  10. pues esa es la actitud a mantener siempre, sin importar las cosas, tratemos de ver el lado positivo.

    Se que a veces es difícil, pero la única forma de avanzar! La tristeza y la cólera son malas compañeras en este viaje que llamamos vida!

    ResponderEliminar
  11. Nada fácil, lo entiendo. Pero lo intentas y yo te lo celebro.

    Beso.

    ResponderEliminar
  12. Me atarantas y luego pasa lo que pasa... (si respondieras a los comentarios que te hacemos... pero no) que se me olvido la despedida y cierre: Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  13. Siempre en positivo, pase lo que pase.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Brillante , con colores de reflejos distantes, de un parque a orillas de todo extasiante, con el pasar de los sigilos todos con esencia e instante..............muy bello escrito , con mucha melodia y destellos de cada dia........saluditos = )

    ResponderEliminar
  15. Lo de coleccionista de kilos es genial, jaja ¡qué graciosa eres!.

    Lo de los mosquitos me pasa a mí también, si hay uno sólo en toda la provincia viene a por mí; luego en casa se ríen y me dicen: "como estás tan buena...".

    En fin, que coincido contigo en que es mejor pensar en positivo.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado el escrito, pero no hagas trampas. Eso no es pensar en positivo, sino ironizar. Olvídate del calor, de la hoja en blanco, de tus pies, de tus kilos, de Paulo Coelho, de los moscos y de la madre que los parió... y piensa, por ejemplo, en esa niña preciosa que ilumina las vidas de los que tenéis la fortuna de estar a su alrededor.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Algo así... como tú seré yo, de respuestas enmudecido. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
  18. Eres más lista, que el hambre¡
    Divertida y estupenda tu entrada, como lo eres siempre.
    Yo, también colecciono kilos, los tengo repe, quieres?
    jaaa
    Bss

    ResponderEliminar
  19. de soslayo: Trataré de contestar comentarios aunque me resulte un poco problemático pero lo intentaré.

    Abrazo corto.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje