Páginas

martes, 26 de febrero de 2013

Quijote sin aliento






Hay que tomar un respiro Quijote porque queda mucha vida por vivir y si no es contigo entonces nada vale la pena.
No te canses por favor,
no sabré que rumbo tomar.
Si quieres te cargo para conocer el peso de una vida sobre mis hombros.

¡Vamos Quijote! 
Dijiste que no sería una carga.

¡Por favor! 
Falta poco, mira que los gigantes del desamparo están a la vista
y sola no sé caminar.

Tú dijiste,
lo dijiste Quijote y no vale arrepentirse.















21 comentarios:

  1. Desde aquí nos unimos a la voz que alienta tan noble caballero: ¡Vamos, Quijote! Que todavía quedan caminos que recorrer.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Ya te dije que eres una escritora fenomenal?
    Si no lo hice, ahí va otra vez:
    ERES UNA TREMENDA ESCRITORA!
    Abrazo porteño para mi mexicana favorita!!! :)

    ResponderEliminar
  3. Quijote es lo máximo no se rendirá

    ResponderEliminar
  4. No vale arrepentirse Quijote. Vamos malque que eres tremenda, muy bueno.

    Saludos.!

    ResponderEliminar
  5. Vamos Quijote!!!!! No te rindas!
    VAMOS!
    VAMOS!
    VAMOS!
    VAMOS!

    ResponderEliminar
  6. Es que ya ni se puede fiar uno ni del Quijote, amiga, tu válete por ti misma y fíate de ti y tus posibilidades, es mucho mas seguro y será mejor...:)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. quijote nunca se rinde y menos por una buena causa,
    besos.

    ResponderEliminar
  8. Que no se rinda nadie!! Todos a luchar!! Besos querida amiga.

    ResponderEliminar
  9. Anda ¿y quien es este Quijote sin aliento Malquerida? entiendo que hay mucha metáfora en ello :)

    ResponderEliminar
  10. No conozco otro personaje de literatura que sean tan querido y este tan presente en el pensamiento colectivo. Acá hasta una estatua tiene en una calzada arbolada, con su fiel Sancho y montado en su Rocinante.

    ResponderEliminar
  11. Si...no pares la marcha...
    hay que caminar.

    Gracias por tus palabras. Me gustó tu casa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Los Quijotes nunca se rinden; se desesperan como el que mas, se deslizan por la pendiente de la decepcion y el hastio, como todos, pero, lo suyo no es desfallecer, es un poco de cansancio, como en todos.
    Pero, los Quijotes son como aquel marino de las espinacas: en un respingo, se autorreponen.
    Asi que no andes preocupada; todos los caballeros andantes son como el Fenix.
    Pero eso tu alma ya lo sabe.

    bss.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  13. Bueno a cuenta gotas pero, valió la pena, me encanto este, la relación vida-con un personaje tan entrañable, besos

    ResponderEliminar
  14. mezcla de ficcion con la realidad propia....super excelente!

    ResponderEliminar
  15. —¡Ay! —respondió Sancho, llorando—: no se muera vuestra merced, señor mío, sino tome mi consejo y viva muchos años, porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, ni otras manos le acaben que las de la melancolía. Mire no sea perezoso, sino levántese desa cama, y vámonos al campo vestidos de pastores, como tenemos concertado: quizá tras de alguna mata hallaremos a la señora doña Dulcinea desencantada, que no haya más que ver.
    DONQUIJOTE DE LA MANCHA

    ResponderEliminar
  16. Quijote no se dará por vencido.


    Un abrazo, mi Malque.

    ResponderEliminar
  17. "No te des por vencid@, ni aún vencid@"

    Fuerza, Quijote!!

    ResponderEliminar
  18. No vale arrepentirse hee!!

    =D Saludos Malque!!

    ResponderEliminar
  19. No le saque Don Alonso, no hay falla, no hay tox, que qué, que pos puro arrimón de cayoiga, no hay falla, al ratón legusta el queso, sale banda, no hay falla,
    (tomado de los chúntaros estail, o algo así)

    En serio Alonso no se desinfle, que esto apenas comienza.

    Un beso malquierida.

    ResponderEliminar
  20. Demasiados menesterosos en el camino...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. No Quijote, no vale arrepentirse, una promesa es una promesa.

    Un beso Malque!

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje