Páginas

sábado, 1 de diciembre de 2012

¡Santa María, dame puntería!






Hacía mucho que esto no sucedía. Dejar de hablarle a Barry por algo que dijo y me enfadó. No sé si estoy enojada o molesta pero no me gusta sentir esto que traigo en el pecho que no sé qué es.

Mientras tanto todo transcurre entre silencios, ya mañana será otro día.

Sigo en el modo de limpieza profunda. 

Hoy tocó sacar libros, revistas, trabajos de la universidad de Bruno y Laura. Es íncreible la cantidad de papeles que se acumulan en el transcurso de la vida. 

Encontramos muchos recuerdos. Fotos, tarjetas, cartas, exámenes. 

Por cierto nos dio mucha risa un examen de Bruno en el que sacó seis y con un clip el maestro le adjuntó el acordeón que usó para resolverlo. (A Bruno le costaba más trabajo estudiar mientras que Laura siempre sacó nueves y dieces. Hasta ¡Felicidades! le ponían sus maestros).
Un día sufrí un desmayo debido a que recibí una queja de los profesores de Bruno cuando iba en la secundaria. 
Se volvió un desmadre. Teníamos que ir cada semana -de lunes a viernes- a cuidar a los chamacos porque no les hacían caso a los maestros. Estando una mamá ahí se detenían un poco en hacer fechorías. ¡Ah que jijos de la chingada eran!
Bruno era muy mujeriego -si es que en la adolescencia eso existe- me sacó canas verdes por eso. Había ocasiones en que se tardaba mucho en llegar de la escuela. Aí iba muy preocupada pensando que le podía haber pasado algo. Me lo encontraba a las afueras del colegio con la noviecita en turno. Y yo con mi cara de pocos amigos: ¿A qué hora Bruno? Entonces se despedía de su amiga y se regresaba conmigo muy modosito. Pinche chamaco. 

Laura fue muy diferente, Siempre fue estudiosa, no daba lata, era muy educada (No sé a quien se parece) Con ella los diplomas estaban asegurados. Barry era el encargado de recibirlos junto con ella por su alto desempeño.
Puto Barry, ya me acordé que estoy enojada contigo.

Pero todo eso ha pasado. Ya quedan sólo recuerdos de esos pequeñitos que formaron su vida mientras yo me quedo con la satisfacción de haber criado a dos seres humanos sensibles y trabajadores.

En casa cada vez hay más espacio. Cada quien se ha llevado sus propios recuerdos en tanto yo me muevo libre como una especie de barquito. Solté amarras dejando que la vida me lleve a donde quiera, de todos modos el puerto al que he de llegar estará ahí esperando a por mi.

Chau.














24 comentarios:

  1. El puerto, puede esperar; el enojo, no.

    ¿Donde nace ese enojo? ¿Tan grande, colosal, monstruoso es, como para dejar de percibir todo el apoyo, todo el bien, todo el amor, el abrigo que, a diario, te ofrece Barry?

    Imaginate, unos instantes, completamente sola.../.../... (???)

    Compi, con lo sabia y humana que eres, sabes que ningun enfado merece tanta energia emocional; si acaso, el amor, si; pero, ¿el enfado? ¿tu crees?...

    Mejor dejate de zarandajas; sigue en tu orgulloso silencio si quieres pero, entre tanto, ve a la cocina y empieza a recordar la receta de aquel plato de amor y cariño que guisabas para los dos, en aquel tiempo en que, lo mas importante y grande de la vida, erais vosotros dos. ¿Te acuerdas?

    Pos, Orale!

    Refugiate en el amor cada vez que asome un resentimiento.

    Bss.

    Namasté.

    ResponderEliminar
  2. Los hijos nos hacen tan felices que es normal que acudamos a ellos para evadir nuestra pena... El mio tiene 6, y... ya me veo (ay Dios!) a mi... buscándolo por ahi... buf... ush, ash... a veces tengo miedo, a veces no...
    Pero no nos olvidemos del Barry.. ¿no amerita una charla con cervecita para aclarar los puntos y luego brindar?
    =)
    Ojala vuelva todo a la armonía! son feos estos lapsos de desacuerdos con quienes queremos... a mi me dan mucho dolor de estomago...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. En tu limpieza de recuerdos has arramplado hasta con los de Barry y han salido por la ventana. No me parece que sea rencoroso, ni tú tampoco. Baja a recogerlos a la calle, plánchalos un poco si se han arrugado y trata de arreglarte con él. Estoy seguro de que la discusión es por una tontería, de la que os vais a reír no tardando mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. yo también tengo dos hijos, un varón y una mujer!!!! el varón tiene 9 años y puros dieces en el colegio. la mujer se acaba de recibir del secundario, ella tiene un promedio de 8 y le cuesta mucho mas estudiar!!! :-D
    pero son mis orgullos!!!
    que lindo post has creado Malquerida!!!!
    es bueno saber que al menos con nuestros hijos... hicimos bien las cosas!
    abrazos mujer

    ResponderEliminar
  5. Yo vi una red de actividades y vine a comentar (e___e) estoy traumada con esas cosas, nomas no les entiendo :(

    Que bonito post, acá recordando los viejos tiempos cuando los hijos ahora adultos eran pequeños

    algun dia cuando tenga hijos sabre que se siente

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Bueno, pues ya que te enfadaste con Barry, aprovecha y prepara una muy buena reconciliación...

    Y que la vida, Dios o quien tenga el poder te lleven a buen puerto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Que bonito! Gracias por compartirlo, me identifico con bruno y Laura me recuerda a mi hermana, en el colegio nos comparaban! Era horrible eso!!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  8. Barry está esperando a que te acerques, vas y le dices bueno no siempre voy a ser yo la que ceda alguna vez tendrás que ser tú el primero en darme un abrazo.

    Besos^^

    ResponderEliminar
  9. Anda mujer, no seas tonta, reconciliate con Barry cuanto antes, con lo cojonudo que el es para ti y lo que ambos se quieren...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  10. Ustedes nomas quedense quietitos. Eventualmente el coraje del momento se pasara y podran hablar. Mas vale sacar los corajes en otro lado que herir susceptibilidades al calor del resentimiento.

    ResponderEliminar
  11. Por lo que entendí, el recuerdo de tus retoños borró el enojo. Espero que sea así.
    Me reí con las anécdotas de las lleagdas tarde de tu hijo.

    Saludos, Reina

    ResponderEliminar
  12. Neeeeeeeeeeeeeeeeeeeel, sigue enojada con él hasta que saques todo el enojo. Puto Barry!! pos que laa.....
    Cuando ya haya salido todo tons le das unabrazo y como si nada la vida que siga.
    cuidate!
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Es enorme la cantidad de despojos que nos deja la vida pero lo gracioso es que no queremos deshacernos de ellos como queriendo volver a recuperar aquel tiempo pasado, hay que soltar lastres y viajar con lo justo, disfrutar y gozar de los seres queridos que tenemos y de los que vendrán.
    Besos de gofio.

    ResponderEliminar
  14. cuando mis padres murieron yo "heredé" su dormitorio y aún me encuentro con recuerdos suyos a pesar de los años transcurridos.
    de un libro que perteneció a mi padre y que es de puros tangos, subiré un post.
    es una forma de recordarlo y de leer el libro por completo.
    espero que barry salga pronto de ese lugar entre el cielo y el infierno en el que lo has puesto, je.
    un beso.

    ResponderEliminar
  15. Es algo muy común, querida Malque, que los hogares compuesto por dos hijos el uno sea bueno y el otro no tanto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Me identifico con Laurita, y Bruno se parece a mi hermano... jejeje

    Malque ya pasará el tiempito y será igual todo con Barry. Puro amor... vas a ver.

    Beso!

    ResponderEliminar
  17. si te molesto tanto, quizas sea que el barry te dijo una gran verdad que no quieres aceptar o que no te gusta que te digan.

    ;-)

    ResponderEliminar
  18. Si, enójate lo que necesites enojarte, pero no tardes mucho en contentarte.

    ResponderEliminar
  19. Hermosos recuerdos.. y me imagino, que un recado como el del maestro, el del acordeón, luego de muchos años causa risa... pero en el momento? jajaja Por otro lado mi Malque reconciliate con Barry anda?

    ResponderEliminar
  20. Estoy segura que al pasar lo días estars mejor con Barry..

    Saludos :) Malque hermosa.

    ResponderEliminar
  21. que bueno que sientes enojo, preocúpate cuando dejes de sentir.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje