Páginas

viernes, 28 de diciembre de 2012

Un poco buenita en una mañana de diciembre





Dicen que cuando uno hace una buena obra no se debe decir porque pierde todo significado la buena acción pero como a mi me vale madre lo que digan voy a decir lo que sucedió.

Ayer tocó a mi puerta un niño de cerca de siete años pidiéndome cortar el pasto de la entrada. En la banqueta con una bicicleta al lado se encontraba su hermano -supongo- de más o menos catorce años de edad -ni modo que de perro- esperando.

Ver al niñito con su playera más chica que su pequeño cuerpo me dio mucha ternura así que sin pensarlo pregunté cuanto me cobraba diciéndole que si sin esperar la respuesta.
Como si no fuera yo, me fui a la cocina a destapar la dulcera. Metí casi todos los dulces que había en una bolsa de celofán, le puse un moñito, dejándola en el sillón en tanto terminaban de cortar el pasto.
Después fui a donde tengo mi alcancía -que casi siempre está vacía- y saqué lo que me cobrarían más unas monedas de más para el niño grande y otras tantas para el pequeñuelo.

Cuando tocaron el timbre para avisar que habían terminado, abrí la puerta con la bolsa de dulces en una mano y en la otra el dinero.
El niñito al ver la bolsa estiró la mano metiéndola entre la reja -que estaba cerrada- tomándola sin que yo pudiera decir nada, sorprendiéndose del obsequio pero saboreándolo de antemano.
Le di el dinero para su hermano y las demás monedas para él. Diciéndome ¨Gracias señora¨ se fueron muy contentos.
Sé que lo que les di es muy poco y aunque era dinero para el regalo de La Bella me sentí muy bien habérselos dado porque se lo ganaron trabajando y porque no había malicia en sus caras de niños tristes.

La satisfacción que me queda es muy grande como cuando un día que hacía mucho frío me quité la chamarra -mi favorita de todos los tiempos- para dársela a un indigente que se nos cruzó en la calle -a Barry y a mi- tiritando y pidiéndonos algo para comer. Sin pensar me la quité -la chamarra- dándosela ante el asombro de Barry -no suelo hacer obras buenas y menos cuando hay alguien junto a mi- diciéndole que se cubriera. Agradecido el muchacho se la puso y se fue a comprar algo con las monedas que mi esposito le dio.
Barry me ofreció la suya pero no acepté porque él no tenía culpa de mi acción así que muriendo de frío seguimos caminando.

Y es parecida -la satisfacción- a la misma que sentí cuando una señora me platicó lo mucho que estaba sufriendo para poder llevar algo de dinero a su casa y no encontraba trabajo. Estaba enferma, su cara y manos se veían muy maltratadas. Me sentí mal porque yo me quejaba del intenso calor y de lo mucho que me faltaba para llegar a casa cuando ella de verdad lo estaba pasando mal.
Sin pensar abrí mi cartera y le di casi todo mi dinero, dejando un poco por si necesitaba para llegar a la casa. (Siempre me ha dado miedo andar sin dinero en la calle porque pienso que me puedo perder y no sabría que hacer sin un centavo en la bolsa).

No sé, son pocas las veces que hago cosas buenas, quizás por eso las recuerdo. 

Quise compartirlas porque lo bien que me hicieron sentir las sonrisas y el agradecimiento de esa gente es tanta que no puedo quedármelas para mi solita.

Y las cuento no para que me alaben y digan que soy una linda y que tengo un corazón de oro y patatí patatá sino porque en ocasiones puedo ver que soy un poco -muy poco- buenita y que andar deprimiéndome por cosas vanas no vale la pena como el ver que cada vez me cuesta más trabajo escribir dado que estoy perdiendo el control de mis manos y todo eso que de pronto en una noche decembrina me hace llorar.

Igual cuando ya no pueda escribir y me convierta en un mueble más de la decoración de mi casa podré sonreír al recordar que contribuí un poquitito nomás a hacer felices a cuatro personas.
Eso si seré un mueble feliz -poquito- tampoco es que me agrade ser un ente inanimado.

Algo es algo digo yo.












28 comentarios:

  1. Lo que hace tu mano izquierda que no lo sepa tu mano derecha es la enseñanza, pero si nadie publica sus buenas acciones no existirian imitadores de la caridad.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Querida Flor:
    Por lo menos a mí me alegraste la mañana! El mejor regalo que le diste a esos niños fue tu atención. Tu mirada los hizo importantes aunque sea por un momento. En los timepos que corren donde nadie parece tener tiempo para nada, tu gesto es un regalo invalorable!
    Un abrazo enorme y Feliz 2013, amigaza!!!
    P/D: Y no dejes de luchar, vale?

    ResponderEliminar
  3. Las acciones que nos permiten hacer un poquito por lo demás no sólo deben ser mencionadas síno más bien limitadas, tu sólo gaza hecho lo que dictó tu corazón y te ha dejado enteramente satisfecha, siempre que puedas hazlo. Y por lo que a ti respecta creo que aún tenemos mucho rato de ti, así que a seguir luchando. Feliz 2013. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Yo era muy de "No Veo" ... "No Existe " pero mi esposo y su familia son de ayudar, ellos son pobres pero allí los ves regalando en navidad y día de reyes en casas hogar; ahora ya es algo que hago con gusto y mi esposo, ves la gratitud y emoción de los niños cuando les das dulces o un juguete (aunque sea sencillo).

    ResponderEliminar
  5. Me hiciste sonreír y respirar esperanza hoy. A pesar de que es un día negro para mí por todo lo que me está pasando en el trabajo. La verdad es que ese "algo" no es algo, es mucho!

    Te mando un beso y siempre conserva ese corazón de oro que siempre te caracteriza.

    EXITOSO 2013 PARA TI!!!
    Te quiero Malque!

    ResponderEliminar
  6. Pero es que si no lo cuentas uno no se entera y yo me quiero enterar para confirmar lo que hace tiempo que se, que eres una tia cojonuda!!!
    Me ha gustado mucho tu entrada.
    Deberías, con calma y tiempo, investigar sobre unas compus que escriben lo que tu les dictas con tu voz, aquí las tienen los de la organización ONCE de los ciegos, en alguna parte lo leí.
    Besos y salud, especiales navideños...

    ResponderEliminar
  7. Hay quienes dicen que toda caridad que se da de nada sirve porque eso enseña a la gente a ser perezosa. Y eso lamentablemente sí aplica por ejemplo en usuarios del programa Oportunidades que he visto con mis propios ojos malgastarlo en cervezas, putas y la suscripción al Dish antes que surtir una alacena digna para sus hijos o medicamentos.
    Pero también existe otra cara de la moneda como la que tú nos compartes donde vas más allá de solo dar unos cuantos pesos y regalar algo de tí dependiendo de la necesidad que les veas al momento.
    Yo por eso ya procuro regalar artículos de despensa y ropa en lugar de dinero (a menos que lo vea necesario) n_n


    No arreglamos el mundo ni acabamos con los problemas de esas personas, pero sí damos una ayudadita que nunca es mal recibida por el que de verdad te necesita.

    ResponderEliminar
  8. Ojalá hubiera más gente como tú, aunque sean pocas tus acciones, pero por lo menos haces algo. Yo también siempre intento ayudar a quien puedo con dinero o comida, no me puedo ni imaginar lo terrible que tiene que ser la vida de un indigente, de alguien que no tiene cubiertas ni las necesidades básicas como lo es la comida...
    Un beso, ¡feliz año!

    ResponderEliminar
  9. Awww en efecto ha sido un bonito detalle y qué padre que tengas tal bondad Malquerida, hay que trabajar para ser alguien constructivo, que contribuya a este mundo y que lo haga paso a pasito en un mundo mejor :)
    Van apapachos ;)

    ResponderEliminar
  10. Algo es algo, pero ese algo es un pedacito de la totalidad en la que todos estamos sumergidos, y si todos agregaran un pedacito de bondad como tú lo has hecho este sería un mundo mejor n___n ... aunque suene a cliché, es un cliché válido... ya dije xD

    Saludos, Malque... va un fuerte abrazo para ti :)

    Peace&Love

    ResponderEliminar
  11. parafraseando a nietszche, a veces estamos humanos, demasiado humanos, en algunos casos.
    besos.

    ResponderEliminar
  12. ES que ante todo eres un ser humano, con defectos, virtudes. UN abrazo, y siempre grato leer en ese tono confesional de tus textos. Carlos

    ResponderEliminar
  13. Aunque ya sé que no lo escribes para eso, eres una linda, tienes un corazón de oro y patatí patatá.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Te amamos mil, hacer cosas así siempre hace a uno sentir bien, un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. De vez en cuando es bueno leer entradas como esta, queda esperanza
    Abrazo

    ResponderEliminar
  16. Apenas habia yo pensado que debo cambiar la forma de ver mis problemas, en realidad lo que me pasa es muy poco.

    Muy bonita entrada Malque, yo si creo que podemos cambiar el mundo, por lo menos el mundo de una persona =)

    Te mando un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Una vez le di de comer a mi compañero de cuarto en el hospital porque nadie lo atendía. En ese momento sentí que por primera vez había hecho realmente algo importante en mi vida.

    Como dijo el 1er comentarista, es bueno que lo digas para así aprender y repetirlo. Así en cadena se podría hacer "algo" más bonito todavía. Un abrazote y un besototote :)

    ResponderEliminar
  18. Hola malque, no me extraña lo que nos cuentas, aquí, y te diré porque, primero porque eres el tipo de persona que es capaz de eso y más, una de las grandes enseñanzas de la madre teresa es que ella afirmaba que la caridad para que en realidad lo fuera, debe de doler a quien la concede, y yo estoy de acuerdo , pero tu aun tienes una idea anticuada, yo te diría que a los que te leemos nos haces la caridad, solo que tu no lo tomas muy en cuenta, nosotros sabemos lo que te cuesta escribir , aunque te guste , pero no solo físicamente sino anímicamente, yo lo valoro y te lo agradezco, ahora con respecto a en el futuro hay en el mercado software de reconocimiento de voz , incluso para bajar gratis , debes de comenzar , aun es tiempo a usarlos para que te familiarices y lo que quieras poner en tu blog puede ser hablado, incluso mejor , te mandare un ejemplo de esto para que comiences a experimentar yo lo estoy haciendo,

    ResponderEliminar
  19. Ser bueno es cool y dicen que también te lleva al cielo, ¿pero quién querría estar ahí?

    ResponderEliminar
  20. Y quien dice que una buena obra no se puede presumir ?

    Yo creo que si, con el ejemplo se puede lograr mucho y servir de inspiración.

    Gracias por ser y por estar. Este mundo sería muy diferente si todos practicaramos la compasión.

    ResponderEliminar
  21. Malque, aunque no lo digas tus acciones valen oro, porque son las que salen del corazón, y de una en una, hacen a personas felices, tienes un gran corazón mi amiga, te deseo que este 2013 este lleno de Bendiciones, para ti y la familia, miles de abrazos con todo cariño

    ResponderEliminar
  22. Malque!!!!

    asi somos... hacemos cosas buenas, algunos más que otras, pero creo que todos en algún momento lo hacemos, y es bueno recordar esa sensación de satisfacción de hacerlo.

    saludos!!

    ResponderEliminar
  23. Malque, tienes un corazón tan grande que no te cabe en el pecho aunque a ti te cueste reconocerlo, es así y por eso te ganas el cariño de los que pululamos en torno a ti. Me has emocionado.

    Feliz Año 2013!!

    ResponderEliminar
  24. Dicen que la mano derecha no debe saber lo que hizo la izquierda ( o al contrario, me vale como es ) pero creo yo, que si debe saberlo, porque las buenas obras deben conocerse y seguramente se contagia !!

    Un abrazo hermosa !!!

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje