Páginas

sábado, 1 de septiembre de 2012

Mar adentro









El día menos pensado
voy a recoger los trozos de mi memoria,
los echaré al mar
y me iré con tu mirada a cuestas
a perderme en el fondo del olvido
sin nada ya que me ate a ti.

Ese día guardaré pedacitos de mi historia
y tú no estarás en ella;
serás la pieza perdida del rompecabezas
que nunca terminaré de armar.

Sólo entonces descansaré
en la perpetuidad de mis querencias
y nada más habrá por hacer.










24 comentarios:

  1. A mi no me suena eso nada bien ni positivo tampoco, pero si a una verdad absoluta...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Oww :3 que bonito... Algun dia, algun dia

    ResponderEliminar
  3. al final del amor siempre queda un corazón desolado. besos.

    ResponderEliminar
  4. hoy me siento como un rompecabezas pero quizá es el clima...

    verdad?

    es el clima

    ResponderEliminar
  5. Seleccionando los recuerdos que se perpetuaran
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Para armar un rompecabeza tiene que gustarte, ahora ¿qué objeto tiene armar un rompecabeza que le falta una pieza?

    Un gran beso

    ResponderEliminar
  7. Siento que con alguien o algo que forma parte de tu vida, quieres olvidar...!!! ARTISTAAAAAAAAAAAA!!!! BESOS CARIÑOSOS DESDE ESPAÑA.

    ResponderEliminar
  8. wow!!

    cuanto feeling junto! me ha gustado!!

    ResponderEliminar
  9. Esta entrada llegó a mí, justo cuando siento que le faltan piezas al rompecabezas de mi vida..
    Un abrazo Malque

    ResponderEliminar
  10. En más de una ocasión se antoja el perderse y dejar a la ley del agua lo que se es. Muy bonita reflexión Malquerida :)
    Van apapachos ;)

    ResponderEliminar
  11. Eo olvido: temo que alguien me mate tan cruelmente con el olvido.

    Sé feliz :)

    ResponderEliminar
  12. Creo que me daría miedo saber que alguien me saca de su historia, de su pasado. Miedo que me olviden como si no hubiera causado algún (aunque pequeño) rasguño en esa vida que continúa aunque cada quien por separado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Siento tristeza saber que alguien a quién amé solo sea un recuerdo, lo mismo si lo soy o fui de alguien.
    Bellísimo !!!

    ResponderEliminar


  14. Deberia ser obligatorio ir al mar una vez al año, en verdad que es de las cosas que me mantienen cuerdo

    laMaLquEridAbailaPogo! :D

    ResponderEliminar
  15. =) me dejo el mensaje: deja ir tus malos pensamientos... // una vez dije, Lavate las manos y di Adios! // y es lo mejor, no atarse a recuerdos malos! beso! <3

    ResponderEliminar
  16. Hermoso...
    Profundo y bello como la Malquerida misma.

    Beso!

    ResponderEliminar
  17. Como aqui no tenemos mar, usamos el inodoro.


    Besos

    ResponderEliminar
  18. Qué bonito escribes, mi malque adorada.

    Beso.

    ResponderEliminar
  19. No había entrado, me gusta la nueva apariencia de tu blog, te quedó linda...

    Lindo el texto aunque triste...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  20. ay K-brown!, me parecio leer MAS ADENTRO y dije Worales, ya se destaparon por aca!, jaja. Besos de mil colores para vos.

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje