Páginas

miércoles, 17 de agosto de 2011

El estanque






Desde que empezaron las lluvias una parvada de pajarillos se han instalado en el techo de mi casa, no sé de que familia sean pero sus pi pi pi son tan armoniosos que parece que despierto en el cielo. Me levanto, me asomo con cuidadito para no asustarlos. Están metidos en un pequeño charco que se ha formado en el techo de la zotehuela. Veo como uno mete las rosadas patitas en el agua como tentándola, después mete todo el cuerpo y empieza a revolotear para mojarse por completo. Se espulga cada tramo del plumaje sacando todo bichito que pudiera estar escondido entre sus plumas. Se vuelve a sacudir y sale del estanque para pararse en los barrotes de la protección a que el sol seque sus plumas.

Cuando todos se han bañado, empieza el piar como si se platicaran las últimas nuevas. Es maravilloso como pueden vivir la vida tan simple sin tantas complicaciones. Veo su forma tan llana de vivir la vida y me pregunto porqué no aprendo de ellos.

Terminando de bañarse, con pequeños brincos pasan de un barrote a otro sacudiendo las alas. Pían sin cesar, alegres de estar vivos.

Un ruido cualquiera hace que se asusten y vuelen por todos lados sin dirección, se acabó el espectáculo. Cierro la cortina, me voy al espejo. Veo que tengo una sonrisa en el rostro, la primera de la mañana, me doy cuenta que algo tan sencillo como ver los pajarillos bañarse, me ha hecho muy feliz.

Suspiro y lleno mi corazón de vida, empiezo el nuevo día, pero... Algo me está pasando, esa mujer que está frente al espejo no soy yo. Yo soy hosca, taciturna, enojona. No... esa no soy yo.










+Imagen tomada de google.

32 comentarios:

  1. Todo llega a su tiempo, y si ya es hora, no dejes que pase, aprovechate y disfrutalo, que has tenido momentos para llorar, para recordar, incluso para quejarte, ahora sonriyele y aprende.

    Tu dejate mujer, no sea tan recia con usted misma.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra por ti, amiga, que esos lindos pajaritos te sacaran una sonrisa.
    En el techo de mi casa, todas las mañanas también llegan pájaros a comer lagartijas, y sus cantos me recuerdan el pueblo donde nací.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. si eres tu


    sigue sonriendo malque

    que tengas mejores dias

    ResponderEliminar
  4. que rico estar frene al espejo con una sonrisa y contemplar la simpleza de la vida....

    ResponderEliminar
  5. Es padre empezar el dia con una gran sonrisa, animoooo¡

    ResponderEliminar
  6. Qué diferencia verdad?? hasta tu misma te sorprendiste. Todo depende de la forma en que vivas sin importar lo que te rodea. Vive con alegría, con ganas, con amorsss, y vas a ver cómo cambian las cosas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Haha ojitos pajaritos.

    Todos los grinchs que llevamos dentro tenemos nuestros ratos de serenidad y amor a la Navidad
    Precisamente con esos momentos demostramos que no solo somos de signo negativista

    Aunque en mi caso prefiero despertarme con el chente que pone la vecina de abajo el sábado en la manana ajuaaaa

    ResponderEliminar
  8. Yo también los escucho todos los días, de mañana y por la tarde, en el viejo cedro que está en el patio de mi casa, al lado de la ventana. De verdad que sí hacen sonreír.
    Un abrazo Malque, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. Claro que eres tu, tal vez ese lado que no muestras muy a menudo pero eres tu, que bueno que algo tan sencillo te arranque una sonrisa e iniciar así el día.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Seguramente te ves muy bonita sonriendo!!!
    acá también llegan pajaritos temprano es muy lindo verlos así tan cerca.

    ResponderEliminar
  11. en mi casa hay un perico, y desde que amanece hasta que se mete el sol, se la pasa hablando puras groserías, dice “puto” y “güey”
    y cuando ve pasar algún extraño le mienta la madre a chiflidos, un día lo voy a grabar y te lo enseño

    las aves son la neta, mi mamá tiene hartos pajaritos, pero todos enjaulados

    ResponderEliminar
  12. Que linda manera de despertar! Me encantaría que fuera eso y no despertador quien abriera mis ojos cada mañana. Me acuerdo de la casa de mamá cuando chica en mi pueblo, los pajaritos y el olor a pasto mojado con el rocío de la mañana. Así cualquiera despierta todos los días feliz!!

    Un beso gigante!!

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Si ya sonreiste una vez lo podras hacer mas veces!! jajaja yo los pajaritos de mi mamá les abro la puerta de la jaula para que se vayan no me gusta verlos encerrados.


    Besos!! :D

    ResponderEliminar
  14. Bueno Malquerida, qué padre que al igual que los pajaritos, encuentres la belleza en las cosas sencillas de la vida, creo que es lo mejor que puede uno lograr y no ofuscarse por los problemas pasajeros que luego nos aturden la mente ¿no crees? :)
    Van apapachos ;)

    ResponderEliminar
  15. Claro que eres tú, y así tendría que ser siempre...
    Biquiños!

    ResponderEliminar
  16. a mí una vez me sorprendió el piar articulado y armonioso de varias aves que parecían comunicarse entre ellos de árbol a árbol en un parque, y !eran cerca de las cuatro de la madrugada! un beso.

    ResponderEliminar
  17. Pues cuando a veces me despiertan al amanecer, haciendo un ruido ensordecedor, yo no tengo esa cara tuya en el espejo, la mía es de muy mala leche...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  18. Un abrazo mi malquerida! aqui seguimos jejeje

    ResponderEliminar
  19. Lo que te haga feliz es bien recibido no?

    Un abrazo y q tengas buena semana Malque

    ResponderEliminar
  20. Me has hecho acordar de las vacaciones de verano en la casa de mi abuela, su pueblito de provincia, los nidos de barro que las golondrinas colgaban de los aleros de su techo y ese amanecer con trinar de aves.

    Saludos Malquerida.

    ResponderEliminar
  21. Como esos pajaritos miles de cosas bonitas, "solo" hay que quitar la costra de la estupidez que reina a día de hoy y de las innecesarias presiones mundanas para poder verlas. Pero menuda costra, esa no sale fácil.

    ResponderEliminar
  22. Esos pequenios detalles que nos hacen sonreir y poner de buenas, aunque sea por un momento =)

    ResponderEliminar
  23. si que pueden mejorar el día estos animalitos!!!!!
    están hace poco?
    porque en el artefacto de aire acondicionado que hay en mi pieza, del lado de afuera (vivo en un edificio) unas palomas se metieron vaya a saber como, y picotean desde afuera... y revolotean... y ya llevan haciendo eso unos meses... y yo ya me las quiero comeeeerrrrrr!!!!
    jajajaja (es la otra cara de la moneda)
    me alegra mucho que a vos te levanten el ánimo, mujer!!!!!!
    un abrazo inmenso desde mi Argentina que quiere comenzar con la tibieza de la primavera

    ResponderEliminar
  24. Qué lindo post!
    A mi también me gusta escuchar el canto de los pájaros, me hace sentir bien.


    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Es hermoso... solo basta con una cosa tan simple para darnos cuenta que podemos ser felices.

    Mil gracias por tu apoyo y tu comentario en mi blog... En seguida te contesto.

    Un Abrazo!

    ResponderEliminar
  26. Parece que es cierto eso que las cosas más simples de la vida no las debemos dejar pasar. Cuida tu sonrisa, te debe quedar genial :)

    ResponderEliminar
  27. La que dice que no eres tú es quizá una parte disfrazada de quien realmente eres.
    Existen detallitos que cambian el curso de la humanidad misma por breves instantes, fuiste testigo de uno.

    Saludos y letras

    ResponderEliminar
  28. El dia que te decidas a bañarte en la azotea me avisas pa ir a asomarme ;)

    (eres linda y risueña y no me discutas ok?)

    ResponderEliminar
  29. Quizá el espectáculo ayudó a cambiar a esa mujer que está frente al espejo ¿no?. Me gustó el texto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  30. Que lindo Flor, que lindo que sonrías y te sientas tan feliz.

    Yo solía llenarme de esa felicidad en el camino a mi antiguo trabajo, me encantaba ir por lugares llenos de árboles para escuchar y admirar pajaritos... hoy no tengo tiempo para caminar, pero voy a recuperar esa capacidad de admirar la vida... extraño mucho esa sensación de paz que te provoca la naturaleza.

    Un abrazo grande amiga.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje