Páginas

lunes, 21 de febrero de 2011

Extremos.





¿Quién soy pregunté con una sonrisa ocultando las lágrimas que se agolpaban en mis ojos queriendo estallar.
-Eres Rosa- me dijo la abuela, mirándome con sus extraños ojos que se han vuelto grises y velados. 
No abuela fíjate bien, ¿me recuerdas?
-Eres Rosa- volvió a decir y miró al techo del hospital como diciendo ya no estés chingando.

La abuela se está muriendo.

Ayer tuve oportunidad de hablar con ella de todo lo que ha pasado entre las dos. Del porqué Barry me quiere y del porqué la vida no nos juntó como ahora.
Ayer tuve el valor de pasar a verla siendo que yo no visito enfermos ni voy a los funerales. Es cosa que no puedo superar. Algo más fuerte que yo me lo impide, quizás sea mi propia debilidad.

Le pregunté a la abuela si me quería y me dijo que si. Le dije que si recordaba que comida no me gustaba, -migas- dijo mirando al techo y sonriendo.
-¿Porqué?- le pregunté
-Porque tiene ajo y cebolla- me contestó con una sonrisa y mirando hacía el techo de nuevo.

Se acordó de mi aunque no supo mi nombre.

Le dí de comer. Le di agua. Le di dos besos. La ayudé a acomodarse en su cama. La pude tocar y ella se dejó. Si estuviera sana ninguna de las dos nos habríamos acercado. Mala señal cuando los remordimientos se agolpan en las sienes y salen sin control cuando ya no hay remedio.

Estuve tan cerca de la abuela como en la vida lo había estado. Acaricié su suave mejilla. Le miré sus ojos impresionantemente grises. Le acomodé el pelo, le sobé la mano y la hice reír.

Hablaba de que fuera buena con Barry que era fácil quererlo. Que no lo hiciera sufrir. Me dijo que me acostara juntito a él y no hiciera nada, sólo estar con él.

La abuela me regaló unas cucharas que en su mente veía en la vitrina de su casa. Llévatelas-me dijo-a mi ya no me van a servir.
Me preguntó si había dejado centavos en la vitrina y le dije que si aunque no supiera de qué me hablaba. 

Se ha acordado de mi hijo pero no de su nombre. Se ha acordado de Laugra como le dice a mi hija.
La abuela siempre nos daba la bendición cuando nos íbamos a nuestra casa. Ayer la vi tan débil que en mi confusión y sabiendo que no soy nadie para hacerlo, la persigné. La besé y le dije que ya me iba.

Tres veces me regresé porque me daba pena dejarla sola en ese lugar tan feo. Rodeada de gente desconocida y queriendo cuidarse de un hombre que quería quitarle su dinero en sus desvaríos.

-Llévame de aquí- me dijo y le mentí. Le dije que iba por Barry para podérnosla llevar. Quería irse a su casa de la que salió hace tiempo. Me decía que quien era esa mujer que tenía dos flores en el vestido y una corona de flores en la cabeza.
-No lo sé abuelita-le dije sintiendo un escalofrío en mi frente. 
Me dijo que me pusiera una blusa blanca y un pantalón gris. Gris como el color de sus ojos.
La besé de nuevo, y me fui cuando ella tenía los ojos cerrados. Al voltear para verla le dije con mi mano adiós, ella se sonrío.

Sonrío conmigo, platicó conmigo, su ojos grises y apagados se fijaron en mi aunque en sus desvaríos no haya sido Flor con la que estuvo sino con Rosa.

Salí con una sonrisa para que abue no me viera llorar. Pero me derrumbé cuando vi a Barry. Tener que decirle lo que me dijo su mamá era algo muy duro para él y sus hermanos pero debía hacerlo.

Las decisiones que hay que tomar en cuanto a la abuela son muy difíciles. Barry ha dicho que lo dejemos solo, no quiere compasiones ni abrazos ni nada, así nos lo ha dicho ¨No quiero que me abracen ni que se me acerquen¨.

Lo hemos entendido pero sabemos que al final así no va a ser, siempre estaremos con él.

Sus hijos han estado recordando tantas cosas... ella ha recordado a Rosa. Puede ser que Flor nunca haya existido para ella.

Flor... la que le robó el amor de su hijo para formar una familia feliz que hoy se entristece porque ella está muriendo.

Yo si te recuerdo agüelita, eres la que me dijo que se iba a plantar en mi ventana para asustarme si me portaba mal con Barry.
Eres la mamá de Barry agüela... suficiente razón para no asustarme contigo.

Quédate tranquila agüe... 

Ayer en un solo día toqué los dos extremos de mi vida difíciles de juntar: La felicidad completa de sentirme viva y el dolor de ver a Barry sufrir la agonía de su madre.

Extremos... caminos paralelos que nunca se juntan y que hoy me tienen perdida.










29 comentarios:

  1. Ay Malque solo puedo decir que no dejen solo a Barry.
    un beso.

    ResponderEliminar
  2. Querida Malque:

    AAAAAAAUUUUUUGGGGGGHHHHHHHSSSSSS, duele, ver, sentir, vivir esa agonia, debe ser dificil.

    Besos.

    Mariposa Errante.

    ResponderEliminar
  3. Barry te tiene a ti y sé que no lo dejarás solo...

    Fuerza Malque! Mucha fuerza!

    Ayer en la mañana estabas taaan feliz....

    Eres fuerte mujer... todos aquí lo sabemos...

    Recibe un enorme abrazo...

    ResponderEliminar
  4. Aunque no lo creas para ella Flor si existe aunque en su confucion te cambie el nombre. Pensando en ti.

    ResponderEliminar
  5. sabes aqui en mi pueblo habia un vecino bueno no tan vecino era mas bien eso....lo que no se sabia es como lo veia el....pero no importa cuando nosotros tenemos o si no lo tenemos...es igual...por eso te aconsejo bueno mas que consejo es un comentario que no lo veas asi porque todos nostros y ellos tambien sera.....

    por eso mi queria Malque...tu estas ahorita....asi es que mejor te lo digo como te gusta....cuando escribes y lo leo mira es muy pero muy padre ...asi es que tu no lo digas y no pasas nada tu velo asi por ese lado...

    ahora que lo dices, pues es mejor que no decirlo....y si lo escibes pues es mejor que no escribirlo y pues si sientes pues es mejor que no sentirlo

    Un *abazo y un beso desde aqui hasta alla

    PD. disculpame si no digo mama....perdon chupaletas, soy un Bruto para escribir.

    *abazo se dice en Hungria aqui es abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. De esto hablo cuando digo que la vida es una travesía ideada meramente para que APRENDAMOS. Hay días buenos, días feos y otros tristes; y hay días de visitar a la abuela.

    Te reglo flores, Rosa.

    Un abrazo inmenso!!

    saluos!!
    (mira, de Rosa a Flor no es que haya mucha diferencia. La agüela te sonríe, no prejuicies... pueden haber mil felices motivos para que sonría contigo, y que tú desconoces)

    ResponderEliminar
  7. Hoy mas que nunca es cuando necesitas demostrar lo fuerte que eres para que le brindes todo tu apoyo a Barry...

    Recibe un fraternal abrazo ..aún en la distancia te acompaño en estos momentos tan difíciles...

    ResponderEliminar
  8. mi madre dice que el dolor de perder a un padre es el que nos toca a los hijos y que por ello tenemos que aprenderá convivir con el, no a odiarlo , si no a respetarlo, que por ley de vida es así…afortunado Barry te tiene a su lado, el momento será duro, pero ahí estas tu. un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Barry va a necesitarte
    y te tiene

    no te lamentes de nada mujer, eres muy buena

    ResponderEliminar
  10. Muy triste...
    Que vaina es la vida...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  11. Querida Flor:
    Las vueltas de la Vida a veces son tan incomprensibles... Guarda en tu corazón ese encuentro con la abuela (porque fue piadoso, sensible y honesto)y quedate junto a Barry. Quizás en silencio, pero juntos. Te envío un abrazo y un cariño enorme bella amiga.

    ResponderEliminar
  12. Si le queda poco tiempo, no es mejor llevarla a la casa para que este mas tranquila?

    ResponderEliminar
  13. Ser, o no Ser... :P

    Yo solo se que Estamos en Frecuencia. Y que La Bienque el un TODO! :S

    :)

    ResponderEliminar
  14. la abue se va !
    le deseo el mejor de los viajes , seguro le va a ir bien y va aencontrar el camino a casa (:
    me gusta que la recuerdes con lindura y ternura, sos mui especial!

    ResponderEliminar
  15. Muy triste, Malque, y que pena con Barry. Ya sabes muy cerca de él así no le guste.
    En cuanto al ajo y la cebolla son mis preferidos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Ay Malque, qué tristesituación están viviendo en tu casa, aunque Barry no lo permita, apapáchenlo mucho porque dentro está sufriendo y no lo quiere esxpresar; sabes que los hombres se hacen los fuertes pero son bebés... y pidamos a Dios por una resignación y si la señora se va, que sea sin sufrimiento.

    ánimo Malque y yo a ti te mando un abrazo!!

    xD

    ResponderEliminar
  17. pues mi querida bien querida, la reina de mi patria no se que decirte la verdad es que en estas cosas todo lo vuelvo broma (una forma espantosa de comportarse en estas ocasiones), solo se que la vida nos pone en estas situaciones y no dejes solo a barry, por mas fuertes que querramos parecer siempre nos rompemos

    ResponderEliminar
  18. Yo no sé....estos temas, siempre me dejan sin palabras. Sólo puedo decirte, lo siento.
    El título al relato de hoy, es muy apropiado. Ayer, tan feliz...hoy...
    Un beso y un abrazo muy afectuoso.

    ResponderEliminar
  19. Lo importante es el gran momento que pudiste pasar con la Abuela; no te llenes la cabeza de cosas que no han sucedido.
    Así como supiste que hacer al estar con ella, sabrás como estar cerca de Barry cuando sea necesario.
    Un abrazo, cuídate, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  20. Hace no mucho tiempo se fue mi tía abuela, era muy viejita, y aunque desvariaba y perdió la memoria casi por completo, cuando la fui a visitar (por última vez) me reconoció, lo gracioso fue que a mi lado estaba su nieto, mi primo al cual miró de pies a cabeza y me dijo muy bajito "y este quien es".

    Dicen que el momento de irnos es el momento de más claridad de nuestra vida, tienen que estar con ella cuando suceda.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Mi Malquerida! miss you! jejeje Ya hablamos ingles o que!? jeje
    Y realmente tu post me ha llevado a acordarme de mi papá cuando estaba interno en el hospital pss mejor no recordar todo eso! jeje

    Por otroooo ladooo jejeje
    dejame decirte que el viernes me acorde mil mucho de ti! jeje bueno... desde hace como dos semanas mas o menos je primero por un letrero que vi en el centro de Tijuana al que le tome foto (luego la subo je) y luegoooo el viernessss porque resulta que mi mamá se metio a clases de computación! awwww y anda voladilla jejeje ya me comprometi a comprarle un USB y un teclado nuevo para la computadora de la casa! jeje

    Me voy! jeje estamos leyendonos! abacho!

    ResponderEliminar
  22. Amiita malque!!! ... fuerzas... todos en algún momento pasaremos por eso ...

    Sólo Dios sabe por que pasan las cosas!!

    Diocito te bendiga siempre!!

    ResponderEliminar
  23. Me has enternecido...muy bien relatado, con todo los ingredientes...un besote

    ResponderEliminar
  24. Malqueeeeeeeee!!!! No eres una persona débil, eres muy fuerte... lo que pasa es que las personas no estamos hechas de hojalata!!!! BESITOS Y SALUDITOS ESPAÑOLES.

    ResponderEliminar
  25. Malque pues ojala sonrias mas, que lleguen mejores ratos y le ganen a los malos!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Me recordaste cuando una tía mía estaba muy enferma y dejó de comer asi de repente por que según ella "la señora" había venido a decirle que ya no comiera más, que no tenía caso por que en dos dias iba a venir por ella para llevársela, eso fué un martes y el jueves siguiente mi tía cayó en estado de coma y ya no despertó.

    Mucha fuerza, saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. creo que lo que te pueda decir va a estar de más, que bueno que tuviste este encuentro,
    así cuando la señora tenga que irse tu te sentirás en calma por que te pudiste despedir de ella,
    yo por eso convivo, juego y hasta le hago maldades a mi abuela, porque cuando ella ya no esté,
    yo quedaré en paz conmigo, por haberle podido decir -estando viva- todo lo que la quiero.

    saludos, un abrazo y muchísima fuerza

    ResponderEliminar
  28. alguna vez yo escribi de mis cuatro abuelos...
    este escrito me ha olido a mi lejana galaxia... insuperable de tan oscuro... luminoso de tan gris que resulta...
    otro par de besos para ella...de mi parte.

    ResponderEliminar
  29. buen escrito..fuerza y animo !°

    Saludos!°

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje