Páginas

viernes, 30 de julio de 2010

Luna indiscreta.



Las yemas de los dedos recorrían el contorno de su cara mientras la miraba fijamente. Ella estaba hipnotizada por ese par de ojos cafés en los que quería perderse.

La mano izquierda del hombre la tenía aprisionada de la cintura. Su boca entreabierta, dejaba ver unos dientes blancos  asomándose debajo de una leve sonrisa. La barba tupida rodeaba una  boca bien delineada.
Él atrajo a la mujer hacia su pecho sintiendo el latir del corazón. Este guardaba cada suspiro en caricias que le regalaría después bajo el cobijo de unas sábanas ajenas a su cuerpo.

Sustrayéndose de su mirada, bajó la vista sin poder aguantar más esos ojos  que se estaban posesionando de ella.
El la tomó del mentón y acerco su boca. La mujer se dejó llevar cerrando los ojos y abandonándose al goce de unos labios delgados que al besarla le harían perder la poca voluntad que tenía.
El piso se abrió a sus pies al sentir el cálido aliento que le inyectaba vida.
Él la sostuvo con su mano varonil sintiendo su piel tibia debajo del vestido. Ella al sentirse desvanecer, se sostuvo recargando su cabeza en el hombro que se ofrecía solícito a llevarla al paraíso.
Él susurraba palabras cariñosas al oído de ella que se ruborizaba bajando la mirada.

Siguieron besándose como si el tiempo se fuera a acabar. Las caricias que se prodigaban al amparo de la noche fueron subiendo de tono.
Buscaron un refugio para que ningunos ojos curiosos pudieran interrumpirlos. Los labios de él recorrían pulgada a pulgada la suave piel de la mujer que se erizaba a su contacto. Las  delicadas manos paseaban temerosas por la espalda de ella cual caricias de  pétalos en flor.
La luna inquieta se escondió detrás de una nube que vagaba solitaria por el cielo iluminado con miles de focos tintilantes.
La oscuridad fue aprovechada por unas manos curiosas que se regodeaban en las formas sinuosas de la mujer.

Él besaba inquieto los labios que eran el preludio de una entrega.
Los tirantes del vestido amenazaban con romperse en cualquier instante y dejar escapar la presa palpitante encerrada por el deseo. Resistiéndose esta a huir bajo el vendabal de miradas que él le dirigía.
Los ojos entrecerrados. La respiración cortada por los suspiros que escapaban en tropel a esconderse entre las copas de los árboles que curiosos murmuraban entre si.

Sus cuerpos pidieron una tregua. Recorriéndose con la mirada, se compusieron la ropas emprendiendo el camino a un lugar donde ni la luna podría espiarlos.
Un lugar donde las caricias eran las únicas que hablarían el suave lenguaje del amor que empezaba a nacer en ellos.






32 comentarios:

  1. primerassssssssssssss de la emocion hasta el comentario que iva hacer se me olvido buena historia amo la luna saludosssssssssss

    ResponderEliminar
  2. no se porque pero me recordo a la canción de Mecano, hijo de la luna.... mmmmmm
    besos y abrazos malquerida... nos estamos leyendo...atte. Ani

    ResponderEliminar
  3. Awww me quedé sin palabras, me emocioné, me lo imaginé etc etc buen post!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Querida Malque:

    Hermosa entrada, la luna indiscreta, te dire que es mi confidente desde hace tiempo, y en ocasiones tambien me hace ruborizar, y en ocasiones tambien se muere por la envidia que siente hacia mi...

    Mariposa Errante.

    ResponderEliminar
  5. cuánta descripción!!...y frenaste cuando se venía lo mejor!!...jajaja

    cuántas cosas podrían contar las lunas indiscretas!!

    me encantó!!!!

    kissesss

    ResponderEliminar
  6. ajaaaaaaaaaaaaaaaa

    este post si merece una continuacion....

    feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  7. Hola!!!! Mientras leía... imaginaba... UFFFFFFFFF!!!!! Bonito, muy bonito. BESITOS Y SALUDITOS DESDE ESPAÑA.

    ResponderEliminar
  8. Delicioso, un encuentro hermoso y sensual.

    Y ese primer beso, riquísimo.

    ResponderEliminar
  9. [me aventé 3 post al hilo...]

    y wow, este simplemente me dejó con cara de O_O


    jaja, muy bonito, muy bonito

    te sigo leyendo, saludos!

    ResponderEliminar
  10. Kissing by the moonlight it´s a must.

    ;)

    ResponderEliminar
  11. Malque...
    Que buena eres describiendo situaciones, imagine todoo.

    Me nknto!!!

    =D

    ResponderEliminar
  12. Mis totales respetos ¡Qué forma de escribir!

    ¡Fabuloso!


    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Simplemente hermoso, hermoso... lindo.

    ResponderEliminar
  14. Pues, muy bonito, Malque. Y muy sensual. Ultimamente estas asi, muy sensual. ¿Que andaras descubriendo??

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. cristo santo!!! no la reconozco mi reyna.. cuanta sensualidadddd.!!!! excelente!!!

    me encanto el escrito.... me llevo y me trajo una y mil veces hacia el lugar donde se encuentra mi amorcito..besos! =)

    ResponderEliminar
  16. ¡Uf! Voy a fumarme un cigarro.

    Besos Bienquerida.

    ResponderEliminar
  17. Hola Ángel:

    Wow.
    Ajà.
    Què buen momento.

    Besos, Flor.
    Virtuales, claro.
    D.

    ResponderEliminar
  18. ¡GUAU!
    ¡Excelso, Querida La Mal!
    El cambio va en serio, cautivante de principio a fin y eso es lo único malo, que todo debe finalizar, lo bueno es que se puede repetir, la lectura.
    Un abrazo, cuídate, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  19. No le digo? Otra vez me dejo picada.

    ResponderEliminar
  20. Sexo libre... delicioso sexo libre.... =D

    YoSabina

    ResponderEliminar
  21. awww como se extrañan esas cosas me cae jejejeje

    y...

    que nice!!! tu niña se va a vivir sola verdad!? awwwww yo si espero con ansias ese dia!!! espero estar cerca de hacer eso!!!

    abacho!

    ResponderEliminar
  22. Caray Malquerida, qué forma tan poética de escribir, me encantaron los detalles en cada momento y en el sentir de los personajes :)

    ResponderEliminar
  23. Uyuyuy!! Qué relato, cuánta sensualidad!Me encantó...

    Te felicito.
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. lex: Gracias.

    Saludos.

    Madame Milagros: Por la luna puede ser.

    Saludines.

    Boleyn: Imaginar... palabra clave en este texto.

    Gracias y saludos.

    Tito: Caricias dadas con la imaginación.

    Mariposa: ¿Se muere de la envidia? jeje tendrás que explicarme eso.

    Beso.

    ResponderEliminar
  25. deMónicamente: Sino freno mi post se convierte en pornográfico jaja

    Saludos.

    P´Pito: ¿Cuál no?, ya sé... el de Rosa.

    Pero mañana sigue jeje.

    Besos.

    Malafacha: El primer beso no se olvida precisamente por ser riquísimo je.

    Besos.

    Astartea: Muchas garcias por leerme y porque te gustó mi post.

    Un abrazo fuerte.

    7 Words 7: Kissing hiding from the moon is better, right.

    Kisses.

    ResponderEliminar
  26. Karlita: ¿Todo?... ,)

    Moka: Gracias, me ruborizas.

    Saludos.

    Cuty: Muchas gracias por tus palabras.

    Saludos.

    Pelusina: ¿Descubriendo?... nada jeje.

    Besos a los dos.

    Mafalda: De esos e trataba, de que imaginaran y creo que dió resultado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Mcrow: No se apene jeje fúmese el cigarro pues.

    Saludines.

    Dan: ¿Virtuales?, que chiste.

    Pherro: Que bien que te gustó, y mira que lo puse a prueba y salió intacto.

    Besos Pherrito.

    Micky: Jeje sorry.

    YoSabina: De nuevo me sonrojo

    ,)

    ResponderEliminar
  28. Diabla: Pero cuandos e tienen se disfrutan al máximo.

    Si, mi niña se va pronto de casa, llegó el momento.

    Pronto harás lo mismo, es más pensé que ya lo habías hecho.
    Te sentirás bien cuando lo hagas te lo aseguro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Gabriel: Me gusta que te gusten mis textos, me hace sentir bien.

    Un abrazo.

    María Beatriz: Muchísimas gracias por tus palabras.

    Beso.

    ResponderEliminar
  30. Es la Primera vez que te leo algo asi y me encanto, hasta me mordi los labios iaginandolo jajajaja, buenisimo

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje