Páginas

lunes, 3 de agosto de 2009

Manos atadas.




Las caídas que me ha dado la vida han sido para fortalecerme, cada que caigo es tener que levantarme una y otra vez, así sin más, con apenas una mano que se tiende para poder asirme.

Con tan solo trece años, la vida me ponía otra prueba, que si bien no era fuerte- para los que no la tenían- para mi era otra más que no sabía como enfrentar, aunque la vida me fué mostrando el camino a seguir.

Era la seguna infección de piel que tenía en la cara, tal vez si la hubiera tenido a otra edad no me hubiera afectado, pero en plena adolescencia, para mi fue una etapa difícil de superar, pero aún así salí adelante con ayuda de mi madre.

Iba en segundo año de secundaria, cuando las chiquillas queremos que los muchachos volteen a vernos.

Yo no era diferente... y me volteaban a ver... pero por la infección que tenía en la mejilla. Una infección que ya llevaba varios meses sin ceder.
Las curaciones que mi madre me hacía con agua muy caliente y sal de grano, después ponerme violeta de genciana, ¡por dios!, traía la mejilla morada, era una pena terrible. Esas curaciones no surtían efecto... mi paciencia ya estaba llegando al límite. Sobretodo porque no podía faltar a la escuela, ya que estaba en exámenes semestrales y siendo una muchacha aplicada, para mi faltar era poco menos que la muerte.

Todas las noches, mamá me hacía la curación que dije antes. Ponía antes de acostarme un lienzo blanco, limpio sobre la almohada, para saber si cuando estaba dormida me rascaba la mejilla. Habría que ponerse a temblar si descubría que me había rascado... ella tampoco podía más. Mamá me revisaba las uñas, para saber si me había rascado y ver si seguía con la infección. Los médicos habían dicho que era una enfermedad nerviosa y que mientras no se me quitaran los nervios, la infección no cedería.

Entonces opte por decirle a mamita que me amarrara las manos durante la noche. Mis hermanos se reían de mi porque me decían que parecía presa, pero para mi era la salvación. Estaba acostumbrada ya a andar con un paño en la mano, tapándome la mejilla morada, me daba mucha pena.

Y así lo hizo. Todas las noches me amarraba las muñecas con una tira de tela, pero me tenía que amarrar fuerte para que no zafara mis manecitas... así todas las noches, durante largos meses, hasta que la infección cedió.

Por fin sería libre.

Por fin andaría libre, sin nada de paños en las manos, con mis muñecas moradas de tanto dormir con las manos juntas, pero sin atar.

Tal vez por eso, ahora cuando duermo, no cambio de posición... así como me duermo, así me levanto, no me muevo durante la noche.

Aprendí a dormir con las manos atadas... las manos porque mis sueños eran libres...mis sueños... son libres.

Puedo dormir sabiendo que ya nunca me atarán las manos para dormir... ya no.

Las cicatrices casi imperceptibles quedaron en mi cara y en mi recuerdo... pero ya lo he superado...
aunque no me gusten mis manos regordetas... pero... ya no las ato más...

25 comentarios:

  1. La adolescencia... que etapa tan mas difícil para tod@s, y hacíamos cosas tan raras, como tu el atarte las manos, pero estoy seguro de que muchos tendremos historias de ese tipo quizá no tan extremas, pero al final... todos las tenemos. Al pasar el tiempo se convierten en graciosas historias, pero en el momento uno sufre lo insufrible.

    saludos!

    ResponderEliminar
  2. A mí me gustan mucho tus manitas. Sobre todo cuando te las agarro a la fuerza para que me acaricies mi cabecita.

    Ahora comprendo porqué es que te desespera que te agarre de las muñecas...

    Lovya

    ResponderEliminar
  3. asi tenia una compañera en la prepa, no se si seria infeccion o solo un grave caso de acne, pero la pobre no encontraba ni como quitarselos, ni el dermatologo le ayudaba mucho que digamos..

    Afortunadamente en tu caso si se quitó, porque a esa edad es traumatizante.. bueno, para algunas.

    slaudotes!

    ResponderEliminar
  4. hay que barbaridad, como qu amarrada O_O

    estubo cruel eso epro pss sirvio.

    oyes, oyes, oyes, lo del tiki tiki psss es el ruidito que hacen la cachoras en las noches XD ese tiki tiki tiki tiki tiki tiki tiki tiki, XD, que onda como vas en el rompecabezas cya mero lo temrinas?

    ResponderEliminar
  5. querida muy querida:


    que bueno leerte otra vez, que no se supone que andabas de vacaciones??

    o vaya la adolescencia es un libro muy dramatico de nuestra vida, a todos nos ha pasado algo que recordamos aunque no queremos recordar.
    peor eso si apoyo lo que dijiste al principo de tu blogg, lo que no te mata te fortaleze!


    besos

    ResponderEliminar
  6. bueno tambien tuve broncas en la secu y bueno pero algo similar a lo tuyo no

    bueno te doy la razon, lo que no te mata te fortalece

    ResponderEliminar
  7. Sin duda un momento dificil, pero anda que un poco de "prision" the hizo mucho mas libre!!! y que esas manos no esten nunca mas atadas y si eso pasara, ya sabes que no es ahi en donde esta tu libertad!

    ResponderEliminar
  8. haaaaaaaa heridas fieron las que me dejaste en el corazon al no verte por mi blog jejeje, bienvenida, espero que hayas tenido un buen viaje

    ResponderEliminar
  9. es curioso que la gente que sueña mas cree que se les atan las manos ahora...
    es bueno saberte de vuelta y es bueno saber que estas aqui con las manos libres y con los sueños y con la mente clara y brillante

    lista para soñar

    lista para abrazar a quien tu quieras


    besos

    ResponderEliminar
  10. Mi admiracion completa... siempre para ti mi malquerida por que han sido muchos los sufrimientos y sin embargo supiste amar... amar en la epoca más dificil quizá para ello... Un beso y que bueno tenerte ya de regreso. =)

    ResponderEliminar
  11. para problemas necios a veces hacen falta medidas radicales para que se solucionen.. A pesar de que el recuerdo sea un poco incomodo por la pena que representó en su momento creo que te sientes feliz de que todo haya tenido un buen final.. no crees?

    ResponderEliminar
  12. y una vez superada la prueba..que venga lo que sigue

    Besos estaticos y firmes
    A.

    ResponderEliminar
  13. Rekuerdo ke durante la sekundaria tuve problemas de akne, no sabia ke acer y me sentia avergonzada que me vieran.
    Fue una etapa dificil, pero ja termino esos dias no regresaran i komo dihiste una se kae pero se levanta de nuevo i de nuevo.

    ResponderEliminar
  14. Un relato estremecedor y emotivo. Con esa edad y pasar por ese suplicio y el escarnio público, sos una gran afortunada al poder contarlo. Sos una gran mujer!!


    Muchas gracias por comentar y sonreir!!

    BESOTES HERMOSA Y BUENA SEMANA!

    ResponderEliminar
  15. Pero esas ataduras ya fueron rotas, las manos ya están libres para acariciar y para abrazar...

    te abrazo yo a ti

    ResponderEliminar
  16. AAhh no maaa, no eran barros y espinillas??, no maaa, que tranza imaginate si yo por un barrito me andaba muriendo ya me imagino con algo así, aahhh no maaa; ahora dormir amarrada jajajaja, no maa eso suena pirado aunque todo parece que era necesario, ni pex, todo sea por la maldita vanidad, aahh y por la salud tmb, salut!!

    ResponderEliminar
  17. yo tambien pase por una piel adolescente dificil muy dificil... por suerte ya paso, y no tuve que recurrir a metodos drasticos como los tuyos...
    Que lindo tenerte de vuelta, Malque!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  18. Gracias por tu respuesta a mi mail, es un agradecimiento de los Dioses; de la naturaleza de ser humano y creer en la comunicaciòn. No pude evitar que las làgrimas se me derramaràn cuando vì tu ùltimo post, no por el contenido sino por el sentido de dolor que alguna vez tuvimos en la vida. Hemos hecho caminos como dice Antonio Machado en voz de Joan Manuel Serrat. ¿sabes algo, Malquerida? Necesitamos seguirnos escribiendonos, recordandonos... apoyandonos. Como los Diosses lo hacen con los mortales.

    Tengo una amplia influencia platònica, me he consumido en la filosofìa Griega, y lo he hecho parte de mi vida.
    Saludos afectuosos.
    P.D. Sì, he sonreido

    ResponderEliminar
  19. Mr.Valemadre: Si, todos tenemos historias.

    Cállatetú: Ahora ya conoces otra cosa de mi, cierto?.

    Kako: Mmm... no. no era acné, era infección en la piel, de hecho muy grave.

    Alex: Pero no me dijiste que son las cachoras, y nooooo, no puedo con el rompecabezas, argh! soy un fiasco.

    aki: Gracias.

    Seichiro: Sipirili.

    Antonio: Lo sé, muchas gracias por tus sabias palabras.

    Crudo: Gracias, ya regresé.

    Jolie: Abrazo, ya sabes a quien, y muy fuerte.

    Zully: Muchas gracias.

    Min: Así es.

    A: Que estoy preparada para todo.

    francesKa: Si te caes, te tienes que levantar, así de fácil.

    Stanley: No, solo soy una persona normal... creo.

    Pancita: Y te abrazo y me abrazas y te vuelvo a abrazar y me vuelves a abrazar y así por el fin de los días.

    Sr: M: Nooooo, cuál vanidad?, si me hubieras visto, estoy segura que dirías otra cosa, ja!.

    Pelusita: Gracias.

    Pepe: Otro día más de sonreir, a mi me parece que vamos progresando muy rápido y a ti?...

    ResponderEliminar
  20. Suena feo eso de las manos atadas, pero qué bueno que sirvió y ya pasó. Ahora a manos libres puedes escribir un montón de cosas para tus fánseses.

    Beso desamarrado.

    ResponderEliminar
  21. no te preocupes muchachota, aqui estaremos para comentar y preocuparnos del resto. un besote!

    Mrs. Hippie

    ResponderEliminar
  22. Ivanius: Como un buen amigo que tengo y que no se olvida nunca de mi.


    mrs. Hippie: 16 años? no lo puedo creer.
    Ah! gracias por el premio, ya fuí por él, solo me faltan algunos detalles, pero gracias de nueva cuenta.

    ResponderEliminar
  23. wow si suena muy feo pero al final tuvo algo bueno y era por tu bien y lo importante q lograste salir adelante y mas en esa edad tan complicada. ahora si que mis respetos porque como dicen uno por tantito se queja y vaya que hay q aprender de personas que no dejan q sus suenos mueran facilmente!

    Saludazos x2!!

    ResponderEliminar
  24. orale que historia. que era vitiligo?
    supongo que si
    en ese tiempo me imagino que no habia medicamentos para disminuir la ansiedad como ahora.
    no pues lo que hacias y te hacian para dormir...
    mis respetos..

    ResponderEliminar
  25. xsociasx: Gracias por pasar
    Un gusto.

    Profe: Nopo, no era vitiligo, fiuuu! era infección en le piel, que siempre padecí.

    Argh! qué vieja me haces sentir cuando dices ¨en ese tiempo¨, no es mucho Profe, no es mucho si te fijas bien.

    ResponderEliminar

Aí usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo. Sucede que en este su blog -que es mio pero por educación se lo ofrezco- el pp se apodera de la poca lucidez y tiempo que poseo.

Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje