Páginas

lunes, 20 de abril de 2009

Uffff¡¡¡

Tenía miedo,era la primera vez que estaba en un lugar como ése.
Y más miedo tenía porque Lau estaba conmigo.
Era un cuarto en penumbras,con una luz que apenas se asomaba por algún lugar que yo no podía ver,alguien se movía a nuestro rededor y cuando nuestros ojos se acostumbraron a la penumbra,vimos que era una especie de celadora,gorda y alta peinada con una cola de caballo,camisa blanca y no sé si traía falda o pantalón,no podía ver tanto.
Estábamos sentadas en una banca de madera y Lau traia un periódico en las manos,lo abrió,entonces vi la foto de ése tipo,lo había agarrado la policia;no podía creerlo,cómo es que mi niña se había fijado en ése sujeto de cabeza rapada,camiseta blanca y un sinnúmero de tatuajes en sus brazos? no lo sé.
Le pregunté cuánto tiempo llevaba de novia con él y me dijo que ni siquiera eran novios,solo se habían visto una vez.

Entonces ya no comprendía qué estábamos haciendo ahí,se lo pregunté y solo levantó los hombros llorando y sin saber qué decir,cómo es que me dejé arrastrar,a Guadalajara,a una cárcel,sin preguntar,no lo sé.

Ahora estábamos esperando entrar para poder verlo;fué entonces que le pregunté como era posible que se haya fijado en ése rufián? no me contestó,solo hizo una mueca y siguió leyendo,mientras sus ojos seguían llenándose de lágrimas.

Lau sacó un billete de cincuenta pesos y me pidió se los guardara,se levantó,puso el periódico en el piso y se sentó en posición de flor de loto.
Empecé a ver con más detalle para tratar de ubicarme en el cuarto semi-iluminado,entonces vi en la parte de atrás donde estábamos una fila de bancas como las de las iglesias y había gente en ellas,no sé como no me había percatado de las personas que estaban esperando ahí;
qué esperaban?
no lo sé.
De pronto tres tipas delgadas y de mediana estatura,se acercaron por la parte de atrás de donde estaba Lau y una de ellas le tiró una patada a mi hija,traté de levantarme,pero una mujer que estaba a mi lado-nunca la ví-me detuvo y me dijo que no me preocupara,que no nos pasaría nada,que ahí todas se protegían.

Entonces las tres tipas se llevaron a Lau a una mesa redonda que estaba cerca,se sentaron en unas bancas y empezaron a discutir con mi niña,ella trataba de levantarse,pero la mujer más alta la detenía por el hombro obligándola a quedarse sentada.
Fué entonces que Lau vino hacía mi y me dijo que le diera los cincuenta pesos que me había dado,se los dí pero no le dije que tenía más dinero.

De pronto,oí unos pasos apresurados en las escaleras y mis ojos se abrieron...
empecé a pasar mi vista por la imágen de la virgen que tengo en la cabecera,el cuadro de mi cuarto,el clóset,
me quedé inmóvil tanto tiempo,que mi mano se empezó a acalambrar por la posición que tenía,así estuve mucho rato,tratando de entender lo que estaba pasando.

Fué entonces que la conciencia vino a mi y me dí cuenta que todo había sido una pesadilla,los pasos que oí fueron los de Lau,bajando apresurada a desayunar.

Ufff¡¡¡

Mi niña estaba bien,estábamos en mi casita,Barry haciendo el desayuno,los chihuahuas ladrando,yo acostadita...
menos mal,todo seguía igual.

He decidido que mejor ya no quiero ir a Guadalajara.

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales