Páginas

martes, 7 de abril de 2009

Mis fabulosos 15

Somos 11 hermanos,muchos para ésta época,normales para mi época.

Me desperté con las mañanitas que mi padre nos ponía siempre en los cumpleaños,siempre cantadas por Pedro Infante...

-órale no hagan ruido que es sorpresa-

Y empezaba...

-El saludo que te traigo en éste día
es la muestra de amistad que yo te doy
si dormida tu te encuentras todavía
ya despierta pa´que escuches mi canción
es tu santo y a cantarte hemos venido
nos escucha muy atento el velador
te suplico,te lo ruego,te lo pido
nos invites a pasar al comedor...

Y así seguía cantando Pedrito Infante...

Entonces desperté a mis 15 años con el abrazo de mi papá y de mi mamá.

No nos hacía fiesta de cumple,porque éramos muchos hermanos,entonces si le hacía a uno le tenían que hacer a todos y eso no era posible.

Mi mamá mandó a los gemelos por ¡pan dulce¡ digo no había pastel entonces haría un esfuerzo y compraría pan dulce para celebrar mi cumpleaños.

Recuerdo que tenía puesto un vestido con blusita blanca,cuello redondo con espiguilla al rededor y la falda ¡roja¡ igual con espiguilla en el borde de la falda,bueno,agradezco a mis padres que me lo hayan comprado,aunque no me gustara.

Mi mamá nos llamó a la mesa y nos dispusimos a desayunar.

Los más chicos tomaban leche y los más grandecitos pues tomábamos café.
Entonces a Miguel y a mi se nos ocurrió empezar a empujarnos y mamá nos regañaba y no nos quedábamos quietos hasta que un manotazo de Miguel dió con su taza de café y va a dar sobre mi vestido.

Sólo oímos en el aire el manazo que mi mamá nos soltó y de castigo me tuve que quedar con el vestido mojado y sucio hasta terminar de desayunar,fuck¡

Mamá puso la charola del pan en el centro de la mesa y nos dijo-agarra tu pan fm-digo era mi cumple, algún privilegio debía de tener,entonces mamá todavía no terminaba de decir -pan-cuando diez veloces manos se posaron sobre la charola y de inmediato hicieron desaparecer los panes y yo? yo qué? solo me quedé con mi mano estirada,-me lleva la que me trajo-.
Me dejaron una ¡hojaldra¡ una ¡ojaldra¡ ó como se escriba...

Yo creo que desde entonces mis hermanos ya me conocían.

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales