Páginas

sábado, 17 de febrero de 2018

Cuando morir es una opción

Estuvo cabrón niños, muy cabrón. El sismo me agarró en off. Off es cuando soy de trapo. No dueña de mi. Un títere gordito de chongo insólito. Miren ustedes. El off es el mar en marea alta. Puto barquito de papel con el adiós escrito ora si de a deveritas. 
¿Por dónde quieres que comencemos?
Mi primera vez con alerta sísmica. 
Sentada frente al televisor esperaba llegara el On con sus ganas de vivir. Pantalla rosa, letras blancas. Suspenden programación para advertirnos del próximo temblor. ¿Eh? ¿Qué chingados pasa? 
Quiero decirles que mi destreza al pensar de inmediato ha sido vulnerada. Capto mucho después lo que estoy viendo. ¿Alerta sísmica? ¿Es un juego Dios bendito? No tenía idea de qué pasaba, Lalaralará. 
¿Cuánto tiempo tienes después de escuchar la alarma para ponerte a salvo? Me puse a pensar eso cuando recordé que la lavadora estaba puesta. ¿Qué hago? Arrastrando los pies llegué a la cocina. Escuché un ruido muy fuerte. Una especie de gotera. ¿De abierta la llave del fregadero? Estiré la mano para cerrarla. Estaba bien. Después de todo ese tiempo caí en cuenta que estaba temblando. Las lámparas, el tucán, todo se movía fuertemente. ¡Dios mío está temblando! ¿Cuándo empezó a aparecer Dios en mis escritos? Les digo ya estoy vieja. Voy el reencuentro con el Dios de mi niñez. Total es así. Voy a tomar en cuenta no mencionarlo tanto, capaz que existe y se acuerda de mi.
Sigo
Me quedé recargada en la puerta de la cocina sin saber qué hacer. ¿No les digo? Mi mente está en huelga. No atinaba si salir corriendo. Ah no perdón no puedo correr. Que chingue a su madre la lavadora yo me largo. Fui a la sala agarrándome de las paredes. El temblor estaba en su punto máximo. Los chihuahuas dormidos. Calixto igual. Los 3 huastecos mirándome. ¿Salgo a la calle? ¿Y los perros? Le temo a los cables de luz dicho sea de paso. Oigan ¿Se dan cuenta? Le temo a todo. Soy un ser humano tembloroso medio pendejo.
Si salgo no puedo cargar a las mascotas. ¿Y los pájaros qué? Las manos no tenían fuerza. Me senté junto a ellos. Chingue su madre todo, aquí me quedo. 
Escribí algo a Los Apellidos Ilustres por whatsapp. ¡Dios mío! (eso escribí). Había ruidos extraños en la casa. Todo se movía. ¿Cómo puedo recordar tanto? Llegaban mensajes alentadores. Todos reportándose en la medida de lo posible. Mensajes alentadores, de consuelo. 
No hagan eso, voy a llorar! ¿No saben que la ternura es veneno para mi? No me arropen en sus palabras. Yo lloro. Coco llamó. ¿Por qué Coco se preocupa últimamente por mi? Ni siquiera podía sostener el teléfono. Lloro y lloro y vuelvo a llorar. 
Tranquila, no pasa nada decía la pantalla en el móvil. Si he de morir escojo hacerlo con mis mascotas. Dormían ajenos a todo. ¿Dónde están hijos de suchi? ¿Dónde estás Barry?
Cuando todo pasó seguía sentada en el sillón de la marmota junto a mis perros. Me hacen enojar pero son mis perros. ¿Cómo los voy a abandonar? 

Llega el On a mis piernas junto con la réplica del temblor. Casi no me sale la voz. Un día voy a contar todo lo que el pp me ha arrebatado. La voz fuerte es una de ellas. A lo mejor en mi otra vida fui una soberana soberbia sin corazón. Una reina corredora de maratones muy mandona. En mi reencarnación tocó ser todo lo contrario. Pies de  plomo, voz de tenor borracho con un ligero toque de bufón en ciernes. 

Así fue como todo pasó. 

Voy a dormir. tres ratitos, no me distraigan. Hoy toca vendimia. Hoy toca disfrutar a mis hermanas, a Laura, al Jefe, a Barry con su ojo morado. Hoy toca descanso a Vicente. 
Hoy toca intentar ser normal con pies de trapo y chonguito rubio.
Algo de enseñanza me dejó el ayer sísmico. Actuar de inmediato. Sentarme a pensar no funciona cuando la vida está en mis propias manos. Igual si se lo piensan bien mi condición no da para más.
¿O si?
Escogí morir con mis mascotas, 
gracias al destino la muerte no andaba cerca. Sin dramatismos ramplones es lo que es y se acabó.
Punto final.
Terminaron mis dos horas.


Chido










27 comentarios:

  1. Felices sueños (sin distracción). Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Es difícil imaginar todo el miedo que se puede sentir en esas situaciones. Deseo que no se repitan más las réplicas y si alguna aprieta, a la calle con todas las mascotas. Hace ya dos años que no venía por la blogosfera y me ha encantado volver a saludarte ��������

    ResponderEliminar
  3. Aquí nos informaron. ¡Menos mal que no hubo pérdidas de vidas! Debe ser una experiencia angustiosa. Ya todo pasó. Un abrazo para ti y otro a tus mascotas que te acompañaron. Buen fin de semana libre sustos.

    ResponderEliminar
  4. Pobrecita Malque, es un susto terrible, y lo se por experiencia, aunque afortunadamente no pasó nada, el ruido es infernal, se caga uno por las patas abajo de puro miedo, no me quiero ni acordar, yo solía dormir desnudo, en Caracas era rico el fresquito, y salí a la cale en pelotas, mas nunca he vuelto a dormir sin pijama, ¿Cuánto hace de eso? Pues fue en 1967, pero todavía guardo un recuerdo pésimo de aquella noche...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. Te iba leyendo e iba temblando a medida que sentía cada golpe, cada susto,cada miedo.
    Impresionante. Abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  6. La verdad no debe ser nada lindo pasar esas experiencias,abrazote.

    ResponderEliminar
  7. Hola hermosa. Si se queda uno ( o dos ) en modo off. Yo siempre me pongo pen... En situaciones de peligro y con el sismo de ayer no fue la excepción. Solo porque vi correr a todas las madres por sus retoños pues corrí. Si no ni en cuenta. Me alegra que estés bien. Animo . Besos

    ResponderEliminar
  8. No me había enterado.
    Menos mal que todo pasó, gracias por contarlo.
    Tienes un corazón enorme.

    Te dejo un besooooooooooooooo grandísimo.
    He ido a buscar 'chido', no conocía su significado.
    Chido, querida Malque.
    :)

    ResponderEliminar
  9. Por suerte no te paso nada, no sabes lo que me alegra...
    Besos 🌹

    ResponderEliminar
  10. me alegra que estés bien (así como tu familia) y que todo no haya pasado de ser un susto. a estar siempre preparada.

    besos

    ResponderEliminar
  11. Por las noticias creo que el temblor de la tierra quedó en un susto, no obstante no son noticias buenas, contra eso no hay nada que hacer... Morir al ladito de las mascotas? para mi no estaría nada mal.
    Reina eres puro corazón.

    ResponderEliminar
  12. Hasta en la descripción del temblor vivido aparece tu sentido del humor. Eres genial. Me ha encantado tu "voz de tenor borracho con un ligero toque de bufón en ciernes". 
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Jo...
    Qué susto!
    Ufffffffffffff

    Pero ves como no hay nada que pueda contigo?

    Besooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  14. Ay, qué susto Malque... Me alegro de que al final se haya quedado en eso. Yo tampoco dejaría a mis animalitos atrás nunca. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Ya fue.
    ;)

    Abrazotote largo y con un guiño de sonrisa.

    ResponderEliminar

  16. Eres una mujer muy fuerte.
    Pues lo que importa es la fortaleza interior y usted, de eso, va sobrada... ;)

    Ándele! Que... "Hoy toca intentar ser normal con pies de trapo y chonguito rubio."

    Un beso y un cálido achuchón!!

    :)

    ResponderEliminar
  17. Malque, habrá sido feo, horrendo, de vivir. Pero gracias por hacernos saber que, a pesar del mal momento, te encuentras bien.

    Un abrazo desde BsAs.

    J.

    ResponderEliminar
  18. Menudo susto, pero menos mal que estas bien
    saludos

    ResponderEliminar
  19. Vaya año horrible que lleváis en Méjico con los terremotos.
    Siento que pasaras miedo, no es para menos pero aún así lo cuentas con gracia.
    Me alegro de que estés bien.
    Un beso, Malque.

    ResponderEliminar
  20. Que miedo los temblores, pero si, hay que atinar y no caer en panico, que bueno que no paso mas alla, un abrazo del sismico Chile!

    ResponderEliminar
  21. Todos tenemos terremotos dentro o fuera.

    Lo importante es no romperse.
    Y tú estás entera¡
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Te dejo un abrazo; y perdón por no pasar por tu lugar pero he estado enferma y ya me han trasplantado el riñón.

    ResponderEliminar
  23. Estoy contento de que sigas con los vivos. Te das cuenta de que viviste bien cuando ya parece que te va a cargar el payaso y lo afrontas con serenidad, sin arrepentimientos. Y si la huesuda no te lleva, pues a seguir viviendo. Saludos la MaLquEridA.

    ResponderEliminar
  24. Lo más importante es que no te sucedió nada. Supongo que tu reacción fue normal al ver que era un terremoto entra la paralización y no se sabe reaccionar. Afortunadamente quedó en un susto.
    Abrazossssssss

    ResponderEliminar
  25. Qué alegría saber que estés bien, después del horrible sustazo.
    Fuerte abrazo, mana.

    ResponderEliminar
  26. Supongo que cuando morir es una opción, lo mejor es escoger cómo.
    Qué bueno que no pasó a mayores.

    ResponderEliminar

Por qué siempre conviene alegrar a la gente, también de vez en cuando está bien asustar un poco.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje