Páginas

lunes, 8 de mayo de 2017

Taqui taqui...

Las mujeres deberíamos contar con un dispositivo que sirviera como mecanismo de defensa que funcionara cuando las lágrimas quieran brotar. Cuando el puto nudo en la garganta estuviera ahogando nos trasladara de inmediato a un recuerdo feliz disolviéndose con el jugo gástrico. O lo que sea al cabo no me importa a dónde se vayan. Las lágrimas son muestra de debilidad. Un lujo que no debo permitirme. Me ahogan. Me dejan muda. Las lágrimas deberían volver al mar salado. Las lágrimas son un estorbo. No tendrían razón de existir sino fuera porque sirven nomás para mostrar mi lado humano pendejo. Sino fuera por ellas estaría saboreando mi derrota. Pero no, aí salen en vendaval. Ríos infames de silencios. Queda como colofón una de mis frases favoritas: De haber sabido ni nazco. Epitafio primero escogido al azahar. Me duele la panza. Ha de ser por tanta sal. ¿Por qué no nací perro?

24 comentarios:

  1. los perros también lloran y hasta muestran tristeza sin llorar.
    el llorar es un desfogue natural ante algo que nos oprime el alma. si no lloráramos explotaríamos.
    haces bien en llorar pero deberías de buscar alguna manera de reír para tratar de sentirte bien; quizá ver videos en youtube pueda ser una buena distracción.

    besos.

    ResponderEliminar
  2. Tú naciste flor.
    Y cada año que pasa tienes un pétalo más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Los perros también lloran. Además, si hubieras nacido perro, no tendrías la familia que tienes, no existiría la Bella y no nos encandilarías con tus escritos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tal vez porque sin lágrimas ni apreciaríamos el regalo de una sonrisa?

    Besos, pendejoncita linda.

    ResponderEliminar
  5. wwooo!!!
    que potente, aunque no estoy 100% de acuerdo, apoyo tu causa...

    saludos!

    ResponderEliminar
  6. Yo también querría a veces tener el botón de parar las lágrimas porque son inoportunas y salen cuando menos quieres. Pero por otro lado una buena llorada te deja muy relajada.
    Un abrazo, Malque.

    ResponderEliminar
  7. Prefiero una lagrima
    a ser piedra
    llora es humano al igual que reír
    el ying y el yang
    los perros tb lloran
    la mía lo hace cuando no le hago mucho caso :-)
    ( o a ella le parece)

    besos y abrazos ; mi bella

    ResponderEliminar

  8. El problema es que muchas veces y especialmente algunos, no sabemos llorar...
    Si no existieran las lágrimas habría que inventarlas...
    Si no brotaran nos anegaríamos por dentro dentro...

    Las alegrías necesitan son-risas,
    y las penas, lágrimas...
    como la noche oscura...
    la luna y las estrellas.

    Un beso y un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Pues esta vez no estoy de acuerdo contigo, Malque (bueno sería muy aburrido estarlo siempre, no?). Yo aprendí a llorar demasiado tarde, y aún me cuesta, no te creas, pero en la soledad me desahogo cuando no puedo más. Y sabes, no arregla nada pero me alivia.
    Y son saladas porque somos mar y destilamos a través de esas gotas saladas, las mareas demasiado altas.
    Un achuchon.

    ResponderEliminar
  10. Hola Flor de María. Yo no creo que las lágrimas sean un signo de debilidad. Mejor llorar que no que nos estalle el hígado o el corazón. Yo soy llorona por naturaleza y no me avergüenza. que tus lágrimas no te causen desasosiego. Yo cuando veo llorar a una persona adulta pienso que es muy valiente por dar rienda suelta a sus sentimientos. Llorar es bueno porque alivia el corazón y aplaca la rabia.
    Abrazosssssssssssss

    ResponderEliminar
  11. No mujer, deja que fluyan, le desahogan a uno y nos hacen mejores... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. Las lágrimas son emociones trasparentes, compartidas, y ¿No es eso algo hermoso? Lo único que me molesta delas lágrimas es que impiden hablar, pero es que ellas son muy elocuentes.
    No te prives, Malque.

    ResponderEliminar
  13. Las lágrimas nos permiten sacar de dentro lo que nos hace mal.
    No te imagino de perro, no.
    Besos 🌹 cuídate

    ResponderEliminar
  14. Y yo que daría mi reino por unas lágrimas. No sé llorar y mis ojos se han convertido en pasas secas. LLora no más Malque, es lavado para el alma.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Aprendería a leer tus aullidos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Mi Bienquerida, Malquerida. A propósito de las lágrimas, tenía una compañera en el trabajo, que no las segregaban sus lacrimales. Ojo seco, le dicen los optómetras. DE modo que ella, no lloraba ante una pena, sino se le enrojecían los ojos. Un día me contó, que tuvo que usar el líquido oftálmico que le medicaba el optómetra, para mantener la humedad de los ojos, pues le dolía tanto la muerte de una tía, que quería llorar, así fuera con el artificio de las gotas. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  17. Yo no creo que las lágrimas sean un reflejo de debilidad, las lágrimas brotan cuando duele el corazón y eso demuestra que tienes sentimientos, por esa razón, debes sentirte orgullosa.
    Si naciéramos perro ¿Crees que no lloraríamos? yo tengo mis dudas.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  18. No sólo los débiles... Los fuertes también lloran. Llorar es sumamente necesario. Reprimir lágrimas es traicionar al corazón. Después de llorar, siempre vuelve a salir el sol.
    Un abrazo muy grande, Flor.

    ResponderEliminar
  19. Sabes pienso que es bueno llorar,son sentires que se expresan,abrazos.

    ResponderEliminar
  20. No creo que sean signo de debilidad.
    Son necesarias, si brotan del corazón, mejor dejarlas.
    A mí me parecen hermosas.

    Un beso, querida Malque.

    ResponderEliminar
  21. Con el tiempo, los hombres aprendemos que las lagrimas de una mujer no tienen tanta importancia. Llora sin que nadie te importe.

    ResponderEliminar
  22. Hoy nos regalas lágrimas, para mí son importantes, déjalas correr. Muak.

    ResponderEliminar
  23. Mejor nacer lluvia y llorar sin contradicciones, culpas ni vergüenzas.

    Saludos y saludes!

    ResponderEliminar
  24. Son necesarias comadre, para limpiar las heridas y purificar el alma, hay de aquellos con síndrome de sjogren que las extrañamos, atesóralas y déjalas fluir que siempre es bueno llenar de nuevo el mar.

    ResponderEliminar

Aí usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo. Sucede que en este su blog -que es mio pero por educación se lo ofrezco- el pp se apodera de la poca lucidez y tiempo que poseo.

Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje