Páginas

miércoles, 26 de abril de 2017

Tortuguita

La próxima vez que comiencen a surgir los primeros brotes de locura correré a encerrarme en un cuarto acolchado, de esa esa forma evitaré dañar a nadie ni tendré que andar juntando los cachitos de errores con la cabeza gacha.

En la ventolera se pierde mucho pero se gana experiencia. Regresar a evaluar los daños con ganas de salir corriendo para empezar por otros rumbos. El calor agobiante merma las ganas de todo menos de dormir. Leí mucho sobre la apatía. Compartí textos que a nadie llamaron la atención. Otro tema más directito al cesto de la basura.

Leí otro texto que hablaba sobre el interés que un escribidor debe mantener para que sus lectores sigan cautivos. Una chinga tener que pensar todos los días un tema interesante.
El mundo -cuentan, a mi ni me lo crean- será mejor cuando se deje de pensar en el "Yo" convirtiéndolo en "los demás". Si dedicara el tiempo que paso dormida en ayudar a los demás tendría sentido mi vida. No me veo de samaritana ayudando al prójimo si ese prójimo ve mi cara de pánico al tener que cruzar la calle. Llegar al otro lado es un logro entendido por muy pocos.

Y sin embargo sigo recogiendo trozos de mi que quedaron esparcidos en el último brote de locura. No me pido más. He logrado sin hacer alharaca regresar a la cocina. Comer en familia. Mitigar los enojos con sorbitos de chistes bobos.

Dentro de casa la vida tiene sentido. Afuera no hay nada que merezca la atención a no ser la libertad que me ofrece el aire enmarañándome el pelo. Del brazo de quien se ofrezca acompañar a una tortuga que no ve si la liebre ha llegado a la meta sino saborear la libertad de sus pasos sin miedo en los ojos.

Despiértenme cuando las primeras gotas de lluvia caigan convertidas en tormenta.
El placer es suyo. Parto a la recolecta de daños. (No se aceptan reclamaciones).
Me voy sin firmar.
No se culpe a nadie de mi suerte ¿O cómo era?




















24 comentarios:

  1. El calor aplatana .. eso es muy cierto, a ti y a todos mi querida MALQUE. esta pasada SS pasé unos días con mi madre, tiene 85 años y aunque su salud en general es fantástica, tiene los pies deshechos... vamos que por motivos distintos a los tuyos lo de deambular para ella es un suplicio como para ti, cuando caminaba a su lado a velocidad hormiga me di cuenta que todo parece diferente cuando caminas de esa forma, te parece será una tontería pero de pronto me di cuenta lo afortunada que era de poder verlo todo así de despacio y te lo cuento porque ahí íbamos las dos ( para que te hagas una idea mi madre tarda 15 minutos en cruzar una calle y como tú siente un pánico tremendo ) la sujetaba fuerte y le decía mamá ... piensa que ahora mismo tú eres la reina ( le agobia hacer esperar y se desespera ; ) el resto del mundo son tus súbditos.. ve a tu paso tranquila y siéntete cómoda... como si caminaras sobre una pasarela de modelo, si el mundo tiene que esperar .. que espere, te has ganado con creces ese lujo.
    Lo mismo te digo preciosa, date tiempo .. tiempo para no hacer nada, para sentir como te plazca, para cabrearte o descabrearte con el mundo, ese derecho, mi querida MALQUE te lo has ganado más que con creces.

    No puedo enviarte gotas de lluvia pero sí muchísimo besos con todos el cariño que pueda hacerte llegar cosa bonita ... MmmmuaaaaaksS!!!!

    ResponderEliminar
  2. Cada uno es quien es. Tarea inútil será de ir contra natura, esencia, o propio elixir antes de tiempo. Para qué salir disparados antes de saber hacia dónde?
    Hay cambios circunstanciales. Alguna transformación y muchas tormentas...
    Te dejo mi brazo para la próxima.
    Cruzar la línea es un paso más, dicen.
    Te abrazo, chaparrita.

    ResponderEliminar
  3. Yo digo como decía mi abuela "a joder aunque sea con una pata", y luego aguantaremos lo que nos venga.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  4. Compartir tus textos ya es una manera de ayudar, te lo aseguro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Que las tortugas se tomen su tiempo no indica que no lleguen a su destino.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hay muchas formas de ayudar al prójimo, y estoy segura de que tú lo haces.

    Me encanta tu nuevo look, por cierto.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Iba a decirte lo que ya te ha dicho Paloma,coincido.

    Un beso.

    Tanto correr la libre...para qué?

    ResponderEliminar
  8. Yo no le encuentro sentido a nada.
    Ni dentro ni fuera de casa.
    Aunque es cierto que estoy mejor en casa.
    Afuera es la selva.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Las tortugas van lento pero llegan,abrazo.

    ResponderEliminar

  10. Tortuguita... hay un dicho que dice: "Vísteme despacio que tengo prisa". ;)
    Lo verdaderamente importante no tiene hora, ni fecha en el calendario.
    No es fácil ayudar pero se puede hacer de muchas maneras y las más acertadas suelen ser las que salen del corazón y las más naturales y cercanas a nuestra mano.
    Como ya te han dicho por ahí arriba: Tú compartes escribiendo, nosotr@s te leemos y sentimos contigo.
    A veces, muchas veces... las cosas, los detalles más pequeños... son lo/s más importante/s. :))

    Un beso y un cálido abrazo!!

    :)

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que mitigar enojos con chistes bobos ya debería de darte algo de ese sentido a la vida. Y creo que si hay que buscar mantener un interés en lo que se escribe para que sea interesante para el que lo leé, mejor no escribir, pienso que se debe escribir por el puro placer de hacerlo y eso es lo que lo hace interesante. Pero bueno, es lo que pienso yo ☺)

    Un beso tortuguita

    ResponderEliminar
  12. Me encantan las tortugas, una vez me regalaron varias, no se porqué, se me metió en la cabeza que eran de agua, las eché en un estanque de agua de riego muy grande para que estuvieran felices, las pobres no eran de agua y se ahogaron, sentí un gran cargo de conciencia y estuve muy triste cuando les di sepultura, todavia me acuerdo, ahorita, y me da cosa por dentro... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  13. La cosa es que las tortugas huelen mal con ese traje que nunca se quitan, por eso no te imagino de tortuga, pues tú siempre hueles a Chanel 5.
    Y... ¡sí! Si te veo de samaritana, hay un millón de cosas para las que eres entre muy buena y excelente, que podrían ayudar a muchos.
    Un beso, Flor.

    ResponderEliminar
  14. Amiga te entiendo porque me costó mucho ser tortuga en mis quehaceres diarios, pero sabes, al final todo se va a quedar aquí y yo estaré criando malvas.
    Disfruta los pequeños triunfos aunque a veces se hace muy cuesta arriba la lucha.
    Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
  15. haces lo que humanamente puedes y nadie puede exigirte más de lo que puedes dar, que lo que das lo haces con toda la buena intención del mundo.

    besos.

    ResponderEliminar
  16. Quien no tiene/hace descalabros? Todos, luego recomponemos figura y a tirar del carro como podamos. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Tú no tienes que buscar temas interesantes, porque la interesante eres tú.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Puestos a aventurar, y a contracorriente de los pitonisos que lo saben todo sobre más allá,
    'el mundo será pura jauja cuando (el mundo) nos convierta en nosotros mismos.
    Parece ser, dicen. que somos solo solito mitá redondeada de lo que deberíamos.
    En fin, Malque querida, que por imaginar, no quede

    Abrazos los más!!!

    ResponderEliminar
  19. "El vísteme despacio que tengo prisa", que comenta X, también lo dice mucho mi madre, y es la pura verdad.
    Pero ¡Malque!, si tú ayudas en todo, eres muy generosa y se nota en lo que dices y haces, que no sólo dices.
    Nada, no estoy de acuerdo contigo :)
    Me he parado a leer los escritos del lateral: "El dulce encanto de la escritura", es lo que siento cuando te leo.
    Y eres interesante por ti misma, a parte de escribir de maravilla.

    Me encanta disfrutar de la tranquilidad, de la calma, y siempre que vengo a verte, lo hago con calma.

    Un beso, muchos besos, mi querida Malque.
    Y he sonreído y reído cuando he visto mi blog con RosaRosita.
    Eres ¡mundial!
    ¡Hasta pronto!

    ResponderEliminar
  20. Me encantan las tortugas, saben lo que hacen y llegan donde quieren. Los años me han enseñado que las prisas son las enemigas número uno de lo bien hecho.
    Leerte siempre es un placer.

    ResponderEliminar
  21. Dices algo muy valioso en tu entrada: la vida adentro tiene sentido. Claro, la historia y lo que somos con la carga de emociones festivas o dolorosas,que se construyen en el tejido social e la familia. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  22. Hay un equilibrio muy delicado entre hacer cosas por el yo y por los demás. Si el yo no está feliz, es imposible dar felicidad a los demás.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. A veces se necesita el aire en la cara alguna vez.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Te cansa a veces escribir un tema distinto cada día para mantenernos cautivos, porque tú misma, malquerida, eres el material de tu propia escritura. Si sobre explotas tus recursos, te agotarás, te cansarás. Trátate con cariño y extrae el agua de tu fuente a pequeñas cucharadas. Danos sorbos de ti, no baldazos.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje