Páginas

lunes, 17 de abril de 2017

Disculpe mi señor es hora de levantarse

Como digo una cosa digo otra, toda la vida ha sido luchar por causas perdidas. Nací con las estrellas al revés. Miro el suelo creyendo que es el cielo. La sensación de perder aún con la victoria en mis manos es inherente a mi. Caminar en la otra acera me ha llevado al lado contrario de la vida. La mayoría camina por el lugar correcto ¿Por qué debía yo ser igual? El triunfo no me sabe cuando pienso en los que cayeron para que me levantara con la gloria entre mis manos. Los perdedores elegimos el camino más peligroso nomás pa' darle sabor al caldo. Todo sea nadar contracorriente. 

Cuando algunos saludan tú ya estás diciendo adiós. 

En la vida me he conducido con la verdad como bandera. Si alguna vez dije una mentira os conmino a que me la restrieguen en la cara.
No digo mentiras ni siquiera cuando miento. Si maquino alguna para salir del paso mi yo subconsciente convierte mi lengua en trapo. No hay mentiras piadosas. Se miente y ya. No hay razón válida que cueste una mentira. No se pone en duda mis "Te quiero" mucho menos un adiós. Cuando lo digo es para no volver. Por eso mis "adioses" son limitados y muy bien pensados. Alguien me enseñó no llorar dos veces por el mismo dolor. Arrancas de cuajo del corazón lo que te lastima. Levantas la mirada, caminas de frente con todo y que te estás desangrando no te acobardes. Ya no hay marcha atrás. El corazón queda con un hueco pero sigues vivo gracias a Dios. 

Que nadie se sienta aludido. 

Mis dedos han despertado muy temprano. Lenguaraces como son dilapidan ideas al por mayor estrellándose en el muro del raciocinio. En medio de la madrugada, cuando el diablo mayor está haciendo recuento de las almas ganadas, una voz femenina, de tono dulce ha sonado en la otra recámara diciendo: Disculpe mi señor es hora de levantarse que tenga un buen día. 

Los despertadores no suenan como antes con un estruendoso ¡Riiiiiiinggg! Los de hoy casi casi lo hacen como una mamá pesándole despertar a su niño pa' que se vaya a trabajar. ¨Ändale mijito ya es hora¨. 
Reflexiono sobre la llegada de esa voz femenina salida del celular de mi hijo. Es cuando pienso en las  batallas perdidas. Un hecho sin mayor importancia hace mi entorno se mueva. El mucho empeño que pongo para ganar. Cuando lo logro preferiría haber perdido. ¡Oh que la!
El verdadero triunfo será cuando muera. Habré engañado a la muerte. Haré creer que me lleva mansita de la mano sin  imaginar que esa pelea estaba cantada desde el momento mismo de mi nacimiento. Los aplausos se los llevará la calaca pero el triunfo será mío. 

No vivo para morir. Muero para vivir. 

 Mientras eso sucede lucharé por otra causa perdida: La ya muy manoseada del volver a caminar sola sin ayuda de nadie. 
Ya saben lo típico de mi.














27 comentarios:

  1. Hola Flor de María. Cambio de look en el blog.
    Menos mal que aun el diablo no ganó tu alma.
    Muy bonito lo escrito. Vaya vaya, pues veo que te ha ido muy bien ir al lado contrario de donde vamos los demás. Eres como un torbellino de ideas bien encajadas y escritas. Siempre al lado contrario. :-)
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Cada uno somos como somos,si fuéramos iguales...qué aburrido sería el mundo.
    Hay causas perdidas por las que vale la pena luchar,sé que esto suena raro pero creo que me entenderás.

    Besos y p'alante.

    ResponderEliminar
  3. Merece la pena leerte, admirarte, preocuparse por ti y aunque sea en la distancia con la cortedad de unas letras y sin más datos que los que tú nos ofreces QUERERTE. Jamás te disculpes por hacer lo que necesites hacer sea cual sea tu motivo. Cuando se quiere a alguien lo menos que podemos hacer es permitirle hacer lo que necesite, sin preguntas, sin porqués... lo necesitas( te) y punto.


    Soy yo la que no tengo más que palabras de agradecimiento hacia ti, agradecimiento a tu sinceridad, a tu verdad a tu forma de trasmitir, a tu coherencia y valentía al mas alto nivel .. agradecimiento por seguir agarrada a la vida, a TU vida... queme lo queme y duela lo que duela ¡ole, por ti! podría escribirte mil agradecimientos más y todos serían verdad pero acabo de llegar a la blogosfera después de varios días de desconexión absoluta y no quiero que me echen "aun"... ( te he visto allí y he venido disparada aquí llena de alegría al verte resucitada ; ) Gracias, gracias ...gracias ... siempre siempre a ti!


    MmuaaaaaaaaaksS! inmeeeenso con tooodo le cariño que sea capaz de hacerte llegar.

    ResponderEliminar
  4. No vivo para morir. Muero para vivir.
    esa frase resume todo, muy buena entrada, feliz de leerte de nuevo

    abrazos...

    ResponderEliminar
  5. Mientras las causas perdidas por las que se luche sean queridas, vale mucho luchar por ellas. Es una de las formas más nobles del soñador. El 1% de probabilidad que exista, ilusiona mucho y esa ilusión, es un gran motor.
    ... Sí, los adioses deben ser definitivos. Punto final. No por un ratito. Hay que pensar en pronunciarlos, porque hay que sostenerlos pase lo que pase. Adiós pronunciado no tiene "safis vuelvis".
    Un abrazo, sol de Flor.

    ResponderEliminar
  6. Merece la pena hurgar por los sinuosos caminos correctos siempre paralelos a la verdad, por más que los avatares del día a día se nos antojen muros de hormigón inasequibles.
    Entre medias, tú y tu clarividente sentido hondo del 'vivir que aún no es morir, ni en el intento'!!!!
    Abrazos de ida y vuelta

    ResponderEliminar
  7. Hola hermosa, no sabes cuánto te extrañe y mi corazón se volcó cuando Toro me dijo que te ausentabas a voluntad. No quiero tus adioses porque soy egoísta y te quiero demasiado como para dejarte ir. Feliz de leerte tan sincera y maravillosa como siempre. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Bueno, por muy manoseada que esté a mi me gusta, te acompaño en esa lucha con mi energía positiva, además, apuesto a que la victoria será tuya, "quien dijo miedo habiendo hospitales", que dijo el otro... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  9. Yo te siento muy bien.
    Muy animada.
    Con ese humor vitriólico que tanto me gusta.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. A seguir así pues.

    Mil cariños, MaLquE.

    ResponderEliminar

  11. "No vivo para morir. Muero para vivir."
    Lo típico de ti, sí... por suerte. ;)

    Un beso.

    :)

    ResponderEliminar
  12. Me gustan los que nadan contracorriente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Te encuentro renovada y con tu mismas ganas de siempre. Me alegro de ver que sigues al pie del cañon y sin darte por vencida.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Genio y figura....
    Besos 🌸 💐 🌹 🌼 🌷

    ResponderEliminar
  15. creo que la sensación de derrota la llevamos todos de manera inherente como una segunda piel. a mí, la victoria siempre me llega de forma inesperada.

    ResponderEliminar
  16. Ya sabes adoro como eres
    que demasiado flautista hay por el mundo
    y ya se sabe como va el cuento ...

    un besito ; bella !

    ResponderEliminar
  17. "Digo la verdad hasta cuando miento", yo también.
    Me encantó esa frase.
    Me alegro de tu vuelta, Malque.

    ResponderEliminar
  18. Mucho ánimo , te comprendo, aunque a veces es preciso dejarse ayudar un poco, pero sí. No tires la toalla, lucha , vive.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. "No vivo para morir. Muero para vivir".
    Ya lo dices todo.
    Y qué bien dicho.

    ¡Un beso!!!

    ResponderEliminar
  20. Es como dice Verónica"genio y figura" abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  21. Piensa esto: si estuvieras realmente mal, no podrías (ni siquiera pensarías) en escribir: eso ya es algo. Un triunfito.

    Es como decía un poeta: sé que me siento mal, pero tampoco me siento tan mal, porque por lo menos estoy escribiendo (y tengo el ánimo de escribir) esta línea.

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
  22. la vida está llenas de voluntades y propósitos; si se descarrilan, se vuelve a intentar. Un besazo

    ResponderEliminar
  23. En medio de tu dolor, que buenos textos te jalas. Sacas el alma y las tripas, para darnos lecciones (inconscientes, no preconcebidas) del buen uso de las paradojas y las contradicciones:"no vivo para morir. Muero para vivir", y he aquí una figura literaria, para poner de relieve tu sufrir. Pero, este fragmento, que bien logrado entre tus pesares y el humor:Mis dedos han despertado muy temprano. Lenguaraces como son dilapidan ideas al por mayor estrellándose en el muro del raciocinio". UN beso. Carlos

    ResponderEliminar
  24. ¡Aaaaaaandale! me voy de vacaciones unos días, regreso y hasta ropa nueva traes... fiu fiu

    ResponderEliminar
  25. El olvido es siempre desagradecido.
    "Adios", no es solo una palabra; es una zanja, una decision, un cierre y,... ¿por que no? tambien un alivio si tenemos en cuenta que, la mayoria de adioses se dan por hartazago, por una libertad personal acosada o limitada o comprendida por el de enfrente como una propiedad. Y, tambien, como punto final. Y, de esos puntos, los ortograficos, sabeis muchos los escribidores pues, habeis zanjado ya muchos conflictos de papel, interrumpidos por puntos: punto, punto y coma, punto y aparte y, como no,... punto final.
    La mentira,... la mentira es muy otra cosa. Cada cual es muy libre de interpretar y vivir las verdades y mentiras que le sean comodas para transitarse, medirse, exponerse o, divertirse como mejor le parezca. Alguien me dijo una vez que "¿que culpa tenia un estafador, un timador, un engañador si existia un tonto que se dejaba engañar?"... ¿Te suena? En cambio, los juicios, son los juicios y no nacen de forma expontanea, como tampoco son objetivos y/o neutrales, son personales y siempre, siempre interesados, enfocados hacia un objetivo concreto o bien, surgen impelidos por la emocion toxica que los rodea.

    En fin; creo que seguire remando en mi barca. Total, las orillas que he conocido no son amables, comprensivas, hospitalarias,... son un espejismo.

    Adios.

    ResponderEliminar
  26. Hola Malquerida , me gusta mucho tu nuevo cambio de look que le diste a tu blog , en cuanto a las causas perdidas por las que una pelea , en el fondo son el verdadero aliciente de la vida , no crees además no había un santo patrón de las causas perdidas , creo que era Judas tadeo , o me equivoco , me alegro mucho de pasar por aquí saludarte , te deseo que pases una feliz noche besos de Flor.

    ResponderEliminar
  27. Que tengas éxito en tu caminar sola.
    Besos.

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje