Páginas

miércoles, 25 de enero de 2017

Después del ahora

Dejemos para después la casa y el coche, los problemas, el amanecer con el canto del gallo, los amores no correspondidos, las noches sin sueño, las mujeres flacas, el dinero perdido, el departamento de arriba, tu familia, la mía, los no amigos de los dos, los príncipes azules, las imitaciones fantásticas, los confidentes que tenemos, el tú y yo para siempre, los amores que no hacen daño, los dueños de la fe, las misas de las siete, los hermanos castrosos, los perros en desbandada, los planes a futuro, las comidas del sábado, los pantalones cortos, el celular sin contactos, los ¨yo creo que...¨, los libros cerrados, las seudoamantes y los te amo sin compromiso, los cantantes decadentes, las muchachas de veinticuatro, los pasteles de aniversario, los amores caducados, los ahora ya no son los de antes, los días felices, el tú sin mi y yo sin ti, el a ver que se siente, el vámonos muriendo todos que están enterrando gratis, los besos apagados, el sexo sin respuesta, las manos vacías, los viejos desmemoriados, los escapes gloriosos, las sorpresas de fin de mes, los vacíos tormentosos, los libros paganos, la mala educación. los ojos culposos, los peros de siempre. Los nunca fui feliz, los ostracismos de domingo, los ya nunca más y todo lazo que nos unió. Las canciones de Sabina, los gritos apagados, las cartas sin remitente, las ansias atrapadas en las manos. Los pies en polvorosa. Los recaditos olvidados en la parte trasera del pantalón. Los besos flagrantes en el cuello de la camisa. El perfume que no es mío. Los vinos que no hacen daño. La mariguana pa´ agarrar valor.
Los celulares intocables, los viernes sin ti, los infiernos construidos, los paraísos sin alas dejémoslos de lado.

Pongamos las cartas sobre la mesa. Juguemos limpio, como al principio cuando todo comenzó. Sin miedos ni ataduras ni remordimientos carnales.

Pero antes de tener un después dime cómo se recupera lo que nunca empezó.















29 comentarios:

  1. La otra noche lo pensaba "Hay que estar un poco chiflado para soportar la necedad humana, sus mentiras..."

    ResponderEliminar
  2. No se recupera nada.
    Ni lo que nunca empezó ni lo que sucedió.
    Todo eso se lo lleva el viento al país de nunca jamás.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando se empieza de cero todo esta en blanco y por lo tanto esta todo por decir.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Fantástico !!! ( bis) a mi tb meencantó!!!!

    Pero se siente preciosa mía!!!!..
    Toooodo eso y más va con nosotros nos guste o no, el bagaje que llevamos cada uno es lo que nos hace ser quienes somos peeeero...
    Oye !! qué maravilloso sería poder empezar de cero de verdad verdadera ... pero grandes ... yo no quiero volver a ser un bebé ... como ahora pero con el contador a cero ... Mmmmmm... volaríaaaaaaaa !!! ¿ te vienes ? ; )


    MmuaaaaaksS! inmeeeenso para vivir lo que toque ...mientras nos toca!!!

    ResponderEliminar
  5. Interesante pregunta...que se quedará sin respuesta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Lo q no sucedió se lo tragó el destino o se lo bebió el miedo,ya no está.Puede que la vida lo vomite en algún momento,pero para entonces puede que sea...indigesto.
    A otra cosa mariposa,aunque sea con las alas llenas de remiendos.

    "El vámonos muriendo todos que están enterrando gratis" pero qué grande eres...

    Besos ahorita.

    ResponderEliminar
  7. Siempre estamos comenzando.El tiempo crea y destruye todo, incluso lo que no llegó a nacer.
    Interesante todo lo que escribes.

    Un abracito.

    ResponderEliminar
  8. ¡Ay, Dios mío! quedé más confundido que una gallina criando patos, todo se volvió al revés.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Muy fácil, recuperando el antes de lo que nunca empezó...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  10. Eso no se recupera porque no nació... hay que sembrar en otro terreno, abonar, regar y ver qué pasa.
    Besos, Querida.

    ResponderEliminar
  11. Qué bien hilado. Nos llevas por el dejar, para dejarnos aterrizados en la paradoja de cierre. Me ensalmó tu texto. Un beso. carlos

    ResponderEliminar
  12. Después del ahora, dependerá del inicio que lo creó. No hay otra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. “No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió” (Joaquín Sabina).
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Yo ya estoy un poco liado, ya que no sé ni lo que hecho en falta, ni lo que me sobra.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola hermosa, sssiii por favor dejemos atrás a las mujeres flacas, me quitaría mucha lucha diaria. Besos

    ResponderEliminar
  16. ¡Híjole, Mana! No te mandes, está más que imposible dejar para después ese listonón de cosas. ¿Cómo se le hace? Y todo para qué, para darle el avión al final, Chalé!
    Te quedó bien paikin, jajaja.
    Un abrazo. Te quierooo.

    ResponderEliminar
  17. ¿los amores que no hacen daño? ése debe ser el amor que sientes por tu nieta y demás familiares.

    besos

    ResponderEliminar

  18. El miedo se apoderó...
    Y por ello se siente la peor de las nostalgias (vease la cita de 'Sabina' que ha apuntado antes 'Macondo') y uno de los mayores dolores, sino el mayor...

    Un beso y un cálido abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Una paradoja que depende mucho de la interpretación que se dé.
    Y es muy buena.
    Buenísima.

    "Quiero ser un pájaro feliz", dice Bella ...
    Me quedo pensando en todo esto, magnífico.

    Un beso grandísimo.

    ResponderEliminar
  20. Realmente eres ¡genia!
    abrazo buen finde.

    ResponderEliminar
  21. Desmantelaste una relación de pareja, todos sus artificios, obviamente no queda nada y es como si nunca hubiesen empezado a quererse.

    Me recordó ese terror a perderlo todo, que Óscar Hahn manifiesta en el poema "Escrito con tiza": "...Detrás de todo gran amor la nada acecha".

    Más saludos!

    ResponderEliminar
  22. Ni el antes ni el después, sólo importa el AHORA. Besos.

    ResponderEliminar
  23. No se puede recuperar.
    Besos.

    Escribes genial.

    ResponderEliminar
  24. Para jugar limpio hay que tener cartas con las que jugar. Si nunca hubo, ¿para qué perder más tiempo?
    ¡Olé por tu arte al escribir!
    Un besazo, Malque.

    ResponderEliminar
  25. Cada día escribes mejor. Si Cortázar es mi único ídolo, te veo cerquita de él, pisándole los talones....
    Y no tires del mantel en artilugio de magia. A estas alturas cariño... pos pa' qué. Mejor cierra los ojos que ojos que no ven, corazón que no siente
    Abrazotes

    ResponderEliminar
  26. Jugar limpio... es difícil cuando los jugadores parten de casillas muy distintas.

    Si ella ya no tiene nada que perder, si por pensar en lo que pierde se da cuenta de que nunca tuvo lo que quiso.

    Todo lo más, a estas alturas de la historia, se puede llegar a un empate pactado. A un combate amañado. A que uno de los dos se haga el muerto...

    No juntas letras sin sentido, Malque, para mí no, otra cosa es que acierte con el sentido original, con el impulso que te hace escribir así de extraño, genial y visual.

    Como lectora tengo plenos poderes para reinventar a partir de lo que me cuentas. Me dejo llevar sin planes por tus letras. A veces me río, a veces, me conmuevo y muchas veces siento que algo por ahí dentro hace crac.

    Pero no sé si el sonido viene de mi cabeza o de tu corazón.

    Muchos besos,

    ResponderEliminar

Aí usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo. Sucede que en este su blog -que es mio pero por educación se lo ofrezco- el pp se apodera de la poca lucidez y tiempo que poseo.

Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje