Páginas

sábado, 14 de enero de 2017

Como perlas...

Viviendo así... de lejitos. Comiendo estrellas porque quiero acabar con todas. Ya me hartó su titilante inseguridad. ¿Quiere una? Me gustan las plateadas con hilos de mentira y sabor de engaño. Dicen que no coma muchas porque sensibilizan la lengua.
Como perlas hilvano mis risas en cordel de oro. Ese día me vendieron un árbol de peras en veinte centavos, entonces me hice rica. Camino entre las nubes porque me dijeron que ahí puedo volver a ser niña. ¿Ve ese lucero brillante? Me lo cené anoche pero apareció de nuevo. Yo creo que es mi mamá porque la muerdo y le sale juguito de lágrimas. Mamá lloraba mucho ¿Sabía? Vivo cada noche de a poquito. Tenía un par de trenzas recargadas en mi espalda. Un día que lloré se acabó el engaño. Amo a los hombres que tienen gusto por lo salado. Así sabe mi piel, como pescado de ojos saltones en marea alta. Otras veces olvido respirar renaciendo en días cubiertos de neblina donde me pierdo con los fantasmas de mis ancestros. Evito los exámenes de conciencia porque me limpian el alma.

Tengo el pelo de caracolas chillonas. De vida pobre me revuelco en el pasado glorioso de los que me desprecian. Paso la vida armando rompecabezas de lamentos. Colecciono olvidos.  De profesión archivista de derrotas. Llorona por convicción. Maestra en el arte sutil de decir verdades en forma de regalo. Hoy poseo más risas y menos desvelos. Necesito saber dónde quedó mi olvido, quiero llorarle un poco.  Tengo recuerditos envueltos en sangre sobretodo los de mi niñez ausente. Un día fui la más hermosa pero el loco viento me dejó desnuda a la vista de todos. Desde entonces son conocidos los recovecos de mi inocencia. Lamo huellas buscando las que perdí un Abril del año del Señor.

Ausencia me llaman por mal nombre María Solita pa´ servir a Dios o al Diablo según se me ofrezca. Me bautizaron así porque el día que nací perdí el futuro. Bebo agua de los ríos rastreando la risa de aquel que murió en pos de vanaglorias disolutas. Los corazones de los que no me aman ensordecen mi angustia. Me gusta la vida ¿Sabe? me recuerda la infancia vivida en una casita de adobe. Gozo de caminar en el lodo para lavarme después con agua de alhelíes. Escribo complejas ideas absurdas mezcladas con añoranzas. Atemporales pa´  toda la vida. Dios me lo tenga en cuenta. Yo digo que mientras menos entiendan no habrá culpables. Peco de impaciente con actitud insumisa. ¡Maldita dulzura la nuestra! Maldito el olvido que me niega tu ausencia.

Ya me voy porque acabo de recordar que ya morí. ¿Y usted cómo dice que se llama?






















35 comentarios:

  1. Antes de acostarme siempre repaso el correo, te veo e inevitablemente sonrío ,
    Acaba de terminar Un paseo por las nubes y escuchando esta canción https://www.youtube.com/watch?v=yzVGudy4My4, me acordé de ti

    Ahora solo te dejo un buenas noches señora

    Y un la quiero

    sépalo

    Nos vemos en otro ratito, yo al menos lo haré para disfrutar --te aquí entre mis nubes

    ResponderEliminar
  2. Hola Malque, acá ando, que no he escrito nada, no me siento inspirada como tú que a cada rato escribes, eso está muy bien, tantos pensamientos revoloteando por ahí.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ten cuidado. no todo lo que vemos titilar de noche son estrellas. es basura satelital a punto de caernos en la cabeza en cualquier momento, je.

    besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo me llamo"El que alucina con tus letras"... esto es realismo mágico elevado a la máxima potencia.
    No quiero comentar nada de lo que dices.
    No hay que hacerlo.
    Hay que leerlo y releerlo, y disfrutarlo.
    Y luego darte las gracias.
    Y un besazo!!!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta perderme en tus letras, Malque. Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. Es el mejor escrito que he leído en meses Malque.¡Felicitaciones! y como dice Toro, hay que leerte y luego agradecer tanto talento.
    Abrazos Malque.

    ResponderEliminar

  7. A mí me sabes "Como agua para chocolate" y me haces pasear por tus letras igual que a 'MaRía' por las nubes (casualidad vi la misma película que ella: no es una maravilla cinematográfica, pero a mí me encanta...).

    También leyéndote/sintiéndote... alucino como tu hermano en letras 'Xavi/Toro Salvaje'... y atendiendo a lo que te dice, no comento nada más... sólo y nada menos... te disfruto desde esta orilla tan lejos pero tan cerca...

    Un beso, un cálido abrazo... y un tequila a tu salud (voy a hacerme con uno de calidad para saborearlo cuando te lea)... ;)

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. PD: Gracias 'Doña Malque'... toda una Flor y una hermosa Perla.

      Eliminar
  8. Esa vez ( como otras , con el permiso de XAVI ) le copio ...

    Tb yo me llamo ALUCINADA ( BIS) CON TUS LETRAS ; )
    Estas maravillosas, llenas de explosiones pequeñita de ternura entrañable aguantando las lágrimas mientras sonríes, estas donde parece que la inspiración se ha enredado entre esas caracolas chillonas de tu cabello y no quiere abandonarte mientras a nosotros se nos cuajan los ojos de estrellas leyéndote ... ( te ha salido un texto maravilloso MALQUE , te lo digo entre paréntesis porque eso ya lo sabes más que de sobra ...buffff)
    pero también cuando escribes sin este barniz preciosista que solo pueden sufra los virtuosos de las palabras y lo haces a corazón descubierto según te levantas a repartir caro como si fueran caramelos.

    GraaaaaaaaaaaaaaaaciaaaaaaaaaaaaaaaaaaaasssssssssSSSSSSSSSS!

    ResponderEliminar
  9. XD! se me escapó sin besos ...

    Miles de ellos...
    Tooooodos los besos que tus letras quiera y puedan soportar! con toooodo el cariño, inmeeenso cariño que alimentas cada día en nosotros!!

    ResponderEliminar
  10. ya lo he releído por segunda vez, y como siempre, me fascinas.
    besos

    ResponderEliminar
  11. Poesía pura, eso me ha parecido este escrito tuyo.
    Digno de una comedora de estrellas.

    ResponderEliminar
  12. Sería muy injusta con tu trayectoria de trabajos, si te dijera que esto es lo más bello que te he leído y por lo que me hice tu fan?? Mejor no te digo entonces y me regreso a leerlo 10 veces más... a ver si logro contagiarme de tu dulzura y de tu inocencia, a la magistralidad no aspiro, con ella se nace, nena, se nace. Y tú que naciste magistral, lo sabes. No compartas con nadie mi comentario, que sea secretito de dos, porque luego me quedo muy expuesta. Soy muy mala ¿sabes? No lo cuentes... quiero engañar al firmamento.
    Un beso infinito, mi Flor de María.

    ResponderEliminar
  13. :)
    Ojos bonitos, entrañables y tiernos.
    Mirada luminosa. La noto.

    Un beso, Malque, con todo mi cariño, de tu RosaRosita (sólo tú me llamas así). Gracias.
    Y otro para Bella :)

    ResponderEliminar
  14. Yo me llamo Admirador, desde que le leo a usted.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Soy la que cuando haga collares con perlas se acordará que son risas de la Malquerida.

    El texto es para enmarcar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Yo me llamo a mí misma "la que se le volaron los pájaros"...
    Qué bonito escribís, en el texto de hoy encontré magia, encanto, creatividad.
    Felicitaciones y besos.

    ResponderEliminar
  17. Es una buena historia la del origen del nombre... Ojalá mi nombre tuviera una historia similar...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  18. Qué bueno, qué gusto leerte...

    Regracias y besos

    ResponderEliminar
  19. Cuando llego hasta aquí sufro una especie de adicción, no puedo dejar de leer todo lo que has publicado y me he perdido...

    Ahora entiendo, Malque, porque escribes con esa magia y ese surrealismo entre cómico y adolorido, se debe a tu exhuberante dieta.

    Ese lucero que sabe a lágrimas me llegó directo al corazón.

    Me dejas siempre fascinada y conmovida.

    Muchos besos,

    ResponderEliminar
  20. Me gusta como escribes, me gusta mucho.
    Que sigan creciendo tus risas y menguando los desvelos!

    ResponderEliminar
  21. Mientras no se compruebe que engorden, tú sigue comiendo tantas estrellas como se te antoje jaja Ah, puede que sí engordes, pero de luz. De más luz. De mucha luz.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  22. Fascinantes siempre tus letras.
    Besos 🌹 🌸 💐

    ResponderEliminar
  23. Genín, o como tu quieras, siempre seré un rendido admirador de tu talento, de ti, y de tus letras... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  24. No hay nada más que decir ni llamar, es así como lo pones y ya está.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Tienes un algo especial cuando escribes, tu corazón y sentir es la que guía hábilmente tu pluma.
    Siempre es un placer venir a visitarte.
    Cariños en abrazos y feliz semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  26. Tus letras siempre se meten aca dentro Malke. Besito

    ResponderEliminar
  27. Hay verdad en tus letras y mucha ternura por momentos, eres adictiva...

    Besos

    ResponderEliminar
  28. Realmente como dice Toro,para el disfrute tus letras,abrazos.

    ResponderEliminar
  29. Muy lindo Malque, lo disfruto!
    Un beso

    ResponderEliminar
  30. eres demasiado lúcida malquerida. delicioso

    ResponderEliminar
  31. Deslumbrante. Claro, pues come estrellas. Siga, siga, y a ser posible por siempre, que ningún cielo merece lucir sus letras.

    ResponderEliminar

De reina a plebeya en tres pases mágicos. Eliminada por sí misma un día que el carácter le comió el entrecejo. Sin amores extraños palpita la vida entre Enrique y con el que la vida premió. No es coleccionar derrotas a punta de rencores se absuelve a sí misma con sus letras por encima.

Egocéntrica, pagada de sí misma escribe cuando la gana se le da miren que en eso de hacer berrinches se dibuja sola. Lenta que no lerda, callada flagela todos los días las ganas de escribir con latigazos de silencios.
Siendo dueña completa de su mente -que no de su cuerpo- regresa comentarios en cuanto el off lo permita.

Ai se lo haigan, Sobre advertencia no hay engaño.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje