Páginas

domingo, 9 de octubre de 2016

Nunca voy a negar todo lo que de mi existe

Me frustra no entender a la gente. Me pone loca cómo es que lo que dicen no concuerda con sus acciones. Callar es mejor. Se evitan los yerros que luego como lozas caerán sobre las espaldas.

Cuando un ser querido o no muere se sensibiliza el corazón... y la lengua. Se dicen cosas que en el momento suenan fáciles. Compromisos que no se han de cumplir. La palabra queda.

Pasa el tiempo, las cosas siguen igual, volvemos a ser los mismos seres imperfectos que ante la muerte de alguien olvidamos tras las lágrimas derramadas.
Esto es lo que me frustra. Siendo espectadora no concibo el actuar de unas personas. Mi lengua viperina se afila. Quiero gritar, recordarles lo que dijeron entonces pero la maldita prudencia que trae consigo la edad me dice que debo callar. (Hablo del plano real porque lo que es el virtual hablo más que Los 3 Huastecos).

¡Ay no!

Quiero que alguien me escuche.

¿Quién? ¿Quién puede ser? Alguien que esté al tanto, que comprenda mi frustración. Para algunos será veneno lo que diga, para otros es la verdad sin adornos. (Escríbelo Flor de María).

Agggh mátenme o algo.

Encuentro a Laura. Le digo lo que me sucede. Lo platico también con Barry. Ellos dos entienden. Son el saco de mis frustraciones. Los admiro por seguir conmigo esta lucha de tratar de entender quién soy y qué carajos hago aquí.

No me dan la razón por el hecho de ser yo sino porque la tengo. Tengo la mala fortuna sin que suene petulante de tener la razón o sea siempre. Entendiéndose por siempre cuando lo digo que es casi nunca. El ¨te lo dije¨ es odioso la mera verdad.

Me tranquilizo pero aún tengo clavada la espinita de la frustración.

Busco al causante. Decido decir lo que pienso pero cuidando mis palabras. La sinceridad a veces daña. Mis palabras son dañinas por ácidas. No ocultan mis sentimientos ni quiero ocultarlos. Debo tener cuidado.

Flor venenosa. (Cuando digo lo que pienso me siento víbora).

Nos hemos alejado. No veo por lo pronto acercamiento al menos de mi parte. No concibo las formas. Sus reacciones me molestan, No lo hace como quisiera lo hiciera o más bien como sus palabras lo dicen. Además ya aprendí que si no es bueno lo que voy a decir mejor no lo digo. (De ser cierto esto me quedaría muda por toda la eternidad y lo que sigue). Amén.

Por eso creo que es mejor no decir nada, de esa forma las palabras no nos condenarán. Tampoco decepcionaremos a nadie. La decepción es un algo inexplicable. Es morir desangrado gota a gota. Ay.

El silencio hable por mi. Cada uno que lo interprete a su manera. Eso es mejor que corroborar lo que de uno se piensa.

En la búsqueda de la imposible me pregunto ¿por qué buscaste mi sonrisa y cuando la ves lo primero en que te fijas es en mi pelo?

Es apabullante pensar y en domingo eso es sacrilegio.

Si fueras perro ¿qué pensarías de alguien que te cambió por otro?








24 comentarios:

  1. A veces es prudente callar Malquerida.
    El único problemas es que algunos silencios se vuleven contra uno mismo agujereando el corazón.

    Así que ya no sé si es bueno ser prudente o no.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo soy de hablar cuando quiero a las personas, si no me interesan entonces me callo y que cada uno haga de su capa un sayo. Porque si no hay comunicación al final uno acaba sin relacionarse con nadie y si eso es lo que uno quiere pues genial , pero no es lo que quiero yo.
    Me he reído con lo de los 3 Huastecos.
    A mí me encanta tu Virgen del chocho sagrado, o no sé cómo la llamas.Tus tacos son geniales, jajajaja... como todo lo que escribes.
    Besos, hermosura.

    ResponderEliminar
  3. Dicen que el hombre es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios, pero de verdad de verdad, por eso quién manda en las palabras son ellas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. "Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar" (Ernest Hemingway).
    Besos, Flor de las Flores.

    ResponderEliminar
  5. Antes yo decía las verdades y gracias a eso perdí el cariño de mucha gente. Hoy solo sonrió al escuchar necedades, alla ellos con su estupidez.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Mi querida Malquerida callar no es siempre una buena razón , por que nos consumen por dentro, así que es mejor hablar y soltar lo que nos angustia, las consecuencias no son culpa de nuestras palabras sino de la falta de miras de quienes deberían de ponerse en nuestro lugar e intentar entender.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Uy qué difícil esa medida! Callar y hablar lo justo. No le doy muchas vueltas al tema la verdad. Lo que hago es procurar ser respetuosa pero digo las verdades. No sé hacerlo de otra manera!
    Lo que me llama la atención de tu entrada es la inmensa fortuna que tienes de que te entiendan. Creo que mis seres queridos muchas veces no me entienden y eso sí es frustrante. Luego pienso, y así y todo me quieren. Y se me pasa :)
    Besitos Malque!

    ResponderEliminar

  8. Sí, es difícil muchas veces saber cuándo hablar y hacerlo lo justo y cuándo callar...

    Me ha gustado mucho tu definición de la palabra 'decepción': "...morir desangrado gota a gota."
    Es muy ajustada y muy gráfica.

    No negarse un@ mism@ cuánto de sí existe es muy importante, vital... y no siempre es fácil, ni se es capaz...

    Un beso y un cálido abrazo, 'Malque'.

    :)

    PD: Eres afortunada. Los tuyos te entienden y te aceptan tal como eres.

    ResponderEliminar
  9. No te frustra mi Sol de María de Imagen Angelical, que de incongruentes está lleno el mundo. Con que tú no te mientas es más que suficiente y di a los demás: si te quise no me acuerdo. Si te conocí, mucho menos. Y sigue airosa tu camino.
    Besos Sol de María de Imagen Angelical.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. El silencio es muy fecundo.
    Es todo un arte aprender a callar.
    Si la persona te importa mucho, mejor hablarlo.
    Ponerse en lugar del otro, la empatía, creo que es fundamental.

    Ya he buscado lo de 'Los 3 Huastecos', lo has dicho otras veces :)

    Un beso, querida Malque, que pases una buena semana.
    Y para Bella, claro :)

    ResponderEliminar
  12. Antes callaba, ahora digo, y luego ya callo y me voy.
    Gente que piensa una cosa y te dice otra... a puñados.
    Quédate con esos que te entienden, ya hables, o calles, son tu mayor logro, los demás, para qué? hagas lo que hagas no te entenderían nunca...
    Un beso, carnalita.
    Como me dicen los cuates, no pienses tanto. ;)

    Voy bajando yo también, que llevo retraso con las lecturas.

    ResponderEliminar
  13. Los domingos no son días para pensar, solo para descansar si es que los testigosdejehova nos dejan.

    ResponderEliminar
  14. Me veo tanto en ti....

    Al final el aislamiento es lo único que me deja respirar.
    Ya no recrimino nada a nadie.
    Pero que me dejen en paz.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Ay la prudencia, cuántas veces se me olvida a mí...

    ResponderEliminar
  16. Me he fijado en los comentarios, muchos jóvenes te dirán ¡HABLA! muchos viejos ¡CALLA! Yo creo que lo pasado pasado, ya no te puedes arrepentir. Entonces vive para jamas arrepentirte.





    RawwwwwwR!

    ResponderEliminar
  17. Como a ti, mi querida MALQUE, si algo me crispa es la incoherencia ...aunque todos pequemos de ella a veces y si algo agradezco infinitamente es la sinceridad, pero no de esa ofensiva que te largan a la cara como agua hirviendo aun sin ser pedida... esa es la única que deberíamos guardarnos todos dentro, no ayuda en nada a nadie y solo hiere.

    Por lo demás, todo lo que dejes salir de ti con esa diplomacia al más alto nivel que practicas siempre será saludable y ...¿qué vas a ser tú viperina? al menos aquí, jamás te he visto ejercer de eso. Nunca.


    Un beso muy muy grande de lunes ya !

    ResponderEliminar
  18. Entre hablar y callar -y quedarse atragantado- hay un precario equilibrio.
    Yo creo que no hay que hablar cuando la sangre hierve, esperar a que la presión arterial baje y después, con la mente más fría, decir lo que se quiere. Eso con las personas que nos interesan, con las otras, que se vayan a freír churros...
    Besotes, Malque.

    ResponderEliminar
  19. Al menos a ti te entienden Malque...

    Yo muchas veces callo,es que hay ocasiones en que no me merece la pena abrir la boca.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Sssss

    Jaaaaaaaaaaa


    Tienes un mensaje en el plus...


    Besisssssszzzzzzzzsssssszzzzzzz


    Te adoro!

    ResponderEliminar
  21. una clase de personas que no se salvan cuando mueren son los políticos. siempre hay varios que recuerdan lo mal bicho que fue.

    besos.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje