Páginas

sábado, 30 de abril de 2016

Al otro lado del mundo un poquito más al Sur

Pudiera decir que el amor me ha mantenido insomne, ¡carajo! hace poco dormí de un jalón siete horas seguidas ¡Gloria a los somníferos en las alturas! Ah el amor de suspiros eyaculatorios. Ansias inequívocas de estar con quien se quiere pero no se puede. Y es que el amor platónico está tan dentro de mi que temo confundir su nombre con el de Barry. ¡Oh Enrique amado mío por qué no existes para mi nada más! Estás tan cerca, en mi país. Cerquita de donde vivo, por la orillita dónde no me gusta ir. Por escucharte cantar cruzaría la ciudad entera -igual que cuando voy al hospital- pero no puedo. ¿Qué se le va a hacer? Tú tan al alcance de mi mano y yo tan sin poderte asir. Dicen que te has puesto viejo, me asustaría si así no fuera.
Pero ese no es el punto. El asunto es que necesito ir al baño -por eso no puedo dormir- una urgencia me reclama pero no quiero despertar al verdadero amor de mi vida porque llegó muy cansado de trabajar. Tampoco puedo despertar a Laura porque duerme poco entonces cuando lo hace ni modo que... El que está atento es mi Alter Ego perro. Él me acompaña a todos lados a la hora que sea pero no puede llevarme de la mano, digo es perro y chiquito además. Dios de los menesteres insidiosos si existes ayúdame a llegar triunfante al cuarto blanco plis. La memoria de estúpido chorlito olvidó la andadera por millonésima vez abajo. Voy a tener que instalar el paso de cebra inventado por mi pa' llegar pronto prontito, rapidísimo. Me siento estúpida escribiendo un tanto escatológica pero estoy haciendo tiempo para que Barry despierte. Pasando a otra cosa hoy se celebra en mi país el Día del Niño. Felicidades a los niños que llevan dentro y no me refiero a las embarazadas. Ya quiero que amanezca. Ya no quiero estar enferma por favor. ya quiero tengo hambre, ¿Quién hizo las agonías tan largas? Mi panza blasfema incoherencias. He debido ver la luz en otros lares. Tiempos ignotos. Alegorías absurdas. Necesito amanecer de ti. Quiero, quiero, quiero. Tengo tengo tengo. El lenguaje me delata. Tanto me he creído reina que actúo como tal. Y tú tan lejos y yo tan tirada en mi cama. Voy a pellizcarle los rayos al sol, ha llegado la hora de amanecer. RIP.

31 comentarios:

  1. "¡Oh, Enrique amado mío!". No me explico lo tuyo con Enrique, si al menos dejara de beber tequila y se entendiera lo que canta. Canta como una rana debajo del agua. En fin, pasa un feliz fin de semana. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo tampoco me explico lo tuyo con la Chaquira. No me hagas reír que me orino.

      Viejito cascarrabias te quiero nomás no te vayas arriba ¿eh?

      Eliminar
  2. Jajaja, muy bueno mi querida media bruja.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ahhhh, Enrique pudiera ser quimera, y fallarte, pero por eso has de asir y no soltar tu alter ego, que con toda seguridad no te fallará jamás, SI TÚ, RECÍPROCAMENTE; NO LE FALLAS!!!!


    besos

    ResponderEliminar
  4. Tengo celos de Enrique...
    Grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. me gusta cuando escribes a cualquier hora, en cualquier momento y con cualquier excusa. me encanta leerte.
    besos

    ResponderEliminar
  6. "Voy a pellizcarle rayos al sol", qué bonito. ¿Y quién es Enrique? ¿Iglesias?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajajaj, tomala, Malque, jajajjaajaj no me pude aguantar perdon, perdon, perdon

      Eliminar
    2. jajajajajajajaj, tomala, Malque, jajajjaajaj no me pude aguantar perdon, perdon, perdon

      Eliminar
    3. Vale, vale, ya me di cuenta de mi error.

      Eliminar
  7. Jajajajaja, te sale el salero hasta por las orejas.
    Que bonito insomnio XD. Mejor no lo puede haber.
    Yo no quiero ni cerrar los ojos...
    Lo bello de ese amor ¿Enrique dices?es lo que despierta aún estando dormidos. Puedes besar todos los labios que ansías, que deseas y saben tan bien, porque los has imaginado tantas veces...

    ¡Cuidadín que Barry despertó!!!

    Besos preciosa.

    ResponderEliminar

  8. Espero que a estas horas ya hayas conseguido aliviarte... ;)

    Un beso y un cálido abrazo!

    :)

    PD: Y si no... despierta a Barry...
    Porque como estés esperando a 'Enrique'... :P

    ResponderEliminar
  9. Joooo, qué bonitoooo: "Voy a pellizcarle los rayos al sol", eres una "niña" y una "reina" muy simpática y encantadora. Aprovechas muy bien el insomnio. Sabes querer, no me extraña que te quieran :)

    Y Bella no puede ser más linda, qué cosas tan tiernas te dice :)

    Muchos besos para las dos, mi querida Malque.

    ResponderEliminar
  10. Cualquier momento y ocasión son buenos para escribir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Eso de que escribas una entrada como esta teniendo esas ganas de ir al baño me hace pensar que no necesitas inspiración. Que naciste inspirada. Yo con esas necesidades fisiológicas lo más que sé hacer es apretar las piernas.
    Enrique se hace cincuentón al año que viene. Tampoco es tan viejo. Quien los pillara.
    Besos, chamaca.

    ResponderEliminar
  12. Pues no se que tiene ese que no tengo yo...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  13. siempre es un placer leerte. tienes un estilo muy fresco y ágil que haces que se te lea de un tirón.

    besos

    ResponderEliminar
  14. Creo que yo no sabría sacar una entrada de una necesidad imperiosa de ir al baño. Eso es arte y, lo demás, tonterías.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. No sé si celebráis allí el Día de la Madre.
    Como aquí sí, te felicito igual.

    Montones de besos, querida Malque.

    ResponderEliminar
  16. Hasta he tenido que mirar qué Enrique está de concierto en CIudad de Mexico, chamaca :P Y no lo he encontrado. Enrique Iglesias no será, que viejo no es. Me tienes en ascuas, leches. Ya lo averiguaré...
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Ay, sí, te alabo el gusto :)
    Gracias, hermosura :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi paisano Enrique Bunbury (Héroes del Silencio). Ya te lo han chivado, ¿no?

      Eliminar
  18. Hola Malque,

    soy nueva por aquí me trajeron las olas, y me dejaron en el paseo de la playa. Así que ya voy a quedarme para nadar por tu blog.

    Imagino que los suspiros son por Enrique Guzmán un cantante venezolano que celebra sus 50 años cantando.

    Me gusta tu necesidad por escribir, porque veo que eso te da la vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Que bello tu amor por Enrique; eso si pellizcale los rayos de sol a ver si así llega antes!!
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Mira la que has liado con Enrique...qué bueno!

    Pellizcarle los rayos al sol? vaya imagen hermosa...me voy con ella en la cabeza...
    ; )

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Y lo lograste?? Llegaste?? Yo te pintaré ese paso de cebra para ir a buscar la andadera, le vamos a atar una cuerda y tiraremos p´arriba para hacerla subir.
    Me gustó mucho, pero mucho, ese pellizcarle los rayos al sol... Mañana mismo, lo pruebo yo también.
    Besos, dulce pendejoncita.
    P.S. Yo también tuve suerte al encontrarte. Me harás creer hasta en el destino?? Sonrío.

    ResponderEliminar
  22. Por lo menos duermes en compañía, malquerida... Yo en cambio, de tanta soledad, me entretengo pidiéndole permiso a mi almohada antes de realizar cualquier movimiento brusco. Y a veces me responde (es cuando sé que estoy durmiendo).

    ResponderEliminar
  23. Cierto que el amor es ciego. No sé que es lo que te gusta de tu "artista".
    Beso.

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje