Páginas

viernes, 9 de enero de 2015

Quehaceres cotidianos

  1. ¿Cómo se convence a una niñita que a la escuela no se va con pijama de Hombre Araña ni con zapatos del ídem? 

Le expuse a Natalia mil argumentos que entendió a la perfección pero que no aceptó. ¡Quiero ir a la escuela con mi pijama de Hombre Araña, abuela!
¿Qué hacer Jesuscristo Salvador ante la voluntad férrea de una niña que sepa su madre de dónde sacó lo necia? Nada por hoy.
Lo siento por la miss porque cuando La Bella quiera ir al baño le va a tener que quitar la chamarra, el sweater, la bata, las mallas y la pijama. Con este frío de todos los diablos los niños deben asistir a la escuela cual cebollas, con capas y capas de ropa para evitar que se enfermen.


  1. ¿Cómo le explico a una niñita que no debe lanzar maldiciones? Que ella es una princesa hermosa y el ¡Maldita sea! que su abuela lanza a menudo es por su carácter explosivo pero eso no quiere decir que ella las diga.

Ante la lentitud del iPad para cargar escuché a La Bella decir: ¡Madita sea, el iPad no carga!

Le expliqué sobre esa manera mía de lanzar exabruptos por todo no es buena, no debe copiarla.
-Si abuela, las niñas no decimos eso- me dijo con su sonrisa de niña linda para después decir: ¡Madita sea no hay internet!

  1. ¿Cómo explicarle a una niñita que las pastillas que tomo son porque estoy enferma, porque las necesito y no como fórmula mágica para aliviarme de todo como ella piensa?


Hace unos días La Bella quería una pastilla porque le dolía algo -no supo explicar qué-  y me pedía una de las que el pediatra le recetó cuando recién enfermó de gripe y tos.
Afortunadamente es una niña muy inteligente y lo entendió pero tengo que estar alerta con la farmacia que tengo en mi casa (por aquello del pp).

  1. ¿Cómo hacerle entender a Natalia que los monstruos no existen más que en la imaginación y que por muy oscuro que esté un sitio no hay cabida para ellos?


Monstruos, diablos y demás seres imaginarios fueron creados para infundir miedo o para entretener luego entonces debe saber que nada de eso existe. Debe tener fuera de su mente el miedo, sé porque se lo digo.

Ser la figura principal en su día a día no es bueno para ella por mis defectos que salen a flote a la menor provocación. Tengo que mantener a raya lo malo para que Bella no sea una copia de esta que soy. Debo sacar más a menudo todo lo bueno que tengo -dicen que tengo muchas cosas buenas según- No se puede repetir la historia.
Si algo hay que rescatar de estas vivencias entre Natalia y yo es que nos estamos uniendo más cada día como nunca antes me uní con nadie.

Lo que tengo que hacer es pensar antes de abrir la boca y eso si que es un verdadero problema para alguien que habla antes de pensar.

Click!













20 comentarios:

  1. Jajajaja pero menudo trabajo que tienes Mal.

    Yo me preocuparía por el tema de las pastillas eso si, pero por lo de las maldiciones y voluntad férrea, se nota que ya tiene personalidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Bueno Bienquerida, veo que andamos la misma senda, ni tu Natalia ni mi Lucas a pesar de que si que lo entienden todo, no quieren hacer caso, y buscan mil y un truco para conseguir aque que se proponen, tendremos paciencia.
    Un abrazo y un buen 2015
    Ambar

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que La Bella tiene razón en todo.
    Tú estás equivocada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. O sea el hombre araña no debe aprender nada y por lo tanto no ir a la escuela?

    Eso es discriminacion a los aracnidos

    ResponderEliminar
  5. Pero La Bella tiene a quien salir, no es sólo cabezadura sino fuerte y con opinión propia; no es sólo testaruda, sino que escucha las explicaciones y hace valer sus razonamientos; no sólo copia tus exhabruptos... ¿de dónde crees que sacó esa sonrisa? :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. los niños son una esponja que absorben a veces muchas cosas indebidas por el tema de lo prohibido y transgresor.
    a tener mucho cuidado con toda la farmacia que tienes en casa.

    besos.

    ResponderEliminar
  7. Vamos que entretenida estás a tope. Déjala que vaya con el pijama del Hombre Araña, seguro que todos disfrutarán más de las clases, y lo mismo hasta ponían más interés en aprender.

    Besos Malque

    ResponderEliminar
  8. No pretendas que una abuela normal tenga un nieta gilipollas, maldita sea.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. ¡Cómo disfruté con tu entrada!
    Creo que me escuchó todo el vecindario las carcajadas, me gusta La Bella, tiene carácter y es muy lista. ¿ A quien le parece?
    Besos

    ResponderEliminar
  10. A los niños como a esa princesa tuya, hay que darles la respuesta que les haga sonreír, lo demás es una realidad que no necesitan.

    Y porque no puede ir vestida de Spider-Man? esa es una pregunta que deberíamos hacerles a los directores de las escuelas... porque cuernos no puede, a ver?

    ResponderEliminar
  11. Mientras la Bella entiende o no, cerrado bajo llave el cajón de las medicinas y la llave a muy buen recaudo... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. Con los niños de hoy no se puede
    al fin siempre salen con la suya...
    hay que cuidarlos obvio ...y sobretodo darle respuesta claras

    y permitirles soñar...que la realidad les golpeará tarde o temprano...

    ResponderEliminar
  13. Jajaja, poco se le puede explicar, porque ella entiende de más... es brillante.
    Se ven muy lindas juntas, como las imagino.
    Besos, mi Flor.

    ResponderEliminar
  14. uhmmm, reto imposible. Las niñitas o son fáciles de convencer . O eso aparentan. Igual es saben mnás de la cuenta!!!

    besos

    ResponderEliminar
  15. Puedes escribir un manual de super abuela. O se llamaría aprendiendo a ser abuela. Sería un best seller, seguro, seguro.
    Solo la paciencia te puede ayudar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Los niños de estos tiempos no son faciles de llevar mi amiga,noto las diferencias,tengo una nieta que en unos días cumple 22,un nieto de 13 y el pequeño fataloso que acaba de cunplir 4 años,imaginate,abrazo buen finde

    ResponderEliminar
  17. el amor,el parecido y la complicidad entre una abuela y su nieta es de índole superior! cultívalo porque es un regalo divino

    ResponderEliminar
  18. ohhhh que relación tan hermosa. Besitos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  19. No lo vas a creer pero una compañera de regalo de reyes les dejo a sus alumnos de sexto año ir en pijama a la escuela y fueron muy felices. Así que Natalia la bella lo puede hacer. Sobre lo demás no hay forma, sigue siendo creativa. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Hola Flor María, :-) Tienes una niña con caracter. De tal palo tal astilla :-)
    Pues que vaya al cole con pijama del hombre araña jajajaja, si así va más calentita pues ya está.
    Tu nieta es una gran imitadora y si abuela dice maldiciones ella las copia y dice igualmente.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar

De reina a plebeya en tres pases mágicos. Eliminada por sí misma un día que el carácter le comió el entrecejo. Sin amores extraños palpita la vida entre Enrique y con el que la vida premió. No es coleccionar derrotas a punta de rencores se absuelve a sí misma con sus letras por encima.

Egocéntrica, pagada de sí misma escribe cuando la gana se le da miren que en eso de hacer berrinches se dibuja sola. Lenta que no lerda, callada flagela todos los días las ganas de escribir con latigazos de silencios.
Siendo dueña completa de su mente -que no de su cuerpo- regresa comentarios en cuanto el off lo permita.

Ai se lo haigan, Sobre advertencia no hay engaño.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje