Páginas

viernes, 23 de mayo de 2014

Sinceridad





Escuchar la voz de La Bella en las mañanas y ¨correr¨ a abrazarla es lo que hago cuando llega. 
Abro la puerta, 
me mira,
la miro...
Sonríe,
yo también...
Me arreglo el pelo no vaya a ser el diablo y se asuste con mis pelos parados.


-¡Hola mi amor, ¿cómo amaneciste?, dame un besito- digo yo con la mejor de las sonrisas y mis brazos abiertos

Ella se sigue muy quitada de la pena diciendo:
-Espera, déjame saludar primero al abuelo.


¿Guau?













30 comentarios:

  1. Malque, que bueno que estás escribiendo todo lo que dice la Bella, porque todo esto luego lo leerás y te reirás seguro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Jajaja! qué te esperabas con tus genes... Si será como tú. Con ese mismo encanto. Pero lo hace para desembarazarse de otros compromisos para ya sin pendientes, dedicarse a ti de lleno. ¡Hermosa! llénala de besos.
    Gran abrazo, Malquerida que te quiero tanto!

    ResponderEliminar
  3. Chaaaale...ahora aplícale la ley de la oferta y la demanda: cotízate y verás cómo solita cae.

    Así son los chamacos, pero así los queremos.

    ResponderEliminar
  4. Igual me hace mi peke de 3 años,jajaja los niñoa del ahora que se le va hacer.abrazo

    ResponderEliminar
  5. qué simpática entrada, jeje
    gracias me alegró el día
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Sobre diálogos no hay nada dicho...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  7. Ains!!!! Que entrada más tierna. Perdona por no haber leído entradas anteriores pero quién es " la Bella" tu nieta o tu perrita... es que yo a mi pequeña peluda la quiero más que algunos de mi familia, es mi mejor medicina, hoy tuvieron que arrancarle una uña y con su patita vendada y los pinchazos de antibiótico y sigue teniendo humor para robarme la zapatilla para que juegue con ella.
    Te sigo leyendo, aunque estos días donde estoy no tengo el portátil cerca y no siempre puedo comentar. Bss.

    ResponderEliminar
  8. Se ve que como tu marido no te da motivos para tener celos, se los tienes a la nieta. Como te dicen por ahí arriba, tendrás que acostumbrarte a que es digna nieta de su abuela. Si no le hicieras caso iría detrás de ti, pero ¿quién es capaz de aguantar el tipo durante más de dos minutos? ¿Te acuerdas cuando te lamentabas de que no te quería?
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Eso es porque para ti deja el abrazo y beso más fuerte: que delicia de criatura.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  10. ¡Uy! ¡eso es un foul en toda regla! tarjeta amarilla para la bella, jajajajajaja.

    besos.

    ResponderEliminar
  11. Cuánta ternura y qué maravillosas entradas nos compartes con la Bella, es casi de la familia bloguera, disfrutamos también con ella y te vemos a ti alegre dándole todo el amor que se merece.
    Gracias por compartir Malque

    ResponderEliminar
  12. Mal, de todos modos la nena se parece a la abuela jajajajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Jajaja, qué nena tan juguetona, jeje. Uy, yo me hubiera quedado bastante descolocado si me responden así, la verdad, jeje. Bueno, ya aprenderá algún día modales y protocolo. Mientras tanto creo que está en edad de perdonárselo todo, ¿no?. Besos, Flor.

    ResponderEliminar
  14. jajaja Pero mujer, eso significa que pretende saludar a su abuelo un momento para dedicarte a ti el resto del tiempo...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  15. Jajajjaja

    Te va a volver loca, jajjaja

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. jaaaaa qué divina! así son los peques, super sinceros.
    te mando un beso

    ResponderEliminar
  17. LOs niños saben jugar con nuestros sentimientos.


    Besos

    ResponderEliminar
  18. Qué bello¡ Enternecedor. Cuánto pueden los nietos. Un abrazo, desde estos afectos colombianos. Carlos

    ResponderEliminar
  19. es verdad , yo amaba mas a mi abuelo de niña, la abuela me gruñía siempre ...creo nunca hicimos las pases...pero igual la quería ...
    asi es la vida!

    ResponderEliminar
  20. Menos mal que la sinceridad aun existe, aunque sea en cuerpos pequeños..
    Besos

    ResponderEliminar
  21. jajajajaja
    la inocencia de la niña

    ResponderEliminar
  22. me mataste con la carita de la imagen!!

    en cuanto a lo de Bella... tal cual mi experiencia... mi nietita todavía no habla pero a la hora de elegir, levanta los brazos bien altos por su abuelo!!! te entiendo porque es una puñalada... jajaja

    beso grande!

    ResponderEliminar
  23. Qué directa, como su abuela. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  24. Los niños son así, primero hacen las cosas de menos interés para luego dedicar todo el tiempo a lo que mas les gusta, en este caso, tú. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. En la foto de mi perfil estoy con Mrs. Dalloway, mi labradora negra. Mi asistente cuando escribo.

    ResponderEliminar
  26. Hola Guapa , la verdad es que los crios son la re- leches , jajajaja
    Pero aun así , estan para comerselos a besos , eso mismo le pasaba a mi abuelo con nosotros a la hora de ir a ver a mi abuela , te deseo una feliz tarde besos de flor .

    ResponderEliminar
  27. El amor, ninguna explicación. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje