Páginas

martes, 20 de noviembre de 2012

La loca de los gatos y el número mil




Llegó un jueves de la semana que no viví. Estaba calentándose arriba del boiler del vecino. Esa mañana -muy de mañana- salí como siempre a ver el cielo. Me gusta mirarlo porque aún no se ensucia con la contaminación. Busco desde donde estoy, la estrella que pienso que es mi madre. Después de verla, entro de nuevo a mi casita pero esa madrugada un maullido me llamó la atención y fue como lo vi.






Tiene los ojos azules muy claros, algo así como el mar. Claritos claritos. Extraño sortilegio fue entrar en su mirada de gato vagamundo.

Estiré mi manecita para tocarlo- cosa cuasi imposible- y él se acercó a olfatearme. Caminó por toda la protección sin atreverse a bajar lo cual agradecí porque no me gustan los gatos. ¿Por qué? No sé pero siempre digo que no me gustan los gatos.

Después de observarme por un rato, caminó sin atreverse a bajar. Yo le decía: ¨Bishito, bishito¨ Y él me veía con cara de ¨No mames¨.



Se le ocurrió entonces la fantástica idea de bajar al patio. Yo lo veía con miedo. La verdad que en la vida había tenido ningún acercamiento con algún minino y lo dejé hacer para saber hasta dónde llegaba su atrevimiento.
Pues bien, se metió hasta la cocina y sin ningún reparo se puso a comer las croquetas de Babo Alejandro. 

¡Hábrase visto gato confianzudo!




Cuando lo vi pensé:  Ahhh pobrecito tiene hambre. Entonces le di de comer pero en el patio. Al terminar se empezó a enredar entre mis pies. Me quedé muy quieta sin saber qué hacer. Me sudaba hasta el apellido y le hablé a Bruno para que viera al gato ronroneando por entre los pies de su madre. Su rabo se ponía muy duro y se metía entre mis piernas ¡Gulp!





Desde entonces cada que salgo, Calixto -así lo bautizó Barry- llega todas las mañanas y tardes y noches y mediodías a comer o beber agua.

Cuando Babo Alejandro y Benito Tiki lo ven le ponen una corretiza de poca madre pero no puedo hacer nada. Supongo es natural en ellos perseguir gatos y más si estos entran a su casa con ese garbo que tienen los mininos, así como diciendo -¡Ya llegó su padre cabrones! pero presto a corre a la primera señal de avistamiento de mis perritos preciositos.


Me dijeron que el gran error fue haberle dado de comer. Que Calixto ya no se irá porque sabe que aquí tiene comida pero, ¿Quién puede resistirse a alimentar a este minino y su carita de desvalido? Yo no pude.
No lo voy a meter porque no puedo atender, familia, casa, perros y ahora un gato pero si Calixto se enseña a que su casa es únicamente afuera podrá quedarse el tiempo que quiera, así qué...
Dicen que un gato atrae más gatos -sepa la madre si sea cierto- pero espero que no. Calixto se me enreda en los pies y ha estado a punto de tirarme varias veces y eso puede ser muy peligroso en mi situación. Además que no me imagino andando por la vida con mi bola de bichos enredados en mis pies. Ya nadamás me faltaría parecer loca.
Y ya es todo ¿Chido no?

¡Hoy es mi post 1000 ohhh!





32 comentarios:

  1. Los gatos no te gustarán, pero destilas humanidad por doquier y le ofreciste comida con todas las consecuencias ¿quién puede negársela?
    los aprovechados - arribistas - avaros - buitres - calculadores - ególatras - envidiosos - individualistas - ingratos - interesados - acaparadores - codiciosos - ambiciosos - crueles - ...
    A la vista está que nada de eso eres tú.
    Besos^^

    ResponderEliminar
  2. A mi tampoco me gustan, sin embargo tengo uno en casa que aparecio tan de repente que sin querer se hizo dueño del patio y acabo con todas las ratas, con lo cual no hubo mas remedio que aceptarlo como parte de la fauna familiar.


    Besos
    Yo tambien te quiero

    ResponderEliminar
  3. Como crazy cat gentleman en entrenamiento debo felicitarte porque los gatos no con cualquiera se acercan y le restriegan en el cuerpo su olor para marcarlo como de su propiedad (sí: Calixto ya te designo su dispensador de mimos personal).
    Igual y Alejandro y Benito se van acostumbrando a su presencia si lo mantienes en brazos.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja,... Es un precioso gato siames. Sus ojos son aguamarinas, si señorita; su traje es perfecto: abrigo de vison, medias negras de seda, antifaz de tereciopelo negro (a juego con las medias y las botas) y un ronrroneo zalamero que arrulla mientras se contornea canallamente.

    Se les llama siames porque son originarios de esa zona. En tiempos de la Reina de Saba, su corte, estaba cuajada de ellos. Algunos retazos de La Historia aseguran que, la mismisima Cleopatra, sentia debilidad por ellos.

    Tienes suerte: otro ser vivo ha elegido el mismo lugar que tu para vivir. Eso tiene mucho significado.

    Enhorabuena. Entendeos, comprendeos, amaos y,... disfrutaos.

    Bss.

    Sarva mangalam
    Namasté.

    ¡Bienvenido, Calixto! :) ¡Miauuu!

    ResponderEliminar
  5. Jejeje... a mi madre tampoco le gustan los gatos, pero desde que un pequeño ratón empezó a aparecerse en casa, su tolerancia a ellos pareció aumentar, el enemigo de mi enemigo es mi amigo (o algo así)

    Hay uno en especial que ya se encariño con nosotros, es blanco como mi conciencia (ay ajá) y tiene un ojo amarillo y uno azul. Si se encariña un poquito más hasta podría convertirse en el inseparable amigo del mago (o algo así jeje)

    Es bueno saber que aun hay personas como usted que se compadecen de los pobres y hambrientos animalitos. Usted muy bien, mi estimada Malque' :)

    Peace&Love

    ResponderEliminar
  6. Jejeje... a mi madre tampoco le gustan los gatos, pero desde que un pequeño ratón empezó a aparecerse en casa, su tolerancia a ellos pareció aumentar, el enemigo de mi enemigo es mi amigo (o algo así)

    Hay uno en especial que ya se encariño con nosotros, es blanco como mi conciencia (ay ajá) y tiene un ojo amarillo y uno azul. Si se encariña un poquito más hasta podría convertirse en el inseparable amigo del mago (o algo así jeje)

    Es bueno saber que aun hay personas como usted que se compadecen de los pobres y hambrientos animalitos. Usted muy bien, mi estimada Malque' :)

    Peace&Love

    ResponderEliminar
  7. Que bonito gato! Aunque te mire con cara de ¡No mames! Jaja

    ResponderEliminar
  8. Mil!!! Cuántos post's!!! Congrats!!!

    Me enamoré de Calixto, cómo resistirse a darle comida y agua! Es un bello!!! Yo tb hubiera hecho lo mismo. Nuevo integrante dices???

    Beso!!!

    ResponderEliminar
  9. Toro tiene una receta de gato al horno uy sabrosa, a lo mejor te puede servir...jajaja
    Ten cuidado cuando te meta el rabo entre las piernas, es peligroso, te puedes caer y romperte algo...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  10. Pues mientras no te salga con una Calixta, por que entonces vas a tener muchos gatitos

    ResponderEliminar
  11. A mí no me gustan los gatos.
    Me parecen animales traidores.
    No les confiaría un secreto jamás, jajajjaajjaa

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. no te gustarán los gatos, pero al parecer tú sí que les gustas a ellos :)) posiblemente sólo pide algo de comida y un poco de cariño (cuando él lo demande, por supuesto, un gato es un gato). Suelen ser bichos independientes, no es probable que te de demasiados problemas

    besos,

    ResponderEliminar
  13. no siempre se quedan de por vida, como gato callejero puede irse y no volver en días, semanas o nunca más, especialmente si alguien lo baña y lo adopta como propio, nunca se sabe. lo gracioso es cómo la gente le atribuye cualidades y atributos "humanos" a los animales, no porque no existan o carezcan de, sino porque un humano le pone "la intención" la los actos de las mascotas, por ejemplo.

    ResponderEliminar
  14. Aquí igual tenemos una gatita que se quedo porque un día le dimos comida... y atrajo mas GATOS y ahora tuvo 4 gatitos! jajaja en total tenemos 7! :/

    ResponderEliminar
  15. Qué fotogénico es calixto!
    parece que el rabo tieso fue la clave de su conqueista.

    Está bien que lo recibas. Yo tenía una perrita cuzca y cabrona que no dejab gato ni comadreja con vida en el vecindario. También enfrentaba cualquierr perro y le encantaba perseguir pájaros. Era muy persistente. Una visita de esas no hubiera sobrevivido.
    Con el tiempo he aprendido a respetarlos.
    Hace un tiempo unas vecinas tenían una siamesa que se metía en mi piso, y yo la dejaba hacer.

    Te congratuleishon por los 1.000 posteos.

    Saludos, reina

    ResponderEliminar
  16. Herrrrmoso el gato, los amo. Efectivamente ya marcó su territorio, o sea tú!! Son buena onda, dale una oportunidad :D

    ResponderEliminar
  17. quien puede resistirse a esa mirada.... nueva mascota ;)

    ResponderEliminar
  18. ¡chidísimo! y felicitaciones por tu gatuno post namber mil, jajaja.
    besos.

    ResponderEliminar
  19. Yo tenía una gata igualita!! Pobló todo el vecindario con gatos! Que promiscua era esa gata!! Jajajaja Pero era bellísima! Aquí les decimos siameses, no sé cómo los llaman por allá.

    ResponderEliminar
  20. Son encantadores, como recibir tus mensajes. Saludos.

    ResponderEliminar
  21. :O mil abrazos!!!!!!

    A mi no me gustan los gatos :( pero lo que queda claro es tu corazonzote :3

    ResponderEliminar
  22. Me temo que ya ha robado tu corazón... Jajaja!!!
    Además es muy bonito!!! :)
    Besos porteños, linda Flor!!!

    ResponderEliminar
  23. Esta bonito! además es cariñoso, no requiere mucho cuidado, un poco de comida y agua, se regalo! y tu todo corazón!... la gran ventaja que no ensucia, y si sales, no debes preocuparte por dejarle recomendado, ... una alegria que llega solita, buscando una estrella especial :). Felicitaciones por las mil anotaciones! miles de abrazos y besos TQM

    ResponderEliminar
  24. Jajajaja me recordó una vez que se metió un gatillo a mi casa, pero yo si lo corrí es que estaba bien feo y pulgoso

    ¬¬

    Saludos!

    ResponderEliminar
  25. Qué lindo es ! se parece a mi Romeo ( que ya no está) :(
    Mirá te diré que al que no le gustan los gatos ( incluyendo a Toro ) es porque nunca tuvo uno !
    Quién me adopta ? miauuuuu ... si soy muy cariñosita ! miauuuuu ...
    :)

    ResponderEliminar

  26. Es un siamés hermosísismo.

    Los gatos son seres maravillosos, son compañeros de gente inteligente... misteriosos, elegantes, fuertes, independientes... pero también cariñosos y comodinos.

    De ellos se aprende mucho... el querer a alguien sin mantenerlo atado, por ejemplo.

    Te felicito, está increíble.

    Mis gatos se llevan bien con mis perros, se acostumbran con el tiempo.

    Ahora el gato corretea a uno de mis perros, jaja... en serio.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. El gatito tiene cara de bueno. Je,je, uno más en la familia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  28. mi mamá ama los animales. Donde vive hay bastantes gatos "techeros" y mi mamá los alimenta y me da risa porque cuando la visito a veces estamos afuera de la casa y hay como 10 gatos sobre el techo haciéndole la guardia... y mi mamá entra a la casa y los gatos la persiguen por el techo. Es genial. A mi me gustan todos los animales, he vivido con gatos y perros durante mi niñez.

    ResponderEliminar
  29. los primeros mil :D que sean mil millones mas :P

    ResponderEliminar
  30. Una vez llegué a tener 10 gatos. Obviamente viven afuera, en mi casa siempre hay gatos, adoptamos, nos los regalan o simplemente llegan y no se van. Nuestro perro le ladra y pelea con otros perros, solo se lleva con los gatos.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje