Páginas

jueves, 9 de febrero de 2012

Esto sin mi

.



Mi alma escapa por las llagas abiertas con fino estilete
sin faro que me guíe voy a la deriva en mar revuelto
frente a las puertas del infierno
estoy esposada al remordimiento de mis dudas.

El cielo se abrió para dejarme caer
El Ángel de la Guarda tomó otro derrotero,
volé cuesta abajo sin nadie que pudiera detenerme
mis alas rotas dan cuenta del fin que se avecina.

La hipocrecía es una forma de buena educación

La muerte es muerte, por qué temerle
si al final iremos de su mano como corderos al matadero

La utopía en la que viví los últimos tres años
hizo reconciliarme con la vida
arañando una felicidad que no me pertenecía
viviendo una realidad que no era.

Veo la vida ante mis ojos
con aires borrascosos
miradas inciertas y tonos que no llegan.

Me faltó algo que suplí con deseos prohibidos
y caricias onanistas.

No me arrepiento,
pocos placeres los que viví sin prejuicios
y siendo como soy
viviendo como estoy
encadenada con grilletes de oro al desamparo.

Vivo con la frente en alto porque amé
el amor redime
Es un consuelo de tontos.

La memoria me recriminará si algo hice mal
lo demás es pecata minuta.

El descenso es inminente
No soy la que escribe
Soy la que se fue
La que dejó de ser
La que ya no existe.



ds







*Imagen tomada de google como casi siempre.

13 comentarios:

  1. ... la vida ese parentesis... decia benedetti...
    yo siempre remito en que a veces... la vida es un respiro o la ventisca
    un poco cruel
    del frio de este mundo

    ResponderEliminar
  2. No arrepentirse, es lo que vale.

    que es onanista?

    Beso!

    ResponderEliminar
  3. Cierto... La memoria es la única que recrimina, que culpa y que recuerda...

    Habrá que liberarse de su influencia, así sea en el último minuto.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Arrepentirse? No, amiga, todos hacemos lo que podemos...

    Y es verdad, el amor redime y haber amado a alguien y haber sido amado por alguien, justifica toda una vida.

    Besos
    Maribe

    ResponderEliminar
  5. ¡vaya post! el siguiente es más fuerte que el anterior en cuanto al ser y sentir. un beso.

    ResponderEliminar
  6. Pfff... caray, me sentí tan identificada, pero coincido: Arrepentirse no es la solución, la vida es solo una :)

    De regreso por estos lares... prometo no perderme y seguirnos leyendo :D

    SALUDOOOOOOS !!

    ResponderEliminar
  7. Así que tú angel de la guarda te abandonó, por eso se va tan mal ¿n0?

    ResponderEliminar
  8. Nadie te abandona jamás... no te arrepientas nunca de nada en la vida. Solo hay que mirar adelante.

    Me gusta cuando tus sentimientos están a flor de piel y te desnudas en el blog para leerte.

    Un beso grande!
    ANIMOS!

    ResponderEliminar
  9. Eres la que está descansando por un rato del humor, eso está bien, pero no tardes en volver a el, no sea que se te olvide como volver a hacerlo tan magistralmente como este poema.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  10. Pues mire: el tiempo ha hecho lo suyo, y la escritora ha sacado el músculo. Brilloso, correoso, magnífico. Muy bien oiga, estoy super complacido de haber vuelto por eats lares. Bien bien bien.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. no se desciende sin haber realizado todo lo que tienes que hacer!

    abrazos malquerida

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje