Páginas

lunes, 30 de agosto de 2010

No como antes.



No... no me llevó mamá de la mano a mi primer día de clase. Tampoco estrené mochila ni cuadernos. Menos uniforme o zapatos. 
Tampoco voy peinada con mis trenzas ni llevo mi torta de frijoles. Ni llevo cuadernos de doble raya ni libros inmensos de historia.

Ahora llevo libretas grandes y de muchas hojas. Tienen muñequitas rosas, corazoncitos y cosas de esas de nenas. Mis plumas son de gel de muchos colores. Tengo una pluma que escribe con tinta invisible. Le paso una luz encima y se puede leer lo que escribí. Es para notas secretas que envío a mis amiguitos.

Llevo mi aparatejo de música por si al profe se le ocurre -como la vez pasada- que hagamos un texto y yo no llevaba ni madres.
También cargo un libro por si las moscas y me piden que lea algo.

No me llevó nadie en mi primer día de clases como la vez pasada que fue Barry el que me acompañó y espero hasta que entré al salón.

Ya estoy grande para eso.

Fui sola porque ya no me da pena llegar y que volteen a verme.

Entré al salón donde estaba mi profesor de computación... nada más. Todos desaparecieron. Ya no tengo grupo. Se fueron.

Mi grupo desapareció porque al igual que en la vida muchos de mis compañeros desertaron por no decir que todos. Soy la única sobreviviente de un grupo que empezó con muchas ganas y hoy al paso de los meses solo quedo yo.

Tengo muchos compañeros nuevos, incluso ya presté mis apuntes a dos mujeres que me los pidieron porque no tenían mucho de lo que yo si. El profe. se sorprendió que yo tuviera apuntes que ni él mismo sabe cuando los dictó, así de mal estamos.

Pronto terminaré el curso. Pensé que no lo acabaría porque tiendo a empezar con mucho ánimo las cosas y dejarlas a la mitad. Esto será lo primero que termine después de muchos años de no hacer nada con mi tiempo libre.

Lo que he aprendido es porque practico en casa o lo aprendí moviéndole a mi computadora. No niego que he aprendido ciertas cosas que ni en cuenta tenía pero ha sido poco.
Me decepciona que no haya compromiso con cumplir con la función que cada uno tiene. Y mis maestros no han tenido compromiso suficiente para enseñar porque para eso fueron contratados.

De inglés ni hablar. Jean Claude cumple dos funciones además de ser profesor de inglés. Y como dicen en mi pueblo; ¨El que a dos amos sirve con alguno queda mal¨.  Y si... sus alumnos hemos pagado que sea vocero oficial de un partido dejándonos en segundo lugar. Además de ser maestro de ceremonias de dicho partido.
Salimos perdiendo... seremos el punto más débil de su cuerda porque al igual que en computación, muchos se están yendo.

Inglés aunque yo quiera terminar creo que no podré hacerlo con Jean Claude.

Trato de hacer mis tareas y de cumplir con todo pero así no se puede. Tendré que buscar nuevas opciones porque no quiero caer de nuevo.













*La de la foto no soy yo pero así era de pequeñita.

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales